BIBLIA

en espanol

 

Back Contents Next

LIBRO SEGUNDO DE MOISES EXODO
Afliccion de los israelitas en Egipto
1

1 Estos son los nombres de los hijos de Israel que entraron en Egipto con Jacob; cada uno entro con su familia:
2 Ruben, Simeon, Levi, Juda,
3 Isacar, Zabulon, Benjamin,
4 Dan, Neftali, Gad y Aser.
5 Todas las personas que le nacieron a Jacob fueron setenta. Y Jose estaba en Egipto.
6 Y murio Jose, y todos sus hermanos, y toda aquella generacion.
7 Y los hijos de Israel fructificaron y se multiplicaron, y fueron aumentados y fortalecidos en extremo, y se lleno de ellos la tierra.
8 Entretanto, se levanto sobre Egipto un nuevo rey que no conocia a Jose; y dijo a su pueblo:
9 He aqui, el pueblo de los hijos de Israel es mayor y mas fuerte que nosotros.
10 Ahora, pues, seamos sabios para con el, para que no se multiplique, y acontezca que viniendo guerra, el tambien se una a nuestros enemigos y pelee contra nosotros, y se vaya de la tierra.
11 Entonces pusieron sobre ellos comisarios de tributos que los molestasen con sus cargas; y edificaron para Faraon las ciudades de almacenaje, Piton y Rameses.
12 Pero cuanto mas los oprimian, tanto mas se multiplicaban y crecian, de manera que los egipcios temian a los hijos de Israel.
13 Y los egipcios hicieron servir a los hijos de Israel con dureza,
14 y amargaron su vida con dura servidumbre, en hacer barro y ladrillo, y en toda labor del campo y en todo su servicio, al cual los obligaban con rigor.
15 Y hablo el rey de Egipto a las parteras de las hebreas, una de las cuales se llamaba Sifra, y otra Fua, y les dijo:
16 Cuando asistais a las hebreas en sus partos, y veais el sexo, si es hijo, matadlo; y si es hija, entonces viva.
17 Pero las parteras temieron a Dios, y no hicieron como les mando el rey de Egipto, sino que preservaron la vida a los ninos.
18 Y el rey de Egipto hizo llamar a las parteras y les dijo: "Por que habeis hecho esto, que habeis preservado la vida a los ninos?
19 Y las parteras respondieron a Faraon: Porque las mujeres hebreas no son como las egipcias; pues son robustas, y dan a luz antes que la partera venga a ellas.
20 Y Dios hizo bien a las parteras; y el pueblo se multiplico y se fortalecio en gran manera.
21 Y por haber las parteras temido a Dios, el prospero sus familias.
22 Entonces Faraon mando a todo su pueblo, diciendo: Echad al rio a todo hijo que nazca, y a toda hija preservad la vida.

Nacimiento de Moises
2

1 Un varon de la familia de Levi fue y tomo por mujer a una hija de Levi,
2 la que concibio, y dio a luz un hijo; y viendole que era hermoso, le tuvo escondido tres meses.
3 Pero no pudiendo ocultarle mas tiempo, tomo una arquilla de juncos y la calafateo con asfalto y brea, y coloco en ella al nino y lo puso en un carrizal a la orilla del rio.
4 Y una hermana suya se puso a lo lejos, para ver lo que le aconteceria.
5 Y la hija de Faraon descendio a lavarse al rio, y paseandose sus doncellas por la ribera del rio, vio ella la arquilla en el carrizal, y envio una criada suya a que la tomase.
6 Y cuando la abrio, vio al nino; y he aqui que el nino lloraba. Y teniendo compasion de el, dijo: De los ninos de los hebreos es este.
7 Entonces su hermana dijo a la hija de Faraon: "Ire a llamarte una nodriza de las hebreas, para que te crie este nino?
8 Y la hija de Faraon respondio: Ve. Entonces fue la doncella, y llamo a la madre del nino,
9 a la cual dijo la hija de Faraon: Lleva a este nino y criamelo, y yo te lo pagare. Y la mujer tomo al nino y lo crio.
10 Y cuando el nino crecio, ella lo trajo a la hija de Faraon, la cual lo prohijo, y le puso por nombre Moises, diciendo: Porque de las aguas lo saque.

Moises huye de Egipto

11 En aquellos dias sucedio que crecido ya Moises, salio a sus hermanos, y los vio en sus duras tareas, y observo a un egipcio que golpeaba a uno de los hebreos, sus hermanos.
12 Entonces miro a todas partes, y viendo que no parecia nadie, mato al egipcio y lo escondio en la arena.
13 Al dia siguiente salio y vio a dos hebreos que renian; entonces dijo al que maltrataba al otro: "Por que golpeas a tu projimo?
14 Y el respondio: "Quien te ha puesto a ti por principe y juez sobre nosotros? "Piensas matarme como mataste al egipcio? Entonces Moises tuvo miedo, y dijo: Ciertamente esto ha sido descubierto.
15 Oyendo Faraon acerca de este hecho, procuro matar a Moises; p8ero Moises huyo de delante de Faraon, y habito en la tierra de Madian.
16 Y estando sentado junto al pozo, siete hijas que tenia el sacerdote de Madian vinieron a sacar agua para llenar las pilas y dar de beber a las ovejas de su padre.
17 Mas los pastores vinieron y las echaron de alli; entonces Moises se levanto y las defendio, y dio de beber a sus ovejas.
18 Y volviendo ellas a Reuel su padre, el les dijo: "Por que habeis venido hoy tan pronto?
19 Ellas respondieron: Un varon egipcio nos defendio de mano de los pastores, y tambien nos saco el agua, y dio de beber a las ovejas.
20 Y dijo a sus hijas: "Donde esta? "Por que habeis dejado a ese hombre? Llamadle para que coma.
21 Y Moises convino en morar con aquel varon; y el dio su hija Sefora por mujer a Moises.
22 Y ella le dio a luz un hijo; y el le puso por nombre Gerson, porque dijo: Forastero soy en tierra ajena.
23 Acontecio que despues de muchos dias murio el rey de Egipto, y los hijos de Israel gemian a causa de la servidumbre, y clamaron; y subio a Dios el clamor de ellos con motivo de su servidumbre.
24 Y oyo Dios el gemido de ellos, y se acordo de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob.
25 Y miro Dios a los hijos de Israel, y los reconocio Dios.

Llamamiento de Moises
3

1 Apacentando Moises las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madian, llevo las ovejas a traves del desierto, y llego hasta Horeb, monte de Dios.
2 Y se le aparecio el Angel de Jehova en una llama de fuego en medio de una zarza; y el miro, y vio que la zarza ardia en fuego, y la zarza no se consumia.
3 Entonces Moises dijo: Ire yo ahora y vere esta grande vision, por que causa la zarza no se quema.
4 Viendo Jehova que el iba a ver, lo llamo Dios de en medio de la zarza, y dijo: "Moises, Moises! Y el respondio: Heme aqui.
5 Y dijo: No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tu estas, tierra santa es.
6 Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moises cubrio su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios.
7 Dijo luego Jehova: Bien he visto la afliccion de mi pueblo que esta en Egipto, y he oido su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias,
8 y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel, a los lugares del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo.
9 El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mi, y tambien he visto la opresion con que los egipcios los oprimen.
10 Ven, por tanto, ahora, y te enviare a Faraon, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel.
11 Entonces Moises respondio a Dios: "Quien soy yo para que vaya a Faraon, y saque de Egipto a los hijos de Israel?
12 Y el respondio: Ve, porque yo estare contigo; y esto te sera por senal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, servireis a Dios sobre este monte.
13 Dijo Moises a Dios: He aqui que llego yo a los hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren: "Cual es su nombre?, "que les respondere?
14 Y respondio Dios a Moises: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Asi diras a los hijos de Israel: YO SOY me envio a vosotros.
15 Ademas dijo Dios a Moises: Asi diras a los hijos de Israel: Jehova, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre; con el se me recordara por todos los siglos.
16 Ve, y reune a los ancianos de Israel, y diles: Jehova, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, me aparecio diciendo: En verdad os he visitado, y he visto lo que se os hace en Egipto;
17 y he dicho: Yo os sacare de la afliccion de Egipto a la tierra del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo, a una tierra que fluye leche y miel.
18 Y oiran tu voz; e iras tu, y los ancianos de Israel, al rey de Egipto, y le direis: Jehova el Dios de los hebreos nos ha encontrado; por tanto, nosotros iremos ahora camino de tres dias por el desierto, para que ofrezcamos sacrificios a Jehova nuestro Dios.
19 Mas yo se que el rey de Egipto no os dejara ir sino por mano fuerte.
20 Pero yo extendere mi mano, y herire a Egipto con todas mis maravillas que hare en el, y entonces os dejara ir.
21 Y yo dare a este pueblo gracia en los ojos de los egipcios, para que cuando salgais, no vayais con las manos vacias:
22 sino que pedira cada mujer a su vecina y a su huespeda alhajas de plata, alhajas de oro, y vestidos, los cuales pondreis sobre vuestros hijos y vuestras hijas; y despojareis a Egipto.

4

1 Entonces Moises respondio diciendo: He aqui que ellos no me creeran, ni oiran mi voz; porque diran: No te ha aparecido Jehova.
2 Y Jehova dijo: "Que es eso que tienes en tu mano? Y el respondio: Una vara.
3 El le dijo: Echala en tierra. Y el la echo en tierra, y se hizo una culebra; y Moises huia de ella.
4 Entonces dijo Jehova a Moises: Extiende tu mano, y tomala por la cola. Y el extendio su mano, y la tomo, y se volvio vara en su mano.
5 Por esto creeran que se te ha aparecido Jehova, el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob.
6 Le dijo ademas Jehova: Mete ahora tu mano en tu seno. Y el metio la mano en su seno; y cuando la saco, he aqui que su mano estaba leprosa como la nieve.
7 Y dijo: Vuelve a meter tu mano en tu seno. Y el volvio a meter su mano en su seno; y al sacarla de nuevo del seno, he aqui que se habia vuelto como la otra carne.
8 Si aconteciere que no te creyeren ni obedecieren a la voz de la primera senal, creeran a la voz de la postrera.
9 Y si aun no creyeren a estas dos senales, ni oyeren tu voz, tomaras de las aguas del rio y las derramaras en tierra; y se cambiaran aquellas aguas que tomaras del rio y se haran sangre en la tierra.
10 Entonces dijo Moises a Jehova: "Ay, Senor! nunca he sido hombre de facil palabra, ni antes, ni desde que tu hablas a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua.
11 Y Jehova le respondio: "Quien dio la boca al hombre? "o quien hizo al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? "No soy yo Jehova?
12 Ahora pues, ve, y yo estare con tu boca, y te ensenare lo que hayas de hablar.
13 Y el dijo: "Ay, Senor! envia, te ruego, por medio del que debes enviar.
14 Entonces Jehova se enojo contra Moises, y dijo: "No conozco yo a tu hermano Aaron, levita, y que el habla bien? Y he aqui que el saldra a recibirte, y al verte se alegrara en su corazon.
15 Tu hablaras a el, y pondras en su boca las palabras, y yo estare con tu boca y con la suya, y os ensenare lo que hayais de hacer.
16 Y el hablara por ti al pueblo; el te sera a ti en lugar de boca, y tu seras para el en lugar de Dios.
17 Y tomaras en tu mano esta vara, con la cual haras las senales.

Moises vuelve a Egipto

18 Asi se fue Moises, y volviendo a su suegro Jetro, le dijo: Ire ahora, y volvere a mis hermanos que estan en Egipto, para ver si aun viven. Y Jetro dijo a Moises: Ve en paz.
19 Dijo tambien Jehova a Moises en Madian: Ve y vuelvete a Egipto, porque han muerto todos los que procuraban tu muerte.
20 Entonces Moises tomo su mujer y sus hijos, y los puso sobre un asno, y volvio a tierra de Egipto. Tomo tambien Moises la vara de Dios en su mano.
21 Y dijo Jehova a Moises: Cuando hayas vuelto a Egipto, mira que hagas delante de Faraon todas las maravillas que he puesto en tu mano; pero yo endurecere su corazon, de modo que no dejara ir al pueblo.
22 Y diras a Faraon: Jehova ha dicho asi: Israel es mi hijo, mi primogenito.
23 Ya te he dicho que dejes ir a mi hijo, para que me sirva, mas no has querido dejarlo ir; he aqui yo voy a matar a tu hijo, tu primogenito.
24 Y acontecio en el camino, que en una posada Jehova le salio al encuentro, y quiso matarlo.
25 Entonces Sefora tomo un pedernal afilado y corto el prepucio de su hijo, y lo echo a sus pies, diciendo: A la verdad tu me eres un esposo de sangre.
26 Asi le dejo luego ir. Y ella dijo: Esposo de sangre, a causa de la circuncision.
27 Y Jehova dijo a Aaron: Ve a recibir a Moises al desierto. Y el fue, y lo encontro en el monte de Dios, y le beso.
28 Entonces conto Moises a Aaron todas las palabras de Jehova que le enviaba, y todas las senales que le habia dado.
29 Y fueron Moises y Aaron, y reunieron a todos los ancianos de los hijos de Israel.
30 Y hablo Aaron acerca de todas las cosas que Jehova habia dicho a Moises, e hizo las senales delante de los ojos del pueblo.
31 Y el pueblo creyo; y oyendo que Jehova habia visitado a los hijos de Israel, y que habia visto su afliccion, se inclinaron y adoraron.

Moises y Aaron ante Faraon
5

1 Despues Moises y Aaron entraron a la presencia de Faraon y le dijeron: Jehova el Dios de Israel dice asi: Deja ir a mi pueblo a celebrarme fiesta en el desierto.
2 Y Faraon respondio: "Quien es Jehova, para que yo oiga su voz y deje ir a Israel? Yo no conozco a Jehova, ni tampoco dejare ir a Israel.
3 Y ellos dijeron: El Dios de los hebreos nos ha encontrado; iremos, pues, ahora, camino de tres dias por el desierto, y ofreceremos sacrificios a Jehova nuestro Dios, para que no venga sobre nosotros con peste o con espada.
4 Entonces el rey de Egipto les dijo: Moises y Aaron, "por que haceis cesar al pueblo de su trabajo? Volved a vuestras tareas.
5 Dijo tambien Faraon: He aqui el pueblo de la tierra es ahora mucho, y vosotros les haceis cesar de sus tareas.
6 Y mando Faraon aquel mismo dia a los cuadrilleros del pueblo que lo tenian a su cargo, y a sus capataces, diciendo:
7 De aqui en adelante no dareis paja al pueblo para hacer ladrillo, como hasta ahora; vayan ellos y recojan por si mismos la paja.
8 Y les impondreis la misma tarea de ladrillo que hacian antes, y no les disminuireis nada; porque estan ociosos, por eso levantan la voz diciendo: Vamos y ofrezcamos sacrificios a nuestro Dios.
9 Agravese la servidumbre sobre ellos, para que se ocupen en ella, y no atiendan a palabras mentirosas.
10 Y saliendo los cuadrilleros del pueblo y sus capataces, hablaron al pueblo, diciendo: Asi ha dicho Faraon: Yo no os doy paja.
11 Id vosotros y recoged la paja donde la halleis; pero nada se disminuira de vuestra tarea.
12 Entonces el pueblo se esparcio por toda la tierra de Egipto para recoger rastrojo en lugar de paja.
13 Y los cuadrilleros los apremiaban, diciendo: Acabad vuestra obra, la tarea de cada dia en su dia, como cuando se os daba paja.
14 Y azotaban a los capataces de los hijos de Israel que los cuadrilleros de Faraon habian puesto sobre ellos, diciendo: "Por que no habeis cumplido vuestra tarea de ladrillo ni ayer ni hoy, como antes?
15 Y los capataces de los hijos de Israel vinieron a Faraon y se quejaron a el, diciendo: "Por que lo haces asi con tus siervos?
16 No se da paja a tus siervos, y con todo nos dicen: Haced el ladrillo. Y he aqui tus siervos son azotados, y el pueblo tuyo es el culpable.
17 Y el respondio: Estais ociosos, si, ociosos, y por eso decis: Vamos y ofrezcamos sacrificios a Jehova.
18 Id pues, ahora, y trabajad. No se os dara paja, y habeis de entregar la misma tarea de ladrillo.
19 Entonces los capataces de los hijos de Israel se vieron en afliccion, al decirseles: No se disminuira nada de vuestro ladrillo, de la tarea de cada dia.
20 Y encontrando a Moises y a Aaron, que estaban a la vista de ellos cuando salian de la presencia de Faraon,
21 les dijeron: Mire Jehova sobre vosotros, y juzgue; pues nos habeis hecho abominables delante de Faraon y de sus siervos, poniendoles la espada en la mano para que nos maten.

Jehova comisiona a Moises y a Aaron

22 Entonces Moises se volvio a Jehova, y dijo: Senor, "por que afliges a este pueblo? "Para que me enviaste?
23 Porque desde que yo vine a Faraon para hablarle en tu nombre, ha afligido a este pueblo; y tu no has librado a tu pueblo.

6

1 Jehova respondio a Moises: Ahora veras lo que yo hare a Faraon; porque con mano fuerte los dejara ir, y con mano fuerte los echara de su tierra.
2 Hablo todavia Dios a Moises, y le dijo: Yo soy JEHOVA.
3 Y apareci a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi nombre JEHOVA no me di a conocer a ellos.
4 Tambien estableci mi pacto con ellos, de darles la tierra de Canaan, la tierra en que fueron forasteros, y en la cual habitaron.
5 Asimismo yo he oido el gemido de los hijos de Israel, a quienes hacen servir los egipcios, y me he acordado de mi pacto.
6 Por tanto, diras a los hijos de Israel: Yo soy JEHOVA; y yo os sacare de debajo de las tareas pesadas de Egipto, y os librare de su servidumbre, y os redimire con brazo extendido, y con juicios grandes:
7 y os tomare por mi pueblo y sere vuestro Dios; y vosotros sabreis que yo soy Jehova vuestro Dios, que os saco de debajo de las tareas pesadas de Egipto.
8 Y os metere en la tierra por la cual alce mi mano jurando que la daria a Abraham, a Isaac y a Jacob; y yo os la dare por heredad. Yo JEHOVA.
9 De esta manera hablo Moises a los hijos de Israel; pero ellos no escuchaban a Moises a causa de la congoja de espiritu, y de la dura servidumbre.
10 Y hablo Jehova a Moises, diciendo:
11 Entra y habla a Faraon rey de Egipto, que deje ir de su tierra a los hijos de Israel.
12 Y respondio Moises delante de Jehova: He aqui, los hijos de Israel no me escuchan; "como, pues, me escuchara Faraon, siendo yo torpe de labios?
13 Entonces Jehova hablo a Moises y a Aaron y les dio mandamiento para los hijos de Israel, y para Faraon rey de Egipto, para que sacasen a los hijos de Israel de la tierra de Egipto.
14 Estos son los jefes de las familias de sus padres: Los hijos de Ruben, el primogenito de Israel: Hanoc, Falu, Hezron y Carmi; estas son las familias de Ruben.
15 Los hijos de Simeon: Jemuel, Jamin, Ohad, Jaquin, Zohar, y Saul hijo de una cananea. Estas son las familias de Simeon.
16 Estos son los nombres de los hijos de Levi por sus linajes: Gerson, Coat y Merari. Y los anos de la vida de Levi fueron ciento treinta y siete anos.
17 Los hijos de Gerson: Libni y Simei, por sus familias.
18 Y los hijos de Coat: Amram, Izhar, Hebron y Uziel. Y los anos de la vida de Coat fueron ciento treinta y tres anos.
19 Y los hijos de Merari: Mahli y Musi. Estas son las familas de Levi por sus linajes.
20 Y Amram tomo por mujer a Jocabed su tia, la cual dio a luz a Aaron y a Moises. Y los anos de la vida de Amram fueron ciento treinta y siete anos.
21 Los hijos de Izhar: Core, Nefeg y Zicri.
22 Y los hijos de Uziel: Misael, Elzafan y Sitri.
23 Y tomo Aaron por mujer a Elisabet hija de Aminadab, hermana de Naason; la cual dio a luz a Nadab, Abiu, Eleazar e Itamar.
24 Los hijos de Core: Asir, Elcana y Abiasaf. Estas son las familias de los coreitas.
25 Y Eleazar hijo de Aaron tomo para si mujer de las hijas de Futiel, la cual dio a luz a Finees. Y estos son los jefes de los padres de los levitas por sus familias.
26 Este es aquel Aaron y aquel Moises, a los cuales Jehova dijo: Sacad a los hijos de Israel de la tierra de Egipto por sus ejercitos.
27 Estos son los que hablaron a Faraon rey de Egipto, para sacar de Egipto a los hijos de Israel. Moises y Aaron fueron estos.
28 Cuando Jehova hablo a Moises en la tierra de Egipto,
29 entonces Jehova hablo a Moises, diciendo: Yo soy JEHOVA; di a Faraon rey de Egipto todas las cosas que yo te digo a ti.
30 Y Moises respondio delante de Jehova: He aqui, yo soy torpe de labios; "como, pues, me ha de oir Faraon?
7 1 Jehova dijo a Moises: Mira, yo te he constituido dios para Faraon, y tu hermano Aaron sera tu profeta.
2 Tu diras todas las cosas que yo te mande, y Aaron tu hermano hablara a Faraon, para que deje ir de su tierra a los hijos de Israel.
3 Y yo endurecere el corazon de Faraon, y multiplicare en la tierra de Egipto mis senales y mis maravillas.
4 Y Faraon no os oira; mas yo pondre mi mano sobre Egipto, y sacare a mis ejercitos, mi pueblo, los hijos de Israel, de la tierra de Egipto, con grandes juicios.
5 Y sabran los egipcios que yo soy Jehova, cuando extienda mi mano sobre Egipto, y saque a los hijos de Israel de en medio de ellos.
6 E hizo Moises y Aaron como Jehova les mando; asi lo hicieron.
7 Era Moises de edad de ochenta anos, y Aaron de edad de ochenta y tres, cuando hablaron a Faraon.

