BIBLIA

en espanol

 

Back Contents Next

JUECES

Juda y Simeon capturan a Adoni-bezec
1

1 Acontecio despues de la muerte de Josue, que los hijos de Israel consultaron a Jehova, diciendo: "Quien de nosotros subira primero a pelear contra los cananeos?
2 Y Jehova respondio: Juda subira; he aqui que yo he entregado la tierra en sus manos.
3 Y Juda dijo a Simeon su hermano: Sube conmigo al territorio que se me ha adjudicado, y peleemos contra el cananeo, y yo tambien ire contigo al tuyo. Y Simeon fue con el.
4 Y subio Juda, y Jehova entrego en sus manos al cananeo y al ferezeo; e hirieron de ellos en Bezec a diez mil hombres.
5 Y hallaron a Adoni-bezec en Bezec, y pelearon contra el; y derrotaron al cananeo y al ferezeo.
6 Mas Adoni-bezec huyo; y le siguieron y le prendieron, y le cortaron los pulgares de las manos y de los pies.
7 Entonces dijo Adoni-bezec: Setenta reyes, cortados los pulgares de sus manos y de sus pies, recogian las migajas debajo de mi mesa; como yo hice, asi me ha pagado Dios. Y le llevaron a Jerusalen, donde murio.

Juda conquista Jerusalen y Hebron

8 Y combatieron los hijos de Juda a Jerusalen y la tomaron, y pasaron a sus habitantes a filo de espada y pusieron fuego a la ciudad.
9 Despues los hijos de Juda descendieron para pelear contra el cananeo que habitaba en las montanas, en el Neguev, y en los llanos.
10 Y marcho Juda contra el cananeo que habitaba en Hebron, la cual se llamaba antes Quiriat-arba; e hirieron a Sesai, a Ahiman y a Talmai.

Otoniel conquista Debir y recibe a Acsa (Jos. 15.15-19)

11 De alli fue a los que habitaban en Debir, que antes se llamaba Quiriat-sefer.
12 Y dijo Caleb: El que atacare a Quiriat-sefer y la tomare, yo le dare Acsa mi hija por mujer.
13 Y la tomo Otoniel hijo de Cenaz, hermano menor de Caleb; y el le dio Acsa su hija por mujer.
14 Y cuando ella se iba con el, la persuadio que pidiese a su padre un campo. Y ella se bajo del asno, y Caleb le dijo: "Que tienes?
15 Ella entonces le respondio: Concedeme un don; puesto que me has dado tierra del Neguev, dame tambien fuentes de aguas. Entonces Caleb le dio las fuentes de arriba y las fuentes de abajo.

Extension de las conquistas de Juda y de Benjamin

16 Y los hijos del ceneo, suegro de Moises, subieron de la ciudad de las palmeras con los hijos de Juda al desierto de Juda, que esta en el Neguev cerca de Arad; y fueron y habitaron con el pueblo.
17 Y fue Juda con su hermano Simeon, y derrotaron al cananeo que habitaba en Sefat, y la asolaron; y pusieron por nombre a la ciudad, Horma.
18 Tomo tambien Juda a Gaza con su territorio, Ascalon con su territorio y Ecron con su territorio.
19 Y Jehova estaba con Juda, quien arrojo a los de las montanas; mas no pudo arrojar a los que habitaban en los llanos, los cuales tenian carros herrados.
20 Y dieron Hebron a Caleb, como Moises habia dicho; y el arrojo de alli a los tres hijos de Anac.
21 Mas al jebuseo que habitaba en Jerusalen no lo arrojaron los hijos de Benjamin, y el jebuseo habito con los hijos de Benjamin en Jerusalen hasta hoy.

Jose conquista Bet-el

22 Tambien la casa de Jose subio contra Bet-el; y Jehova estaba con ellos.
23 Y la casa de Jose puso espias en Bet-el, ciudad que antes se llamaba Luz.
24 Y los que espiaban vieron a un hombre que salia de la ciudad, y le dijeron: Muestranos ahora la entrada de la ciudad, y haremos contigo misericordia.
25 Y el les mostro la entrada a la ciudad, y la hirieron a filo de espada; pero dejaron ir a aquel hombre con toda su familia.
26 Y se fue el hombre a la tierra de los heteos, y edifico una ciudad a la cual llamo Luz; y este es su nombre hasta hoy.

Extension de las conquistas de Manases y de Efrain

27 Tampoco Manases arrojo a los de Bet-sean, ni a los de sus aldeas, ni a los de Taanac y sus aldeas, ni a los de Dor y sus aldeas, ni a los habitantes de Ibleam y sus aldeas, ni a los que habitan en Meguido y en sus aldeas; y el cananeo persistia en habitar en aquella tierra.
28 Pero cuando Israel se sintio fuerte hizo al cananeo tributario, mas no lo arrojo.
29 Tampoco Efrain arrojo al cananeo que habitaba en Gezer, sino que habito el cananeo en medio de ellos en Gezer.

Extension de las conquistas de las demas tribus

30 Tampoco Zabulon arrojo a los que habitaban en Quitron, ni a los que habitaban en Naalal, sino que el cananeo habito en medio de el, y le fue tributario.
31 Tampoco Aser arrojo a los que habitaban en Aco, ni a los que habitaban en Sidon, en Ahlab, en Aczib, en Helba, en Afec y en Rehob.
32 Y moro Aser entre los cananeos que habitaban en la tierra; pues no los arrojo.
33 Tampoco Neftali arrojo a los que habitaban en Bet-semes, ni a los que habitaban en Bet-anat, sino que moro entre los cananeos que habitaban en la tierra; mas le fueron tributarios los moradores de Bet-semes y los moradores de Bet-anat.
34 Los amorreos acosaron a los hijos de Dan hasta el monte, y no los dejaron descender a los llanos.
35 Y el amorreo persistio en habitar en el monte de Heres, en Ajalon y en Saalbim; pero cuando la casa de Jose cobro fuerzas, lo hizo tributario.
36 Y el limite del amorreo fue desde la subida de Acrabim, desde Sela hacia arriba.

El angel de Jehova en Boquim
2

1 El angel de Jehova subio de Gilgal a Boquim, y dijo: Yo os saque de Egipto, y os introduje en la tierra de la cual habia jurado a vuestros padres, diciendo: No invalidare jamas mi pacto con vosotros,
2 con tal que vosotros no hagais pacto con los moradores de esta tierra, cuyos altares habeis de derribar; mas vosotros no habeis atendido a mi voz. "Por que habeis hecho esto?
3 Por tanto, yo tambien digo: No los echare de delante de vosotros, sino que seran azotes para vuestros costados, y sus dioses os seran tropezadero.
4 Cuando el angel de Jehova hablo estas palabras a todos los hijos de Israel, el pueblo alzo su voz y lloro.
5 Y llamaron el nombre de aquel lugar Boquim, y ofrecieron alli sacrificios a Jehova.

Muerte de Josue (Jos. 24.29-31)

6 Porque ya Josue habia despedido al pueblo, y los hijos de Israel se habian ido cada uno a su heredad para poseerla.
7 Y el pueblo habia servido a Jehova todo el tiempo de Josue, y todo el tiempo de los ancianos que sobrevivieron a Josue, los cuales habian visto todas las grandes obras de Jehova, que el habia hecho por Israel.
8 Pero murio Josue hijo de Nun, siervo de Jehova, siendo de ciento diez anos.
9 Y lo sepultaron en su heredad en Timnat-sera, en el monte de Efrain, al norte del monte de Gaas.
10 Y toda aquella generacion tambien fue reunida a sus padres. Y se levanto despues de ellos otra generacion que no conocia a Jehova, ni la obra que el habia hecho por Israel.

Apostasia de Israel, y la obra de los jueces

11 Despues los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehova, y sirvieron a los baales.
12 Dejaron a Jehova el Dios de sus padres, que los habia sacado de la tierra de Egipto, y se fueron tras otros dioses, los dioses de los pueblos que estaban en sus alrededores, a los cuales adoraron; y provocaron a ira a Jehova.
13 Y dejaron a Jehova, y adoraron a Baal y a Astarot.
14 Y se encendio contra Israel el furor de Jehova, el cual los entrego en manos de robadores que los despojaron, y los vendio en mano de sus enemigos de alrededor; y no pudieron ya hacer frente a sus enemigos.
15 Por dondequiera que salian, la mano de Jehova estaba contra ellos para mal, como Jehova habia dicho, y como Jehova se lo habia jurado; y tuvieron gran afliccion.
16 Y Jehova levanto jueces que los librasen de mano de los que les despojaban:
17 pero tampoco oyeron a sus jueces, sino que fueron tras dioses ajenos, a los cuales adoraron; se apartaron pronto del camino en que anduvieron sus padres obedeciendo a los mandamientos de Jehova; ellos no hicieron asi.
18 Y cuando Jehova les levantaba jueces, Jehova estaba con el juez, y los libraba de mano de los enemigos todo el tiempo de aquel juez; porque Jehova era movido a misericordia por sus gemidos a causa de los que los oprimian y afligian.
19 Mas acontecia que al morir el juez, ellos volvian atras, y se corrompian mas que sus padres, siguiendo a dioses ajenos para servirles, e inclinandose delante de ellos; y no se apartaban de sus obras, ni de su obstinado camino.
20 Y la ira de Jehova se encendio contra Israel, y dijo: Por cuanto este pueblo traspasa mi pacto que ordene a sus padres, y no obedece a mi voz,
21 tampoco yo volvere mas a arrojar de delante de ellos a ninguna de las naciones que dejo Josue cuando murio:
22 para probar con ellas a Israel, si procurarian o no seguir el camino de Jehova, andando en el, como lo siguieron sus padres.
23 Por esto dejo Jehova a aquellas naciones, sin arrojarlas de una vez, y no las entrego en mano de Josue.

Naciones que fueron dejadas para probar a Israel
3

1 Estas, pues, son las naciones que dejo Jehova para probar con ellas a Israel, a todos aquellos que no habian conocido todas la guerras de Canaan:
2 solamente para que el linaje de los hijos de Israel conociese la guerra, para que la ensenasen a los que antes no la habian conocido:
3 los cinco principes de los filisteos, todos los cananeos, los sidonios, y los heveos que habitaban en el monte Libano, desde el monte de Baal-hermon hasta llegar a Hamat.
4 Y fueron para probar con ellos a Israel, para saber si obedecerian a los mandamientos de Jehova, que el habia dado a sus padres por mano de Moises.
5 Asi los hijos de Israel habitaban entre los cananeos, heteos, amorreos, ferezeos, heveos y jebuseos.
6 Y tomaron de sus hijas por mujeres, y dieron sus hijas a los hijos de ellos, y sirvieron a sus dioses.

Otoniel liberta a Israel de Cusan-risataim

7 Hicieron, pues, los hijos de Israel lo malo ante los ojos de Jehova, y olvidaron a Jehova su Dios, y sirvieron a los baales y a las imagenes de Asera.
8 Y la ira de Jehova se encendio contra Israel, y los vendio en manos de Cusan-risataim rey de Mesopotamia; y sirvieron los hijos de Israel a Cusan-risataim ocho anos.
9 Entonces clamaron los hijos de Israel a Jehova; y Jehova levanto un libertador a los hijos de Israel y los libro; esto es, a Otoniel hijo de Cenaz, hermano menor de Caleb.
10 Y el Espiritu de Jehova vino sobre el, y juzgo a Israel, y salio a batalla, y Jehova entrego en su mano a Cusan-risataim rey de Siria, y prevalecio su mano contra Cusan-risataim.
11 Y reposo la tierra cuarenta anos; y murio Otoniel hijo de Cenaz.

Aod liberta a Israel de Moab

12 Volvieron los hijos de Israel a hacer lo malo ante los ojos de Jehova; y Jehova fortalecio a Eglon rey de Moab contra Israel, por cuanto habian hecho lo malo ante los ojos de Jehova.
13 Este junto consigo a los hijos de Amon y de Amalec, y vino e hirio a Israel, y tomo la ciudad de las palmeras.
14 Y sirvieron los hijos de Israel a Eglon rey de los moabitas dieciocho anos.
15 Y clamaron los hijos de Israel a Jehova; y Jehova les levanto un libertador, a Aod hijo de Gera, benjamita, el cual era zurdo. Y los hijos de Israel enviaron con el un presente a Eglon rey de Moab.
16 Y Aod se habia hecho un punal de dos filos, de un codo de largo; y se lo cino debajo de sus vestidos a su lado derecho.
17 Y entrego el presente a Eglon rey de Moab; y era Eglon hombre muy grueso.
18 Y luego que hubo entregado el presente, despidio a la gente que lo habia traido.
19 Mas el se volvio desde los idolos que estan en Gilgal, y dijo: Rey, una palabra secreta tengo que decirte. El entonces dijo: Calla. Y salieron de delante de el todos los que con el estaban.
20 Y se le acerco Aod, estando el sentado solo en su sala de verano. Y Aod dijo: Tengo palabra de Dios para ti. El entonces se levanto de la silla.
21 Entonces alargo Aod su mano izquierda, y tomo el punal de su lado derecho, y se lo metio por el vientre,
22 de tal manera que la empunadura entro tambien tras la hoja, y la gordura cubrio la hoja, porque no saco el punal de su vientre; y salio el estiercol.
23 Y salio Aod al corredor, y cerro tras si las puertas de la sala y las aseguro con el cerrojo.
24 Cuando el hubo salido, vinieron los siervos del rey, los cuales viendo las puertas de la sala cerradas, dijeron: Sin duda el cubre sus pies en la sala de verano.
25 Y habiendo esperado hasta estar confusos, porque el no abria las puertas de la sala, tomaron la llave y abrieron; y he aqui su senor caido en tierra, muerto.
26 Mas entre tanto que ellos se detuvieron, Aod escapo, y pasando los idolos, se puso a salvo en Seirat.
27 Y cuando habia entrado, toco el cuerno en el monte de Efrain, y los hijos de Israel descendieron con el del monte, y el iba delante de ellos.
28 Entonces el les dijo: Seguidme, porque Jehova ha entregado a vuestros enemigos los moabitas en vuestras manos. Y descendieron en pos de el, y tomaron los vados del Jordan a Moab, y no dejaron pasar a ninguno.
29 Y en aquel tiempo mataron de los moabitas como diez mil hombres, todos valientes y todos hombres de guerra; no escapo ninguno.
30 Asi fue subyugado Moab aquel dia bajo la mano de Israel; y reposo la tierra ochenta anos.