La vara de Aaron

8 Hablo Jehova a Moises y a Aaron, diciendo:
9 Si Faraon os respondiere diciendo: Mostrad milagro; diras a Aaron: Toma tu vara, y echala delante de Faraon, para que se haga culebra.
10 Vinieron, pues, Moises y Aaron a Faraon, e hicieron como Jehova lo habia mandado. Y echo Aaron su vara delante de Faraon y de sus siervos, y se hizo culebra.
11 Entonces llamo tambien Faraon sabios y hechiceros, e hicieron tambien lo mismo los hechiceros de Egipto con sus encantamientos:
12 pues echo cada uno su vara, las cuales se volvieron culebras; mas la vara de Aaron devoro las varas de ellos.
13 Y el corazon de Faraon se endurecio, y no los escucho, como Jehova lo habia dicho.

La plaga de sangre

14 Entonces Jehova dijo a Moises: El corazon de Faraon esta endurecido, y no quiere dejar ir al pueblo.
15 Ve por la manana a Faraon, he aqui que el sale al rio; y tu ponte a la ribera delante de el, y toma en tu mano la vara que se volvio culebra,
16 y dile: Jehova el Dios de los hebreos me ha enviado a ti, diciendo: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva en el desierto; y he aqui que hasta ahora no has querido oir.
17 Asi ha dicho Jehova: En esto conoceras que yo soy Jehova: he aqui, yo golpeare con la vara que tengo en mi mano el agua que esta en el rio, y se convertira en sangre.
18 Y los peces que hay en el rio moriran, y hedera el rio, y los egipcios tendran asco de beber el agua del rio.
19 Y Jehova dijo a Moises: Di a Aaron: Toma tu vara, y extiende tu mano sobre las aguas de Egipto, sobre sus rios, sobre sus arroyos y sobre sus estanques, y sobre todos sus depositos de aguas, para que se conviertan en sangre, y haya sangre por toda la region de Egipto, asi en los vasos de madera como en los de piedra.
20 Y Moises y Aaron hicieron como Jehova lo mando; y alzando la vara golpeo las aguas que habia en el rio, en presencia de Faraon y de sus siervos; y todas las aguas que habia en el rio se convirtieron en sangre.
21 Asimismo los peces que habia en el rio murieron; y el rio se corrompio, tanto que los egipcios no podian beber de el. Y hubo sangre por toda la tierra de Egipto.
22 Y los hechiceros de Egipto hicieron lo mismo con sus encantamientos; y el corazon de Faraon se endurecio, y no los escucho; como Jehova lo habia dicho.
23 Y Faraon se volvio y fue a su casa, y no dio atencion tampoco a esto.
24 Y en todo Egipto hicieron pozos alrededor del rio para beber, porque no podian beber de las aguas del rio.
25 Y se cumplieron siete dias despues que Jehova hirio el rio.

La plaga de ranas
8

1 Entonces Jehova dijo a Moises: Entra a la presencia de Faraon y dile: Jehova ha dicho asi: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva.
2 Y si no lo quisieres dejar ir, he aqui yo castigare con ranas todos tus territorios.
3 Y el rio criara ranas, las cuales subiran y entraran en tu casa, en la camara donde duermes, y sobre tu cama, y en las casas de tus siervos, en tu pueblo, en tus hornos y en tus artesas.
4 Y las ranas subiran sobre ti, sobre tu pueblo, y sobre todos tus siervos.
5 Y Jehova dijo a Moises: Di a Aaron: Extiende tu mano con tu vara sobre los rios, arroyos y estanques, para que haga subir ranas sobre la tierra de Egipto.
6 Entonces Aaron extendio su mano sobre las aguas de Egipto, y subieron ranas que cubrieron la tierra de Egipto.
7 Y los hechiceros hicieron lo mismo con sus encantamientos, e hicieron venir ranas sobre la tierra de Egipto.
8 Entonces Faraon llamo a Moises y a Aaron, y les dijo: Orad a Jehova para que quite las ranas de mi y de mi pueblo, y dejare ir a tu pueblo para que ofrezca sacrificios a Jehova.
9 Y dijo Moises a Faraon: Dignate indicarme cuando debo orar por ti, por tus siervos y por tu pueblo, para que las ranas sean quitadas de ti y de tus casas, y que solamente queden en el rio.
10 Y el dijo: Manana. Y Moises respondio: Se hara conforme a tu palabra, para que conozcas que no hay como Jehova nuestro Dios.
11 Y las ranas se iran de ti, y de tus casas, de tus siervos y de tu pueblo, y solamente quedaran en el rio.
12 Entonces salieron Moises y Aaron de la presencia de Faraon. Y clamo Moises a Jehova tocante a las ranas que habia mandado a Faraon.
13 E hizo Jehova conforme a la palabra de Moises, y murieron las ranas de las casas, de los cortijos y de los campos.
14 Y las juntaron en montones, y apestaba la tierra.
15 Pero viendo Faraon que le habian dado reposo, endurecio su corazon y no los escucho, como Jehova lo habia dicho.

La plaga de piojos

16 Entonces Jehova dijo a Moises: Di a Aaron: Extiende tu vara y golpea el polvo de la tierra, para que se vuelva piojos por todo el pais de Egipto.
17 Y ellos lo hicieron asi; y Aaron extendio su mano con su vara, y golpeo el polvo de la tierra, el cual se volvio piojos, asi en los hombres como en las bestias; todo el polvo de la tierra se volvio piojos en todo el pais de Egipto.
18 Y los hechiceros hicieron asi tambien, para sacar piojos con sus encantamientos; pero no pudieron. Y hubo piojos tanto en los hombres como en las bestias.
19 Entonces los hechiceros dijeron a Faraon: Dedo de Dios es este. Mas el corazon de Faraon se endurecio, y no los escucho, como Jehova lo habia dicho.

La plaga de moscas

20 Jehova dijo a Moises: Levantate de manana y ponte delante de Faraon, he aqui el sale al rio; y dile: Jehova ha dicho asi: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva.
21 Porque si no dejas ir a mi pueblo, he aqui yo enviare sobre ti, sobre tus siervos, sobre tu pueblo y sobre tus casas toda clase de moscas; y las casas de los egipcios se llenaran de toda clase de moscas, y asimismo la tierra donde ellos esten.
22 Y aquel dia yo apartare la tierra de Gosen, en la cual habita mi pueblo, para que ninguna clase de moscas haya en ella, a fin de que sepas que yo soy Jehova en medio de la tierra.
23 Y yo pondre redencion entre mi pueblo y el tuyo. Manana sera esta senal.
24 Y Jehova lo hizo asi, y vino toda clase de moscas molestisimas sobre la casa de Faraon, sobre las casas de sus siervos, y sobre todo el pais de Egipto; y la tierra fue corrompida a causa de ellas.
25 Entonces Faraon llamo a Moises y a Aaron, y les dijo: Andad, ofreced sacrificio a vuestro Dios en la tierra.
26 Y Moises respondio: No conviene que hagamos asi, porque ofreceriamos a Jehova nuestro Dios la abominacion de los egipcios. He aqui, si sacrificaramos la abominacion de los egipcios delante de ellos, ?no nos apedrearian?
27 Camino de tres dias iremos por el desierto, y ofreceremos sacrificios a Jehova nuestro Dios, como el nos dira.
28 Dijo Faraon: Yo os dejare ir para que ofrezcais sacrificios a Jehova vuestro Dios en el desierto, con tal que no vayais mas lejos; orad por mi.
29 Y respondio Moises: He aqui, al salir yo de tu presencia, rogare a Jehova que las diversas clases de moscas se vayan de Faraon, y de sus siervos, y de su pueblo manana; con tal que Faraon no falte mas, no dejando ir al pueblo a dar sacrificio a Jehova.
30 Entonces Moises salio de la presencia de Faraon, y oro a Jehova.
31 Y Jehova hizo conforme a la palabra de Moises, y quito todas aquellas moscas de Faraon, de sus siervos y de su pueblo, sin que quedara una.
32 Mas Faraon endurecio aun esta vez su corazon, y no dejo ir al pueblo.

La plaga en el ganado
9

1 Entonces Jehova dijo a Moises: Entra a la presencia de Faraon, y dile: Jehova, el Dios de los hebreos, dice asi: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva.
2 Porque si no lo quieres dejar ir, y lo detienes aun,
3 he aqui la mano de Jehova estara sobre tus ganados que estan en el campo, caballos, asnos, camellos, vacas y ovejas, con plaga gravisima.
4 Y Jehova hara separacion entre los ganados de Israel y los de Egipto, de modo que nada muera de todo lo de los hijos de Israel.
5 Y Jehova fijo plazo, diciendo: Manana hara Jehova esta cosa en la tierra.
6 Al dia siguiente Jehova hizo aquello, y murio todo el ganado de Egipto; mas del ganado de los hijos de Israel no murio uno.
7 Entonces Faraon envio, y he aqui que del ganado de los hijos de Israel no habia muerto uno. Mas el corazon de Faraon se endurecio, y no dejo ir al pueblo.

La plaga de ulceras

8 Y Jehova dijo a Moises y a Aaron: Tomad punados de ceniza de un horno, y la esparcira Moises hacia el cielo delante de Faraon;
9 y vendra a ser polvo sobre toda la tierra de Egipto, y producira sarpullido con ulceras en los hombres y en las bestias, por todo el pais de Egipto.
10 Y tomaron ceniza del horno, y se pusieron delante de Faraon, y la esparcio Moises hacia el cielo; y hubo sarpullido que produjo ulceras tanto en los hombres como en las bestias.
11 Y los hechiceros no podian estar delante de Moises a causa del sarpullido, porque hubo sarpullido en los hechiceros y en todos los egipcios.
12 Pero Jehova endurecio el corazon de Faraon, y no los oyo, como Jehova lo habia dicho a Moises.

La plaga de granizo

13 Entonces Jehova dijo a Moises: Levantate de manana, y ponte delante de Faraon, y dile: Jehova, el Dios de los hebreos, dice asi: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva.
14 Porque yo enviare esta vez todas mis plagas a tu corazon, sobre tus siervos y sobre tu pueblo, para que entiendas que no hay otro como yo en toda la tierra.
15 Porque ahora yo extendere mi mano para herirte a ti y a tu pueblo de plaga, y seras quitado de la tierra.
16 Y a la verdad yo te he puesto para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado en toda la tierra.
17 "Todavia te ensoberbeces contra mi pueblo, para no dejarlos ir?
18 He aqui que manana a estas horas yo hare llover granizo muy pesado, cual nunca hubo en Egipto, desde el dia que se fundo hasta ahora.
19 Envia, pues, a recoger tu ganado, y todo lo que tienes en el campo; porque todo hombre o animal que se halle en el campo, y no sea recogido a casa, el granizo caera sobre el, y morira.
20 De los siervos de Faraon, el que tuvo temor de la palabra de Jehova hizo huir sus criados y su ganado a casa:
21 mas el que no puso en su corazon la palabra de Jehova, dejo sus criados y sus ganados en el campo.
22 Y Jehova dijo a Moises: Extiende tu mano hacia el cielo, para que venga granizo en toda la tierra de Egipto sobre los hombres, y sobre las bestias, y sobre toda la hierba del campo en el pais de Egipto.
23 Y Moises extendio su vara hacia el cielo, y Jehova hizo tronar y granizar, y el fuego se descargo sobre la tierra; y Jehova hizo llover granizo sobre la tierra de Egipto.
24 Hubo, pues, granizo, y fuego mezclado con el granizo, tan grande, cual nunca hubo en toda la tierra de Egipto desde que fue habitada.
25 Y aquel granizo hirio en toda la tierra de Egipto todo lo que estaba en el campo, asi hombres como bestias; asimismo destrozo el granizo toda la hierba del campo, y desgajo todos los arboles del pais.
26 Solamente en la tierra de Gosen, donde estaban los hijos de Israel, no hubo granizo.
27 Entonces Faraon envio a llamar a Moises y a Aaron, y les dijo: He pecado esta vez; Jehova es justo, y yo y mi pueblo impios.
28 Orad a Jehova para que cesen los truenos de Dios y el granizo, y yo os dejare ir, y no os detendreis mas.
29 Y le respondio Moises: Tan pronto salga yo de la ciudad, extendere mis manos a Jehova, y los truenos cesaran, y no habra mas granizo; para que sepas que de Jehova es la tierra.
30 Pero yo se que ni tu ni tus siervos temereis todavia la presencia de Jehova Dios.
31 El lino, pues, y la cebada fueron destrozados, porque la cebada estaba ya espigada, y el lino en cana.
32 Mas el trigo y el centeno no fueron destrozados, porque eran tardios.
33 Y salido Moises de la presencia de Faraon, fuera de la ciudad, extendio sus manos a Jehova, y cesaron los truenos y el granizo, y la lluvia no cayo mas sobre la tierra.
34 Y viendo Faraon que la lluvia habia cesado, y el granizo y los truenos, se obstino en pecar, y endurecieron su corazon el y sus siervos.
35 Y el corazon de Faraon se endurecio, y no dejo ir a los hijos de Israel, como Jehova lo habia dicho por medio de Moises.

La plaga de langostas
10

1 Jehova dijo a Moises: Entra a la presencia de Faraon; porque yo he endurecido su corazon, y el corazon de sus siervos, para mostrar entre ellos estas mis senales,
2 y para que cuentes a tus hijos y a tus nietos las cosas que yo hice en Egipto, y mis senales que hice entre ellos; para que sepais que yo soy Jehova.
3 Entonces vinieron Moises y Aaron a Faraon, y le dijeron: Jehova el Dios de los hebreos ha dicho asi: "Hasta cuando no querras humillarte delante de mi? Deja ir a mi pueblo, para que me sirva.
4 Y si aun rehusas dejarlo ir, he aqui que manana yo traere sobre tu territorio la langosta,
5 la cual cubrira la faz de la tierra, de modo que no pueda verse la tierra; y ella comera lo que escapo, lo que os quedo del granizo; comera asimismo todo arbol que os fructifica en el campo.
6 Y llenara tus casas, y las casas de todos tus siervos, y las casas de todos los egipcios, cual nunca vieron tus padres ni tus abuelos, desde que ellos fueron sobre la tierra hasta hoy. Y se volvio y salio de delante de Faraon.
7 Entonces los siervos de Faraon le dijeron: "Hasta cuando sera este hombre un lazo para nosotros? Deja ir a estos hombres, para que sirvan a Jehova su Dios. ?Acaso no sabes todavia que Egipto esta ya destruido?
8 Y Moises y Aaron volvieron a ser llamados ante Faraon, el cual les dijo: Andad, servid a Jehova vuestro Dios. "Quienes son los que han de ir?
9 Moises respondio: Hemos de ir con nuestros ninos y con nuestros viejos, con nuestros hijos y con nuestras hijas; con nuestras ovejas y con nuestras vacas hemos de ir; porque es nuestra fiesta solemne para Jehova.
10 Y el les dijo: "Asi sea Jehova con vosotros! "Como os voy a dejar ir a vosotros y a vuestros ninos? "Mirad como el mal esta delante de vuestro rostro!
11 No sera asi; id ahora vosotros los varones, y servid a Jehova, pues esto es lo que vosotros pedisteis. Y los echaron de la presencia de Faraon.
12 Entonces Jehova dijo a Moises: Extiende tu mano sobre la tierra de Egipto para traer la langosta, a fin de que suba sobre el pais de Egipto, y consuma todo lo que el granizo dejo.
13 Y extendio Moises su vara sobre la tierra de Egipto, y Jehova trajo un viento oriental sobre el pais todo aquel dia y toda aquella noche; y al venir la manana el viento oriental trajo la langosta.
14 Y subio la langosta sobre toda la tierra de Egipto, y se asento en todo el pais de Egipto en tan gran cantidad como no la hubo antes ni la habra despues:
15 y cubrio la faz de todo el pais, y oscurecio la tierra; y consumio toda la hierba de la tierra, y todo el fruto de los arboles que habia dejado el granizo; no quedo cosa verde en arboles ni en hierba del campo, en toda la tierra de Egipto.
16 Entonces Faraon se apresuro a llamar a Moises y a Aaron, y dijo: He pecado contra Jehova vuestro Dios, y contra vosotros.
17 Mas os ruego ahora que perdoneis mi pecado solamente esta vez, y que oreis a Jehova vuestro Dios que quite de mi al menos esta plaga mortal.
18 Y salio Moises de delante de Faraon, y oro a Jehova.
19 Entonces Jehova trajo un fortisimo viento occidental, y quito la langosta y la arrojo en el Mar Rojo; ni una langosta quedo en todo el pais de Egipto.
20 Pero Jehova endurecio el corazon de Faraon, y este no dejo ir a los hijos de Israel.

La plaga de tinieblas

21 Jehova dijo a Moises: Extiende tu mano hacia el cielo, para que haya tinieblas sobre la tierra de Egipto, tanto que cualquiera las palpe.
22 Y extendio Moises su mano hacia el cielo, y hubo densas tinieblas sobre toda la tierra de Egipto, por tres dias.
23 Ninguno vio a su projimo, ni nadie se levanto de su lugar en tres dias; mas todos los hijos de Israel tenian luz en sus habitaciones.
24 Entonces Faraon hizo llamar a Moises, y dijo: Id, servid a Jehova; solamente queden vuestras ovejas y vuestras vacas; vayan tambien vuestros ninos con vosotros.
25 Y Moises respondio: Tu tambien nos daras sacrificios y holocaustos que sacrifiquemos para Jehova nuestro Dios.
26 Nuestros ganados iran tambien con nosotros; no quedara ni una pezuna; porque de ellos hemos de tomar para servir a Jehova nuestro Dios, y no sabemos con que hemos de servir a Jehova hasta que lleguemos alla.
27 Pero Jehova endurecio el corazon de Faraon, y no quiso dejarlos ir.
28 Y le dijo Faraon: Retirate de mi; guardate que no veas mas mi rostro, porque en cualquier dia que vieres mi rostro, moriras.
29 Y Moises respondio: Bien has dicho; no vere mas tu rostro.

Anunciada la muerte de los primogenitos
11

1 Jehova dijo a Moises: Una plaga traere aun sobre Faraon y sobre Egipto, despues de la cual el os dejara ir de aqui; y seguramente os echara de aqui del todo.
2 Habla ahora al pueblo, y que cada uno pida a su vecino, y cada una a su vecina, alhajas de plata y de oro.
3 Y Jehova dio gracia al pueblo en los ojos de los egipcios. Tambien Moises era tenido por gran varon en la tierra de Egipto, a los ojos de los siervos de Faraon, y a los ojos del pueblo.
4 Dijo, pues, Moises: Jehova ha dicho asi: A la medianoche yo saldre por en medio de Egipto,
5 y morira todo primogenito en tierra de Egipto, desde el primogenito de Faraon que se sienta en su trono, hasta el primogenito de la sierva que esta tras el molino, y todo primogenito de las bestias.
6 Y habra gran clamor por toda la tierra de Egipto, cual nunca hubo, ni jamas habra.
7 Pero contra todos los hijos de Israel, desde el hombre hasta la bestia, ni un perro movera su lengua, para que sepais que Jehova hace diferencia entre los egipcios y los israelitas.
8 Y descenderan a mi todos estos tus siervos, e inclinados delante de mi diran: Vete, tu y todo el pueblo que esta debajo de ti; y despues de esto yo saldre. Y salio muy enojado de la presencia de Faraon.
9 Y Jehova dijo a Moises: Faraon no os oira, para que mis maravillas se multipliquen en la tierra de Egipto.
10 Y Moises y Aaron hicieron todos estos prodigios delante de Faraon; pues Jehova habia endurecido el corazon de Faraon, y no envio a los hijos de Israel fuera de su pais.

La Pascua
12

1 Hablo Jehova a Moises y a Aaron en la tierra de Egipto, diciendo:
2 Este mes os sera principio de los meses; para vosotros sera este el primero en los meses del ano.
3 Hablad a toda la congregacion de Israel, diciendo: En el diez de este mes tomese cada uno un cordero segun las familias de los padres, un cordero por familia.
4 Mas si la familia fuere tan pequena que no baste para comer el cordero, entonces el y su vecino inmediato a su casa tomaran uno segun el numero de las personas; conforme al comer de cada hombre, hareis la cuenta sobre el cordero.
5 El animal sera sin defecto, macho de un ano; lo tomareis de las ovejas o de las cabras.
6 Y lo guardareis hasta el dia catorce de este mes, y lo inmolara toda la congregacion del pueblo de Israel entre las dos tardes.
7 Y tomaran de la sangre, y la pondran en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer.
8 Y aquella noche comeran la carne asada al fuego, y panes sin levadura; con hierbas amargas lo comeran.
9 Ninguna cosa comereis de el cruda, ni cocida en agua, sino asada al fuego; su cabeza con sus pies y sus entranas.
10 Ninguna cosa dejareis de el hasta la manana; y lo que quedare hasta la manana, lo quemareis en el fuego.
11 Y lo comereis asi: cenidos vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordon en vuestra mano; y lo comereis apresuradamente; es la Pascua de Jehova.
12 Pues yo pasare aquella noche por la tierra de Egipto, y herire a todo primogenito en la tierra de Egipto, asi de los hombres como de las bestias; y ejecutare mis juicios en todos los dioses de Egipto. Yo Jehova.
13 Y la sangre os sera por senal en las casas donde vosotros esteis; y vere la sangre y pasare de vosotros, y no habra en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto.
14 Y este dia os sera en memoria, y lo celebrareis como fiesta solemne para Jehova durante vuestras generaciones; por estatuto perpetuo lo celebrareis.
15 Siete dias comereis panes sin levadura; y asi el primer dia hareis que no haya levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado desde el primer dia hasta el septimo, sera cortado de Israel.
16 El primer dia habra santa convocacion, y asimismo en el septimo dia tendreis una santa convocacion; ninguna obra se hara en ellos, excepto solamente que prepareis lo que cada cual haya de comer.
17 Y guardareis la fiesta de los panes sin levadura, porque en este mismo dia saque vuestras huestes de la tierra de Egipto; por tanto, guardareis este mandamiento en vuestras generaciones por costumbre perpetua.
18 En el mes primero comereis los panes sin levadura, desde el dia catorce del mes por la tarde hasta el veintiuno del mes por la tarde.
19 Por siete dias no se hallara levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado, asi extranjero como natural del pais, sera cortado de la congregacion de Israel.
20 Ninguna cosa leudada comereis; en todas vuestras habitaciones comereis panes sin levadura.
21 Y Moises convoco a todos los ancianos de Israel, y les dijo: Sacad y tomaos corderos por vuestras familias, y sacrificad la pascua.
22 Y tomad un manojo de hisopo, y mojadlo en la sangre que estara en un lebrillo, y untad el dintel y los dos postes con la sangre que estara en el lebrillo; y ninguno de vosotros salga de las puertas de su casa hasta la manana.
23 Porque Jehova pasara hiriendo a los egipcios; y cuando vea la sangre en el dintel y en los dos postes, pasara Jehova aquella puerta, y no dejara entrar al heridor en vuestras casas para herir.
24 Guardareis esto por estatuto para vosotros y para vuestros hijos para siempre.
25 Y cuando entreis en la tierra que Jehova os dara, como prometio, guardareis este rito.
26 Y cuando os dijeren vuestros hijos: "Que es este rito vuestro?,
27 vosotros respondereis: Es la victima de la pascua de Jehova, el cual paso por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto, cuando hirio a los egipcios, y libro nuestras casas. Entonces el pueblo se inclino y adoro.
28 Y los hijos de Israel fueron e hicieron puntualmente asi, como Jehova habia mandado a Moises y a Aaron.

Muerte de los primogenitos

29 Y acontecio que a la medianoche Jehova hirio a todo primogenito en la tierra de Egipto, desde el primogenito de Faraon que se sentaba sobre su trono hasta el primogenito del cautivo que estaba en la carcel, y todo primogenito de los animales.
30 Y se levanto aquella noche Faraon, el y todos sus siervos, y todos los egipcios; y hubo un gran clamor en Egipto, porque no habia casa donde no hubiese un muerto.
31 E hizo llamar a Moises y a Aaron de noche, y les dijo: Salid de en medio de mi pueblo vosotros y los hijos de Israel, e id, servid a Jehova, como habeis dicho.
32 Tomad tambien vuestras ovejas y vuestras vacas, como habeis dicho, e idos; y bendecidme tambien a mi.
33 Y los egipcios apremiaban al pueblo, dandose prisa a echarlos de la tierra; porque decian: Todos somos muertos.
34 Y llevo el pueblo su masa antes que se leudase, sus masas envueltas en sus sabanas sobre sus hombros.
35 E hicieron los hijos de Israel conforme al mandamiento de Moises, pidiendo de los egipcios alhajas de plata, y de oro, y vestidos.
36 Y Jehova dio gracia al pueblo delante de los egipcios, y les dieron cuanto pedian; asi despojaron a los egipcios.

Los israelitas salen de Egipto

37 Partieron los hijos de Israel de Rameses a Sucot, como seiscientos mil hombres de a pie, sin contar los ninos.
38 Tambien subio con ellos grande multitud de toda clase de gentes, y ovejas, y muchisimo ganado.
39 Y cocieron tortas sin levadura de la masa que habian sacado de Egipto, pues no habia leudado, porque al echarlos fuera los egipcios, no habian tenido tiempo ni para prepararse comida.
40 El tiempo que los hijos de Israel habitaron en Egipto fue cuatrocientos treinta anos.
41 Y pasados los cuatrocientos treinta anos, en el mismo dia todas las huestes de Jehova salieron de la tierra de Egipto.
42 Es noche de guardar para Jehova, por haberlos sacado en ella de la tierra de Egipto. Esta noche deben guardarla para Jehova todos los hijos de Israel en sus generaciones.
43 Y Jehova dijo a Moises y a Aaron: Esta es la ordenanza de la pascua; ningun extrano comera de ella.
44 Mas todo siervo humano comprado por dinero comera de ella, despues que lo hubieres circuncidado.
45 El extranjero y el jornalero no comeran de ella.
46 Se comera en una casa, y no llevaras de aquella carne fuera de ella, ni quebrareis hueso suyo.
47 Toda la congregacion de Israel lo hara.
48 Mas si algun extranjero morare contigo, y quisiere celebrar la pascua para Jehova, seale circuncidado todo varon, y entonces la celebrara, y sera como uno de vuestra nacion; pero ningun incircunciso comera de ella.
49 La misma ley sera para el natural, y para el extranjero que habitare entre vosotros.
50 Asi lo hicieron todos los hijos de Israel; como mando Jehova a Moises y a Aaron, asi lo hicieron.
51 Y en aquel mismo dia saco Jehova a los hijos de Israel de la tierra de Egipto por sus ejercitos.

Consagracion de los primogenitos
13

1 Jehova hablo a Moises, diciendo:
2 Consagrame todo primogenito. Cualquiera que abre matriz entre los hijos de Israel, asi de los hombres como de los animales, mio es.
3 Y Moises dijo al pueblo: Tened memoria de este dia, en el cual habeis salido de Egipto, de la casa de servidumbre, pues Jehova os ha sacado de aqui con mano fuerte; por tanto, no comereis leudado.
4 Vosotros salis hoy en el mes de Abib.
5 Y cuando Jehova te hubiere metido en la tierra del cananeo, del heteo, del amorreo, del heveo y del jebuseo, la cual juro a tus padres que te daria, tierra que destila leche y miel, haras esta celebracion en este mes.
6 Siete dias comeras pan sin leudar, y el septimo dia sera fiesta para Jehova.
7 Por los siete dias se comeran los panes sin levadura, y no se vera contigo nada leudado, ni levadura, en todo tu territorio.
8 Y lo contaras en aquel dia a tu hijo, diciendo: Se hace esto con motivo de lo que Jehova hizo conmigo cuando me saco de Egipto.
9 Y te sera como una senal sobre tu mano, y como un memorial delante de tus ojos, para que la ley de Jehova este en tu boca; por cuanto con mano fuerte te saco Jehova de Egipto.
10 Por tanto, tu guardaras este rito en su tiempo de ano en ano.
11 Y cuando Jehova te haya metido en la tierra del cananeo, como te ha jurado a ti y a tus padres, y cuando te la hubiere dado,
12 dedicaras a Jehova todo aquel que abriere matriz, y asimismo todo primer nacido de tus animales; los machos seran de Jehova.
13 Mas todo primogenito de asno redimiras con un cordero; y si no lo redimieres, quebraras su cerviz. Tambien redimiras al primogenito de tus hijos.
14 Y cuando manana te pregunte tu hijo, diciendo: "Que es esto?, le diras: Jehova nos saco con mano fuerte de Egipto, de casa de servidumbre:
15 y endureciendose Faraon para no dejarnos ir, Jehova hizo morir en la tierra de Egipto a todo primogenito, desde el primogenito humano hasta el primogenito de la bestia; y por esta causa yo sacrifico para Jehova todo primogenito macho, y redimo al primogenito de mis hijos.
16 Te sera, pues, como una senal sobre tu mano, y por un memorial delante de tus ojos, por cuanto Jehova nos saco de Egipto con mano fuerte.

La columna de nube y de fuego

17 Y luego que Faraon dejo ir al pueblo, Dios no los llevo por el camino de la tierra de los filisteos, que estaba cerca; porque dijo Dios: Para que no se arrepienta el pueblo cuando vea la guerra, y se vuelva a Egipto.
18 Mas hizo Dios que el pueblo rodease por el camino del desierto del Mar Rojo. Y subieron los hijos de Israel de Egipto armados.
19 Tomo tambien consigo Moises los huesos de Jose, el cual habia juramentado a los hijos de Israel, diciendo: Dios ciertamente os visitara, y hareis subir mis huesos de aqui con vosotros.
20 Y partieron de Sucot y acamparon en Etam, a la entrada del desierto.
21 Y Jehova iba delante de ellos de dia en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de dia y de noche.
22 Nunca se aparto de delante del pueblo la columna de nube de dia, ni de noche la columna de fuego.

Los israelitas cruzan el Mar Rojo
14

1 Hablo Jehova a Moises, diciendo:
2 Di a los hijos de Israel que den la vuelta y acampen delante de Pi-hahirot, entre Migdol y el mar hacia Baal-zefon; delante de el acampareis junto al mar.
3 Porque Faraon dira de los hijos de Israel: Encerrados estan en la tierra, el desierto los ha encerrado.
4 Y yo endurecere el corazon de Faraon para que los siga; y sere glorificado en Faraon y en todo su ejercito, y sabran los egipcios que yo soy Jehova. Y ellos lo hicieron asi.
5 Y fue dado aviso al rey de Egipto, que el pueblo huia; y el corazon de Faraon y de sus siervos se volvio contra el pueblo, y dijeron: "Como hemos hecho esto de haber dejado ir a Israel, para que no nos sirva?
6 Y uncio su carro, y tomo consigo su pueblo:
7 y tomo seiscientos carros escogidos, y todos los carros de Egipto, y los capitanes sobre ellos.
8 Y endurecio Jehova el corazon de Faraon rey de Egipto, y el siguio a los hijos de Israel; pero los hijos de Israel habian salido con mano poderosa.
9 Siguiendolos, pues, los egipcios, con toda la caballeria y carros de Faraon, su gente de a caballo, y todo su ejercito, los alcanzaron acampados junto al mar, al lado de Pi-hahirot, delante de Baal-zefon.
10 Y cuando Faraon se hubo acercado, los hijos de Israel alzaron sus ojos, y he aqui que los egipcios venian tras ellos; por lo que los hijos de Israel temieron en gran manera, y clamaron a Jehova.
11 Y dijeron a Moises: "No habia sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto? "Por que has hecho asi con nosotros, que nos has sacado de Egipto?
12 "No es esto lo que te hablamos en Egipto, diciendo: Dejanos servir a los egipcios? Porque mejor nos fuera servir a los egipcios, que morir nosotros en el desierto.
13 Y Moises dijo al pueblo: No temais; estad firmes, y ved la salvacion que Jehova hara hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habeis visto, nunca mas para siempre los vereis.
14 Jehova peleara por vosotros, y vosotros estareis tranquilos.
15 Entonces Jehova dijo a Moises: "Por que clamas a mi? Di a los hijos de Israel que marchen.
16 Y tu alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y dividelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco.
17 Y he aqui, yo endurecere el corazon de los egipcios para que los sigan; y yo me glorificare en Faraon y en todo su ejercito, en sus carros y en su caballeria;
18 y sabran los egipcios que yo soy Jehova, cuando me glorifique en Faraon, en sus carros y en su gente de a caballo.
19 Y el angel de Dios que iba delante del campamento de Israel, se aparto e iba en pos de ellos; y asimismo la columna de nube que iba delante de ellos se aparto y se puso a sus espaldas,
20 e iba entre el campamento de los egipcios y el campamento de Israel; y era nube y tinieblas para aquellos, y alumbraba a Israel de noche, y en toda aquella noche nunca se acercaron los unos a los otros.
21 Y extendio Moises su mano sobre el mar, e hizo Jehova que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvio el mar en seco, y las aguas quedaron divididas.
22 Entonces los hijos de Israel entraron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas como muro a su derecha y a su izquierda.
23 Y siguiendolos los egipcios, entraron tras ellos hasta la mitad del mar, toda la caballeria de Faraon, sus carros y su gente de a caballo.
24 Acontecio a la vigilia de la manana, que Jehova miro el campamento de los egipcios desde la columna de fuego y nube, y trastorno el campamento de los egipcios,
25 y quito las ruedas de sus carros, y los trastorno gravemente. Entonces los egipcios dijeron: Huyamos de delante de Israel, porque Jehova pelea por ellos contra los egipcios.
26 Y Jehova dijo a Moises: Extiende tu mano sobre el mar, para que las aguas vuelvan sobre los egipcios, sobre sus carros, y sobre su caballeria.
27 Entonces Moises extendio su mano sobre el mar, y cuando amanecia, el mar se volvio en toda su fuerza, y los egipcios al huir se encontraban con el mar; y Jehova derribo a los egipcios en medio del mar.
28 Y volvieron las aguas, y cubrieron los carros y la caballeria, y todo el ejercito de Faraon que habia entrado tras ellos en el mar; no quedo de ellos ni uno.
29 Y los hijos de Israel fueron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas por muro a su derecha y a su izquierda.
30 Asi salvo Jehova aquel dia a Israel de mano de los egipcios; e Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar.
31 Y vio Israel aquel grande hecho que Jehova ejecuto contra los egipcios; y el pueblo temio a Jehova, y creyeron a Jehova y a Moises su siervo.

Cantico de Moises y de Maria
15

1 Entonces canto Moises y los hijos de Israel este cantico a Jehova, y dijeron: Cantare yo a Jehova, porque se ha magnificado grandemente; Ha echado en el mar al caballo y al jinete.
2 Jehova es mi fortaleza y mi cantico, Y ha sido mi salvacion. Este es mi Dios, y lo alabare; Dios de mi padre, y lo enaltecere.
3 Jehova es varon de guerra; Jehova es su nombre.
4 Echo en el mar los carros de Faraon y su ejercito; Y sus capitanes escogidos fueron hundidos en el Mar Rojo.
5 Los abismos los cubrieron; Descendieron a las profundidades como piedra.
6 Tu diestra, oh Jehova, ha sido magnificada en poder; Tu diestra, oh Jehova, ha quebrantado al enemigo.
7 Y con la grandeza de tu poder has derribado a los que se levantaron contra ti. Enviaste tu ira; los consumio como a hojarasca.
8 Al soplo de tu aliento se amontonaron las aguas; Se juntaron las corrientes como en un monton; Los abismos se cuajaron en medio del mar.
9 El enemigo dijo: Perseguire, apresare, repartire despojos; Mi alma se saciara de ellos; Sacare mi espada, los destruira mi mano.
10 Soplaste con tu viento; los cubrio el mar; Se hundieron como plomo en las impetuosas aguas.
11 "Quien como tu, oh Jehova, entre los dioses? "Quien como tu, magnifico en santidad, Terrible en maravillosas hazanas, hacedor de prodigios?
12 Extendiste tu diestra; La tierra los trago.
13 Condujiste en tu misericordia a este pueblo que redimiste; Lo llevaste con tu poder a tu santa morada.
14 Lo oiran los pueblos, y temblaran; Se apoderara dolor de la tierra de los filisteos.
15 Entonces los caudillos de Edom se turbaran; A los valientes de Moab les sobrecogera temblor; Se acobardaran todos los moradores de Canaan.
16 Caiga sobre ellos temblor y espanto; A la grandeza de tu brazo enmudezcan como una piedra; Hasta que haya pasado tu pueblo, oh Jehova, Hasta que haya pasado este pueblo que tu rescataste.
17 Tu los introduciras y los plantaras en el monte de tu heredad, En el lugar de tu morada, que tu has preparado, oh Jehova, En el santuario que tus manos, 2 oh Jehova, han afirmado.
18 Jehova reinara eternamente y para siempre.
19 Porque Faraon entro cabalgando con sus carros y su gente de a caballo en el mar, y Jehova hizo volver las aguas del mar sobre ellos; mas los hijos de Israel pasaron en seco por en medio del mar.
20 Y Maria la profetisa, hermana de Aaron, tomo un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas.
21 Y Maria les respondia: Cantad a Jehova, porque en extremo se ha engrandecido; Ha echado en el mar al caballo y al jinete.

El agua amarga de Mara

22 E hizo Moises que partiese Israel del Mar Rojo, y salieron al desierto de Shur; y anduvieron tres dias por el desierto sin hallar agua.
23 Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara.
24 Entonces el pueblo murmuro contra Moises, y dijo: "Que hemos de beber?
25 Y Moises clamo a Jehova, y Jehova le mostro un arbol; y lo echo en las aguas, y las aguas se endulzaron. Alli les dio estatutos y ordenanzas, y alli los probo;
26 y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehova tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oido a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envie a los egipcios te enviare a ti; porque yo soy Jehova tu sanador.
27 Y llegaron a Elim, donde habia doce fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon alli junto a las aguas.