Samgar liberta a Israel de los filisteos

31 Despues de el fue Samgar hijo de Anat, el cual mato a seiscientos hombres de los filisteos con una aguijada de bueyes; y el tambien salvo a Israel.

Debora y Barac derrotan a Sisara
4

1 Despues de la muerte de Aod, los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos de Jehova.
2 Y Jehova los vendio en mano de Jabin rey de Canaan, el cual reino en Hazor; y el capitan de su ejercito se llamaba Sisara, el cual habitaba en Haroset-goim.
3 Entonces los hijos de Israel clamaron a Jehova, porque aquel tenia novecientos carros herrados, y habia oprimido con crueldad a los hijos de Israel por veinte anos.
4 Gobernaba en aquel tiempo a Israel una mujer, Debora, profetisa, mujer de Lapidot:
5 y acostumbraba sentarse bajo la palmera de Debora, entre Rama y Bet-el, en el monte de Efrain; y los hijos de Israel subian a ella a juicio.
6 Y ella envio a llamar a Barac hijo de Abinoam, de Cedes de Neftali, y le dijo: "No te ha mandado Jehova Dios de Israel, diciendo: Ve, junta a tu gente en el monte de Tabor, y toma contigo diez mil hombres de la tribu de Neftali y de la tribu de Zabulon;
7 y yo atraere hacia ti al arroyo de Cison a Sisara, capitan del ejercito de Jabin, con sus carros y su ejercito, y lo entregare en tus manos?
8 Barac le respondio: Si tu fueres conmigo, yo ire; pero si no fueres conmigo, no ire.
9 Ella dijo: Ire contigo; mas no sera tuya la gloria de la jornada que emprendes, porque en mano de mujer vendera Jehova a Sisara. Y levantandose Debora, fue con Barac a Cedes.
10 Y junto Barac a Zabulon y a Neftali en Cedes, y subio con diez mil hombres a su mando; y Debora subio con el.
11 Y Heber ceneo, de los hijos de Hobab suegro de Moises, se habia apartado de los ceneos, y habia plantado sus tiendas en el valle de Zaanaim, que esta junto a Cedes.
12 Vinieron, pues, a Sisara las nuevas de que Barac hijo de Abinoam habia subido al monte de Tabor.
13 Y reunio Sisara todos sus carros, novecientos carros herrados, con todo el pueblo que con el estaba, desde Haroset- goim hasta el arroyo de Cison.
14 Entonces Debora dijo a Barac: Levantate, porque este es el dia en que Jehova ha entregado a Sisara en tus manos. "No ha salido Jehova delante de ti? Y Barac descendio del monte de Tabor, y diez mil hombres en pos de el.
15 Y Jehova quebranto a Sisara, a todos sus carros y a todo su ejercito, a filo de espada delante de Barac; y Sisara descendio del carro, y huyo a pie.
16 Mas Barac siguio los carros y el ejercito hasta Haroset- goim, y todo el ejercito de Sisara cayo a filo de espada, hasta no quedar ni uno.
17 Y Sisara huyo a pie a la tienda de Jael mujer de Heber ceneo; porque habia paz entre Jabin rey de Hazor y la casa de Heber ceneo.
18 Y saliendo Jael a recibir a Sisara, le dijo: Ven, senor mio, ven a mi, no tengas temor. Y el vino a ella a la tienda, y ella le cubrio con una manta.
19 Y el le dijo: Te ruego me des de beber un poco de agua, pues tengo sed. Y ella abrio un odre de leche y le dio de beber, y le volvio a cubrir.
20 Y el le dijo: Estate a la puerta de la tienda; y si alguien viniere, y te preguntare, diciendo: "Hay aqui alguno? tu responderas que no.
21 Pero Jael mujer de Heber tomo una estaca de la tienda, y poniendo un mazo en su mano, se le acerco calladamente y le metio la estaca por las sienes, y la enclavo en la tierra, pues el estaba cargado de sueno y cansado; y asi murio.
22 Y siguiendo Barac a Sisara, Jael salio a recibirlo, y le dijo: Ven, y te mostrare al varon que tu buscas. Y el entro donde ella estaba, y he aqui Sisara yacia muerto con la estaca por la sien.
23 Asi abatio Dios aquel dia a Jabin, rey de Canaan, delante de los hijos de Israel.
24 Y la mano de los hijos de Israel fue endureciendose mas y mas contra Jabin rey de Canaan, hasta que lo destruyeron.

Cantico de Debora y de Barac
5

1 Aquel dia canto Debora con Barac hijo de Abinoam, diciendo:
2 Por haberse puesto al frente los caudillos en Israel, Por haberse ofrecido voluntariamente el pueblo, Load a Jehova.
3 Oid, reyes; escuchad, oh principes; Yo cantare a Jehova, Cantare salmos a Jehova, el Dios de Israel.
4 Cuando saliste de Seir, oh Jehova, Cuando te marchaste de los campos de Edom, La tierra temblo, y los cielos destilaron, Y las nubes gotearon aguas.
5 Los montes temblaron delante de Jehova, Aquel Sinai, delante de Jehova Dios de Israel.
6 En los dias de Samgar hijo de Anat, En los dias de Jael, quedaron abandonados los caminos, Y los que andaban por las sendas se apartaban por senderos torcidos.
7 Las aldeas quedaron abandonadas en Israel, habian decaido, Hasta que yo Debora me levante, Me levante como madre en Israel.
8 Cuando escogian nuevos dioses, La guerra estaba a las puertas; "Se veia escudo o lanza Entre cuarenta mil en Israel?
9 Mi corazon es para vosotros, jefes de Israel, Para los que voluntariamente os ofrecisteis entre el pueblo. Load a Jehova.
10 Vosotros los que cabalgais en asnas blancas, Los que presidis en juicio, Y vosotros los que viajais, hablad.
11 Lejos del ruido de los arqueros, en los abrevaderos, Alli repetiran los triunfos de Jehova, Los triunfos de sus aldeas en Israel; Entonces marchara hacia las puertas el pueblo de Jehova.
12 Despierta, despierta, Debora; Despierta, despierta, entona cantico. Levantate, Barac, y lleva tus cautivos, hijo de Abinoam.
13 Entonces marcho el resto de los nobles; El pueblo de Jehova marcho por el en contra de los poderosos.
14 De Efrain vinieron los radicados en Amalec, En pos de ti, Benjamin, entre tus pueblos; De Maquir descendieron principes, Y de Zabulon los que tenian vara de mando.
15 Caudillos tambien de Isacar fueron con Debora; Y como Barac, tambien Isacar Se precipito a pie en el valle. Entre las familias de Ruben Hubo grandes resoluciones del corazon.
16 "Por que te quedaste entre los rediles, Para oir los balidos de los rebanos? Entre las familias de Ruben Hubo grandes propositos del corazon.
17 Galaad se quedo al otro lado del Jordan; Y Dan, "por que se estuvo junto a las naves? Se mantuvo Aser a la ribera del mar, Y se quedo en sus puertos.
18 El pueblo de Zabulon expuso su vida a la muerte, Y Neftali en las alturas del campo.
19 Vinieron reyes y pelearon; Entonces pelearon los reyes de Canaan, En Taanac, junto a las aguas de Meguido, Mas no llevaron ganancia alguna de dinero.
20 Desde los cielos pelearon las estrellas; Desde sus orbitas pelearon contra Sisara.
21 Los barrio el torrente de Cison, El antiguo torrente, el torrente de Cison. Marcha, oh alma mia, con poder.
22 Entonces resonaron los cascos de los caballos Por el galopar, por el galopar de sus valientes.
23 Maldecid a Meroz, dijo el angel de Jehova; Maldecid severamente a sus moradores, Porque no vinieron al socorro de Jehova, Al socorro de Jehova contra los fuertes.
24 Bendita sea entre las mujeres Jael, Mujer de Heber ceneo; Sobre las mujeres bendita sea en la tienda.
25 El pidio agua, y ella le dio leche; En tazon de nobles le presento crema.
26 Tendio su mano a la estaca, Y su diestra al mazo de trabajadores, Y golpeo a Sisara; hirio su cabeza, Y le horado, y atraveso sus sienes.
27 Cayo encorvado entre sus pies, quedo tendido; Entre sus pies cayo encorvado; Donde se encorvo, alli cayo muerto.
28 La madre de Sisara se asoma a la ventana, Y por entre las celosias a voces dice: "Por que tarda su carro en venir? "Por que las ruedas de sus carros se detienen?
29 Las mas avisadas de sus damas le respondian, Y aun ella se respondia a si misma:
30 "No han hallado botin, y lo estan repartiendo? A cada uno una doncella, o dos; Las vestiduras de colores para Sisara, Las vestiduras bordadas de colores; La ropa de color bordada de ambos lados, para los jefes de los que tomaron el botin.
31 Asi perezcan todos tus enemigos, oh Jehova; Mas los que te aman, sean como el sol cuando sale en su fuerza.
Y la tierra reposo cuarenta anos.

Llamamiento de Gedeon
6

1 Los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehova; y Jehova los entrego en mano de Madian por siete anos.
2 Y la mano de Madian prevalecio contra Israel. Y los hijos de Israel, por causa de los madianitas, se hicieron cuevas en los montes, y cavernas, y lugares fortificados.
3 Pues sucedia que cuando Israel habia sembrado, subian los madianitas y amalecitas y los hijos del oriente contra ellos; subian y los atacaban.
4 Y acampando contra ellos destruian los frutos de la tierra, hasta llegar a Gaza; y no dejaban que comer en Israel, ni ovejas, ni bueyes, ni asnos.
5 Porque subian ellos y sus ganados, y venian con sus tiendas en grande multitud como langostas; ellos y sus camellos eran innumerables; asi venian a la tierra para devastarla.
6 De este modo empobrecia Israel en gran manera por causa de Madian; y los hijos de Israel clamaron a Jehova.
7 Y cuando los hijos de Israel clamaron a Jehova, a causa de los madianitas,
8 Jehova envio a los hijos de Israel un varon profeta, el cual les dijo: Asi ha dicho Jehova Dios de Israel: Yo os hice salir de Egipto, y os saque de la casa de servidumbre.
9 Os libre de mano de los egipcios, y de mano de todos los que os afligieron, a los cuales eche de delante de vosotros, y os di su tierra;
10 y os dije: Yo soy Jehova vuestro Dios; no temais a los dioses de los amorreos, en cuya tierra habitais; pero no habeis obedecido a mi voz.
11 Y vino el angel de Jehova, y se sento debajo de la encina que esta en Ofra, la cual era de Joas abiezerita; y su hijo Gedeon estaba sacudiendo el trigo en el lagar, para esconderlo de los madianitas.
12 Y el angel de Jehova se le aparecio, y le dijo: Jehova esta contigo, varon esforzado y valiente.
13 Y Gedeon le respondio: Ah, senor mio, si Jehova esta con nosotros, "por que nos ha sobrevenido todo esto? "Y donde estan todas sus maravillas, que nuestros padres nos han contado, diciendo: "No nos saco Jehova de Egipto? Y ahora Jehova nos ha desamparado, y nos ha entregado en mano de los madianitas.
14 Y mirandole Jehova, le dijo: Ve con esta tu fuerza, y salvaras a Israel de la mano de los madianitas. "No te envio yo?
15 Entonces le respondio: Ah, senor mio, "con que salvare yo a Israel? He aqui que mi familia es pobre en Manases, y yo el menor en la casa de mi padre.
16 Jehova le dijo: Ciertamente yo estare contigo, y derrotaras a los madianitas como a un solo hombre.
17 Y el respondio: Yo te ruego que si he hallado gracia delante de ti, me des senal de que tu has hablado conmigo.
18 Te ruego que no te vayas de aqui hasta que vuelva a ti, y saque mi ofrenda y la ponga delante de ti. Y el respondio: Yo esperare hasta que vuelvas.
19 Y entrando Gedeon, preparo un cabrito, y panes sin levadura de un efa de harina; y puso la carne en un canastillo, y el caldo en una olla, y sacandolo se lo presento debajo de aquella encina.
20 Entonces el angel de Dios le dijo: Toma la carne y los panes sin levadura, y ponlos sobre esta pena, y vierte el caldo. Y el lo hizo asi.
21 Y extendiendo el angel de Jehova el baculo que tenia en su mano, toco con la punta la carne y los panes sin levadura; y subio fuego de la pena, el cual consumio la carne y los panes sin levadura. Y el angel de Jehova desaparecio de su vista.
22 Viendo entonces Gedeon que era el angel de Jehova, dijo: Ah, Senor Jehova, que he visto al angel de Jehova cara a cara.
23 Pero Jehova le dijo: Paz a ti; no tengas temor, no moriras.
24 Y edifico alli Gedeon altar a Jehova, y lo llamo Jehova-salom; el cual permanece hasta hoy en Ofra de los abiezeritas.
25 Acontecio que la misma noche le dijo Jehova: Toma un toro del hato de tu padre, el segundo toro de siete anos, y derriba el altar de Baal que tu padre tiene, y corta tambien la imagen de Asera que esta junto a el;
26 y edifica altar a Jehova tu Dios en la cumbre de este penasco en lugar conveniente; y tomando el segundo toro, sacrificalo en holocausto con la madera de la imagen de Asera que habras cortado.
27 Entonces Gedeon tomo diez hombres de sus siervos, e hizo como Jehova le dijo. Mas temiendo hacerlo de dia, por la familia de su padre y por los hombres de la ciudad, lo hizo de noche.
28 Por la manana, cuando los de la ciudad se levantaron, he aqui que el altar de Baal estaba derribado, y cortada la imagen de Asera que estaba junto a el, y el segundo toro habia sido ofrecido en holocausto sobre el altar edificado.
29 Y se dijeron unos a otros: "Quien ha hecho esto? Y buscando e inquiriendo, les dijeron: Gedeon hijo de Joas lo ha hecho. Entonces los hombres de la ciudad dijeron a Joas:
30 Saca a tu hijo para que muera, porque ha derribado el altar de Baal y ha cortado la imagen de Asera que estaba junto a el.
31 Y Joas respondio a todos los que estaban junto a el: "Contendereis vosotros por Baal? "Defendereis su causa? Cualquiera que contienda por el, que muera esta manana. Si es un dios, contienda por si mismo con el que derribo su altar.
32 Aquel dia Gedeon fue llamado Jerobaal, esto es: Contienda Baal contra el, por cuanto derribo su altar.
33 Pero todos los madianitas y amalecitas y los del oriente se juntaron a una, y pasando acamparon en el valle de Jezreel.
34 Entonces el Espiritu de Jehova vino sobre Gedeon, y cuando este toco el cuerno, los abiezeritas se reunieron con el.
35 Y envio mensajeros por todo Manases, y ellos tambien se juntaron con el; asimismo envio mensajeros a Aser, a Zabulon y a Neftali, los cuales salieron a encontrarles.
36 Y Gedeon dijo a Dios: Si has de salvar a Israel por mi mano, como has dicho,
37 he aqui que yo pondre un vellon de lana en la era; y si el rocio estuviere en el vellon solamente, quedando seca toda la otra tierra, entonces entendere que salvaras a Israel por mi mano, como lo has dicho.
38 Y acontecio asi, pues cuando se levanto de manana, exprimio el vellon y saco de el el rocio, un tazon lleno de agua.
39 Mas Gedeon dijo a Dios: No se encienda tu ira contra mi, si aun hablare esta vez; solamente probare ahora otra vez con el vellon. Te ruego que solamente el vellon quede seco, y el rocio sobre la tierra.
40 Y aquella noche lo hizo Dios asi; solo el vellon quedo seco, y en toda la tierra hubo rocio.

Gedeon derrota a los madianitas
7

1 Levantandose, pues, de manana Jerobaal, el cual es Gedeon, y todo el pueblo que estaba con el, acamparon junto a la fuente de Harod; y tenia el campamento de los madianitas al norte, mas alla del collado de More, en el valle.
2 Y Jehova dijo a Gedeon: El pueblo que esta contigo es mucho para que yo entregue a los madianitas en su mano, no sea que se alabe Israel contra mi, diciendo: Mi mano me ha salvado.
3 Ahora, pues, haz pregonar en oidos del pueblo, diciendo: Quien tema y se estremezca, madrugue y devuelvase desde el monte de Galaad. Y se devolvieron de los del pueblo veintidos mil, y quedaron diez mil.
4 Y Jehova dijo a Gedeon: Aun es mucho el pueblo; llevalos a las aguas, y alli te los probare; y del que yo te diga: Vaya este contigo, ira contigo; mas de cualquiera que yo te diga: Este no vaya contigo, el tal no ira.
5 Entonces llevo el pueblo a las aguas; y Jehova dijo a Gedeon: Cualquiera que lamiere las aguas con su lengua como lame el perro, a aquel pondras aparte; asimismo a cualquiera que se doblare sobre sus rodillas para beber.
6 Y fue el numero de los que lamieron llevando el agua con la mano a su boca, trescientos hombres; y todo el resto del pueblo se doblo sobre sus rodillas para beber las aguas.
7 Entonces Jehova dijo a Gedeon: Con estos trescientos hombres que lamieron el agua os salvare, y entregare a los madianitas en tus manos; y vayase toda la demas gente cada uno a su lugar.
8 Y habiendo tomado provisiones para el pueblo, y sus trompetas, envio a todos los israelitas cada uno a su tienda, y retuvo a aquellos trescientos hombres; y tenia el campamento de Madian abajo en el valle.
9 Acontecio que aquella noche Jehova le dijo: Levantate, y desciende al campamento; porque yo lo he entregado en tus manos.
10 Y si tienes temor de descender, baja tu con Fura tu criado al campamento,
11 y oiras lo que hablan; y entonces tus manos se esforzaran, y descenderas al campamento. Y el descendio con Fura su criado hasta los puestos avanzados de la gente armada que estaba en el campamento.
12 Y los madianitas, los amalecitas y los hijos del oriente estaban tendidos en el valle como langostas en multitud, y sus camellos eran innumerables como la arena que esta a la ribera del mar en multitud.
13 Cuando llego Gedeon, he aqui que un hombre estaba contando a su companero un sueno, diciendo: He aqui yo sone un sueno: Veia un pan de cebada que rodaba hasta el campamento de Madian, y llego a la tienda, y la golpeo de tal manera que cayo, y la trastorno de arriba abajo, y la tienda cayo.
14 Y su companero respondio y dijo: Esto no es otra cosa sino la espada de Gedeon hijo de Joas, varon de Israel. Dios ha entregado en sus manos a los madianitas con todo el campamento.
15 Cuando Gedeon oyo el relato del sueno y su interpretacion, adoro; y vuelto al campamento de Israel, dijo: Levantaos, porque Jehova ha entregado el campamento de Madian en vuestras manos.
16 Y repartiendo los trescientos hombres en tres escuadrones, dio a todos ellos trompetas en sus manos, y cantaros vacios con teas ardiendo dentro de los cantaros.
17 Y les dijo: Miradme a mi, y haced como hago yo; he aqui que cuando yo llegue al extremo del campamento, hareis vosotros como hago yo.
18 Yo tocare la trompeta, y todos los que estaran conmigo; y vosotros tocareis entonces las trompetas alrededor de todo el campamento, y direis: "Por Jehova y por Gedeon!
19 Llegaron, pues, Gedeon y los cien hombres que llevaba consigo, al extremo del campamento, al principio de la guardia de la medianoche, cuando acababan de renovar los centinelas; y tocaron las trompetas, y quebraron los cantaros que llevaban en sus manos.
20 Y los tres escuadrones tocaron las trompetas, y quebrando los cantaros tomaron en la mano izquierda las teas, y en la derecha las trompetas con que tocaban, y gritaron: "Por la espada de Jehova y de Gedeon!
21 Y se estuvieron firmes cada uno en su puesto en derredor del campamento; entonces todo el ejercito echo a correr dando gritos y huyendo.
22 Y los trescientos tocaban las trompetas; y Jehova puso la espada de cada uno contra su companero en todo el campamento. Y el ejercito huyo hasta Bet-sita, en direccion de Zerera, y hasta la frontera de Abel-mehola en Tabat.
23 Y juntandose los de Israel, de Neftali, de Aser y de todo Manases, siguieron a los madianitas.
24 Gedeon tambien envio mensajeros por todo el monte de Efrain, diciendo: Descended al encuentro de los madianitas, y tomad los vados de Bet-bara y del Jordan antes que ellos lleguen. Y juntos todos los hombres de Efrain, tomaron los vados de Bet-bara y del Jordan.
25 Y tomaron a dos principes de los madianitas, Oreb y Zeeb; y mataron a Oreb en la pena de Oreb, y a Zeeb lo mataron en el lagar de Zeeb; y despues que siguieron a los madianitas, trajeron las cabezas de Oreb y de Zeeb a Gedeon al otro lado del Jordan.

Gedeon captura a los reyes de Madian
8

1 Pero los hombres de Efrain le dijeron: "Que es esto que has hecho con nosotros, no llamandonos cuando ibas a la guerra contra Madian? Y le reconvinieron fuertemente.
2 A los cuales el respondio: "Que he hecho yo ahora comparado con vosotros? "No es el rebusco de Efrain mejor que la vendimia de Abiezer?
3 Dios ha entregado en vuestras manos a Oreb y a Zeeb, principes de Madian; "y que he podido yo hacer comparado con vosotros? Entonces el enojo de ellos contra el se aplaco, luego que el hablo esta palabra.
4 Y vino Gedeon al Jordan, y paso el y los trescientos hombres que traia consigo, cansados, mas todavia persiguiendo.
5 Y dijo a los de Sucot: Yo os ruego que deis a la gente que me sigue algunos bocados de pan; porque estan cansados, y yo persigo a Zeba y Zalmuna, reyes de Madian.
6 Y los principales de Sucot respondieron: "Estan ya Zeba y Zalmuna en tu mano, para que demos pan a tu ejercito?
7 Y Gedeon dijo: Cuando Jehova haya entregado en mi mano a Zeba y a Zalmuna, yo trillare vuestra carne con espinos y abrojos del desierto.
8 De alli subio a Peniel, y les dijo las mismas palabras. Y los de Peniel le respondieron como habian respondido los de Sucot.
9 Y el hablo tambien a los de Peniel, diciendo: Cuando yo vuelva en paz, derribare esta torre.
10 Y Zeba y Zalmuna estaban en Carcor, y con ellos su ejercito como de quince mil hombres, todos los que habian quedado de todo el ejercito de los hijos del oriente; pues habian caido ciento veinte mil hombres que sacaban espada.
11 Subiendo, pues, Gedeon por el camino de los que habitaban en tiendas al oriente de Noba y de Jogbeha, ataco el campamento, porque el ejercito no estaba en guardia.
12 Y huyendo Zeba y Zalmuna, el los siguio; y prendio a los dos reyes de Madian, Zeba y Zalmuna, y lleno de espanto a todo el ejercito.
13 Entonces Gedeon hijo de Joas volvio de la batalla antes que el sol subiese,
14 y tomo a un joven de los hombres de Sucot, y le pregunto; y el le dio por escrito los nombres de los principales y de los ancianos de Sucot, setenta y siete varones.
15 Y entrando a los hombres de Sucot, dijo: He aqui a Zeba y a Zalmuna, acerca de los cuales me zaheristeis, diciendo: "Estan ya en tu mano Zeba y Zalmuna, para que demos nosotros pan a tus hombres cansados?
16 Y tomo a los ancianos de la ciudad, y espinos y abrojos del desierto, y castigo con ellos a los de Sucot.
17 Asimismo derribo la torre de Peniel, y mato a los de la ciudad.
18 Luego dijo a Zeba y a Zalmuna: "Que aspecto tenian aquellos hombres que matasteis en Tabor? Y ellos respondieron: Como tu, asi eran ellos; cada uno parecia hijo de rey.
19 Y el dijo: Mis hermanos eran, hijos de mi madre. "Vive Jehova, que si les hubierais conservado la vida, yo no os mataria!
20 Y dijo a Jeter su primogenito: Levantate, y matalos. Pero el joven no desenvaino su espada, porque tenia temor, pues era aun muchacho.
21 Entonces dijeron Zeba y Zalmuna: Levantate tu, y matanos; porque como es el varon, tal es su valentia. Y Gedeon se levanto, y mato a Zeba y a Zalmuna; y tomo los adornos de lunetas que sus camellos traian al cuello.
22 Y los israelitas dijeron a Gedeon: Se nuestro senor, tu, y tu hijo, y tu nieto; pues que nos has librado de mano de Madian.
23 Mas Gedeon respondio: No sere senor sobre vosotros, ni mi hijo os senoreara: Jehova senoreara sobre vosotros.
24 Y les dijo Gedeon: Quiero haceros una peticion; que cada uno me de los zarcillos de su botin (pues traian zarcillos de oro, porque eran ismaelitas).
25 Ellos respondieron: De buena gana te los daremos. Y tendiendo un manto, echo alli cada uno los zarcillos de su botin.
26 Y fue el peso de los zarcillos de oro que el pidio, mil setecientos siclos de oro, sin las planchas y joyeles y vestidos de purpura que traian los reyes de Madian, y sin los collares que traian sus camellos al cuello.
27 Y Gedeon hizo de ellos un efod, el cual hizo guardar en su ciudad de Ofra; y todo Israel se prostituyo tras de ese efod en aquel lugar; y fue tropezadero a Gedeon y a su casa.
28 Asi fue subyugado Madian delante de los hijos de Israel, y nunca mas volvio a levantar cabeza. Y reposo la tierra cuarenta anos en los dias de Gedeon.
29 Luego Jerobaal hijo de Joas fue y habito en su casa.
30 Y tuvo Gedeon setenta hijos que constituyeron su descendencia, porque tuvo muchas mujeres.
31 Tambien su concubina que estaba en Siquem le dio un hijo, y le puso por nombre Abimelec.
32 Y murio Gedeon hijo de Joas en buena vejez, y fue sepultado en el sepulcro de su padre Joas, en Ofra de los abiezeritas.
33 Pero acontecio que cuando murio Gedeon, los hijos de Israel volvieron a prostituirse yendo tras los baales, y escogieron por dios a Baal-berit.
34 Y no se acordaron los hijos de Israel de Jehova su Dios, que los habia librado de todos sus enemigos en derredor;
35 ni se mostraron agradecidos con la casa de Jerobaal, el cual es Gedeon, conforme a todo el bien que el habia hecho a Israel.