Dios da el mana
16

1 Partio luego de Elim toda la congregacion de los hijos de Israel, y vino al desierto de Sin, que esta entre Elim y Sinai, a los quince dias del segundo mes despues que salieron de la tierra de Egipto.
2 Y toda la congregacion de los hijos de Israel murmuro contra Moises y Aaron en el desierto;
3 y les decian los hijos de Israel: Ojala hubieramos muerto por mano de Jehova en la tierra de Egipto, cuando nos sentabamos a las ollas de carne, cuando comiamos pan hasta saciarnos; pues nos habeis sacado a este desierto para matar de hambre a toda esta multitud.
4 Y Jehova dijo a Moises: He aqui yo os hare llover pan del cielo; y el pueblo saldra, y recogera diariamente la porcion de un dia, para que yo lo pruebe si anda en mi ley, o no.
5 Mas en el sexto dia prepararan para guardar el doble de lo que suelen recoger cada dia.
6 Entonces dijeron Moises y Aaron a todos los hijos de Israel: En la tarde sabreis que Jehova os ha sacado de la tierra de Egipto,
7 y a la manana vereis la gloria de Jehova; porque el ha oido vuestras murmuraciones contra Jehova; porque nosotros, "que somos, para que vosotros murmureis contra nosotros?
8 Dijo tambien Moises: Jehova os dara en la tarde carne para comer, y en la manana pan hasta saciaros; porque Jehova ha oido vuestras murmuraciones con que habeis murmurado contra el; porque nosotros, ?que somos? Vuestras murmuraciones no son contra nosotros, sino contra Jehova.
9 Y dijo Moises a Aaron: Di a toda la congregacion de los hijos de Israel: Acercaos a la presencia de Jehova, porque el ha oido vuestras murmuraciones.
10 Y hablando Aaron a toda la congregacion de los hijos de Israel, miraron hacia el desierto, y he aqui la gloria de Jehova aparecio en la nube.
11 Y Jehova hablo a Moises, diciendo:
12 Yo he oido las murmuraciones de los hijos de Israel; hablales, diciendo: Al caer la tarde comereis carne, y por la manana os saciareis de pan, y sabreis que yo soy Jehova vuestro Dios.
13 Y venida la tarde, subieron codornices que cubrieron el campamento; y por la manana descendio rocio en derredor del campamento.
14 Y cuando el rocio ceso de descender, he aqui sobre la faz del desierto una cosa menuda, redonda, menuda como una escarcha sobre la tierra.
15 Y viendolo los hijos de Israel, se dijeron unos a otros: "Que es esto? porque no sabian que era. Entonces Moises les dijo: Es el pan que Jehova os da para comer.
16 Esto es lo que Jehova ha mandado: Recoged de el cada uno segun lo que pudiere comer; un gomer por cabeza, conforme al numero de vuestras personas, tomareis cada uno para los que estan en su tienda.
17 Y los hijos de Israel lo hicieron asi; y recogieron unos mas, otros menos:
18 y lo median por gomer, y no sobro al que habia recogido mucho, ni falto al que habia recogido poco; cada uno recogio conforme a lo que habia de comer.
19 Y les dijo Moises: Ninguno deje nada de ello para manana.
20 Mas ellos no obedecieron a Moises, sino que algunos dejaron de ello para otro dia, y crio gusanos, y hedio; y se enojo contra ellos Moises.
21 Y lo recogian cada manana, cada uno segun lo que habia de comer; y luego que el sol calentaba, se derretia.
22 En el sexto dia recogieron doble porcion de comida, dos gomeres para cada uno; y todos los principes de la congregacion vinieron y se lo hicieron saber a Moises.
23 Y el les dijo: Esto es lo que ha dicho Jehova: Manana es el santo dia de reposo, el reposo consagrado a Jehova; lo que habeis de cocer, cocedlo hoy, y lo que habeis de cocinar, cocinadlo; y todo lo que os sobrare, guardadlo para manana.
24 Y ellos lo guardaron hasta la manana, segun lo que Moises habia mandado, y no se agusano, ni hedio.
25 Y dijo Moises: Comedlo hoy, porque hoy es dia de reposo para Jehova; hoy no hallareis en el campo.
26 Seis dias lo recogereis; mas el septimo dia es dia de reposo; en el no se hallara.
27 Y acontecio que algunos del pueblo salieron en el septimo dia a recoger, y no hallaron.
28 Y Jehova dijo a Moises: "Hasta cuando no querreis guardar mis mandamientos y mis leyes?
29 Mirad que Jehova os dio el dia de reposo, y por eso en el sexto dia os da pan para dos dias. Estese, pues, cada uno en su lugar, y nadie salga de el en el septimo dia.
30 Asi el pueblo reposo el septimo dia.
31 Y la casa de Israel lo llamo Mana; y era como semilla de culantro, blanco, y su sabor como de hojuelas con miel.
32 Y dijo Moises: Esto es lo que Jehova ha mandado: Llenad un gomer de el, y guardadlo para vuestros descendientes, a fin de que vean el pan que yo os di a comer en el desierto, cuando yo os saque de la tierra de Egipto.
33 Y dijo Moises a Aaron: Toma una vasija y pon en ella un gomer de mana, y ponlo delante de Jehova, para que sea guardado para vuestros descendientes.
34 Y Aaron lo puso delante del Testimonio para guardarlo, como Jehova lo mando a Moises.
35 Asi comieron los hijos de Israel mana cuarenta anos, hasta que llegaron a tierra habitada; mana comieron hasta que llegaron a los limites de la tierra de Canaan.
36 Y un gomer es la decima parte de un efa.

Agua de la roca
17

1 Toda la congregacion de los hijos de Israel partio del desierto de Sin por sus jornadas, conforme al mandamiento de Jehova, y acamparon en Refidim; y no habia agua para que el pueblo bebiese.
2 Y alterco el pueblo con Moises, y dijeron: Danos agua para que bebamos. Y Moises les dijo: "Por que altercais conmigo? "Por que tentais a Jehova?
3 Asi que el pueblo tuvo alli sed, y murmuro contra Moises, y dijo: "Por que nos hiciste subir de Egipto para matarnos de sed a nosotros, a nuestros hijos y a nuestros ganados?
4 Entonces clamo Moises a Jehova, diciendo: "Que hare con este pueblo? De aqui a un poco me apedrearan.
5 Y Jehova dijo a Moises: Pasa delante del pueblo, y toma contigo de los ancianos de Israel; y toma tambien en tu mano tu vara con que golpeaste el rio, y ve.
6 He aqui que yo estare delante de ti alli sobre la pena en Horeb; y golpearas la pena, y saldran de ella aguas, y bebera el pueblo. Y Moises lo hizo asi en presencia de los ancianos de Israel.
7 Y llamo el nombre de aquel lugar Masah y Meriba, por la rencilla de los hijos de Israel, y porque tentaron a Jehova, diciendo: "Esta, pues, Jehova entre nosotros, o no?

Guerra con Amalec

8 Entonces vino Amalec y peleo contra Israel en Refidim.
9 Y dijo Moises a Josue: Escogenos varones, y sal a pelear contra Amalec; manana yo estare sobre la cumbre del collado, y la vara de Dios en mi mano.
10 E hizo Josue como le dijo Moises, peleando contra Amalec; y Moises y Aaron y Hur subieron a la cumbre del collado.
11 Y sucedia que cuando alzaba Moises su mano, Israel prevalecia; mas cuando el bajaba su mano, prevalecia Amalec.
12 Y las manos de Moises se cansaban; por lo que tomaron una piedra, y la pusieron debajo de el, y se sento sobre ella; y Aaron y Hur sostenian sus manos, el uno de un lado y el otro de otro; asi hubo en sus manos firmeza hasta que se puso el sol.
13 Y Josue deshizo a Amalec y a su pueblo a filo de espada.
14 Y Jehova dijo a Moises: Escribe esto para memoria en un libro, y di a Josue que raere del todo la memoria de Amalec de debajo del cielo.
15 Y Moises edifico un altar, y llamo su nombre Jehova- nisi;
16 y dijo: Por cuanto la mano de Amalec se levanto contra el trono de Jehova, Jehova tendra guerra con Amalec de generacion en generacion.

Jetro visita a Moises
18

1 Oyo Jetro sacerdote de Madian, suegro de Moises, todas las cosas que Dios habia hecho con Moises, y con Israel su pueblo, y como Jehova habia sacado a Israel de Egipto.
2 Y tomo Jetro suegro de Moises a Sefora la mujer de Moises, despues que el la envio,
3 y a sus dos hijos; el uno se llamaba Gerson, porque dijo: Forastero he sido en tierra ajena:
4 y el otro se llamaba Eliezer, porque dijo: El Dios de mi padre me ayudo, y me libro de la espada de Faraon.
5 Y Jetro el suegro de Moises, con los hijos y la mujer de este, vino a Moises en el desierto, donde estaba acampado junto al monte de Dios;
6 y dijo a Moises: Yo tu suegro Jetro vengo a ti, con tu mujer, y sus dos hijos con ella.
7 Y Moises salio a recibir a su suegro, y se inclino, y lo beso; y se preguntaron el uno al otro como estaban, y vinieron a la tienda.
8 Y Moises conto a su suegro todas las cosas que Jehova habia hecho a Faraon y a los egipcios por amor de Israel, y todo el trabajo que habian pasado en el camino, y como los habia librado Jehova.
9 Y se alegro Jetro de todo el bien que Jehova habia hecho a Israel, al haberlo librado de mano de los egipcios.
10 Y Jetro dijo: Bendito sea Jehova, que os libro de mano de los egipcios, y de la mano de Faraon, y que libro al pueblo de la mano de los egipcios.
11 Ahora conozco que Jehova es mas grande que todos los dioses; porque en lo que se ensoberbecieron prevalecio contra ellos.
12 Y tomo Jetro, suegro de Moises, holocaustos y sacrificios para Dios; y vino Aaron y todos los ancianos de Israel para comer con el suegro de Moises delante de Dios.

Nombramiento de jueces (Dt. 1.9-18)

13 Acontecio que al dia siguiente se sento Moises a juzgar al pueblo; y el pueblo estuvo delante de Moises desde la manana hasta la tarde.
14 Viendo el suegro de Moises todo lo que el hacia con el pueblo, dijo: "Que es esto que haces tu con el pueblo? ?Por que te sientas tu solo, y todo el pueblo esta delante de ti desde la manana hasta la tarde?
15 Y Moises respondio a su suegro: Porque el pueblo viene a mi para consultar a Dios.
16 Cuando tienen asuntos, vienen a mi; y yo juzgo entre el uno y el otro, y declaro las ordenanzas de Dios y sus leyes.
17 Entonces el suegro de Moises le dijo: No esta bien lo que haces.
18 Desfalleceras del todo, tu, y tambien este pueblo que esta contigo; porque el trabajo es demasiado pesado para ti; no podras hacerlo tu solo.
19 Oye ahora mi voz; yo te aconsejare, y Dios estara contigo. Esta tu por el pueblo delante de Dios, y somete tu los asuntos a Dios.
20 Y ensena a ellos las ordenanzas y las leyes, y muestrales el camino por donde deben andar, y lo que han de hacer.
21 Ademas escoge tu de entre todo el pueblo varones de virtud, temerosos de Dios, varones de verdad, que aborrezcan la avaricia; y ponlos sobre el pueblo por jefes de millares, de centenas, de cincuenta y de diez.
22 Ellos juzgaran al pueblo en todo tiempo; y todo asunto grave lo traeran a ti, y ellos juzgaran todo asunto pequeno. Asi aliviaras la carga de sobre ti, y la llevaran ellos contigo.
23 Si esto hicieres, y Dios te lo mandare, tu podras sostenerte, y tambien todo este pueblo ira en paz a su lugar.
24 Y oyo Moises la voz de su suegro, e hizo todo lo que dijo.
25 Escogio Moises varones de virtud de entre todo Israel, y los puso por jefes sobre el pueblo, sobre mil, sobre ciento, sobre cincuenta, y sobre diez.
26 Y juzgaban al pueblo en todo tiempo; el asunto dificil lo traian a Moises, y ellos juzgaban todo asunto pequeno.
27 Y despidio Moises a su suegro, y este se fue a su tierra.

Israel en Sinai
19

1 En el mes tercero de la salida de los hijos de Israel de la tierra de Egipto, en el mismo dia llegaron al desierto de Sinai.
2 Habian salido de Refidim, y llegaron al desierto de Sinai, y acamparon en el desierto; y acampo alli Israel delante del monte.
3 Y Moises subio a Dios; y Jehova lo llamo desde el monte, diciendo: Asi diras a la casa de Jacob, y anunciaras a los hijos de Israel:
4 Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y como os tome sobre alas de aguilas, y os he traido a mi.
5 Ahora, pues, si diereis oido a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros sereis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mia es toda la tierra.
6 Y vosotros me sereis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que diras a los hijos de Israel.
7 Entonces vino Moises, y llamo a los ancianos del pueblo, y expuso en presencia de ellos todas estas palabras que Jehova le habia mandado.
8 Y todo el pueblo respondio a una, y dijeron: Todo lo que Jehova ha dicho, haremos. Y Moises refirio a Jehova las palabras del pueblo.
9 Entonces Jehova dijo a Moises: He aqui, yo vengo a ti en una nube espesa, para que el pueblo oiga mientras yo hablo contigo, y tambien para que te crean para siempre.

Y Moises refirio las palabras del pueblo a Jehova.
10 Y Jehova dijo a Moises: Ve al pueblo, y santificalos hoy y manana; y laven sus vestidos,
11 y esten preparados para el dia tercero, porque al tercer dia Jehova descendera a ojos de todo el pueblo sobre el monte de Sinai.
12 Y senalaras termino al pueblo en derredor, diciendo: Guardaos, no subais al monte, ni toqueis sus limites; cualquiera que tocare el monte, de seguro morira.
13 No lo tocara mano, porque sera apedreado o asaeteado; sea animal o sea hombre, no vivira. Cuando suene largamente la bocina, subiran al monte.
14 Y descendio Moises del monte al pueblo, y santifico al pueblo; y lavaron sus vestidos.
15 Y dijo al pueblo: Estad preparados para el tercer dia; no toqueis mujer.
16 Acontecio que al tercer dia, cuando vino la manana, vinieron truenos y relampagos, y espesa nube sobre el monte, y sonido de bocina muy fuerte; y se estremecio todo el pueblo que estaba en el campamento.
17 Y Moises saco del campamento al pueblo para recibir a Dios; y se detuvieron al pie del monte.
18 Todo el monte Sinai humeaba, porque Jehova habia descendido sobre el en fuego; y el humo subia como el humo de un horno, y todo el monte se estremecia en gran manera.
19 El sonido de la bocina iba aumentando en extremo; Moises hablaba, y Dios le respondia con voz tronante.
20 Y descendio Jehova sobre el monte Sinai, sobre la cumbre del monte; y llamo Jehova a Moises a la cumbre del monte, y Moises subio.
21 Y Jehova dijo a Moises: Desciende, ordena al pueblo que no traspase los limites para ver a Jehova, porque caera multitud de ellos.
22 Y tambien que se santifiquen los sacerdotes que se acercan a Jehova, para que Jehova no haga en ellos estrago.
23 Moises dijo a Jehova: El pueblo no podra subir al monte Sinai, porque tu nos has mandado diciendo: Senala limites al monte, y santificalo.
24 Y Jehova le dijo: Ve, desciende, y subiras tu, y Aaron contigo; mas los sacerdotes y el pueblo no traspasen el limite para subir a Jehova, no sea que haga en ellos estrago.
25 Entonces Moises descendio y se lo dijo al pueblo.

Los Diez Mandamientos (Dt. 5.1-21)
20

1 Y hablo Dios todas estas palabras, diciendo:
2 Yo soy Jehova tu Dios, que te saque de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.
3 No tendras dioses ajenos delante de mi.
4 No te haras imagen, ni ninguna semejanza de lo que este arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.
5 No te inclinaras a ellas, ni las honraras; porque yo soy Jehova tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generacion de los que me aborrecen,
6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.
7 No tomaras el nombre de Jehova tu Dios en vano; porque no dara por inocente Jehova al que tomare su nombre en vano.
8 Acuerdate del dia de reposo para santificarlo.
9 Seis dias trabajaras, y haras toda tu obra:
10 mas el septimo dia es reposo para Jehova tu Dios; no hagas en el obra alguna, tu, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que esta dentro de tus puertas.
11 Porque en seis dias hizo Jehova los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposo en el septimo dia; por tanto, Jehova bendijo el dia de reposo y lo santifico.
12 Honra a tu padre y a tu madre, para que tus dias se alarguen en la tierra que Jehova tu Dios te da.
13 No mataras.
14 No cometeras adulterio.
15 No hurtaras.
16 No hablaras contra tu projimo falso testimonio.
17 No codiciaras la casa de tu projimo, no codiciaras la mujer de tu projimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu projimo.

El terror del pueblo (Dt. 5.22-33)

18 Todo el pueblo observaba el estruendo y los relampagos, y el sonido de la bocina, y el monte que humeaba; y viendolo el pueblo, temblaron, y se pusieron de lejos.
19 Y dijeron a Moises: Habla tu con nosotros, y nosotros oiremos; pero no hable Dios con nosotros, para que no muramos.
20 Y Moises respondio al pueblo: No temais; porque para probaros vino Dios, y para que su temor este delante de vosotros, para que no pequeis.
21 Entonces el pueblo estuvo a lo lejos, y Moises se acerco a la oscuridad en la cual estaba Dios.
22 Y Jehova dijo a Moises: Asi diras a los hijos de Israel: Vosotros habeis visto que he hablado desde el cielo con vosotros.
23 No hagais conmigo dioses de plata, ni dioses de oro os hareis.
24 Altar de tierra haras para mi, y sacrificaras sobre el tus holocaustos y tus ofrendas de paz, tus ovejas y tus vacas; en todo lugar donde yo hiciere que este la memoria de mi nombre, vendre a ti y te bendecire.
25 Y si me hicieres altar de piedras, no las labres de canteria; porque si alzares herramienta sobre el, lo profanaras.
26 No subiras por gradas a mi altar, para que tu desnudez no se descubra junto a el.

Leyes sobre los esclavos (Dt. 15.12-18)
21

1 Estas son las leyes que les propondras.
2 Si comprares siervo hebreo, seis anos servira; mas al septimo saldra libre, de balde.
3 Si entro solo, solo saldra; si tenia mujer, saldra el y su mujer con el.
4 Si su amo le hubiere dado mujer, y ella le diere hijos o hijas, la mujer y sus hijos seran de su amo, y el saldra solo.
5 Y si el siervo dijere: Yo amo a mi senor, a mi mujer y a mis hijos, no saldre libre;
6 entonces su amo lo llevara ante los jueces, y le hara estar junto a la puerta o al poste; y su amo le horadara la oreja con lesna, y sera su siervo para siempre.
7 Y cuando alguno vendiere su hija por sierva, no saldra ella como suelen salir los siervos.
8 Si no agradare a su senor, por lo cual no la tomo por esposa, se le permitira que se rescate, y no la podra vender a pueblo extrano cuando la desechare.
9 Mas si la hubiere desposado con su hijo, hara con ella segun la costumbre de las hijas.
10 Si tomare para el otra mujer, no disminuira su alimento, ni su vestido, ni el deber conyugal.
11 Y si ninguna de estas tres cosas hiciere, ella saldra de gracia, sin dinero.

Leyes sobre actos de violencia

12 El que hiriere a alguno, haciendole asi morir, el morira.
13 Mas el que no pretendia herirlo, sino que Dios lo puso en sus manos, entonces yo te senalare lugar al cual ha de huir.
14 Pero si alguno se ensoberbeciere contra su projimo y lo matare con alevosia, de mi altar lo quitaras para que muera.
15 El que hiriere a su padre o a su madre, morira.
16 Asimismo el que robare una persona y la vendiere, o si fuere hallada en sus manos, morira.
17 Igualmente el que maldijere a su padre o a su madre, morira.
18 Ademas, si algunos rineren, y uno hiriere a su projimo con piedra o con el puno, y este no muriere, pero cayere en cama;
19 si se levantare y anduviere fuera sobre su baculo, entonces sera absuelto el que lo hirio; solamente le satisfara por lo que estuvo sin trabajar, y hara que le curen.
20 Y si alguno hiriere a su siervo o a su sierva con palo, y muriere bajo su mano, sera castigado;
21 mas si sobreviviere por un dia o dos, no sera castigado, porque es de su propiedad.
22 Si algunos rineren, e hirieren a mujer embarazada, y esta abortare, pero sin haber muerte, seran penados conforme a lo que les impusiere el marido de la mujer y juzgaren los jueces.
23 Mas si hubiere muerte, entonces pagaras vida por vida,
24 ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie,
25 quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe.

Leyes sobre responsabilidades de amos y duenos

26 Si alguno hiriere el ojo de su siervo, o el ojo de su sierva, y lo danare, le dara libertad por razon de su ojo.
27 Y si hiciere saltar un diente de su siervo, o un diente de su sierva, por su diente le dejara ir libre.
28 Si un buey acorneare a hombre o a mujer, y a causa de ello muriere, el buey sera apedreado, y no sera comida su carne; mas el dueno del buey sera absuelto.
29 Pero si el buey fuere acorneador desde tiempo atras, y a su dueno se le hubiere notificado, y no lo hubiere guardado, y matare a hombre o mujer, el buey sera apedreado, y tambien morira su dueno.
30 Si le fuere impuesto precio de rescate, entonces dara por el rescate de su persona cuanto le fuere impuesto.
31 Haya acorneado a hijo, o haya acorneado a hija, conforme a este juicio se hara con el.
32 Si el buey acorneare a un siervo o a una sierva, pagara su dueno treinta siclos de plata, y el buey sera apedreado.
33 Y si alguno abriere un pozo, o cavare cisterna, y no la cubriere, y cayere alli buey o asno,
34 el dueno de la cisterna pagara el dano, resarciendo a su dueno, y lo que fue muerto sera suyo.
35 Y si el buey de alguno hiriere al buey de su projimo de modo que muriere, entonces venderan el buey vivo y partiran el dinero de el, y tambien partiran el buey muerto.
36 Mas si era notorio que el buey era acorneador desde tiempo atras, y su dueno no lo hubiere guardado, pagara buey por buey, y el buey muerto sera suyo.

Leyes sobre la restitucion
22

1 Cuando alguno hurtare buey u oveja, y lo degollare o vendiere, por aquel buey pagara cinco bueyes, y por aquella oveja cuatro ovejas.
2 Si el ladron fuere hallado forzando una casa, y fuere herido y muriere, el que lo hirio no sera culpado de su muerte.
3 Pero si fuere de dia, el autor de la muerte sera reo de homicidio. El ladron hara completa restitucion; si no tuviere con que, sera vendido por su hurto.
4 Si fuere hallado con el hurto en la mano, vivo, sea buey o asno u oveja, pagara el doble.
5 Si alguno hiciere pastar en campo o vina, y metiere su bestia en campo de otro, de lo mejor de su campo y de lo mejor de su vina pagara.
6 Cuando se prendiere fuego, y al quemar espinos quemare mieses amontonadas o en pie, o campo, el que encendio el fuego pagara lo quemado.
7 Cuando alguno diere a su projimo plata o alhajas a guardar, y fuere hurtado de la casa de aquel hombre, si el ladron fuere hallado, pagara el doble.
8 Si el ladron no fuere hallado, entonces el dueno de la casa sera presentado a los jueces, para que se vea si ha metido su mano en los bienes de su projimo.
9 En toda clase de fraude, sobre buey, sobre asno, sobre oveja, sobre vestido, sobre toda cosa perdida, cuando alguno dijere: Esto es mio, la causa de ambos vendra delante de los jueces; y el que los jueces condenaren, pagara el doble a su projimo.
10 Si alguno hubiere dado a su projimo asno, o buey, u oveja, o cualquier otro animal a guardar, y este muriere o fuere estropeado, o fuere llevado sin verlo nadie:
11 juramento de Jehova habra entre ambos, de que no metio su mano a los bienes de su projimo; y su dueno lo aceptara, y el otro no pagara.
12 Mas si le hubiere sido hurtado, resarcira a su dueno.
13 Y si le hubiere sido arrebatado por fiera, le traera testimonio, y no pagara lo arrebatado.
14 Pero si alguno hubiere tomado prestada bestia de su projimo, y fuere estropeada o muerta, estando ausente su dueno, debera pagarla.
15 Si el dueno estaba presente no la pagara. Si era alquilada, reciba el dueno el alquiler.