Reinado de Abimelec
9

1 Abimelec hijo de Jerobaal fue a Siquem, a los hermanos de su madre, y hablo con ellos, y con toda la familia de la casa del padre de su madre, diciendo:
2 Yo os ruego que digais en oidos de todos los de Siquem: "Que os parece mejor, que os gobiernen setenta hombres, todos los hijos de Jerobaal, o que os gobierne un solo hombre? Acordaos que yo soy hueso vuestro, y carne vuestra.
3 Y hablaron por el los hermanos de su madre en oidos de todos los de Siquem todas estas palabras; y el corazon de ellos se inclino a favor de Abimelec, porque decian: Nuestro hermano es.
4 Y le dieron setenta siclos de plata del templo de Baal-berit, con los cuales Abimelec alquilo hombres ociosos y vagabundos, que le siguieron.
5 Y viniendo a la casa de su padre en Ofra, mato a sus hermanos los hijos de Jerobaal, setenta varones, sobre una misma piedra; pero quedo Jotam el hijo menor de Jerobaal, que se escondio.
6 Entonces se juntaron todos los de Siquem con toda la casa de Milo, y fueron y eligieron a Abimelec por rey, cerca de la llanura del pilar que estaba en Siquem.
7 Cuando se lo dijeron a Jotam, fue y se puso en la cumbre del monte de Gerizim, y alzando su voz clamo y les dijo: Oidme, varones de Siquem, y asi os oiga Dios.
8 Fueron una vez los arboles a elegir rey sobre si, y dijeron al olivo: Reina sobre nosotros.
9 Mas el olivo respondio: "He de dejar mi aceite, con el cual en mi se honra a Dios y a los hombres, para ir a ser grande sobre los arboles?
10 Y dijeron los arboles a la higuera: Anda tu, reina sobre nosotros.
11 Y respondio la higuera: "He de dejar mi dulzura y mi buen fruto, para ir a ser grande sobre los arboles?
12 Dijeron luego los arboles a la vid: Pues ven tu, reina sobre nosotros.
13 Y la vid les respondio: "He de dejar mi mosto, que alegra a Dios y a los hombres, para ir a ser grande sobre los arboles?
14 Dijeron entonces todos los arboles a la zarza: Anda tu, reina sobre nosotros.
15 Y la zarza respondio a los arboles: Si en verdad me elegis por rey sobre vosotros, venid, abrigaos bajo de mi sombra; y si no, salga fuego de la zarza y devore a los cedros del Libano.
16 Ahora, pues, si con verdad y con integridad habeis procedido en hacer rey a Abimelec, y si habeis actuado bien con Jerobaal y con su casa, y si le habeis pagado conforme a la obra de sus manos
17 (porque mi padre peleo por vosotros, y expuso su vida al peligro para libraros de mano de Madian,
18 y vosotros os habeis levantado hoy contra la casa de mi padre, y habeis matado a sus hijos, setenta varones sobre una misma piedra; y habeis puesto por rey sobre los de Siquem a Abimelec hijo de su criada, por cuanto es vuestro hermano);
19 si con verdad y con integridad habeis procedido hoy con Jerobaal y con su casa, que goceis de Abimelec, y el goce de vosotros.
20 Y si no, fuego salga de Abimelec, que consuma a los de Siquem y a la casa de Milo, y fuego salga de los de Siquem y de la casa de Milo, que consuma a Abimelec.
21 Y escapo Jotam y huyo, y se fue a Beer, y alli se estuvo por miedo de Abimelec su hermano.
22 Despues que Abimelec hubo dominado sobre Israel tres anos,
23 envio Dios un mal espiritu entre Abimelec y los hombres de Siquem, y los de Siquem se levantaron contra Abimelec;
24 para que la violencia hecha a los setenta hijos de Jerobaal, y la sangre de ellos, recayera sobre Abimelec su hermano que los mato, y sobre los hombres de Siquem que fortalecieron las manos de el para matar a sus hermanos.
25 Y los de Siquem pusieron en las cumbres de los montes asechadores que robaban a todos los que pasaban junto a ellos por el camino; de lo cual fue dado aviso a Abimelec.
26 Y Gaal hijo de Ebed vino con sus hermanos y se pasaron a Siquem, y los de Siquem pusieron en el su confianza.
27 Y saliendo al campo, vendimiaron sus vinedos, y pisaron la uva e hicieron fiesta; y entrando en el templo de sus dioses, comieron y bebieron, y maldijeron a Abimelec.
28 Y Gaal hijo de Ebed dijo: "Quien es Abimelec, y que es Siquem, para que nosotros le sirvamos? "No es hijo de Jerobaal, y no es Zebul ayudante suyo? Servid a los varones de Hamor padre de Siquem; pero ?por que le hemos de servir a el?
29 Ojala estuviera este pueblo bajo mi mano, pues yo arrojaria luego a Abimelec, y diria a Abimelec: Aumenta tus ejercitos, y sal.
30 Cuando Zebul gobernador de la ciudad oyo las palabras de Gaal hijo de Ebed, se encendio en ira,
31 y envio secretamente mensajeros a Abimelec, diciendo: He aqui que Gaal hijo de Ebed y sus hermanos han venido a Siquem, y he aqui que estan sublevando la ciudad contra ti.
32 Levantate, pues, ahora de noche, tu y el pueblo que esta contigo, y pon emboscadas en el campo.
33 Y por la manana al salir el sol madruga y cae sobre la ciudad; y cuando el y el pueblo que esta con el salgan contra ti, tu haras con el segun se presente la ocasion.
34 Levantandose, pues, de noche Abimelec y todo el pueblo que con el estaba, pusieron emboscada contra Siquem con cuatro companias.
35 Y Gaal hijo de Ebed salio, y se puso a la entrada de la puerta de la ciudad; y Abimelec y todo el pueblo que con el estaba, se levantaron de la emboscada.
36 Y viendo Gaal al pueblo, dijo a Zebul: He alli gente que desciende de las cumbres de los montes. Y Zebul le respondio: Tu ves la sombra de los montes como si fueran hombres.
37 Volvio Gaal a hablar, y dijo: He alli gente que desciende de en medio de la tierra, y una tropa viene por el camino de la encina de los adivinos.
38 Y Zebul le respondio: "Donde esta ahora tu boca con que decias: "Quien es Abimelec para que le sirvamos? "No es este el pueblo que tenias en poco? Sal pues, ahora, y pelea con el.
39 Y Gaal salio delante de los de Siquem, y peleo contra Abimelec.
40 Mas lo persiguio Abimelec, y Gaal huyo delante de el; y cayeron heridos muchos hasta la entrada de la puerta.
41 Y Abimelec se quedo en Aruma; y Zebul echo fuera a Gaal y a sus hermanos, para que no morasen en Siquem.
42 Acontecio el siguiente dia, que el pueblo salio al campo; y fue dado aviso a Abimelec,
43 el cual, tomando gente, la repartio en tres companias, y puso emboscadas en el campo; y cuando miro, he aqui el pueblo que salia de la ciudad; y se levanto contra ellos y los ataco.
44 Porque Abimelec y la compania que estaba con el acometieron con impetu, y se detuvieron a la entrada de la puerta de la ciudad, y las otras dos companias acometieron a todos los que estaban en el campo, y los mataron.
45 Y Abimelec peleo contra la ciudad todo aquel dia, y tomo la ciudad, y mato al pueblo que en ella estaba; y asolo la ciudad, y la sembro de sal.
46 Cuando oyeron esto todos los que estaban en la torre de Siquem, se metieron en la fortaleza del templo del dios Berit.
47 Y fue dado aviso a Abimelec, de que estaban reunidos todos los hombres de la torre de Siquem.
48 Entonces subio Abimelec al monte de Salmon, el y toda la gente que con el estaba; y tomo Abimelec un hacha en su mano, y corto una rama de los arboles, y levantandola se la puso sobre sus hombros, diciendo al pueblo que estaba con el: Lo que me habeis visto hacer, apresuraos a hacerlo como yo.
49 Y todo el pueblo corto tambien cada uno su rama, y siguieron a Abimelec, y las pusieron junto a la fortaleza, y prendieron fuego con ellas a la fortaleza, de modo que todos los de la torre de Siquem murieron, como unos mil hombres y mujeres.
50 Despues Abimelec se fue a Tebes, y puso sitio a Tebes, y la tomo.
51 En medio de aquella ciudad habia una torre fortificada, a la cual se retiraron todos los hombres y las mujeres, y todos los senores de la ciudad; y cerrando tras si las puertas, se subieron al techo de la torre.
52 Y vino Abimelec a la torre, y combatiendola, llego hasta la puerta de la torre para prenderle fuego.
53 Mas una mujer dejo caer un pedazo de una rueda de molino sobre la cabeza de Abimelec, y le rompio el craneo.
54 Entonces llamo apresuradamente a su escudero, y le dijo: Saca tu espada y matame, para que no se diga de mi: Una mujer lo mato. Y su escudero le atraveso, y murio.
55 Y cuando los israelitas vieron muerto a Abimelec, se fueron cada uno a su casa.
56 Asi pago Dios a Abimelec el mal que hizo contra su padre, matando a sus setenta hermanos.
57 Y todo el mal de los hombres de Siquem lo hizo Dios volver sobre sus cabezas, y vino sobre ellos la maldicion de Jotam hijo de Jerobaal.

Tola y Jair juzgan a Israel
10

1 Despues de Abimelec, se levanto para librar a Israel Tola hijo de Fua, hijo de Dodo, varon de Isacar, el cual habitaba en Samir en el monte de Efrain.
2 Y juzgo a Israel veintitres anos; y murio, y fue sepultado en Samir.
3 Tras el se levanto Jair galaadita, el cual juzgo a Israel veintidos anos.
4 Este tuvo treinta hijos, que cabalgaban sobre treinta asnos; y tenian treinta ciudades, que se llaman las ciudades de Jair hasta hoy, las cuales estan en la tierra de Galaad.
5 Y murio Jair, y fue sepultado en Camon.

Jefte liberta a Israel de los amonitas

6 Pero los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos de Jehova, y sirvieron a los baales y a Astarot, a los dioses de Siria, a los dioses de Sidon, a los dioses de Moab, a los dioses de los hijos de Amon y a los dioses de los filisteos; y dejaron a Jehova, y no le sirvieron.
7 Y se encendio la ira de Jehova contra Israel, y los entrego en mano de los filisteos, y en mano de los hijos de Amon:
8 los cuales oprimieron y quebrantaron a los hijos de Israel en aquel tiempo dieciocho anos, a todos los hijos de Israel que estaban al otro lado del Jordan en la tierra del amorreo, que esta en Galaad.
9 Y los hijos de Amon pasaron el Jordan para hacer tambien guerra contra Juda y contra Benjamin y la casa de Efrain, y fue afligido Israel en gran manera.
10 Entonces los hijos de Israel clamaron a Jehova, diciendo: Nosotros hemos pecado contra ti; porque hemos dejado a nuestro Dios, y servido a los baales.
11 Y Jehova respondio a los hijos de Israel: "No habeis sido oprimidos de Egipto, de los amorreos, de los amonitas, de los filisteos,
12 de los de Sidon, de Amalec y de Maon, y clamando a mi no os libre de sus manos?
13 Mas vosotros me habeis dejado, y habeis servido a dioses ajenos; por tanto, yo no os librare mas.
14 Andad y clamad a los dioses que os habeis elegido; que os libren ellos en el tiempo de vuestra afliccion.
15 Y los hijos de Israel respondieron a Jehova: Hemos pecado; haz tu con nosotros como bien te parezca; solo te rogamos que nos libres en este dia.
16 Y quitaron de entre si los dioses ajenos, y sirvieron a Jehova; y el fue angustiado a causa de la afliccion de Israel.
17 Entonces se juntaron los hijos de Amon, y acamparon en Galaad; se juntaron asimismo los hijos de Israel, y acamparon en Mizpa.
18 Y los principes y el pueblo de Galaad dijeron el uno al otro: "Quien comenzara la batalla contra los hijos de Amon? Sera caudillo sobre todos los que habitan en Galaad.