Leyes humanitarias

16 Si alguno enganare a una doncella que no fuere desposada, y durmiere con ella, debera dotarla y tomarla por mujer.
17 Si su padre no quisiere darsela, el le pesara plata conforme a la dote de las virgenes.
18 A la hechicera no dejaras que viva.
19 Cualquiera que cohabitare con bestia, morira.
20 El que ofreciere sacrificio a dioses excepto solamente a Jehova, sera muerto.
21 Y al extranjero no enganaras ni angustiaras, porque extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto.
22 A ninguna viuda ni huerfano afligireis.
23 Porque si tu llegas a afligirles, y ellos clamaren a mi, ciertamente oire yo su clamor:
24 y mi furor se encendera, y os matare a espada, y vuestras mujeres seran viudas, y huerfanos vuestros hijos.
25 Cuando prestares dinero a uno de mi pueblo, al pobre que esta contigo, no te portaras con el como logrero, ni le impondras usura.
26 Si tomares en prenda el vestido de tu projimo, a la puesta del sol se lo devolveras.
27 Porque solo eso es su cubierta, es su vestido para cubrir su cuerpo. "En que dormira? Y cuando el clamare a mi, yo le oire, porque soy misericordioso.
28 No injuriaras a los jueces, ni maldeciras al principe de tu pueblo.
29 No demoraras la primicia de tu cosecha ni de tu lagar.

Me daras el primogenito de tus hijos.
30 Lo mismo haras con el de tu buey y de tu oveja; siete dias estara con su madre, y al octavo dia me lo daras.
31 Y me sereis varones santos. No comereis carne destrozada por las fieras en el campo; a los perros la echareis.

23

1 No admitiras falso rumor. No te concertaras con el impio para ser testigo falso.
2 No seguiras a los muchos para hacer mal, ni responderas en litigio inclinandote a los mas para hacer agravios:
3 ni al pobre distinguiras en su causa.
4 Si encontrares el buey de tu enemigo o su asno extraviado, vuelve a llevarselo.
5 Si vieres el asno del que te aborrece caido debajo de su carga, ?le dejaras sin ayuda? Antes bien le ayudaras a levantarlo.
6 No pervertiras el derecho de tu mendigo en su pleito.
7 De palabra de mentira te alejaras, y no mataras al inocente y justo; porque yo no justificare al impio.
8 No recibiras presente; porque el presente ciega a los que ven, y pervierte las palabras de los justos.
9 Y no angustiaras al extranjero; porque vosotros sabeis como es el alma del extranjero, ya que extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto.
10 Seis anos sembraras tu tierra, y recogeras su cosecha:
11 mas el septimo ano la dejaras libre, para que coman los pobres de tu pueblo; y de lo que quedare comeran las bestias del campo; asi haras con tu vina y con tu olivar.
12 Seis dias trabajaras, y al septimo dia reposaras, para que descanse tu buey y tu asno, y tome refrigerio el hijo de tu sierva, y el extranjero.
13 Y todo lo que os he dicho, guardadlo. Y nombre de otros dioses no mentareis, ni se oira de vuestra boca.

Las tres fiestas anuales (Ex. 34.18-26; Dt. 16.1-17)

14 Tres veces en el ano me celebrareis fiesta.
15 La fiesta de los panes sin levadura guardaras. Siete dias comeras los panes sin levadura, como yo te mande, en el tiempo del mes de Abib, porque en el saliste de Egipto; y ninguno se presentara delante de mi con las manos vacias.
16 Tambien la fiesta de la siega, los primeros frutos de tus labores, que hubieres sembrado en el campo, y la fiesta de la cosecha a la salida del ano, cuando hayas recogido los frutos de tus labores del campo.
17 Tres veces en el ano se presentara todo varon delante de Jehova el Senor.
18 No ofreceras con pan leudo la sangre de mi sacrificio, ni la grosura de mi victima quedara de la noche hasta la manana.
19 Las primicias de los primeros frutos de tu tierra traeras a la casa de Jehova tu Dios. No guisaras el cabrito en la leche de su madre.

El Angel de Jehova enviado para guiar a Israel

20 He aqui yo envio mi Angel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado.
21 Guardate delante de el, y oye su voz; no le seas rebelde; porque el no perdonara vuestra rebelion, porque mi nombre esta en el.
22 Pero si en verdad oyeres su voz e hicieres todo lo que yo te dijere, sere enemigo de tus enemigos, y afligire a los que te afligieren.
23 Porque mi Angel ira delante de ti, y te llevara a la tierra del amorreo, del heteo, del ferezeo, del cananeo, del heveo y del jebuseo, a los cuales yo hare destruir.
24 No te inclinaras a sus dioses, ni los serviras, ni haras como ellos hacen; antes los destruiras del todo, y quebraras totalmente sus estatuas.
25 Mas a Jehova vuestro Dios servireis, y el bendecira tu pan y tus aguas; y yo quitare toda enfermedad de en medio de ti.
26 No habra mujer que aborte, ni esteril en tu tierra; y yo completare el numero de tus dias.
27 Yo enviare mi terror delante de ti, y consternare a todo pueblo donde entres, y te dare la cerviz de todos tus enemigos.
28 Enviare delante de ti la avispa, que eche fuera al heveo, al cananeo y al heteo, de delante de ti.
29 No los echare de delante de ti en un ano, para que no quede la tierra desierta, y se aumenten contra ti las fieras del campo.
30 Poco a poco los echare de delante de ti, hasta que te multipliques y tomes posesion de la tierra.
31 Y fijare tus limites desde el Mar Rojo hasta el mar de los filisteos, y desde el desierto hasta el Eufrates; porque pondre en tus manos a los moradores de la tierra, y tu los echaras de delante de ti.
32 No haras alianza con ellos, ni con sus dioses.
33 En tu tierra no habitaran, no sea que te hagan pecar contra mi sirviendo a sus dioses, porque te sera tropiezo.

Moises y los ancianos en el Monte Sinai
24

1 Dijo Jehova a Moises: Sube ante Jehova, tu, y Aaron, Nadab, y Abiu, y setenta de los ancianos de Israel; y os inclinareis desde lejos.
2 Pero Moises solo se acercara a Jehova; y ellos no se acerquen, ni suba el pueblo con el.
3 Y Moises vino y conto al pueblo todas las palabras de Jehova, y todas las leyes; y todo el pueblo respondio a una voz, y dijo: Haremos todas las palabras que Jehova ha dicho.
4 Y Moises escribio todas las palabras de Jehova, y levantandose de manana edifico un altar al pie del monte, y doce columnas, segun las doce tribus de Israel.
5 Y envio jovenes de los hijos de Israel, los cuales ofrecieron holocaustos y becerros como sacrificios de paz a Jehova.
6 Y Moises tomo la mitad de la sangre, y la puso en tazones, y esparcio la otra mitad de la sangre sobre el altar.
7 Y tomo el libro del pacto y lo leyo a oidos del pueblo, el cual dijo: Haremos todas las cosas que Jehova ha dicho, y obedeceremos.
8 Entonces Moises tomo la sangre y rocio sobre el pueblo, y dijo: He aqui la sangre del pacto que Jehova ha hecho con vosotros sobre todas estas cosas.
9 Y subieron Moises y Aaron, Nadab y Abiu, y setenta de los ancianos de Israel:
10 y vieron al Dios de Israel; y habia debajo de sus pies como un embaldosado de zafiro, semejante al cielo cuando esta sereno.
11 Mas no extendio su mano sobre los principes de los hijos de Israel; y vieron a Dios, y comieron y bebieron.
12 Entonces Jehova dijo a Moises: Sube a mi al monte, y espera alla, y te dare tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para ensenarles.
13 Y se levanto Moises con Josue su servidor, y Moises subio al monte de Dios.
14 Y dijo a los ancianos: Esperadnos aqui hasta que volvamos a vosotros; y he aqui Aaron y Hur estan con vosotros; el que tuviere asuntos, acuda a ellos.
15 Entonces Moises subio al monte, y una nube cubrio el monte.
16 Y la gloria de Jehova reposo sobre el monte Sinai, y la nube lo cubrio por seis dias; y al septimo dia llamo a Moises de en medio de la nube.
17 Y la apariencia de la gloria de Jehova era como un fuego abrasador en la cumbre del monte, a los ojos de los hijos de Israel.
18 Y entro Moises en medio de la nube, y subio al monte; y estuvo Moises en el monte cuarenta dias y cuarenta noches.

La ofrenda para el tabernaculo (Ex. 35.4-9)
25

1 Jehova hablo a Moises, diciendo:
2 Di a los hijos de Israel que tomen para mi ofrenda; de todo varon que la diere de su voluntad, de corazon, tomareis mi ofrenda.
3 Esta es la ofrenda que tomareis de ellos: oro, plata, cobre,
4 azul, purpura, carmesi, lino fino, pelo de cabras,
5 pieles de carneros tenidas de rojo, pieles de tejones, madera de acacia,
6 aceite para el alumbrado, especias para el aceite de la uncion y para el incienso aromatico,
7 piedras de onice, y piedras de engaste para el efod y para el pectoral.
8 Y haran un santuario para mi, y habitare en medio de ellos.
9 Conforme a todo lo que yo te muestre, el diseno del tabernaculo, y el diseno de todos sus utensilios, asi lo hareis.

El arca del testimonio (Ex. 37.1-9)

10 Haran tambien un arca de madera de acacia, cuya longitud sera de dos codos y medio, su anchura de codo y medio, y su altura de codo y medio.
11 Y la cubriras de oro puro por dentro y por fuera, y haras sobre ella una cornisa de oro alrededor.
12 Fundiras para ella cuatro anillos de oro, que pondras en sus cuatro esquinas; dos anillos a un lado de ella, y dos anillos al otro lado.
13 Haras unas varas de madera de acacia, las cuales cubriras de oro.
14 Y meteras las varas por los anillos a los lados del arca, para llevar el arca con ellas.
15 Las varas quedaran en los anillos del arca; no se quitaran de ella.
16 Y pondras en el arca el testimonio que yo te dare.
17 Y haras un propiciatorio de oro fino, cuya longitud sera de dos codos y medio, y su anchura de codo y medio.
18 Haras tambien dos querubines de oro; labrados a martillo los haras en los dos extremos del propiciatorio.
19 Haras, pues, un querubin en un extremo, y un querubin en el otro extremo; de una pieza con el propiciatorio haras los querubines en sus dos extremos.
20 Y los querubines extenderan por encima las alas, cubriendo con sus alas el propiciatorio; sus rostros el uno enfrente del otro, mirando al propiciatorio los rostros de los querubines.
21 Y pondras el propiciatorio encima del arca, y en el arca pondras el testimonio que yo te dare.
22 Y de alli me declarare a ti, y hablare contigo de sobre el propiciatorio, de entre los dos querubines que estan sobre el arca del testimonio, todo lo que yo te mandare para los hijos de Israel.

La mesa para el pan de la proposicion (Ex. 37.10-16)

23 Haras asimismo una mesa de madera de acacia; su longitud sera de dos codos, y de un codo su anchura, y su altura de codo y medio.
24 Y la cubriras de oro puro, y le haras una cornisa de oro alrededor.
25 Le haras tambien una moldura alrededor, de un palmo menor de anchura, y haras a la moldura una cornisa de oro alrededor.
26 Y le haras cuatro anillos de oro, los cuales pondras en las cuatro esquinas que corresponden a sus cuatro patas.
27 Los anillos estaran debajo de la moldura, para lugares de las varas para llevar la mesa.
28 Haras las varas de madera de acacia, y las cubriras de oro, y con ellas sera llevada la mesa.
29 Haras tambien sus platos, sus cucharas, sus cubiertas y sus tazones, con que se libara; de oro fino los haras.
30 Y pondras sobre la mesa el pan de la proposicion delante de mi continuamente.

El candelero de oro (Ex. 37.17-24)

31 Haras ademas un candelero de oro puro; labrado a martillo se hara el candelero; su pie, su cana, sus copas, sus manzanas y sus flores, seran de lo mismo.
32 Y saldran seis brazos de sus lados; tres brazos del candelero a un lado, y tres brazos al otro lado.
33 Tres copas en forma de flor de almendro en un brazo, una manzana y una flor; y tres copas en forma de flor de almendro en otro brazo, una manzana y una flor; asi en los seis brazos que salen del candelero;
34 y en la cana central del candelero cuatro copas en forma de flor de almendro, sus manzanas y sus flores.
35 Habra una manzana debajo de dos brazos del mismo, otra manzana debajo de otros dos brazos del mismo, y otra manzana debajo de los otros dos brazos del mismo, asi para los seis brazos que salen del candelero.
36 Sus manzanas y sus brazos seran de una pieza, todo ello una pieza labrada a martillo, de oro puro.
37 Y le haras siete lamparillas, las cuales encenderas para que alumbren hacia adelante.
38 Tambien sus despabiladeras y sus platillos, de oro puro.
39 De un talento de oro fino lo haras, con todos estos utensilios.
40 Mira y hazlos conforme al modelo que te ha sido mostrado en el monte.

El tabernaculo (Ex. 36.8-38)
26

1 Haras el tabernaculo de diez cortinas de lino torcido, azul, purpura y carmesi; y lo haras con querubines de obra primorosa.
2 La longitud de una cortina de veintiocho codos, y la anchura de la misma cortina de cuatro codos; todas las cortinas tendran una misma medida.
3 Cinco cortinas estaran unidas una con la otra, y las otras cinco cortinas unidas una con la otra.
4 Y haras lazadas de azul en la orilla de la ultima cortina de la primera union; lo mismo haras en la orilla de la cortina de la segunda union.
5 Cincuenta lazadas haras en la primera cortina, y cincuenta lazadas haras en la orilla de la cortina que esta en la segunda union; las lazadas estaran contrapuestas la una a la otra.
6 Haras tambien cincuenta corchetes de oro, con los cuales enlazaras las cortinas la una con la otra, y se formara un tabernaculo.
7 Haras asimismo cortinas de pelo de cabra para una cubierta sobre el tabernaculo; once cortinas haras.
8 La longitud de cada cortina sera de treinta codos, y la anchura de cada cortina de cuatro codos; una misma medida tendran las once cortinas.
9 Y uniras cinco cortinas aparte y las otras seis cortinas aparte; y doblaras la sexta cortina en el frente del tabernaculo.
10 Y haras cincuenta lazadas en la orilla de la cortina, al borde en la union, y cincuenta lazadas en la orilla de la cortina de la segunda union.
11 Haras asimismo cincuenta corchetes de bronce, los cuales meteras por las lazadas; y enlazaras las uniones para que se haga una sola cubierta.
12 Y la parte que sobra en las cortinas de la tienda, la mitad de la cortina que sobra, colgara a espaldas del tabernaculo.
13 Y un codo de un lado, y otro codo del otro lado, que sobra a lo largo de las cortinas de la tienda, colgara sobre los lados del tabernaculo a un lado y al otro, para cubrirlo.
14 Haras tambien a la tienda una cubierta de pieles de carneros tenidas de rojo, y una cubierta de pieles de tejones encima.
15 Y haras para el tabernaculo tablas de madera de acacia, que esten derechas.
16 La longitud de cada tabla sera de diez codos, y de codo y medio la anchura.
17 Dos espigas tendra cada tabla, para unirlas una con otra; asi haras todas las tablas del tabernaculo.
18 Haras, pues, las tablas del tabernaculo; veinte tablas al lado del mediodia, al sur.
19 Y haras cuarenta basas de plata debajo de las veinte tablas; dos basas debajo de una tabla para sus dos espigas, y dos basas debajo de otra tabla para sus dos espigas.
20 Y al otro lado del tabernaculo, al lado del norte, veinte tablas;
21 y sus cuarenta basas de plata; dos basas debajo de una tabla, y dos basas debajo de otra tabla.
22 Y para el lado posterior del tabernaculo, al occidente, haras seis tablas.
23 Haras ademas dos tablas para las esquinas del tabernaculo en los dos angulos posteriores;
24 las cuales se uniran desde abajo, y asimismo se juntaran por su alto con un gozne; asi sera con las otras dos; seran para las dos esquinas.
25 De suerte que seran ocho tablas, con sus basas de plata, dieciseis basas; dos basas debajo de una tabla, y dos basas debajo de otra tabla.
26 Haras tambien cinco barras de madera de acacia, para las tablas de un lado del tabernaculo,
27 y cinco barras para las tablas del otro lado del tabernaculo, y cinco barras para las tablas del lado posterior del tabernaculo, al occidente.
28 Y la barra de en medio pasara por en medio de las tablas, de un extremo al otro.
29 Y cubriras de oro las tablas, y haras sus anillos de oro para meter por ellos las barras; tambien cubriras de oro las barras.
30 Y alzaras el tabernaculo conforme al modelo que te fue mostrado en el monte.
31 Tambien haras un velo de azul, purpura, carmesi y lino torcido; sera hecho de obra primorosa, con querubines;
32 y lo pondras sobre cuatro columnas de madera de acacia cubiertas de oro; sus capiteles de oro, sobre basas de plata.
33 Y pondras el velo debajo de los corchetes, y meteras alli, del velo adentro, el arca del testimonio; y aquel velo os hara separacion entre el lugar santo y el santisimo.
34 Pondras el propiciatorio sobre el arca del testimonio en el lugar santisimo.
35 Y pondras la mesa fuera del velo, y el candelero enfrente de la mesa al lado sur del tabernaculo; y pondras la mesa al lado del norte.
36 Haras para la puerta del tabernaculo una cortina de azul, purpura, carmesi y lino torcido, obra de recamador.
37 Y haras para la cortina cinco columnas de madera de acacia, las cuales cubriras de oro, con sus capiteles de oro; y fundiras cinco basas de bronce para ellas.

El altar de bronce (Ex. 38.1-7)
27

1 Haras tambien un altar de madera de acacia de cinco codos de longitud, y de cinco codos de anchura; sera cuadrado el altar, y su altura de tres codos.
2 Y le haras cuernos en sus cuatro esquinas; los cuernos seran parte del mismo; y lo cubriras de bronce.
3 Haras tambien sus calderos para recoger la ceniza, y sus paletas, sus tazones, sus garfios y sus braseros; haras todos sus utensilios de bronce.
4 Y le haras un enrejado de bronce de obra de rejilla, y sobre la rejilla haras cuatro anillos de bronce a sus cuatro esquinas.
5 Y la pondras dentro del cerco del altar abajo; y llegara la rejilla hasta la mitad del altar.
6 Haras tambien varas para el altar, varas de madera de acacia, las cuales cubriras de bronce.
7 Y las varas se meteran por los anillos, y estaran aquellas varas a ambos lados del altar cuando sea llevado.
8 Lo haras hueco, de tablas; de la manera que te fue mostrado en el monte, asi lo haras.

El atrio del tabernaculo (Ex. 38.9-20)

9 Asimismo haras el atrio del tabernaculo. Al lado meridional, al sur, tendra el atrio cortinas de lino torcido, de cien codos de longitud para un lado.
10 Sus veinte columnas y sus veinte basas seran de bronce; los capiteles de las columnas y sus molduras, de plata.
11 De la misma manera al lado del norte habra a lo largo cortinas de cien codos de longitud, y sus veinte columnas con sus veinte basas de bronce; los capiteles de sus columnas y sus molduras, de plata.
12 El ancho del atrio, del lado occidental, tendra cortinas de cincuenta codos; sus columnas diez, con sus diez basas.
13 Y en el ancho del atrio por el lado del oriente, al este, habra cincuenta codos.
14 Las cortinas a un lado de la entrada seran de quince codos; sus columnas tres, con sus tres basas.
15 Y al otro lado, quince codos de cortinas; sus columnas tres, con sus tres basas.
16 Y para la puerta del atrio habra una cortina de veinte codos, de azul, purpura y carmesi, y lino torcido, de obra de recamador; sus columnas cuatro, con sus cuatro basas.
17 Todas las columnas alrededor del atrio estaran cenidas de plata; sus capiteles de plata, y sus basas de bronce.
18 La longitud del atrio sera de cien codos, y la anchura cincuenta por un lado y cincuenta por el otro, y la altura de cinco codos; sus cortinas de lino torcido, y sus basas de bronce.
19 Todos los utensilios del tabernaculo en todo su servicio, y todas sus estacas, y todas las estacas del atrio, seran de bronce.