11

1 Jefte galaadita era esforzado y valeroso; era hijo de una mujer ramera, y el padre de Jefte era Galaad.
2 Pero la mujer de Galaad le dio hijos, los cuales, cuando crecieron, echaron fuera a Jefte, diciendole: No heredaras en la casa de nuestro padre, porque eres hijo de otra mujer.
3 Huyo, pues, Jefte de sus hermanos, y habito en tierra de Tob; y se juntaron con el hombres ociosos, los cuales salian con el.
4 Acontecio andando el tiempo, que los hijos de Amon hicieron guerra contra Israel.
5 Y cuando los hijos de Amon hicieron guerra contra Israel, los ancianos de Galaad fueron a traer a Jefte de la tierra de Tob;
6 y dijeron a Jefte: Ven, y seras nuestro jefe, para que peleemos contra los hijos de Amon.
7 Jefte respondio a los ancianos de Galaad: "No me aborrecisteis vosotros, y me echasteis de la casa de mi padre? "Por que, pues, venis ahora a mi cuando estais en afliccion?
8 Y los ancianos de Galaad respondieron a Jefte: Por esta misma causa volvemos ahora a ti, para que vengas con nosotros y pelees contra los hijos de Amon, y seas caudillo de todos los que moramos en Galaad.
9 Jefte entonces dijo a los ancianos de Galaad: Si me haceis volver para que pelee contra los hijos de Amon, y Jehova los entregare delante de mi, "sere yo vuestro caudillo?
10 Y los ancianos de Galaad respondieron a Jefte: Jehova sea testigo entre nosotros, si no hicieremos como tu dices.
11 Entonces Jefte vino con los ancianos de Galaad, y el pueblo lo eligio por su caudillo y jefe; y Jefte hablo todas sus palabras delante de Jehova en Mizpa.
12 Y envio Jefte mensajeros al rey de los amonitas, diciendo: "Que tienes tu conmigo, que has venido a mi para hacer guerra contra mi tierra?
13 El rey de los amonitas respondio a los mensajeros de Jefte: Por cuanto Israel tomo mi tierra, cuando subio de Egipto, desde Arnon hasta Jaboc y el Jordan; ahora, pues, devuelvela en paz.
14 Y Jefte volvio a enviar otros mensajeros al rey de los amonitas,
15 para decirle: Jefte ha dicho asi: Israel no tomo tierra de Moab, ni tierra de los hijos de Amon.
16 Porque cuando Israel subio de Egipto, anduvo por el desierto hasta el Mar Rojo, y llego a Cades.
17 Entonces Israel envio mensajeros al rey de Edom, diciendo: Yo te ruego que me dejes pasar por tu tierra; pero el rey de Edom no los escucho. Envio tambien al rey de Moab, el cual tampoco quiso; se quedo, por tanto, Israel en Cades.
18 Despues, yendo por el desierto, rodeo la tierra de Edom y la tierra de Moab, y viniendo por el lado oriental de la tierra de Moab, acampo al otro lado de Arnon, y no entro en territorio de Moab; porque Arnon es territorio de Moab.
19 Y envio Israel mensajeros a Sehon rey de los amorreos, rey de Hesbon, diciendole: Te ruego que me dejes pasar por tu tierra hasta mi lugar.
20 Mas Sehon no se fio de Israel para darle paso por su territorio, sino que reuniendo Sehon toda su gente, acampo en Jahaza, y peleo contra Israel.
21 Pero Jehova Dios de Israel entrego a Sehon y a todo su pueblo en mano de Israel, y los derroto; y se apodero Israel de toda la tierra de los amorreos que habitaban en aquel pais.
22 Se apoderaron tambien de todo el territorio del amorreo desde Arnon hasta Jaboc, y desde el desierto hasta el Jordan.
23 Asi que, lo que Jehova Dios de Israel desposeyo al amorreo delante de su pueblo Israel, "pretendes tu apoderarte de el?
24 Lo que te hiciere poseer Quemos tu dios, ?no lo poseerias tu? Asi, todo lo que desposeyo Jehova nuestro Dios delante de nosotros, nosotros lo poseeremos.
25 "Eres tu ahora mejor en algo que Balac hijo de Zipor, rey de Moab? ?Tuvo el cuestion contra Israel, o hizo guerra contra ellos?
26 Cuando Israel ha estado habitando por trescientos anos a Hesbon y sus aldeas, a Aroer y sus aldeas, y todas las ciudades que estan en el territorio de Arnon, "por que no las habeis recobrado en ese tiempo?
27 Asi que, yo nada he pecado contra ti, mas tu haces mal conmigo peleando contra mi. Jehova, que es el juez, juzgue hoy entre los hijos de Israel y los hijos de Amon.
28 Mas el rey de los hijos de Amon no atendio a las razones que Jefte le envio.
29 Y el Espiritu de Jehova vino sobre Jefte; y paso por Galaad y Manases, y de alli paso a Mizpa de Galaad, y de Mizpa de Galaad paso a los hijos de Amon.
30 Y Jefte hizo voto a Jehova, diciendo: Si entregares a los amonitas en mis manos,
31 cualquiera que saliere de las puertas de mi casa a recibirme, cuando regrese victorioso de los amonitas, sera de Jehova, y lo ofrecere en holocausto.
32 Y fue Jefte hacia los hijos de Amon para pelear contra ellos; y Jehova los entrego en su mano.
33 Y desde Aroer hasta llegar a Minit, veinte ciudades, y hasta la vega de las vinas, los derroto con muy grande estrago. Asi fueron sometidos los amonitas por los hijos de Israel.
34 Entonces volvio Jefte a Mizpa, a su casa; y he aqui su hija que salia a recibirle con panderos y danzas, y ella era sola, su hija unica; no tenia fuera de ella hijo ni hija.
35 Y cuando el la vio, rompio sus vestidos, diciendo: "Ay, hija mia! en verdad me has abatido, y tu misma has venido a ser causa de mi dolor; porque le he dado palabra a Jehova, y no podre retractarme.
36 Ella entonces le respondio: Padre mio, si le has dado palabra a Jehova, haz de mi conforme a lo que prometiste, ya que Jehova ha hecho venganza en tus enemigos los hijos de Amon.
37 Y volvio a decir a su padre: Concedeme esto: dejame por dos meses que vaya y descienda por los montes, y llore mi virginidad, yo y mis companeras.
38 El entonces dijo: Ve. Y la dejo por dos meses. Y ella fue con sus companeras, y lloro su virginidad por los montes.
39 Pasados los dos meses volvio a su padre, quien hizo de ella conforme al voto que habia hecho. Y ella nunca conocio varon.
40 Y se hizo costumbre en Israel, que de ano en ano fueran las doncellas de Israel a endechar a la hija de Jefte galaadita, cuatro dias en el ano.

12

1 Entonces se reunieron los varones de Efrain, y pasaron hacia el norte, y dijeron a Jefte: "Por que fuiste a hacer guerra contra los hijos de Amon, y no nos llamaste para que fueramos contigo? Nosotros quemaremos tu casa contigo.
2 Y Jefte les respondio: Yo y mi pueblo teniamos una gran contienda con los hijos de Amon, y os llame, y no me defendisteis de su mano.
3 Viendo, pues, que no me defendiais, arriesgue mi vida, y pase contra los hijos de Amon, y Jehova me los entrego; "por que, pues, habeis subido hoy contra mi para pelear conmigo?
4 Entonces reunio Jefte a todos los varones de Galaad, y peleo contra Efrain; y los de Galaad derrotaron a Efrain, porque habian dicho: Vosotros sois fugitivos de Efrain, vosotros los galaaditas, en medio de Efrain y de Manases.
5 Y los galaaditas tomaron los vados del Jordan a los de Efrain; y acontecio que cuando decian los fugitivos de Efrain: Quiero pasar, los de Galaad les preguntaban: "Eres tu efrateo? Si el respondia: No,
6 entonces le decian: Ahora, pues, di Shibolet. Y el decia Sibolet; porque no podia pronunciarlo correctamente. Entonces le echaban mano, y le degollaban junto a los vados del Jordan. Y murieron entonces de los de Efrain cuarenta y dos mil.
7 Y Jefte juzgo a Israel seis anos; y murio Jefte galaadita, y fue sepultado en una de las ciudades de Galaad.

Ibzan, Elon y Abdon, jueces de Israel

8 Despues de el juzgo a Israel Ibzan de Belen,
9 el cual tuvo treinta hijos y treinta hijas, las cuales caso fuera, y tomo de fuera treinta hijas para sus hijos; y juzgo a Israel siete anos.
10 Y murio Ibzan, y fue sepultado en Belen.
11 Despues de el juzgo a Israel Elon zabulonita, el cual juzgo a Israel diez anos.
12 Y murio Elon zabulonita, y fue sepultado en Ajalon en la tierra de Zabulon.
13 Despues de el juzgo a Israel Abdon hijo de Hilel, piratonita.
14 Este tuvo cuarenta hijos y treinta nietos, que cabalgaban sobre setenta asnos; y juzgo a Israel ocho anos.
15 Y murio Abdon hijo de Hilel piratonita, y fue sepultado en Piraton, en la tierra de Efrain, en el monte de Amalec.

13

Nacimiento de Sanson

1 Los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos de Jehova; y Jehova los entrego en mano de los filisteos por cuarenta anos.
2 Y habia un hombre de Zora, de la tribu de Dan, el cual se llamaba Manoa; y su mujer era esteril, y nunca habia tenido hijos.
3 A esta mujer aparecio el angel de Jehova, y le dijo: He aqui que tu eres esteril, y nunca has tenido hijos; pero concebiras y daras a luz un hijo.
4 Ahora, pues, no bebas vino ni sidra, ni comas cosa inmunda.
5 Pues he aqui que concebiras y daras a luz un hijo; y navaja no pasara sobre su cabeza, porque el nino sera nazareo a Dios desde su nacimiento, y el comenzara a salvar a Israel de mano de los filisteos.
6 Y la mujer vino y se lo conto a su marido, diciendo: Un varon de Dios vino a mi, cuyo aspecto era como el aspecto de un angel de Dios, temible en gran manera; y no le pregunte de donde ni quien era, ni tampoco el me dijo su nombre.
7 Y me dijo: He aqui que tu concebiras, y daras a luz un hijo; por tanto, ahora no bebas vino, ni sidra, ni comas cosa inmunda, porque este nino sera nazareo a Dios desde su nacimiento hasta el dia de su muerte.
8 Entonces oro Manoa a Jehova, y dijo: Ah, Senor mio, yo te ruego que aquel varon de Dios que enviaste, vuelva ahora a venir a nosotros, y nos ensene lo que hayamos de hacer con el nino que ha de nacer.
9 Y Dios oyo la voz de Manoa; y el angel de Dios volvio otra vez a la mujer, estando ella en el campo; mas su marido Manoa no estaba con ella.
10 Y la mujer corrio prontamente a avisarle a su marido, diciendole: Mira que se me ha aparecido aquel varon que vino a mi el otro dia.
11 Y se levanto Manoa, y siguio a su mujer; y vino al varon y le dijo: "Eres tu aquel varon que hablo a la mujer? Y el dijo: Yo soy.
12 Entonces Manoa dijo: Cuando tus palabras se cumplan, "como debe ser la manera de vivir del nino, y que debemos hacer con el?
13 Y el angel de Jehova respondio a Manoa: La mujer se guardara de todas las cosas que yo le dije.
14 No tomara nada que proceda de la vid; no bebera vino ni sidra, y no comera cosa inmunda; guardara todo lo que le mande.
15 Entonces Manoa dijo al angel de Jehova: Te ruego nos permitas detenerte, y te prepararemos un cabrito.
16 Y el angel de Jehova respondio a Manoa: Aunque me detengas, no comere de tu pan; mas si quieres hacer holocausto, ofrecelo a Jehova. Y no sabia Manoa que aquel fuese angel de Jehova.
17 Entonces dijo Manoa al angel de Jehova: "Cual es tu nombre, para que cuando se cumpla tu palabra te honremos?
18 Y el angel de Jehova respondio: "Por que preguntas por mi nombre, que es admirable?
19 Y Manoa tomo un cabrito y una ofrenda, y los ofrecio sobre una pena a Jehova; y el angel hizo milagro ante los ojos de Manoa y de su mujer.
20 Porque acontecio que cuando la llama subia del altar hacia el cielo, el angel de Jehova subio en la llama del altar ante los ojos de Manoa y de su mujer, los cuales se postraron en tierra.
21 Y el angel de Jehova no volvio a aparecer a Manoa ni a su mujer. Entonces conocio Manoa que era el angel de Jehova.
22 Y dijo Manoa a su mujer: Ciertamente moriremos, porque a Dios hemos visto.
23 Y su mujer le respondio: Si Jehova nos quisiera matar, no aceptaria de nuestras manos el holocausto y la ofrenda, ni nos hubiera mostrado todas estas cosas, ni ahora nos habria anunciado esto.
24 Y la mujer dio a luz un hijo, y le puso por nombre Sanson. Y el nino crecio, y Jehova lo bendijo.
25 Y el Espiritu de Jehova comenzo a manifestarse en el en los campamentos de Dan, entre Zora y Estaol.

Sanson y la mujer filistea de Timnat
14

1 Descendio Sanson a Timnat, y vio en Timnat a una mujer de las hijas de los filisteos.
2 Y subio, y lo declaro a su padre y a su madre, diciendo: Yo he visto en Timnat una mujer de las hijas de los filisteos; os ruego que me la tomeis por mujer.
3 Y su padre y su madre le dijeron: "No hay mujer entre las hijas de tus hermanos, ni en todo nuestro pueblo, para que vayas tu a tomar mujer de los filisteos incircuncisos? Y Sanson respondio a su padre: Tomame esta por mujer, porque ella me agrada.
4 Mas su padre y su madre no sabian que esto venia de Jehova, porque el buscaba ocasion contra los filisteos; pues en aquel tiempo los filisteos dominaban sobre Israel.
5 Y Sanson descendio con su padre y con su madre a Timnat; y cuando llegaron a las vinas de Timnat, he aqui un leon joven que venia rugiendo hacia el.
6 Y el Espiritu de Jehova vino sobre Sanson, quien despedazo al leon como quien despedaza un cabrito, sin tener nada en su mano; y no declaro ni a su padre ni a su madre lo que habia hecho.
7 Descendio, pues, y hablo a la mujer; y ella agrado a Sanson.
8 Y volviendo despues de algunos dias para tomarla, se aparto del camino para ver el cuerpo muerto del leon; y he aqui que en el cuerpo del leon habia un enjambre de abejas, y un panal de miel.
9 Y tomandolo en sus manos, se fue comiendolo por el camino; y cuando alcanzo a su padre y a su madre, les dio tambien a ellos que comiesen; mas no les descubrio que habia tomado aquella miel del cuerpo del leon.
10 Vino, pues, su padre adonde estaba la mujer, y Sanson hizo alli banquete; porque asi solian hacer los jovenes.
11 Y acontecio que cuando ellos le vieron, tomaron treinta companeros para que estuviesen con el.
12 Y Sanson les dijo: Yo os propondre ahora un enigma, y si en los siete dias del banquete me lo declarais y descifrais, yo os dare treinta vestidos de lino y treinta vestidos de fiesta.
13 Mas si no me lo podeis declarar, entonces vosotros me dareis a mi los treinta vestidos de lino y los vestidos de fiesta. Y ellos respondieron: Propon tu enigma, y lo oiremos.
14 Entonces les dijo: Del devorador salio comida, Y del fuerte salio dulzura.
Y ellos no pudieron declararle el enigma en tres dias.
15 Al septimo dia dijeron a la mujer de Sanson: Induce a tu marido a que nos declare este enigma, para que no te quememos a ti y a la casa de tu padre. "Nos habeis llamado aqui para despojarnos?
16 Y lloro la mujer de Sanson en presencia de el, y dijo: Solamente me aborreces, y no me amas, pues no me declaras el enigma que propusiste a los hijos de mi pueblo. Y el respondio: He aqui que ni a mi padre ni a mi madre lo he declarado, "y te lo habia de declarar a ti?
17 Y ella lloro en presencia de el los siete dias que ellos tuvieron banquete; mas al septimo dia el se lo declaro, porque le presionaba; y ella lo declaro a los hijos de su pueblo.
18 Al septimo dia, antes que el sol se pusiese, los de la ciudad le dijeron: "Que cosa mas dulce que la miel? "Y que cosa mas fuerte que el leon?
Y el les respondio: Si no araseis con mi novilla, Nunca hubierais descubierto mi enigma.
19 Y el Espiritu de Jehova vino sobre el, y descendio a Ascalon y mato a treinta hombres de ellos; y tomando sus despojos, dio las mudas de vestidos a los que habian explicado el enigma; y encendido en enojo se volvio a la casa de su padre.
20 Y la mujer de Sanson fue dada a su companero, al cual el habia tratado como su amigo.

15

1 Acontecio despues de algun tiempo, que en los dias de la siega del trigo Sanson visito a su mujer con un cabrito, diciendo: Entrare a mi mujer en el aposento. Mas el padre de ella no lo dejo entrar.
2 Y dijo el padre de ella: Me persuadi de que la aborrecias, y la di a tu companero. Mas su hermana menor, "no es mas hermosa que ella? Tomala, pues, en su lugar.
3 Entonces le dijo Sanson: Sin culpa sere esta vez respecto de los filisteos, si mal les hiciere.
4 Y fue Sanson y cazo trescientas zorras, y tomo teas, y junto cola con cola, y puso una tea entre cada dos colas.
5 Despues, encendiendo las teas, solto las zorras en los sembrados de los filisteos, y quemo las mieses amontonadas y en pie, vinas y olivares.
6 Y dijeron los filisteos: "Quien hizo esto? Y les contestaron: Sanson, el yerno del timnateo, porque le quito su mujer y la dio a su companero. Y vinieron los filisteos y la quemaron a ella y a su padre.
7 Entonces Sanson les dijo: Ya que asi habeis hecho, juro que me vengare de vosotros, y despues desistire.
8 Y los hirio cadera y muslo con gran mortandad; y descendio y habito en la cueva de la pena de Etam.

Sanson derrota a los filisteos en Lehi

9 Entonces los filisteos subieron y acamparon en Juda, y se extendieron por Lehi.
10 Y los varones de Juda les dijeron: "Por que habeis subido contra nosotros? Y ellos respondieron: A prender a Sanson hemos subido, para hacerle como el nos ha hecho.
11 Y vinieron tres mil hombres de Juda a la cueva de la pena de Etam, y dijeron a Sanson: "No sabes tu que los filisteos dominan sobre nosotros? "Por que nos has hecho esto? Y el les respondio: Yo les he hecho como ellos me hicieron.
12 Ellos entonces le dijeron: Nosotros hemos venido para prenderte y entregarte en mano de los filisteos. Y Sanson les respondio: Juradme que vosotros no me matareis.
13 Y ellos le respondieron, diciendo: No; solamente te prenderemos, y te entregaremos en sus manos; mas no te mataremos. Entonces le ataron con dos cuerdas nuevas, y le hicieron venir de la pena.
14 Y asi que vino hasta Lehi, los filisteos salieron gritando a su encuentro; pero el Espiritu de Jehova vino sobre el, y las cuerdas que estaban en sus brazos se volvieron como lino quemado con fuego, y las ataduras se cayeron de sus manos.
15 Y hallando una quijada de asno fresca aun, extendio la mano y la tomo, y mato con ella a mil hombres.
16 Entonces Sanson dijo: Con la quijada de un asno, un monton, dos montones; Con la quijada de un asno mate a mil hombres.
17 Y acabando de hablar, arrojo de su mano la quijada, y llamo a aquel lugar Ramat-lehi.
18 Y teniendo gran sed, clamo luego a Jehova, y dijo: Tu has dado esta grande salvacion por mano de tu siervo; "y morire yo ahora de sed, y caere en mano de los incircuncisos?
19 Entonces abrio Dios la cuenca que hay en Lehi; y salio de alli agua, y el bebio, y recobro su espiritu, y se reanimo. Por esto llamo el nombre de aquel lugar, En-hacore, el cual esta en Lehi, hasta hoy.
20 Y juzgo a Israel en los dias de los filisteos veinte anos.

Sanson en Gaza
16

1 Fue Sanson a Gaza, y vio alli a una mujer ramera, y se llego a ella.
2 Y fue dicho a los de Gaza: Sanson ha venido aca. Y lo rodearon, y acecharon toda aquella noche a la puerta de la ciudad; y estuvieron callados toda aquella noche, diciendo: Hasta la luz de la manana; entonces lo mataremos.
3 Mas Sanson durmio hasta la medianoche; y a la medianoche se levanto, y tomando las puertas de la ciudad con sus dos pilares y su cerrojo, se las echo al hombro, y se fue y las subio a la cumbre del monte que esta delante de Hebron.

Sanson y Dalila

4 Despues de esto acontecio que se enamoro de una mujer en el valle de Sorec, la cual se llamaba Dalila.
5 Y vinieron a ella los principes de los filisteos, y le dijeron: Enganale e informate en que consiste su gran fuerza, y como lo podriamos vencer, para que lo atemos y lo dominemos; y cada uno de nosotros te dara mil cien siclos de plata.
6 Y Dalila dijo a Sanson: Yo te ruego que me declares en que consiste tu gran fuerza, y como podras ser atado para ser dominado.
7 Y le respondio Sanson: Si me ataren con siete mimbres verdes que aun no esten enjutos, entonces me debilitare y sere como cualquiera de los hombres.
8 Y los principes de los filisteos le trajeron siete mimbres verdes que aun no estaban enjutos, y ella le ato con ellos.
9 Y ella tenia hombres en acecho en el aposento. Entonces ella le dijo: "Sanson, los filisteos contra ti! Y el rompio los mimbres, como se rompe una cuerda de estopa cuando toca el fuego; y no se supo el secreto de su fuerza.
10 Entonces Dalila dijo a Sanson: He aqui tu me has enganado, y me has dicho mentiras; descubreme, pues, ahora, te ruego, como podras ser atado.
11 Y el le dijo: Si me ataren fuertemente con cuerdas nuevas que no se hayan usado, yo me debilitare, y sere como cualquiera de los hombres.
12 Y Dalila tomo cuerdas nuevas, y le ato con ellas, y le dijo: "Sanson, los filisteos sobre ti! Y los espias estaban en el aposento. Mas el las rompio de sus brazos como un hilo.
13 Y Dalila dijo a Sanson: Hasta ahora me enganas, y tratas conmigo con mentiras. Descubreme, pues, ahora, como podras ser atado. El entonces le dijo: Si tejieres siete guedejas de mi cabeza con la tela y las asegurares con la estaca.
14 Y ella las aseguro con la estaca, y le dijo: "Sanson, los filisteos sobre ti! Mas despertando el de su sueno, arranco la estaca del telar con la tela.
15 Y ella le dijo: "Como dices: Yo te amo, cuando tu corazon no esta conmigo? Ya me has enganado tres veces, y no me has descubierto aun en que consiste tu gran fuerza.
16 Y acontecio que, presionandole ella cada dia con sus palabras e importunandole, su alma fue reducida a mortal angustia.
17 Le descubrio, pues, todo su corazon, y le djio: Nunca a mi cabeza llego navaja; porque soy nazareo de Dios desde el vientre de mi madre. Si fuere rapado, mi fuerza se apartara de mi, y me debilitare y sere como todos los hombres.
18 Viendo Dalila que el le habia descubierto todo su corazon, envio a llamar a los principales de los filisteos, diciendo: Venid esta vez, porque el me ha descubierto todo su corazon. Y los principales de los filisteos vinieron a ella, trayendo en su mano el dinero.
19 Y ella hizo que el se durmiese sobre sus rodillas, y llamo a un hombre, quien le rapo las siete guedejas de su cabeza; y ella comenzo a afligirlo, pues su fuerza se aparto de el.
20 Y le dijo: "Sanson, los filisteos sobre ti! Y luego que desperto el de su sueno, se dijo: Esta vez saldre como las otras y me escapare. Pero el no sabia que Jehova ya se habia apartado de el.
21 Mas los filisteos le echaron mano, y le sacaron los ojos, y le llevaron a Gaza; y le ataron con cadenas para que moliese en la carcel.
22 Y el cabello de su cabeza comenzo a crecer, despues que fue rapado.

Muerte de Sanson

23 Entonces los principales de los filisteos se juntaron para ofrecer sacrificio a Dagon su dios y para alegrarse; y dijeron: Nuestro dios entrego en nuestras manos a Sanson nuestro enemigo.
24 Y viendolo el pueblo, alabaron a su dios, diciendo: Nuestro dios entrego en nuestras manos a nuestro enemigo, y al destruidor de nuestra tierra, el cual habia dado muerte a muchos de nosotros.
25 Y acontecio que cuando sintieron alegria en su corazon, dijeron: Llamad a Sanson, para que nos divierta. Y llamaron a Sanson de la carcel, y sirvio de juguete delante de ellos; y lo pusieron entre las columnas.
26 Entonces Sanson dijo al joven que le guiaba de la mano: Acercame, y hazme palpar las columnas sobre las que descansa la casa, para que me apoye sobre ellas.
27 Y la casa estaba llena de hombres y mujeres, y todos los principales de los filisteos estaban alli; y en el piso alto habia como tres mil hombres y mujeres, que estaban mirando el escarnio de Sanson.
28 Entonces clamo Sanson a Jehova, y dijo: Senor Jehova, acuerdate ahora de mi, y fortaleceme, te ruego, solamente esta vez, oh Dios, para que de una vez tome venganza de los filisteos por mis dos ojos.
29 Asio luego Sanson las dos columnas de en medio, sobre las que descansaba la casa, y echo todo su peso sobre ellas, su mano derecha sobre una y su mano izquierda sobre la otra.
30 Y dijo Sanson: Muera yo con los filisteos. Entonces se inclino con toda su fuerza, y cayo la casa sobre los principales, y sobre todo el pueblo que estaba en ella. Y los que mato al morir fueron muchos mas que los que habia matado durante su vida.
31 Y descendieron sus hermanos y toda la casa de su padre, y le tomaron, y le llevaron, y le sepultaron entre Zora y Estaol, en el sepulcro de su padre Manoa. Y el juzgo a Israel veinte anos.