Aceite para las lamparas (Lv. 24.1-4)

20 Y mandaras a los hijos de Israel que te traigan aceite puro de olivas machacadas, para el alumbrado, para hacer arder continuamente las lamparas.
21 En el tabernaculo de reunion, afuera del velo que esta delante del testimonio, las pondra en orden Aaron y sus hijos para que ardan delante de Jehova desde la tarde hasta la manana, como estatuto perpetuo de los hijos de Israel por sus generaciones.

Las vestiduras de los sacerdotes (Ex. 39.1-31)
28

1 Haras llegar delante de ti a Aaron tu hermano, y a sus hijos consigo, de entre los hijos de Israel, para que sean mis sacerdotes; a Aaron y a Nadab, Abiu, Eleazar e Itamar hijos de Aaron.
2 Y haras vestiduras sagradas a Aaron tu hermano, para honra y hermosura.
3 Y tu hablaras a todos los sabios de corazon, a quienes yo he llenado de espiritu de sabiduria, para que hagan las vestiduras de Aaron, para consagrarle para que sea mi sacerdote.
4 Las vestiduras que haran son estas: el pectoral, el efod, el manto, la tunica bordada, la mitra y el cinturon. Hagan, pues, las vestiduras sagradas para Aaron tu hermano, y para sus hijos, para que sean mis sacerdotes.
5 Tomaran oro, azul, purpura, carmesi y lino torcido,
6 y haran el efod de oro, azul, purpura, carmesi y lino torcido, de obra primorosa.
7 Tendra dos hombreras que se junten a sus dos extremos, y asi se juntara.
8 Y su cinto de obra primorosa que estara sobre el, sera de la misma obra, parte del mismo; de oro, azul, purpura, carmesi y lino torcido.
9 Y tomaras dos piedras de onice, y grabaras en ellas los nombres de los hijos de Israel;
10 seis de sus nombres en una piedra, y los otros seis nombres en la otra piedra, conforme al orden de nacimiento de ellos.
11 De obra de grabador en piedra, como grabaduras de sello, haras grabar las dos piedras con los nombres de los hijos de Israel; les haras alrededor engastes de oro.
12 Y pondras las dos piedras sobre las hombreras del efod, para piedras memoriales a los hijos de Israel; y Aaron llevara los nombres de ellos delante de Jehova sobre sus dos hombros por memorial.
13 Haras, pues, los engastes de oro,
14 y dos cordones de oro fino, los cuales haras en forma de trenza; y fijaras los cordones de forma de trenza en los engastes.
15 Haras asimismo el pectoral del juicio de obra primorosa, lo haras conforme a la obra del efod, de oro, azul, purpura, carmesi y lino torcido.
16 Sera cuadrado y doble, de un palmo de largo y un palmo de ancho;
17 y lo llenaras de pedreria en cuatro hileras de piedras; una hilera de una piedra sardica, un topacio y un carbunclo:
18 la segunda hilera, una esmeralda, un zafiro y un diamante;
19 la tercera hilera, un jacinto, una agata y una amatista:
20 la cuarta hilera, un berilo, un onice y un jaspe. Todas estaran montadas en engastes de oro.
21 Y las piedras seran segun los nombres de los hijos de Israel, doce segun sus nombres; como grabaduras de sello cada una con su nombre, seran segun las doce tribus.
22 Haras tambien en el pectoral cordones de hechura de trenzas de oro fino.
23 Y haras en el pectoral dos anillos de oro, los cuales pondras a los dos extremos del pectoral.
24 Y fijaras los dos cordones de oro en los dos anillos a los dos extremos del pectoral;
25 y pondras los dos extremos de los dos cordones sobre los dos engastes, y los fijaras a las hombreras del efod en su parte delantera.
26 Haras tambien dos anillos de oro, los cuales pondras a los dos extremos del pectoral, en su orilla que esta al lado del efod hacia adentro.
27 Haras asimismo los dos anillos de oro, los cuales fijaras en la parte delantera de las dos hombreras del efod, hacia abajo, delante de su juntura sobre el cinto del efod.
28 Y juntaran el pectoral por sus anillos a los dos anillos del efod con un cordon de azul, para que este sobre el cinto del efod, y no se separe el pectoral del efod.
29 Y llevara Aaron los nombres de los hijos de Israel en el pectoral del juicio sobre su corazon, cuando entre en el santuario, por memorial delante de Jehova continuamente.
30 Y pondras en el pectoral del juicio Urim y Tumim, para que esten sobre el corazon de Aaron cuando entre delante de Jehova; y llevara siempre Aaron el juicio de los hijos de Israel sobre su corazon delante de Jehova.
31 Haras el manto del efod todo de azul;
32 y en medio de el por arriba habra una abertura, la cual tendra un borde alrededor de obra tejida, como el cuello de un coselete, para que no se rompa.
33 Y en sus orlas haras granadas de azul, purpura y carmesi alrededor, y entre ellas campanillas de oro alrededor.
34 Una campanilla de oro y una granada, otra campanilla de oro y otra granada, en toda la orla del manto alrededor.
35 Y estara sobre Aaron cuando ministre; y se oira su sonido cuando el entre en el santuario delante de Jehova y cuando salga, para que no muera.
36 Haras ademas una lamina de oro fino, y grabaras en ella como grabadura de sello, SANTIDAD A JEHOVA.
37 Y la pondras con un cordon de azul, y estara sobre la mitra; por la parte delantera de la mitra estara.
38 Y estara sobre la frente de Aaron, y llevara Aaron las faltas cometidas en todas las cosas santas, que los hijos de Israel hubieren consagrado en todas sus santas ofrendas; y sobre su frente estara continuamente, para que obtengan gracia delante de Jehova.
39 Y bordaras una tunica de lino, y haras una mitra de lino; haras tambien un cinto de obra de recamador.
40 Y para los hijos de Aaron haras tunicas; tambien les haras cintos, y les haras tiaras para honra y hermosura.
41 Y con ellos vestiras a Aaron tu hermano, y a sus hijos con el; y los ungiras, y los consagraras y santificaras, para que sean mis sacerdotes.
42 Y les haras calzoncillos de lino para cubrir su desnudez; seran desde los lomos hasta los muslos.
43 Y estaran sobre Aaron y sobre sus hijos cuando entren en el tabernaculo de reunion, o cuando se acerquen al altar para servir en el santuario, para que no lleven pecado y mueran. Es estatuto perpetuo para el, y para su descendencia despues de el.

Consagracion de Aaron y de sus hijos (Lv. 8.1-36)
29

1 Esto es lo que les haras para consagrarlos, para que sean mis sacerdotes: Toma un becerro de la vacada, y dos carneros sin defecto;
2 y panes sin levadura, y tortas sin levadura amasadas con aceite, y hojaldres sin levadura untadas con aceite; las haras de flor de harina de trigo.
3 Y las pondras en un canastillo, y en el canastillo las ofreceras, con el becerro y los dos carneros.
4 Y llevaras a Aaron y a sus hijos a la puerta del tabernaculo de reunion, y los lavaras con agua.
5 Y tomaras las vestiduras, y vestiras a Aaron la tunica, el manto del efod, el efod y el pectoral, y le ceniras con el cinto del efod;
6 y pondras la mitra sobre su cabeza, y sobre la mitra pondras la diadema santa.
7 Luego tomaras el aceite de la uncion, y lo derramaras sobre su cabeza, y le ungiras.
8 Y haras que se acerquen sus hijos, y les vestiras las tunicas.
9 Les ceniras el cinto a Aaron y a sus hijos, y les ataras las tiaras, y tendran el sacerdocio por derecho perpetuo. Asi consagraras a Aaron y a sus hijos.
10 Despues llevaras el becerro delante del tabernaculo de reunion, y Aaron y sus hijos pondran sus manos sobre la cabeza del becerro.
11 Y mataras el becerro delante de Jehova, a la puerta del tabernaculo de reunion.
12 Y de la sangre del becerro tomaras y pondras sobre los cuernos del altar con tu dedo, y derramaras toda la demas sangre al pie del altar.
13 Tomaras tambien toda la grosura que cubre los intestinos, la grosura de sobre el higado, los dos rinones, y la grosura que esta sobre ellos, y lo quemaras sobre el altar.
14 Pero la carne del becerro, y su piel y su estiercol, los quemaras a fuego fuera del campamento; es ofrenda por el pecado.
15 Asimismo tomaras uno de los carneros, y Aaron y sus hijos pondran sus manos sobre la cabeza del carnero.
16 Y mataras el carnero, y con su sangre rociaras sobre el altar alrededor.
17 Cortaras el carnero en pedazos, y lavaras sus intestinos y sus piernas, y las pondras sobre sus trozos y sobre su cabeza.
18 Y quemaras todo el carnero sobre el altar; es holocausto de olor grato para Jehova, es ofrenda quemada a Jehova.
19 Tomaras luego el otro carnero, y Aaron y sus hijos pondran sus manos sobre la cabeza del carnero.
20 Y mataras el carnero, y tomaras de su sangre y la pondras sobre el lobulo de la oreja derecha de Aaron, sobre el lobulo de la oreja de sus hijos, sobre el dedo pulgar de las manos derechas de ellos, y sobre el dedo pulgar de los pies derechos de ellos, y rociaras la sangre sobre el altar alrededor.
21 Y con la sangre que estara sobre el altar, y el aceite de la uncion, rociaras sobre Aaron, sobre sus vestiduras, sobre sus hijos, y sobre las vestiduras de estos; y el sera santificado, y sus vestiduras, y sus hijos, y las vestiduras de sus hijos con el.
22 Luego tomaras del carnero la grosura, y la cola, y la grosura que cubre los intestinos, y la grosura del higado, y los dos rinones, y la grosura que esta sobre ellos, y la espaldilla derecha; porque es carnero de consagracion.
23 Tambien una torta grande de pan, y una torta de pan de aceite, y una hojaldre del canastillo de los panes sin levadura presentado a Jehova,
24 y lo pondras todo en las manos de Aaron, y en las manos de sus hijos; y lo meceras como ofrenda mecida delante de Jehova.
25 Despues lo tomaras de sus manos y lo haras arder en el altar, sobre el holocausto, por olor grato delante de Jehova. Es ofrenda encendida a Jehova.
26 Y tomaras el pecho del carnero de las consagraciones, que es de Aaron, y lo meceras por ofrenda mecida delante de Jehova; y sera porcion tuya.
27 Y apartaras el pecho de la ofrenda mecida, y la espaldilla de la ofrenda elevada, lo que fue mecido y lo que fue elevado del carnero de las consagraciones de Aaron y de sus hijos,
28 y sera para Aaron y para sus hijos como estatuto perpetuo para los hijos de Israel, porque es ofrenda elevada; y sera una ofrenda elevada de los hijos de Israel, de sus sacrificios de paz, porcion de ellos elevada en ofrenda a Jehova.
29 Y las vestiduras santas, que son de Aaron, seran de sus hijos despues de el, para ser ungidos en ellas, y para ser en ellas consagrados.
30 Por siete dias las vestira el que de sus hijos tome su lugar como sacerdote, cuando venga al tabernaculo de reunion para servir en el santuario.
31 Y tomaras el carnero de las consagraciones, y coceras su carne en lugar santo.
32 Y Aaron y sus hijos comeran la carne del carnero, y el pan que estara en el canastillo, a la puerta del tabernaculo de reunion.
33 Y comeran aquellas cosas con las cuales se hizo expiacion, para llenar sus manos para consagrarlos; mas el extrano no las comera, porque son santas.
34 Y si sobrare hasta la manana algo de la carne de las consagraciones y del pan, quemaras al fuego lo que hubiere sobrado; no se comera, porque es cosa santa.
35 Asi, pues, haras a Aaron y a sus hijos, conforme a todo lo que yo te he mandado; por siete dias los consagraras.
36 Cada dia ofreceras el becerro del sacrificio por el pecado, para las expiaciones; y purificaras el altar cuando hagas expiacion por el, y lo ungiras para santificarlo.
37 Por siete dias haras expiacion por el altar, y lo santificaras, y sera un altar santisimo: cualquiera cosa que tocare el altar, sera santificada.

Las ofrendas diarias (Nm. 28.1-8)

38 Esto es lo que ofreceras sobre el altar: dos corderos de un ano cada dia, continuamente.
39 Ofreceras uno de los corderos por la manana, y el otro cordero ofreceras a la caida de la tarde.
40 Ademas, con cada cordero una decima parte de un efa de flor de harina amasada con la cuarta parte de un hin de aceite de olivas machacadas; y para la libacion, la cuarta parte de un hin de vino.
41 Y ofreceras el otro cordero a la caida de la tarde, haciendo conforme a la ofrenda de la manana, y conforme a su libacion, en olor grato; ofrenda encendida a Jehova.
42 Esto sera el holocausto continuo por vuestras generaciones, a la puerta del tabernaculo de reunion, delante de Jehova, en el cual me reunire con vosotros, para hablaros alli.
43 Alli me reunire con los hijos de Israel; y el lugar sera santificado con mi gloria.
44 Y santificare el tabernaculo de reunion y el altar; santificare asimismo a Aaron y a sus hijos, para que sean mis sacerdotes.
45 Y habitare entre los hijos de Israel, y sere su Dios.
46 Y conoceran que yo soy Jehova su Dios, que los saque de la tierra de Egipto, para habitar en medio de ellos. Yo Jehova su Dios.

El altar del incienso (Ex. 37.25-28)
30

1 Haras asimismo un altar para quemar el incienso; de madera de acacia lo haras.
2 Su longitud sera de un codo, y su anchura de un codo; sera cuadrado, y su altura de dos codos; y sus cuernos seran parte del mismo.
3 Y lo cubriras de oro puro, su cubierta, sus paredes en derredor y sus cuernos; y le haras en derredor una cornisa de oro.
4 Le haras tambien dos anillos de oro debajo de su cornisa, a sus dos esquinas a ambos lados suyos, para meter las varas con que sera llevado.
5 Haras las varas de madera de acacia, y las cubriras de oro.
6 Y lo pondras delante del velo que esta junto al arca del testimonio, delante del propiciatorio que esta sobre el testimonio, donde me encontrare contigo.
7 Y Aaron quemara incienso aromatico sobre el; cada manana cuando aliste las lamparas lo quemara.
8 Y cuando Aaron encienda las lamparas al anochecer, quemara el incienso; rito perpetuo delante de Jehova por vuestras generaciones.
9 No ofrecereis sobre el incienso extrano, ni holocausto, ni ofrenda; ni tampoco derramareis sobre el libacion.
10 Y sobre sus cuernos hara Aaron expiacion una vez en el ano con la sangre del sacrificio por el pecado para expiacion; una vez en el ano hara expiacion sobre el por vuestras generaciones; sera muy santo a Jehova.

El dinero del rescate

11 Hablo tambien Jehova a Moises, diciendo:
12 Cuando tomes el numero de los hijos de Israel conforme a la cuenta de ellos, cada uno dara a Jehova el rescate de su persona, cuando los cuentes, para que no haya en ellos mortandad cuando los hayas contado.
13 Esto dara todo aquel que sea contado; medio siclo, conforme al siclo del santuario. El siclo es de veinte geras. La mitad de un siclo sera la ofrenda a Jehova.
14 Todo el que sea contado, de veinte anos arriba, dara la ofrenda a Jehova.
15 Ni el rico aumentara, ni el pobre disminuira del medio siclo, cuando dieren la ofrenda a Jehova para hacer expiacion por vuestras personas.
16 Y tomaras de los hijos de Israel el dinero de las expiaciones, y lo daras para el servicio del tabernaculo de reunion; y sera por memorial a los hijos de Israel delante de Jehova, para hacer expiacion por vuestras personas.
17 Hablo mas Jehova a Moises, diciendo:
18 Haras tambien una fuente de bronce, con su base de bronce, para lavar; y la colocaras entre el tabernaculo de reunion y el altar, y pondras en ella agua.
19 Y de ella se lavaran Aaron y sus hijos las manos y los pies.
20 Cuando entren en el tabernaculo de reunion, se lavaran con agua, para que no mueran; y cuando se acerquen al altar para ministrar, para quemar la ofrenda encendida para Jehova,
21 se lavaran las manos y los pies, para que no mueran. Y lo tendran por estatuto perpetuo el y su descendencia por sus generaciones.

El aceite de la uncion, y el incienso

22 Hablo mas Jehova a Moises, diciendo:
23 Tomaras especias finas: de mirra excelente quinientos siclos, y de canela aromatica la mitad, esto es, doscientos cincuenta, de calamo aromatico doscientos cincuenta,
24 de casia quinientos, segun el siclo del santuario, y de aceite de olivas un hin.
25 Y haras de ello el aceite de la santa uncion; superior unguento, segun el arte del perfumador, sera el aceite de la uncion santa.
26 Con el ungiras el tabernaculo de reunion, el arca del testimonio,
27 la mesa con todos sus utensilios, el candelero con todos sus utensilios, el altar del incienso,
28 el altar del holocausto con todos sus utensilios, y la fuente y su base.
29 Asi los consagraras, y seran cosas santisimas; todo lo que tocare en ellos, sera santificado.
30 Ungiras tambien a Aaron y a sus hijos, y los consagraras para que sean mis sacerdotes.
31 Y hablaras a los hijos de Israel, diciendo: Este sera mi aceite de la santa uncion por vuestras generaciones.
32 Sobre carne de hombre no sera derramado, ni hareis otro semejante, conforme a su composicion; santo es, y por santo lo tendreis vosotros.
33 Cualquiera que compusiere unguento semejante, y que pusiere de el sobre extrano, sera cortado de entre su pueblo.
34 Dijo ademas Jehova a Moises: Toma especias aromaticas, estacte y una aromatica y galbano aromatico e incienso puro; de todo en igual peso,
35 y haras de ello el incienso, un perfume segun el arte del perfumador, bien mezclado, puro y santo.
36 Y moleras parte de el en polvo fino, y lo pondras delante del testimonio en el tabernaculo de reunion, donde yo me mostrare a ti. Os sera cosa santisima.
37 Como este incienso que haras, no os hareis otro segun su composicion; te sera cosa sagrada para Jehova.
38 Cualquiera que hiciere otro como este para olerlo, sera cortado de entre su pueblo.

Llamamiento de Bezaleel y de Aholiab (Ex. 35.30—36.1)
31

1 Hablo Jehova a Moises, diciendo:
2 Mira, yo he llamado por nombre a Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Juda;
3 y lo he llenado del Espiritu de Dios, en sabiduria y en inteligencia, en ciencia y en todo arte,
4 para inventar disenos, para trabajar en oro, en plata y en bronce,
5 y en artificio de piedras para engastarlas, y en artificio de madera; para trabajar en toda clase de labor.
6 Y he aqui que yo he puesto con el a Aholiab hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan; y he puesto sabiduria en el animo de todo sabio de corazon, para que hagan todo lo que te he mandado;
7 el tabernaculo de reunion, el arca del testimonio, el propiciatorio que esta sobre ella, y todos los utensilios del tabernaculo,
8 la mesa y sus utensilios, el candelero limpio y todos sus utensilios, el altar del incienso,
9 el altar del holocausto y todos sus utensilios, la fuente y su base,
10 los vestidos del servicio, las vestiduras santas para Aaron el sacerdote, las vestiduras de sus hijos para que ejerzan el sacerdocio,
11 el aceite de la uncion, y el incienso aromatico para el santuario; haran conforme a todo lo que te he mandado.

El dia de reposo como senal

12 Hablo ademas Jehova a Moises, diciendo:
13 Tu hablaras a los hijos de Israel, diciendo: En verdad vosotros guardareis mis dias de reposo; porque es senal entre mi y vosotros por vuestras generaciones, para que sepais que yo soy Jehova que os santifico.
14 Asi que guardareis el dia de reposo, porque santo es a vosotros; el que lo profanare, de cierto morira; porque cualquiera que hiciere obra alguna en el, aquella persona sera cortada de en medio de su pueblo.
15 Seis dias se trabajara, mas el dia septimo es dia de reposo consagrado a Jehova; cualquiera que trabaje en el dia de reposo, ciertamente morira.
16 Guardaran, pues, el dia de reposo los hijos de Israel, celebrandolo por sus generaciones por pacto perpetuo.
17 Senal es para siempre entre mi y los hijos de Israel; porque en seis dias hizo Jehova los cielos y la tierra, y en el septimo dia ceso y reposo.

El becerro de oro (Dt. 9.6-29)

18 Y dio a Moises, cuando acabo de hablar con el en el monte de Sinai, dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios.