Las imagenes y el sacerdote de Micaia
17

1 Hubo un hombre del monte de Efrain, que se llamaba Micaia,
2 el cual dijo a su madre: Los mil cien siclos de plata que te fueron hurtados, acerca de los cuales maldijiste, y de los cuales me hablaste, he aqui el dinero esta en mi poder; yo lo tome. Entonces la madre dijo: Bendito seas de Jehova, hijo mio.
3 Y el devolvio los mil cien siclos de plata a su madre; y su madre dijo: En verdad he dedicado el dinero a Jehova por mi hijo, para hacer una imagen de talla y una de fundicion; ahora, pues, yo te lo devuelvo.
4 Mas el devolvio el dinero a su madre, y tomo su madre doscientos siclos de plata y los dio al fundidor, quien hizo de ellos una imagen de talla y una de fundicion, la cual fue puesta en la casa de Micaia.
5 Y este hombre Micaia tuvo casa de dioses, e hizo efod y terafines, y consagro a uno de sus hijos para que fuera su sacerdote.
6 En aquellos dias no habia rey en Israel; cada uno hacia lo que bien le parecia.
7 Y habia un joven de Belen de Juda, de la tribu de Juda, el cual era levita, y forastero alli.
8 Este hombre partio de la ciudad de Belen de Juda para ir a vivir donde pudiera encontrar lugar; y llegando en su camino al monte de Efrain, vino a casa de Micaia.
9 Y Micaia le dijo: "De donde vienes? Y el levita le respondio: Soy de Belen de Juda, y voy a vivir donde pueda encontrar lugar.
10 Entonces Micaia le dijo: Quedate en mi casa, y seras para mi padre y sacerdote; y yo te dare diez siclos de plata por ano, vestidos y comida. Y el levita se quedo.
11 Agrado, pues, al levita morar con aquel hombre, y fue para el como uno de sus hijos.
12 Y Micaia consagro al levita, y aquel joven le servia de sacerdote, y permanecio en casa de Micaia.
13 Y Micaia dijo: Ahora se que Jehova me prosperara, porque tengo un levita por sacerdote.

Micaia y los hombres de Dan
18

1 En aquellos dias no habia rey en Israel. Y en aquellos dias la tribu de Dan buscaba posesion para si donde habitar, porque hasta entonces no habia tenido posesion entre las tribus de Israel.
2 Y los hijos de Dan enviaron de su tribu cinco hombres de entre ellos, hombres valientes, de Zora y Estaol, para que reconociesen y explorasen bien la tierra; y les dijeron: Id y reconoced la tierra. Estos vinieron al monte de Efrain, hasta la casa de Micaia, y alli posaron.
3 Cuando estaban cerca de la casa de Micaia, reconocieron la voz del joven levita; y llegando alla, le dijeron: "Quien te ha traido aca? "y que haces aqui? "y que tienes tu por aqui?
4 El les respondio: De esta y de esta manera ha hecho conmigo Micaia, y me ha tomado para que sea su sacerdote.
5 Y ellos le dijeron: Pregunta, pues, ahora a Dios, para que sepamos si ha de prosperar este viaje que hacemos.
6 Y el sacerdote les respondio: Id en paz; delante de Jehova esta vuestro camino en que andais.
7 Entonces aquellos cinco hombres salieron, y vinieron a Lais; y vieron que el pueblo que habitaba en ella estaba seguro, ocioso y confiado, conforme a la costumbre de los de Sidon, sin que nadie en aquella region les perturbase en cosa alguna, ni habia quien poseyese el reino. Y estaban lejos de los sidonios, y no tenian negocios con nadie.
8 Volviendo, pues, ellos a sus hermanos en Zora y Estaol, sus hermanos les dijeron: "Que hay? Y ellos respondieron:
9 Levantaos, subamos contra ellos; porque nosotros hemos explorado la region, y hemos visto que es muy buena; "y vosotros no hareis nada? No seais perezosos en poneros en marcha para ir a tomar posesion de la tierra.
10 Cuando vayais, llegareis a un pueblo confiado y a una tierra muy espaciosa, pues Dios la ha entregado en vuestras manos; lugar donde no hay falta de cosa alguna que haya en la tierra.
11 Entonces salieron de alli, de Zora y de Estaol, seiscientos hombres de la familia de Dan, armados de armas de guerra.
12 Fueron y acamparon en Quiriat-jearim en Juda, por lo cual llamaron a aquel lugar el campamento de Dan, hasta hoy; esta al occidente de Quiriat-jearim.
13 Y de alli pasaron al monte de Efrain, y vinieron hasta la casa de Micaia.
14 Entonces aquellos cinco hombres que habian ido a reconocer la tierra de Lais dijeron a sus hermanos: "No sabeis que en estas casas hay efod y terafines, y una imagen de talla y una de fundicion? Mirad, por tanto, lo que habeis de hacer.
15 Cuando llegaron alla, vinieron a la casa del joven levita, en casa de Micaia, y le preguntaron como estaba.
16 Y los seiscientos hombres, que eran de los hijos de Dan, estaban armados de sus armas de guerra a la entrada de la puerta.
17 Y subiendo los cinco hombres que habian ido a reconocer la tierra, entraron alla y tomaron la imagen de talla, el efod, los terafines y la imagen de fundicion, mientras estaba el sacerdote a la entrada de la puerta con los seiscientos hombres armados de armas de guerra.
18 Entrando, pues, aquellos en la casa de Micaia, tomaron la imagen de talla, el efod, los terafines y la imagen de fundicion. Y el sacerdote les dijo: "Que haceis vosotros?
19 Y ellos le respondieron: Calla, pon la mano sobre tu boca, y vente con nosotros, para que seas nuestro padre y sacerdote. "Es mejor que seas tu sacerdote en casa de un solo hombre, que de una tribu y familia de Israel?
20 Y se alegro el corazon del sacerdote, el cual tomo el efod y los terafines y la imagen, y se fue en medio del pueblo.
21 Y ellos se volvieron y partieron, y pusieron los ninos, el ganado y el bagaje por delante.
22 Cuando ya se habian alejado de la casa de Micaia, los hombres que habitaban en las casas cercanas a la casa de Micaia se juntaron y siguieron a los hijos de Dan.
23 Y dando voces a los de Dan, estos volvieron sus rostros, y dijeron a Micaia: "Que tienes, que has juntado gente?
24 El respondio: Tomasteis mis dioses que yo hice y al sacerdote, y os vais; "que mas me queda? "Por que, pues, me decis: "Que tienes?
25 Y los hijos de Dan le dijeron: No des voces tras nosotros, no sea que los de animo colerico os acometan, y pierdas tambien tu vida y la vida de los tuyos.
26 Y prosiguieron los hijos de Dan su camino, y Micaia, viendo que eran mas fuertes que el, volvio y regreso a su casa.
27 Y ellos, llevando las cosas que habia hecho Micaia, juntamente con el sacerdote que tenia, llegaron a Lais, al pueblo tranquilo y confiado; y los hirieron a filo de espada, y quemaron la ciudad.
28 Y no hubo quien los defendiese, porque estaban lejos de Sidon, y no tenian negocios con nadie. Y la ciudad estaba en el valle que hay junto a Bet-rehob. Luego reedificaron la ciudad, y habitaron en ella.
29 Y llamaron el nombre de aquella ciudad Dan, conforme al nombre de Dan su padre, hijo de Israel, bien que antes se llamaba la ciudad Lais.
30 Y los hijos de Dan levantaron para si la imagen de talla; y Jonatan hijo de Gerson, hijo de Moises, el y sus hijos fueron sacerdotes en la tribu de Dan, hasta el dia del cautiverio de la tierra.
31 Asi tuvieron levantada entre ellos la imagen de talla que Micaia habia hecho, todo el tiempo que la casa de Dios estuvo en Silo.

El levita y su concubina
19

1 En aquellos dias, cuando no habia rey en Israel, hubo un levita que moraba como forastero en la parte mas remota del monte de Efrain, el cual habia tomado para si mujer concubina de Belen de Juda.
2 Y su concubina le fue infiel, y se fue de el a casa de su padre, a Belen de Juda, y estuvo alla durante cuatro meses.
3 Y se levanto su marido y la siguio, para hablarle amorosamente y hacerla volver; y llevaba consigo un criado, y un par de asnos; y ella le hizo entrar en la casa de su padre.
4 Y viendole el padre de la joven, salio a recibirle gozoso; y le detuvo su suegro, el padre de la joven, y quedo en su casa tres dias, comiendo y bebiendo y alojandose alli.
5 Al cuarto dia, cuando se levantaron de manana, se levanto tambien el levita para irse; y el padre de la joven dijo a su yerno: Conforta tu corazon con un bocado de pan, y despues os ireis.
6 Y se sentaron ellos dos juntos, y comieron y bebieron. Y el padre de la joven dijo al varon: Yo te ruego que quieras pasar aqui la noche, y se alegrara tu corazon.
7 Y se levanto el varon para irse, pero insistio su suegro, y volvio a pasar alli la noche.
8 Al quinto dia, levantandose de manana para irse, le dijo el padre de la joven: Conforta ahora tu corazon, y aguarda hasta que decline el dia. Y comieron ambos juntos.
9 Luego se levanto el varon para irse, el y su concubina y su criado. Entonces su suegro, el padre de la joven, le dijo: He aqui ya el dia declina para anochecer, te ruego que paseis aqui la noche; he aqui que el dia se acaba, duerme aqui, para que se alegre tu corazon; y manana os levantareis temprano a vuestro camino y te iras a tu casa.
10 Mas el hombre no quiso pasar alli la noche, sino que se levanto y se fue, y llego hasta enfrente de Jebus, que es Jerusalen, con su par de asnos ensillados, y su concubina.
11 Y estando ya junto a Jebus, el dia habia declinado mucho; y dijo el criado a su senor: Ven ahora, y vamonos a esta ciudad de los jebuseos, para que pasemos en ella la noche.
12 Y su senor le respondio: No iremos a ninguna ciudad de extranjeros, que no sea de los hijos de Israel, sino que pasaremos hasta Gabaa. Y dijo a su criado:
13 Ven, sigamos hasta uno de esos lugares, para pasar la noche en Gabaa o en Rama.
14 Pasando, pues, caminaron, y se les puso el sol junto a Gabaa que era de Benjamin.
15 Y se apartaron del camino para entrar a pasar alli la noche en Gabaa; y entrando, se sentaron en la plaza de la ciudad, porque no hubo quien los acogiese en casa para pasar la noche.
16 Y he aqui un hombre viejo que venia de su trabajo del campo al anochecer, el cual era del monte de Efrain, y moraba como forastero en Gabaa; pero los moradores de aquel lugar eran hijos de Benjamin.
17 Y alzando el viejo los ojos, vio a aquel caminante en la plaza de la ciudad, y le dijo: "A donde vas, y de donde vienes?
18 Y el respondio: Pasamos de Belen de Juda a la parte mas remota del monte de Efrain, de donde soy; y habia ido a Belen de Juda; mas ahora voy a la casa de Jehova, y no hay quien me reciba en casa.
19 Nosotros tenemos paja y forraje para nuestros asnos, y tambien tenemos pan y vino para mi y para tu sierva, y para el criado que esta con tu siervo; no nos hace falta nada.
20 Y el hombre anciano dijo: Paz sea contigo; tu necesidad toda quede solamente a mi cargo, con tal que no pases la noche en la plaza.
21 Y los trajo a su casa, y dio de comer a sus asnos; y se lavaron los pies, y comieron y bebieron.
22 Pero cuando estaban gozosos, he aqui que los hombres de aquella ciudad, hombres perversos, rodearon la casa, golpeando a la puerta; y hablaron al anciano, dueno de la casa, diciendo: Saca al hombre que ha entrado en tu casa, para que lo conozcamos.
23 Y salio a ellos el dueno de la casa y les dijo: No, hermanos mios, os ruego que no cometais este mal; ya que este hombre ha entrado en mi casa, no hagais esta maldad.
24 He aqui mi hija virgen, y la concubina de el; yo os las sacare ahora; humilladlas y haced con ellas como os parezca, y no hagais a este hombre cosa tan infame.
25 Mas aquellos hombres no le quisieron oir; por lo que tomando aquel hombre a su concubina, la saco; y entraron a ella, y abusaron de ella toda la noche hasta la manana, y la dejaron cuando apuntaba el alba.
26 Y cuando ya amanecia, vino la mujer, y cayo delante de la puerta de la casa de aquel hombre donde su senor estaba, hasta que fue de dia.
27 Y se levanto por la manana su senor, y abrio las puertas de la casa, y salio para seguir su camino; y he aqui la mujer su concubina estaba tendida delante de la puerta de la casa, con las manos sobre el umbral.
28 El le dijo: Levantate, y vamonos; pero ella no respondio. Entonces la levanto el varon, y echandola sobre su asno, se levanto y se fue a su lugar.
29 Y llegando a su casa, tomo un cuchillo, y echo mano de su concubina, y la partio por sus huesos en doce partes, y la envio por todo el territorio de Israel.
30 Y todo el que veia aquello, decia: Jamas se ha hecho ni visto tal cosa, desde el tiempo en que los hijos de Israel subieron de la tierra de Egipto hasta hoy. Considerad esto, tomad consejo, y hablad.

La guerra contra Benjamin
20

1 Entonces salieron todos los hijos de Israel, y se reunio la congregacion como un solo hombre, desde Dan hasta Beerseba y la tierra de Galaad, a Jehova en Mizpa.
2 Y los jefes de todo el pueblo, de todas las tribus de Israel, se hallaron presentes en la reunion del pueblo de Dios, cuatrocientos mil hombres de a pie que sacaban espada.
3 Y los hijos de Benjamin oyeron que los hijos de Israel habian subido a Mizpa. Y dijeron los hijos de Israel: Decid como fue esta maldad.
4 Entonces el varon levita, marido de la mujer muerta, respondio y dijo: Yo llegue a Gabaa de Benjamin con mi concubina, para pasar alli la noche.
5 Y levantandose contra mi los de Gabaa, rodearon contra mi la casa por la noche, con idea de matarme, y a mi concubina la humillaron de tal manera que murio.
6 Entonces tomando yo mi concubina, la corte en pedazos, y la envie por todo el territorio de la posesion de Israel, por cuanto han hecho maldad y crimen en Israel.
7 He aqui todos vosotros sois hijos de Israel; dad aqui vuestro parecer y consejo.
8 Entonces todo el pueblo, como un solo hombre, se levanto, y dijeron: Ninguno de nosotros ira a su tienda, ni volvera ninguno de nosotros a su casa.
9 Mas esto es ahora lo que haremos a Gabaa: contra ella subiremos por sorteo.
10 Tomaremos diez hombres de cada ciento por todas las tribus de Israel, y ciento de cada mil, y mil de cada diez mil, que lleven viveres para el pueblo, para que yendo a Gabaa de Benjamin le hagan conforme a toda la abominacion que ha cometido en Israel.
11 Y se juntaron todos los hombres de Israel contra la ciudad, ligados como un solo hombre.
12 Y las tribus de Israel enviaron varones por toda la tribu de Benjamin, diciendo: "Que maldad es esta que ha sido hecha entre vosotros?
13 Entregad, pues, ahora a aquellos hombres perversos que estan en Gabaa, para que los matemos, y quitemos el mal de Israel. Mas los de Benjamin no quisieron oir la voz de sus hermanos los hijos de Israel,
14 sino que los de Benjamin se juntaron de las ciudades en Gabaa, para salir a pelear contra los hijos de Israel.
15 Y fueron contados en aquel tiempo los hijos de Benjamin de las ciudades, veintiseis mil hombres que sacaban espada, sin los que moraban en Gabaa, que fueron por cuenta setecientos hombres escogidos.
16 De toda aquella gente habia setecientos hombres escogidos, que eran zurdos, todos los cuales tiraban una piedra con la honda a un cabello, y no erraban.
17 Y fueron contados los varones de Israel, fuera de Benjamin, cuatrocientos mil hombres que sacaban espada, todos estos hombres de guerra.
18 Luego se levantaron los hijos de Israel, y subieron a la casa de Dios y consultaron a Dios, diciendo: "Quien subira de nosotros el primero en la guerra contra los hijos de Benjamin? Y Jehova respondio: Juda sera el primero.
19 Se levantaron, pues, los hijos de Israel por la manana, contra Gabaa.
20 Y salieron los hijos de Israel a combatir contra Benjamin, y los varones de Israel ordenaron la batalla contra ellos junto a Gabaa.
21 Saliendo entonces de Gabaa los hijos de Benjamin, derribaron por tierra aquel dia veintidos mil hombres de los hijos de Israel.
22 Mas reanimandose el pueblo, los varones de Israel volvieron a ordenar la batalla en el mismo lugar donde la habian ordenado el primer dia.
23 Porque los hijos de Israel subieron y lloraron delante de Jehova hasta la noche, y consultaron a Jehova, diciendo: "Volveremos a pelear con los hijos de Benjamin nuestros hermanos? Y Jehova les respondio: Subid contra ellos.
24 Por lo cual se acercaron los hijos de Israel contra los hijos de Benjamin el segundo dia.
25 Y aquel segundo dia, saliendo Benjamin de Gabaa contra ellos, derribaron por tierra otros dieciocho mil hombres de los hijos de Israel, todos los cuales sacaban espada.
26 Entonces subieron todos los hijos de Israel, y todo el pueblo, y vinieron a la casa de Dios; y lloraron, y se sentaron alli en presencia de Jehova, y ayunaron aquel dia hasta la noche; y ofrecieron holocaustos y ofrendas de paz delante de Jehova.
27 Y los hijos de Israel preguntaron a Jehova (pues el arca del pacto de Dios estaba alli en aquellos dias,
28 y Finees hijo de Eleazar, hijo de Aaron, ministraba delante de ella en aquellos dias), y dijeron: "Volveremos aun a salir contra los hijos de Benjamin nuestros hermanos, para pelear, o desistiremos? Y Jehova dijo: Subid, porque manana yo os los entregare.
29 Y puso Israel emboscadas alrededor de Gabaa.
30 Subiendo entonces los hijos de Israel contra los hijos de Benjamin el tercer dia, ordenaron la batalla delante de Gabaa, como las otras veces.
31 Y salieron los hijos de Benjamin al encuentro del pueblo, alejandose de la ciudad; y comenzaron a herir a algunos del pueblo, matandolos como las otras veces por los caminos, uno de los cuales sube a Bet-el, y el otro a Gabaa en el campo; y mataron unos treinta hombres de Israel.
32 Y los hijos de Benjamin decian: Vencidos son delante de nosotros, como antes. Mas los hijos de Israel decian: Huiremos, y los alejaremos de la ciudad hasta los caminos.
33 Entonces se levantaron todos los de Israel de su lugar, y se pusieron en orden de batalla en Baal-tamar; y tambien las emboscadas de Israel salieron de su lugar, de la pradera de Gabaa.
34 Y vinieron contra Gabaa diez mil hombres escogidos de todo Israel, y la batalla arreciaba; mas ellos no sabian que ya el desastre se acercaba a ellos.
35 Y derroto Jehova a Benjamin delante de Israel; y mataron los hijos de Israel aquel dia a veinticinco mil cien hombres de Benjamin, todos los cuales sacaban espada.
36 Y vieron los hijos de Benjamin que eran derrotados; y los hijos de Israel cedieron campo a Benjamin, porque estaban confiados en las emboscadas que habian puesto detras de Gabaa.
37 Y los hombres de las emboscadas acometieron prontamente a Gabaa, y avanzaron e hirieron a filo de espada a toda la ciudad.
38 Y era la senal concertada entre los hombres de Israel y las emboscadas, que hiciesen subir una gran humareda de la ciudad.
39 Luego, pues, que los de Israel retrocedieron en la batalla, los de Benjamin comenzaron a herir y matar a la gente de Israel como treinta hombres, y ya decian: Ciertamente ellos han caido delante de nosotros, como en la primera batalla.
40 Mas cuando la columna de humo comenzo a subir de la ciudad, los de Benjamin miraron hacia atras; y he aqui que el humo de la ciudad subia al cielo.
41 Entonces se volvieron los hombres de Israel, y los de Benjamin se llenaron de temor, porque vieron que el desastre habia venido sobre ellos.
42 Volvieron, por tanto, la espalda delante de Israel hacia el camino del desierto; pero la batalla los alcanzo, y los que salian de las ciudades los destruian en medio de ellos.
43 Asi cercaron a los de Benjamin, y los acosaron y hollaron desde Menuha hasta enfrente de Gabaa hacia donde nace el sol.
44 Y cayeron de Benjamin dieciocho mil hombres, todos ellos hombres de guerra.
45 Volviendose luego, huyeron hacia el desierto, a la pena de Rimon, y de ellos fueron abatidos cinco mil hombres en los caminos; y fueron persiguiendolos aun hasta Gidom, y mataron de ellos a dos mil hombres.
46 Fueron todos los que de Benjamin murieron aquel dia, veinticinco mil hombres que sacaban espada, todos ellos hombres de guerra.
47 Pero se volvieron y huyeron al desierto a la pena de Rimon seiscientos hombres, los cuales estuvieron en la pena de Rimon cuatro meses.
48 Y los hombres de Israel volvieron sobre los hijos de Benjamin, y los hirieron a filo de espada, asi a los hombres de cada ciudad como a las bestias y todo lo que fue hallado; asimismo pusieron fuego a todas las ciudades que hallaban.

Mujeres para los benjamitas
21

1 Los varones de Israel habian jurado en Mizpa, diciendo: Ninguno de nosotros dara su hija a los de Benjamin por mujer.
2 Y vino el pueblo a la casa de Dios, y se estuvieron alli hasta la noche en presencia de Dios; y alzando su voz hicieron gran llanto, y dijeron:
3 Oh Jehova Dios de Israel, "por que ha sucedido esto en Israel, que falte hoy de Israel una tribu?
4 Y al dia siguiente el pueblo se levanto de manana, y edificaron alli altar, y ofrecieron holocaustos y ofrendas de paz.
5 Y dijeron los hijos de Israel: "Quien de todas las tribus de Israel no subio a la reunion delante de Jehova? Porque se habia hecho gran juramento contra el que no subiese a Jehova en Mizpa, diciendo: Sufrira la muerte.
6 Y los hijos de Israel se arrepintieron a causa de Benjamin su hermano, y dijeron: Cortada es hoy de Israel una tribu.
7 "Que haremos en cuanto a mujeres para los que han quedado? Nosotros hemos jurado por Jehova que no les daremos nuestras hijas por mujeres.
8 Y dijeron: "Hay alguno de las tribus de Israel que no haya subido a Jehova en Mizpa? Y hallaron que ninguno de Jabes-galaad habia venido al campamento, a la reunion.
9 Porque fue contado el pueblo, y no hubo alli varon de los moradores de Jabes-galaad.
10 Entonces la congregacion envio alla a doce mil hombres de los mas valientes, y les mandaron, diciendo: Id y herid a filo de espada a los moradores de Jabes-galaad, con las mujeres y ninos.
11 Pero hareis de esta manera: matareis a todo varon, y a toda mujer que haya conocido ayuntamiento de varon.
12 Y hallaron de los moradores de Jabes-galaad cuatrocientas doncellas que no habian conocido ayuntamiento de varon, y las trajeron al campamento en Silo, que esta en la tierra de Canaan.
13 Toda la congregacion envio luego a hablar a los hijos de Benjamin que estaban en la pena de Rimon, y los llamaron en paz.
14 Y volvieron entonces los de Benjamin, y les dieron por mujeres las que habian guardado vivas de las mujeres de Jabes- galaad; mas no les bastaron estas.
15 Y el pueblo tuvo compasion de Benjamin, porque Jehova habia abierto una brecha entre las tribus de Israel.
16 Entonces los ancianos de la congregacion dijeron: "Que haremos respecto de mujeres para los que han quedado? Porque fueron muertas las mujeres de Benjamin.
17 Y dijeron: Tenga Benjamin herencia en los que han escapado, y no sea exterminada una tribu de Israel.
18 Pero nosotros no les podemos dar mujeres de nuestras hijas, porque los hijos de Israel han jurado diciendo: Maldito el que diere mujer a los benjamitas.
19 Ahora bien, dijeron, he aqui cada ano hay fiesta solemne de Jehova en Silo, que esta al norte de Bet-el, y al lado oriental del camino que sube de Bet-el a Siquem, y al sur de Lebona.
20 Y mandaron a los hijos de Benjamin, diciendo: Id, y poned emboscadas en las vinas,
21 y estad atentos; y cuando veais salir a las hijas de Silo a bailar en corros, salid de las vinas, y arrebatad cada uno mujer para si de las hijas de Silo, e idos a tierra de Benjamin.
22 Y si vinieren los padres de ellas o sus hermanos a demandarnoslas, nosotros les diremos: Hacednos la merced de concedernoslas, pues que nosotros en la guerra no tomamos mujeres para todos; ademas, no sois vosotros los que se las disteis, para que ahora seais culpados.
23 Y los hijos de Benjamin lo hicieron asi; y tomaron mujeres conforme a su numero, robandolas de entre las que danzaban; y se fueron, y volvieron a su heredad, y reedificaron las ciudades, y habitaron en ellas.
24 Entonces los hijos de Israel se fueron tambien de alli, cada uno a su tribu y a su familia, saliendo de alli cada uno a su heredad.
25 En estos dias no habia rey en Israel; cada uno hacia lo que bien le parecia.

Back Contents Next

 Biblia en espanol todos los libros