32

1 Viendo el pueblo que Moises tardaba en descender del monte, se acercaron entonces a Aaron, y le dijeron: Levantate, haznos dioses que vayan delante de nosotros; porque a este Moises, el varon que nos saco de la tierra de Egipto, no sabemos que le haya acontecido.
2 Y Aaron les dijo: Apartad los zarcillos de oro que estan en las orejas de vuestras mujeres, de vuestros hijos y de vuestras hijas, y traedmelos.
3 Entonces todo el pueblo aparto los zarcillos de oro que tenian en sus orejas, y los trajeron a Aaron;
4 y el los tomo de las manos de ellos, y le dio forma con buril, e hizo de ello un becerro de fundicion. Entonces dijeron: Israel, estos son tus dioses, que te sacaron de la tierra de Egipto.
5 Y viendo esto Aaron, edifico un altar delante del becerro; y pregono Aaron, y dijo: Manana sera fiesta para Jehova.
6 Y al dia siguiente madrugaron, y ofrecieron holocaustos, y presentaron ofrendas de paz; y se sento el pueblo a comer y a beber, y se levanto a regocijarse.
7 Entonces Jehova dijo a Moises: Anda, desciende, porque tu pueblo que sacaste de la tierra de Egipto se ha corrompido.
8 Pronto se han apartado del camino que yo les mande; se han hecho un becerro de fundicion, y lo han adorado, y le han ofrecido sacrificios, y han dicho: Israel, estos son tus dioses, que te sacaron de la tierra de Egipto.
9 Dijo mas Jehova a Moises: Yo he visto a este pueblo, que por cierto es pueblo de dura cerviz.
10 Ahora, pues, dejame que se encienda mi ira en ellos, y los consuma; y de ti yo hare una nacion grande.
11 Entonces Moises oro en presencia de Jehova su Dios, y dijo: Oh Jehova, "por que se encendera tu furor contra tu pueblo, que tu sacaste de la tierra de Egipto con gran poder y con mano fuerte?
12 "Por que han de hablar los egipcios, diciendo: Para mal los saco, para matarlos en los montes, y para raerlos de sobre la faz de la tierra? Vuelvete del ardor de tu ira, y arrepientete de este mal contra tu pueblo.
13 Acuerdate de Abraham, de Isaac y de Israel tus siervos, a los cuales has jurado por ti mismo, y les has dicho: Yo multiplicare vuestra descendencia como las estrellas del cielo; y dare a vuestra descendencia toda esta tierra de que he hablado, y la tomaran por heredad para siempre.
14 Entonces Jehova se arrepintio del mal que dijo que habia de hacer a su pueblo.
15 Y volvio Moises y descendio del monte, trayendo en su mano las dos tablas del testimonio, las tablas escritas por ambos lados; de uno y otro lado estaban escritas.
16 Y las tablas eran obra de Dios, y la escritura era escritura de Dios grabada sobre las tablas.
17 Cuando oyo Josue el clamor del pueblo que gritaba, dijo a Moises: Alarido de pelea hay en el campamento.
18 Y el respondio: No es voz de alaridos de fuertes, ni voz de alaridos de debiles; voz de cantar oigo yo.
19 Y acontecio que cuando el llego al campamento, y vio el becerro y las danzas, ardio la ira de Moises, y arrojo las tablas de sus manos, y las quebro al pie del monte.
20 Y tomo el becerro que habian hecho, y lo quemo en el fuego, y lo molio hasta reducirlo a polvo, que esparcio sobre las aguas, y lo dio a beber a los hijos de Israel.
21 Y dijo Moises a Aaron: "Que te ha hecho este pueblo, que has traido sobre el tan gran pecado?
22 Y respondio Aaron: No se enoje mi senor; tu conoces al pueblo, que es inclinado a mal.
23 Porque me dijeron: Haznos dioses que vayan delante de nosotros; porque a este Moises, el varon que nos saco de la tierra de Egipto, no sabemos que le haya acontecido.
24 Y yo les respondi: "Quien tiene oro? Apartadlo. Y me lo dieron, y lo eche en el fuego, y salio este becerro.
25 Y viendo Moises que el pueblo estaba desenfrenado, porque Aaron lo habia permitido, para verguenza entre sus enemigos,
26 se puso Moises a la puerta del campamento, y dijo: "Quien esta por Jehova? Juntese conmigo. Y se juntaron con el todos los hijos de Levi.
27 Y el les dijo: Asi ha dicho Jehova, el Dios de Israel: Poned cada uno su espada sobre su muslo; pasad y volved de puerta a puerta por el campamento, y matad cada uno a su hermano, y a su amigo, y a su pariente.
28 Y los hijos de Levi lo hicieron conforme al dicho de Moises; y cayeron del pueblo en aquel dia como tres mil hombres.
29 Entonces Moises dijo: Hoy os habeis consagrado a Jehova, pues cada uno se ha consagrado en su hijo y en su hermano, para que el de bendicion hoy sobre vosotros.
30 Y acontecio que al dia siguiente dijo Moises al pueblo: Vosotros habeis cometido un gran pecado, pero yo subire ahora a Jehova; quiza le aplacare acerca de vuestro pecado.
31 Entonces volvio Moises a Jehova, y dijo: Te ruego, pues este pueblo ha cometido un gran pecado, porque se hicieron dioses de oro,
32 que perdones ahora su pecado, y si no, raeme ahora de tu libro que has escrito.
33 Y Jehova respondio a Moises: Al que pecare contra mi, a este raere yo de mi libro.
34 Ve, pues, ahora, lleva a este pueblo a donde te he dicho; he aqui mi angel ira delante de ti; pero en el dia del castigo, yo castigare en ellos su pecado.
35 Y Jehova hirio al pueblo, porque habian hecho el becerro que formo Aaron.

La presencia de Dios prometida
33

1 Jehova dijo a Moises: Anda, sube de aqui, tu y el pueblo que sacaste de la tierra de Egipto, a la tierra de la cual jure a Abraham, Isaac y Jacob, diciendo: A tu descendencia la dare:
2 y yo enviare delante de ti el angel, y echare fuera al cananeo y al amorreo, al heteo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo
3 (a la tierra que fluye leche y miel); pero yo no subire en medio de ti, porque eres pueblo de dura cerviz, no sea que te consuma en el camino.
4 Y oyendo el pueblo esta mala noticia, vistieron luto, y ninguno se puso sus atavios.
5 Porque Jehova habia dicho a Moises: Di a los hijos de Israel: Vosotros sois pueblo de dura cerviz; en un momento subire en medio de ti, y te consumire. Quitate, pues, ahora tus atavios, para que yo sepa lo que te he de hacer.
6 Entonces los hijos de Israel se despojaron de sus atavios desde el monte Horeb.
7 Y Moises tomo el tabernaculo, y lo levanto lejos, fuera del campamento, y lo llamo el Tabernaculo de Reunion. Y cualquiera que buscaba a Jehova, salia al tabernaculo de reunion que estaba fuera del campamento.
8 Y sucedia que cuando salia Moises al tabernaculo, todo el pueblo se levantaba, y cada cual estaba en pie a la puerta de su tienda, y miraban en pos de Moises, hasta que el entraba en el tabernaculo.
9 Cuando Moises entraba en el tabernaculo, la columna de nube descendia y se ponia a la puerta del tabernaculo, y Jehova hablaba con Moises.
10 Y viendo todo el pueblo la columna de nube que estaba a la puerta del tabernaculo, se levantaba cada uno a la puerta de su tienda y adoraba.
11 Y hablaba Jehova a Moises cara a cara, como habla cualquiera a su companero. Y el volvia al campamento; pero el joven Josue hijo de Nun, su servidor, nunca se apartaba de en medio del tabernaculo.
12 Y dijo Moises a Jehova: Mira, tu me dices a mi: Saca este pueblo; y tu no me has declarado a quien enviaras conmigo. Sin embargo, tu dices: Yo te he conocido por tu nombre, y has hallado tambien gracia en mis ojos.
13 Ahora, pues, si he hallado gracia en tus ojos, te ruego que me muestres ahora tu camino, para que te conozca, y halle gracia en tus ojos; y mira que esta gente es pueblo tuyo.
14 Y el dijo: Mi presencia ira contigo, y te dare descanso.
15 Y Moises respondio: Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aqui.
16 "Y en que se conocera aqui que he hallado gracia en tus ojos, yo y tu pueblo, sino en que tu andes con nosotros, y que yo y tu pueblo seamos apartados de todos los pueblos que estan sobre la faz de la tierra?
17 Y Jehova dijo a Moises: Tambien hare esto que has dicho, por cuanto has hallado gracia en mis ojos, y te he conocido por tu nombre.
18 El entonces dijo: Te ruego que me muestres tu gloria.
19 Y le respondio: Yo hare pasar todo mi bien delante de tu rostro, y proclamare el nombre de Jehova delante de ti; y tendre misericordia del que tendre misericordia, y sere clemente para con el que sere clemente.
20 Dijo mas: No podras ver mi rostro; porque no me vera hombre, y vivira.
21 Y dijo aun Jehova: He aqui un lugar junto a mi, y tu estaras sobre la pena:
22 y cuando pase mi gloria, yo te pondre en una hendidura de la pena, y te cubrire con mi mano hasta que haya pasado.
23 Despues apartare mi mano, y veras mis espaldas; mas no se vera mi rostro.

El pacto renovado (Dt. 10.1-5)
34

1 Y Jehova dijo a Moises: Alisate dos tablas de piedra como las primeras, y escribire sobre esas tablas las palabras que estaban en las tablas primeras que quebraste.
2 Preparate, pues, para manana, y sube de manana al monte de Sinai, y presentate ante mi sobre la cumbre del monte.
3 Y no suba hombre contigo, ni parezca alguno en todo el monte; ni ovejas ni bueyes pazcan delante del monte.
4 Y Moises aliso dos tablas de piedra como las primeras; y se levanto de manana y subio al monte Sinai, como le mando Jehova, y llevo en su mano las dos tablas de piedra.
5 Y Jehova descendio en la nube, y estuvo alli con el, proclamando el nombre de Jehova.
6 Y pasando Jehova por delante de el, proclamo: "Jehova! "Jehova! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad:
7 que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelion y el pecado, y que de ningun modo tendra por inocente al malvado; que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos, hasta la tercera y cuarta generacion.
8 Entonces Moises, apresurandose, bajo la cabeza hacia el suelo y adoro.
9 Y dijo: Si ahora, Senor, he hallado gracia en tus ojos, vaya ahora el Senor en medio de nosotros; porque es un pueblo de dura cerviz; y perdona nuestra iniquidad y nuestro pecado, y tomanos por tu heredad.
10 Y el contesto: He aqui, yo hago pacto delante de todo tu pueblo; hare maravillas que no han sido hechas en toda la tierra, ni en nacion alguna, y vera todo el pueblo en medio del cual estas tu, la obra de Jehova; porque sera cosa tremenda la que yo hare contigo.

Advertencia contra la idolatria de Canaan (Dt. 7.1-5)

11 Guarda lo que yo te mando hoy; he aqui que yo echo de delante de tu presencia al amorreo, al cananeo, al heteo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo.
12 Guardate de hacer alianza con los moradores de la tierra donde has de entrar, para que no sean tropezadero en medio de ti.
13 Derribareis sus altares, y quebrareis sus estatuas, y cortareis sus imagenes de Asera.
14 Porque no te has de inclinar a ningun otro dios, pues Jehova, cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es.
15 Por tanto, no haras alianza con los moradores de aquella tierra; porque fornicaran en pos de sus dioses, y ofreceran sacrificios a sus dioses, y te invitaran, y comeras de sus sacrificios;
16 o tomando de sus hijas para tus hijos, y fornicando sus hijas en pos de sus dioses, haran fornicar tambien a tus hijos en pos de los dioses de ellas.
17 No te haras dioses de fundicion.

Fiestas anuales (Ex. 23.14-19; Dt. 16.1-17)

18 La fiesta de los panes sin levadura guardaras; siete dias comeras pan sin levadura, segun te he mandado, en el tiempo senalado del mes de Abib; porque en el mes de Abib saliste de Egipto.
19 Todo primer nacido, mio es; y de tu ganado todo primogenito de vaca o de oveja, que sea macho.
20 Pero redimiras con cordero el primogenito del asno; y si no lo redimieres, quebraras su cerviz. Redimiras todo primogenito de tus hijos; y ninguno se presentara delante de mi con las manos vacias.
21 Seis dias trabajaras, mas en el septimo dia descansaras; aun en la arada y en la siega, descansaras.
22 Tambien celebraras la fiesta de las semanas, la de las primicias de la siega del trigo, y la fiesta de la cosecha a la salida del ano.
23 Tres veces en el ano se presentara todo varon tuyo delante de Jehova el Senor, Dios de Israel.
24 Porque yo arrojare a las naciones de tu presencia, y ensanchare tu territorio; y ninguno codiciara tu tierra, cuando subas para presentarte delante de Jehova tu Dios tres veces en el ano.
25 No ofreceras cosa leudada junto con la sangre de mi sacrificio, ni se dejara hasta la manana nada del sacrificio de la fiesta de la pascua.
26 Las primicias de los primeros frutos de tu tierra llevaras a la casa de Jehova tu Dios. No coceras el cabrito en la leche de su madre.

Moises y las tablas de la ley

27 Y Jehova dijo a Moises: Escribe tu estas palabras; porque conforme a estas palabras he hecho pacto contigo y con Israel.
28 Y el estuvo alli con Jehova cuarenta dias y cuarenta noches; no comio pan, ni bebio agua; y escribio en tablas las palabras del pacto, los diez mandamientos.
29 Y acontecio que descendiendo Moises del monte Sinai con las dos tablas del testimonio en su mano, al descender del monte, no sabia Moises que la piel de su rostro resplandecia, despues que hubo hablado con Dios.
30 Y Aaron y todos los hijos de Israel miraron a Moises, y he aqui la piel de su rostro era resplandeciente; y tuvieron miedo de acercarse a el.
31 Entonces Moises los llamo; y Aaron y todos los principes de la congregacion volvieron a el, y Moises les hablo.
32 Despues se acercaron todos los hijos de Israel, a los cuales mando todo lo que Jehova le habia dicho en el monte Sinai.
33 Y cuando acabo Moises de hablar con ellos, puso un velo sobre su rostro.
34 Cuando venia Moises delante de Jehova para hablar con el, se quitaba el velo hasta que salia; y saliendo, decia a los hijos de Israel lo que le era mandado.
35 Y al mirar los hijos de Israel el rostro de Moises, veian que la piel de su rostro era resplandeciente; y volvia Moises a poner el velo sobre su rostro, hasta que entraba a hablar con Dios.

Reglamento del dia de reposo
35

1 Moises convoco a toda la congregacion de los hijos de Israel y les dijo: Estas son las cosas que Jehova ha mandado que sean hechas:
2 Seis dias se trabajara, mas el dia septimo os sera santo, dia de reposo para Jehova; cualquiera que en el hiciere trabajo alguno, morira.
3 No encendereis fuego en ninguna de vuestras moradas en el dia de reposo.

La ofrenda para el tabernaculo (Ex. 25.1-9)

4 Y hablo Moises a toda la congregacion de los hijos de Israel, diciendo: Esto es lo que Jehova ha mandado:
5 Tomad de entre vosotros ofrenda para Jehova; todo generoso de corazon la traera a Jehova; oro, plata, bronce,
6 azul, purpura, carmesi, lino fino, pelo de cabras,
7 pieles de carneros tenidas de rojo, pieles de tejones, madera de acacia,
8 aceite para el alumbrado, especias para el aceite de la uncion y para el incienso aromatico,
9 y piedras de onice y piedras de engaste para el efod y para el pectoral.

La obra del tabernaculo (Ex. 39.32-43)

10 Todo sabio de corazon de entre vosotros vendra y hara todas las cosas que Jehova ha mandado:
11 el tabernaculo, su tienda, su cubierta, sus corchetes, sus tablas, sus barras, sus columnas y sus basas:
12 el arca y sus varas, el propiciatorio, el velo de la tienda;
13 la mesa y sus varas, y todos sus utensilios, y el pan de la proposicion;
14 el candelero del alumbrado y sus utensilios, sus lamparas, y el aceite para el alumbrado;
15 el altar del incienso y sus varas, el aceite de la uncion, el incienso aromatico, la cortina de la puerta para la entrada del tabernaculo:
16 el altar del holocausto, su enrejado de bronce y sus varas, y todos sus utensilios, y la fuente con su base;
17 las cortinas del atrio, sus columnas y sus basas, la cortina de la puerta del atrio:
18 las estacas del tabernaculo, y las estacas del atrio y sus cuerdas:
19 las vestiduras del servicio para ministrar en el santuario, las sagradas vestiduras de Aaron el sacerdote, y las vestiduras de sus hijos para servir en el sacerdocio.

El pueblo trae la ofrenda

20 Y salio toda la congregacion de los hijos de Israel de delante de Moises.
21 Y vino todo varon a quien su corazon estimulo, y todo aquel a quien su espiritu le dio voluntad, con ofrenda a Jehova para la obra del tabernaculo de reunion y para toda su obra, y para las sagradas vestiduras.
22 Vinieron asi hombres como mujeres, todos los voluntarios de corazon, y trajeron cadenas y zarcillos, anillos y brazaletes y toda clase de joyas de oro; y todos presentaban ofrenda de oro a Jehova.
23 Todo hombre que tenia azul, purpura, carmesi, lino fino, pelo de cabras, pieles de carneros tenidas de rojo, o pieles de tejones, lo traia.
24 Todo el que ofrecia ofrenda de plata o de bronce traia a Jehova la ofrenda; y todo el que tenia madera de acacia la traia para toda la obra del servicio.
25 Ademas todas las mujeres sabias de corazon hilaban con sus manos, y traian lo que habian hilado: azul, purpura, carmesi o lino fino.
26 Y todas las mujeres cuyo corazon las impulso en sabiduria hilaron pelo de cabra.
27 Los principes trajeron piedras de onice, y las piedras de los engastes para el efod y el pectoral,
28 y las especias aromaticas, y el aceite para el alumbrado, y para el aceite de la uncion, y para el incienso aromatico.
29 De los hijos de Israel, asi hombres como mujeres, todos los que tuvieron corazon voluntario para traer para toda la obra, que Jehova habia mandado por medio de Moises que hiciesen, trajeron ofrenda voluntaria a Jehova.

Llamamiento de Bezaleel y de Aholiab (Ex. 31.1-11)

30 Y dijo Moises a los hijos de Israel: Mirad, Jehova ha nombrado a Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Juda;
31 y lo ha llenado del Espiritu de Dios, en sabiduria, en inteligencia, en ciencia y en todo arte,
32 para proyectar disenos, para trabajar en oro, en plata y en bronce,
33 y en la talla de piedras de engaste, y en obra de madera, para trabajar en toda labor ingeniosa.
34 Y ha puesto en su corazon el que pueda ensenar, asi el como Aholiab hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan;
35 y los ha llenado de sabiduria de corazon, para que hagan toda obra de arte y de invencion, y de bordado en azul, en purpura, en carmesi, en lino fino y en telar, para que hagan toda labor, e inventen todo diseno.

36

1 Asi, pues, Bezaleel y Aholiab, y todo hombre sabio de corazon a quien Jehova dio sabiduria e inteligencia para saber hacer toda la obra del servicio del santuario, haran todas las cosas que ha mandado Jehova.

Moises suspende la ofrenda del pueblo

2 Y Moises llamo a Bezaleel y a Aholiab y a todo varon sabio de corazon, en cuyo corazon habia puesto Jehova sabiduria, todo hombre a quien su corazon le movio a venir a la obra para trabajar en ella.
3 Y tomaron de delante de Moises toda la ofrenda que los hijos de Israel habian traido para la obra del servicio del santuario, a fin de hacerla. Y ellos seguian trayendole ofrenda voluntaria cada manana.
4 Tanto, que vinieron todos los maestros que hacian toda la obra del santuario, cada uno de la obra que hacia,
5 y hablaron a Moises, diciendo: El pueblo trae mucho mas de lo que se necesita para la obra que Jehova ha mandado que se haga.
6 Entonces Moises mando pregonar por el campamento, diciendo: Ningun hombre ni mujer haga mas para la ofrenda del santuario. Asi se le impidio al pueblo ofrecer mas;
7 pues tenian material abundante para hacer toda la obra, y sobraba.

Construccion del tabernaculo (Ex. 26.1-37)

8 Todos los sabios de corazon de entre los que hacian la obra, hicieron el tabernaculo de diez cortinas de lino torcido, azul, purpura y carmesi; las hicieron con querubines de obra primorosa.
9 La longitud de una cortina era de veintiocho codos, y la anchura de cuatro codos; todas las cortinas eran de igual medida.
10 Cinco de las cortinas las unio entre si, y asimismo unio las otras cinco cortinas entre si.
11 E hizo lazadas de azul en la orilla de la cortina que estaba al extremo de la primera serie; e hizo lo mismo en la orilla de la cortina final de la segunda serie.
12 Cincuenta lazadas hizo en la primera cortina, y otras cincuenta en la orilla de la cortina de la segunda serie; las lazadas de la una correspondian a las de la otra.
13 Hizo tambien cincuenta corchetes de oro, con los cuales enlazo las cortinas una con otra, y asi quedo formado un tabernaculo.
14 Hizo asimismo cortinas de pelo de cabra para una tienda sobre el tabernaculo; once cortinas hizo.
15 La longitud de una cortina era de treinta codos, y la anchura de cuatro codos; las once cortinas tenian una misma medida.
16 Y unio cinco de las cortinas aparte, y las otras seis cortinas aparte.
17 Hizo ademas cincuenta lazadas en la orilla de la cortina que estaba al extremo de la primera serie, y otras cincuenta lazadas en la orilla de la cortina final de la segunda serie.
18 Hizo tambien cincuenta corchetes de bronce para enlazar la tienda, de modo que fuese una.
19 E hizo para la tienda una cubierta de pieles de carneros tenidas de rojo, y otra cubierta de pieles de tejones encima.
20 Ademas hizo para el tabernaculo las tablas de madera de acacia, derechas.
21 La longitud de cada tabla era de diez codos, y de codo y medio la anchura.
22 Cada tabla tenia dos espigas, para unirlas una con otra; asi hizo todas las tablas del tabernaculo.
23 Hizo, pues, las tablas para el tabernaculo; veinte tablas al lado del sur, al mediodia.
24 Hizo tambien cuarenta basas de plata debajo de las veinte tablas: dos basas debajo de una tabla, para sus dos espigas, y dos basas debajo de otra tabla para sus dos espigas.
25 Y para el otro lado del tabernaculo, al lado norte, hizo otras veinte tablas,
26 con sus cuarenta basas de plata; dos basas debajo de una tabla, y dos basas debajo de otra tabla.
27 Y para el lado occidental del tabernaculo hizo seis tablas.
28 Para las esquinas del tabernaculo en los dos lados hizo dos tablas,
29 las cuales se unian desde abajo, y por arriba se ajustaban con un gozne; asi hizo a la una y a la otra en las dos esquinas.
30 Eran, pues, ocho tablas, y sus basas de plata dieciseis; dos basas debajo de cada tabla.
31 Hizo tambien las barras de madera de acacia; cinco para las tablas de un lado del tabernaculo,
32 cinco barras para las tablas del otro lado del tabernaculo, y cinco barras para las tablas del lado posterior del tabernaculo hacia el occidente.
33 E hizo que la barra de en medio pasase por en medio de las tablas de un extremo al otro.
34 Y cubrio de oro las tablas, e hizo de oro los anillos de ellas, por donde pasasen las barras; cubrio tambien de oro las barras.
35 Hizo asimismo el velo de azul, purpura, carmesi y lino torcido; lo hizo con querubines de obra primorosa.
36 Y para el hizo cuatro columnas de madera de acacia, y las cubrio de oro, y sus capiteles eran de oro; y fundio para ellas cuatro basas de plata.
37 Hizo tambien el velo para la puerta del tabernaculo, de azul, purpura, carmesi y lino torcido, obra de recamador;
38 y sus cinco columnas con sus capiteles; y cubrio de oro los capiteles y las molduras, e hizo de bronce sus cinco basas.

Mobiliario del tabernaculo (Ex. 25.10-40; 27.1-8; 30.1-10)
37

1 Hizo tambien Bezaleel el arca de madera de acacia; su longitud era de dos codos y medio, su anchura de codo y medio, y su altura de codo y medio.
2 Y la cubrio de oro puro por dentro y por fuera, y le hizo una cornisa de oro en derredor.
3 Ademas fundio para ella cuatro anillos de oro a sus cuatro esquinas; en un lado dos anillos y en el otro lado dos anillos.
4 Hizo tambien varas de madera de acacia, y las cubrio de oro.
5 Y metio las varas por los anillos a los lados del arca, para llevar el arca.
6 Hizo asimismo el propiciatorio de oro puro; su longitud de dos codos y medio, y su anchura de codo y medio.
7 Hizo tambien los dos querubines de oro, labrados a martillo, en los dos extremos del propiciatorio.
8 Un querubin a un extremo, y otro querubin al otro extremo; de una pieza con el propiciatorio hizo los querubines a sus dos extremos.
9 Y los querubines extendian sus alas por encima, cubriendo con sus alas el propiciatorio; y sus rostros el uno enfrente del otro miraban hacia el propiciatorio.
10 Hizo tambien la mesa de madera de acacia; su longitud de dos codos, su anchura de un codo, y de codo y medio su altura;
11 y la cubrio de oro puro, y le hizo una cornisa de oro alrededor.
12 Le hizo tambien una moldura de un palmo menor de anchura alrededor, e hizo en derredor de la moldura una cornisa de oro.
13 Le hizo asimismo de fundicion cuatro anillos de oro, y los puso a las cuatro esquinas que correspondian a las cuatro patas de ella.
14 Debajo de la moldura estaban los anillos, por los cuales se metian las varas para llevar la mesa.
15 E hizo las varas de madera de acacia para llevar la mesa, y las cubrio de oro.
16 Tambien hizo los utensilios que habian de estar sobre la mesa, sus platos, sus cucharas, sus cubiertos y sus tazones con que se habia de libar, de oro fino.
17 Hizo asimismo el candelero de oro puro, labrado a martillo; su pie, su cana, sus copas, sus manzanas y sus flores eran de lo mismo.
18 De sus lados salian seis brazos; tres brazos de un lado del candelero, y otros tres brazos del otro lado del candelero.
19 En un brazo, tres copas en forma de flor de almendro, una manzana y una flor, y en otro brazo tres copas en figura de flor de almendro, una manzana y una flor; asi en los seis brazos que salian del candelero.
20 Y en la cana del candelero habia cuatro copas en figura de flor de almendro, sus manzanas y sus flores,
21 y una manzana debajo de dos brazos del mismo, y otra manzana debajo de otros dos brazos del mismo, y otra manzana debajo de los otros dos brazos del mismo, conforme a los seis brazos que salian de el.
22 Sus manzanas y sus brazos eran de lo mismo; todo era una pieza labrada a martillo, de oro puro.
23 Hizo asimismo sus siete lamparillas, sus despabiladeras y sus platillos, de oro puro.
24 De un talento de oro puro lo hizo, con todos sus utensilios.
25 Hizo tambien el altar del incienso, de madera de acacia; de un codo su longitud, y de otro codo su anchura; era cuadrado, y su altura de dos codos; y sus cuernos de la misma pieza.
26 Y lo cubrio de oro puro, su cubierta y sus paredes alrededor, y sus cuernos, y le hizo una cornisa de oro alrededor.
27 Le hizo tambien dos anillos de oro debajo de la cornisa en las dos esquinas a los dos lados, para meter por ellos las varas con que habia de ser conducido.
28 E hizo las varas de madera de acacia, y las cubrio de oro.
29 Hizo asimismo el aceite santo de la uncion, y el incienso puro, aromatico, segun el arte del perfumador.

38

1 Igualmente hizo de madera de acacia el altar del holocausto; su longitud de cinco codos, y su anchura de otros cinco codos, cuadrado, y de tres codos de altura.
2 E hizo sus cuernos a sus cuatro esquinas, los cuales eran de la misma pieza, y lo cubrio de bronce.
3 Hizo asimismo todos los utensilios del altar; calderos, tenazas, tazones, garfios y palas; todos sus utensilios los hizo de bronce.
4 E hizo para el altar un enrejado de bronce de obra de rejilla, que puso por debajo de su cerco hasta la mitad del altar.
5 Tambien fundio cuatro anillos a los cuatro extremos del enrejado de bronce, para meter las varas.
6 E hizo las varas de madera de acacia, y las cubrio de bronce.
7 Y metio las varas por los anillos a los lados del altar, para llevarlo con ellas; hueco lo hizo, de tablas.
8 Tambien hizo la fuente de bronce y su base de bronce, de los espejos de las mujeres que velaban a la puerta del tabernaculo de reunion.

El atrio del tabernaculo (Ex. 27.9-19)

9 Hizo asimismo el atrio; del lado sur, al mediodia, las cortinas del atrio eran de cien codos, de lino torcido.
10 Sus columnas eran veinte, con sus veinte basas de bronce; los capiteles de las columnas y sus molduras, de plata.
11 Y del lado norte cortinas de cien codos; sus columnas, veinte, con sus veinte basas de bronce; los capiteles de las columnas y sus molduras, de plata.
12 Del lado del occidente, cortinas de cincuenta codos; sus columnas diez, y sus diez basas; los capiteles de las columnas y sus molduras, de plata.
13 Del lado oriental, al este, cortinas de cincuenta codos;
14 a un lado cortinas de quince codos, sus tres columnas y sus tres basas;
15 al otro lado, de uno y otro lado de la puerta del atrio, cortinas de quince codos, con sus tres columnas y sus tres basas.
16 Todas las cortinas del atrio alrededor eran de lino torcido.
17 Las basas de las columnas eran de bronce; los capiteles de las columnas y sus molduras, de plata; asimismo las cubiertas de las cabezas de ellas, de plata; y todas las columnas del atrio tenian molduras de plata.
18 La cortina de la entrada del atrio era de obra de recamador, de azul, purpura, carmesi y lino torcido; era de veinte codos de longitud, y su anchura, o sea su altura, era de cinco codos, lo mismo que las cortinas del atrio.
19 Sus columnas eran cuatro, con sus cuatro basas de bronce y sus capiteles de plata; y las cubiertas de los capiteles de ellas, y sus molduras, de plata.
20 Todas las estacas del tabernaculo y del atrio alrededor eran de bronce.

Direccion de la obra

21 Estas son las cuentas del tabernaculo, del tabernaculo del testimonio, las que se hicieron por orden de Moises por obra de los levitas bajo la direccion de Itamar hijo del sacerdote Aaron.
22 Y Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Juda, hizo todas las cosas que Jehova mando a Moises.
23 Y con el estaba Aholiab hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan, artifice, disenador y recamador en azul, purpura, carmesi y lino fino.

Metales usados en el santuario

24 Todo el oro empleado en la obra, en toda la obra del santuario, el cual fue oro de la ofrenda, fue veintinueve talentos y setecientos treinta siclos, segun el siclo del santuario.
25 Y la plata de los empadronados de la congregacion fue cien talentos y mil setecientos setenta y cinco siclos, segun el siclo del santuario;
26 medio siclo por cabeza, segun el siclo del santuario; a todos los que pasaron por el censo, de edad de veinte anos arriba, que fueron seiscientos tres mil quinientos cincuenta.
27 Hubo ademas cien talentos de plata para fundir las basas del santuario y las basas del velo; en cien basas, cien talentos, a talento por basa.
28 Y de los mil setecientos setenta y cinco siclos hizo los capiteles de las columnas, y cubrio los capiteles de ellas, y las cino.
29 El bronce ofrendado fue setenta talentos y dos mil cuatrocientos siclos,
30 del cual fueron hechas las basas de la puerta del tabernaculo de reunion, y el altar de bronce y su enrejado de bronce, y todos los utensilios del altar,
31 las basas del atrio alrededor, las basas de la puerta del atrio, y todas las estacas del tabernaculo y todas las estacas del atrio alrededor.

Hechura de las vestiduras de los sacerdotes (Ex. 28.1-43)
39

1 Del azul, purpura y carmesi hicieron las vestiduras del ministerio para ministrar en el santuario, y asimismo hicieron las vestiduras sagradas para Aaron, como Jehova lo habia mandado a Moises.
2 Hizo tambien el efod de oro, de azul, purpura, carmesi y lino torcido.
3 Y batieron laminas de oro, y cortaron hilos para tejerlos entre el azul, la purpura, el carmesi y el lino, con labor primorosa.
4 Hicieron las hombreras para que se juntasen, y se unian en sus dos extremos.
5 Y el cinto del efod que estaba sobre el era de lo mismo, de igual labor; de oro, azul, purpura, carmesi y lino torcido, como Jehova lo habia mandado a Moises.
6 Y labraron las piedras de onice montadas en engastes de oro, con grabaduras de sello con los nombres de los hijos de Israel,
7 y las puso sobre las hombreras del efod, por piedras memoriales para los hijos de Israel, como Jehova lo habia mandado a Moises.
8 Hizo tambien el pectoral de obra primorosa como la obra del efod, de oro, azul, purpura, carmesi y lino torcido.
9 Era cuadrado; doble hicieron el pectoral; su longitud era de un palmo, y de un palmo su anchura, cuando era doblado.
10 Y engastaron en el cuatro hileras de piedras. La primera hilera era un sardio, un topacio y un carbunclo; esta era la primera hilera.
11 La segunda hilera, una esmeralda, un zafiro y un diamante.
12 La tercera hilera, un jacinto, una agata y una amatista.
13 Y la cuarta hilera, un berilo, un onice y un jaspe, todas montadas y encajadas en engastes de oro.
14 Y las piedras eran conforme a los nombres de los hijos de Israel, doce segun los nombres de ellos; como grabaduras de sello, cada una con su nombre, segun las doce tribus.
15 Hicieron tambien sobre el pectoral los cordones de forma de trenza, de oro puro.
16 Hicieron asimismo dos engastes y dos anillos de oro, y pusieron dos anillos de oro en los dos extremos del pectoral,
17 y fijaron los dos cordones de oro en aquellos dos anillos a los extremos del pectoral.
18 Fijaron tambien los otros dos extremos de los dos cordones de oro en los dos engastes que pusieron sobre las hombreras del efod por delante.
19 E hicieron otros dos anillos de oro que pusieron en los dos extremos del pectoral, en su orilla, frente a la parte baja del efod.
20 Hicieron ademas dos anillos de oro que pusieron en la parte delantera de las dos hombreras del efod, hacia abajo, cerca de su juntura, sobre el cinto del efod.
21 Y ataron el pectoral por sus anillos a los anillos del efod con un cordon de azul, para que estuviese sobre el cinto del mismo efod y no se separase el pectoral del efod, como Jehova lo habia mandado a Moises.
22 Hizo tambien el manto del efod de obra de tejedor, todo de azul,
23 con su abertura en medio de el, como el cuello de un coselete, con un borde alrededor de la abertura, para que no se rompiese.
24 E hicieron en las orillas del manto granadas de azul, purpura, carmesi y lino torcido.
25 Hicieron tambien campanillas de oro puro, y pusieron campanillas entre las granadas en las orillas del manto, alrededor, entre las granadas:
26 una campanilla y una granada, otra campanilla y otra granada alrededor, en las orillas del manto, para ministrar, como Jehova lo mando a Moises.
27 Igualmente hicieron las tunicas de lino fino de obra de tejedor, para Aaron y para sus hijos.
28 Asimismo la mitra de lino fino, y los adornos de las tiaras de lino fino, y los calzoncillos de lino, de lino torcido.
29 Tambien el cinto de lino torcido, de azul, purpura y carmesi, de obra de recamador, como Jehova lo mando a Moises.
30 Hicieron asimismo la lamina de la diadema santa de oro puro, y escribieron en ella como grabado de sello: SANTIDAD A JEHOVA.
31 Y pusieron en ella un cordon de azul para colocarla sobre la mitra por arriba, como Jehova lo habia mandado a Moises.

La obra del tabernaculo terminada (Ex. 35.10-19_

32 Asi fue acabada toda la obra del tabernaculo, del tabernaculo de reunion; e hicieron los hijos de Israel como Jehova lo habia mandado a Moises; asi lo hicieron.
33 Y trajeron el tabernaculo a Moises, el tabernaculo y todos sus utensilios; sus corchetes, sus tablas, sus barras, sus columnas, sus basas;
34 la cubierta de pieles de carnero tenidas de rojo, la cubierta de pieles de tejones, el velo del frente;
35 el arca del testimonio y sus varas, el propiciatorio:
36 la mesa, todos sus vasos, el pan de la proposicion;
37 el candelero puro, sus lamparillas, las lamparillas que debian mantenerse en orden, y todos sus utensilios, el aceite para el alumbrado:
38 el altar de oro, el aceite de la uncion, el incienso aromatico, la cortina para la entrada del tabernaculo:
39 el altar de bronce con su enrejado de bronce, sus varas y todos sus utensilios, la fuente y su base:
40 las cortinas del atrio, sus columnas y sus basas, la cortina para la entrada del atrio, sus cuerdas y sus estacas, y todos los utensilios del servicio del tabernaculo, del tabernaculo de reunion:
41 las vestiduras del servicio para ministrar en el santuario, las sagradas vestiduras para Aaron el sacerdote, y las vestiduras de sus hijos, para ministrar en el sacerdocio.
42 En conformidad a todas las cosas que Jehova habia mandado a Moises, asi hicieron los hijos de Israel toda la obra.
43 Y vio Moises toda la obra, y he aqui que la habian hecho como Jehova habia mandado; y los bendijo.

Moises erige el tabernaculo
40

1 Luego Jehova hablo a Moises, diciendo:
2 En el primer dia del mes primero haras levantar el tabernaculo, el tabernaculo de reunion;
3 y pondras en el el arca del testimonio, y la cubriras con el velo.
4 Meteras la mesa y la pondras en orden; meteras tambien el candelero y encenderas sus lamparas,
5 y pondras el altar de oro para el incienso delante del arca del testimonio, y pondras la cortina delante a la entrada del tabernaculo.
6 Despues pondras el altar del holocausto delante de la entrada del tabernaculo, del tabernaculo de reunion.
7 Luego pondras la fuente entre el tabernaculo de reunion y el altar, y pondras agua en ella.
8 Finalmente pondras el atrio alrededor, y la cortina a la entrada del atrio.
9 Y tomaras el aceite de la uncion y ungiras el tabernaculo, y todo lo que esta en el; y lo santificaras con todos sus utensilios, y sera santo.
10 Ungiras tambien el altar del holocausto y todos sus utensilios; y santificaras el altar, y sera un altar santisimo.
11 Asimismo ungiras la fuente y su base, y la santificaras.
12 Y llevaras a Aaron y a sus hijos a la puerta del tabernaculo de reunion, y los lavaras con agua.
13 Y haras vestir a Aaron las vestiduras sagradas, y lo ungiras, y lo consagraras, para que sea mi sacerdote.
14 Despues haras que se acerquen sus hijos, y les vestiras las tunicas;
15 y los ungiras, como ungiste a su padre, y seran mis sacerdotes, y su uncion les servira por sacerdocio perpetuo, por sus generaciones.
16 Y Moises hizo conforme a todo lo que Jehova le mando; asi lo hizo.
17 Asi, en el dia primero del primer mes, en el segundo ano, el tabernaculo fue erigido.
18 Moises hizo levantar el tabernaculo, y asento sus basas, y coloco sus tablas, y puso sus barras, e hizo alzar sus columnas.
19 Levanto la tienda sobre el tabernaculo, y puso la sobrecubierta encima del mismo, como Jehova habia mandado a Moises.
20 Y tomo el testimonio y lo puso dentro del arca, y coloco las varas en el arca, y encima el propiciatorio sobre el arca.
21 Luego metio el arca en el tabernaculo, y puso el velo extendido, y oculto el arca del testimonio, como Jehova habia mandado a Moises.
22 Puso la mesa en el tabernaculo de reunion, al lado norte de la cortina, fuera del velo,
23 y sobre ella puso por orden los panes delante de Jehova, como Jehova habia mandado a Moises.
24 Puso el candelero en el tabernaculo de reunion, enfrente de la mesa, al lado sur de la cortina,
25 y encendio las lamparas delante de Jehova, como Jehova habia mandado a Moises.
26 Puso tambien el altar de oro en el tabernaculo de reunion, delante del velo,
27 y quemo sobre el incienso aromatico, como Jehova habia mandado a Moises.
28 Puso asimismo la cortina a la entrada del tabernaculo.
29 Y coloco el altar del holocausto a la entrada del tabernaculo, del tabernaculo de reunion, y sacrifico sobre el holocausto y ofrenda, como Jehova habia mandado a Moises.
30 Y puso la fuente entre el tabernaculo de reunion y el altar, y puso en ella agua para lavar.
31 Y Moises y Aaron y sus hijos lavaban en ella sus manos y sus pies.
32 Cuando entraban en el tabernaculo de reunion, y cuando se acercaban al altar, se lavaban, como Jehova habia mandado a Moises.
33 Finalmente erigio el atrio alrededor del tabernaculo y del altar, y puso la cortina a la entrada del atrio. Asi acabo Moises la obra.

La nube sobre el tabernaculo (Nm. 9.15-23)

34 Entonces una nube cubrio el tabernaculo de reunion, y la gloria de Jehova lleno el tabernaculo.
35 Y no podia Moises entrar en el tabernaculo de reunion, porque la nube estaba sobre el, y la gloria de Jehova lo llenaba.
36 Y cuando la nube se alzaba del tabernaculo, los hijos de Israel se movian en todas sus jornadas;
37 pero si la nube no se alzaba, no se movian hasta el dia en que ella se alzaba.
38 Porque la nube de Jehova estaba de dia sobre el tabernaculo, y el fuego estaba de noche sobre el, a vista de toda la casa de Israel, en todas sus jornadas.

Back Contents Next

 Biblia en espanol todos los libros