BIBLIA

en espanol

 

Back Contents Next

Primer Libro de SAMUEL
Nacimiento de Samuel
1

1 Hubo un varon de Ramataim de Zofim, del monte de Efrain, que se llamaba Elcana hijo de Jeroham, hijo de Eliu, hijo de Tohu, hijo de Zuf, efrateo.
2 Y tenia el dos mujeres; el nombre de una era Ana, y el de la otra, Penina. Y Penina tenia hijos, mas Ana no los tenia.
3 Y todos los anos aquel varon subia de su ciudad para adorar y para ofrecer sacrificios a Jehova de los ejercitos en Silo, donde estaban dos hijos de Eli, Ofni y Finees, sacerdotes de Jehova.
4 Y cuando llegaba el dia en que Elcana ofrecia sacrificio, daba a Penina su mujer, a todos sus hijos y a todas sus hijas, a cada uno su parte.
5 Pero a Ana daba una parte escogida; porque amaba a Ana, aunque Jehova no le habia concedido tener hijos.
6 Y su rival la irritaba, enojandola y entristeciendola, porque Jehova no le habia concedido tener hijos.
7 Asi hacia cada ano; cuando subia a la casa de Jehova, la irritaba asi; por lo cual Ana lloraba, y no comia.
8 Y Elcana su marido le dijo: Ana, "por que lloras? "por que no comes? "y por que esta afligido tu corazon? "No te soy yo mejor que diez hijos?
9 Y se levanto Ana despues que hubo comido y bebido en Silo; y mientras el sacerdote Eli estaba sentado en una silla junto a un pilar del templo de Jehova,
10 ella con amargura de alma oro a Jehova, y lloro abundantemente.
11 E hizo voto, diciendo: Jehova de los ejercitos, si te dignares mirar a la afliccion de tu sierva, y te acordares de mi, y no te olvidares de tu sierva, sino que dieres a tu sierva un hijo varon, yo lo dedicare a Jehova todos los dias de su vida, y no pasara navaja sobre su cabeza.
12 Mientras ella oraba largamente delante de Jehova, Eli estaba observando la boca de ella.
13 Pero Ana hablaba en su corazon, y solamente se movian sus labios, y su voz no se oia; y Eli la tuvo por ebria.
14 Entonces le dijo Eli: "Hasta cuando estaras ebria? Digiere tu vino.
15 Y Ana le respondio diciendo: No, senor mio; yo soy una mujer atribulada de espiritu; no he bebido vino ni sidra, sino que he derramado mi alma delante de Jehova.
16 No tengas a tu sierva por una mujer impia; porque por la magnitud de mis congojas y de mi afliccion he hablado hasta ahora.
17 Eli respondio y dijo: Ve en paz, y el Dios de Israel te otorgue la peticion que le has hecho.
18 Y ella dijo: Halle tu sierva gracia delante de tus ojos. Y se fue la mujer por su camino, y comio, y no estuvo mas triste.
19 Y levantandose de manana, adoraron delante de Jehova, y volvieron y fueron a su casa en Rama. Y Elcana se llego a Ana su mujer, y Jehova se acordo de ella.
20 Acontecio que al cumplirse el tiempo, despues de haber concebido Ana, dio a luz un hijo, y le puso por nombre Samuel, diciendo: Por cuanto lo pedi a Jehova.
21 Despues subio el varon Elcana con toda su familia, para ofrecer a Jehova el sacrificio acostumbrado y su voto.
22 Pero Ana no subio, sino dijo a su marido: Yo no subire hasta que el nino sea destetado, para que lo lleve y sea presentado delante de Jehova, y se quede alla para siempre.
23 Y Elcana su marido le respondio: Haz lo que bien te parezca; quedate hasta que lo destetes; solamente que cumpla Jehova su palabra. Y se quedo la mujer, y crio a su hijo hasta que lo desteto.
24 Despues que lo hubo destetado, lo llevo consigo, con tres becerros, un efa de harina, y una vasija de vino, y lo trajo a la casa de Jehova en Silo; y el nino era pequeno.
25 Y matando el becerro, trajeron el nino a Eli.
26 Y ella dijo: "Oh, senor mio! Vive tu alma, senor mio, yo soy aquella mujer que estuvo aqui junto a ti orando a Jehova.
27 Por este nino oraba, y Jehova me dio lo que le pedi.
28 Yo, pues, lo dedico tambien a Jehova; todos los dias que viva, sera de Jehova.

Y adoro alli a Jehova.

Cantico de Ana
2

1 Y Ana oro y dijo: Mi corazon se regocija en Jehova, Mi poder se exalta en Jehova; Mi boca se ensancho sobre mis enemigos, Por cuanto me alegre en tu salvacion.
2 No hay santo como Jehova; Porque no hay ninguno fuera de ti, Y no hay refugio como el Dios nuestro.
3 No multipliqueis palabras de grandeza y altaneria; Cesen las palabras arrogantes de vuestra boca; Porque el Dios de todo saber es Jehova, Y a el toca el pesar las acciones.
4 Los arcos de los fuertes fueron quebrados, Y los debiles se cineron de poder.
5 Los saciados se alquilaron por pan, Y los hambrientos dejaron de tener hambre; Hasta la esteril ha dado a luz siete, Y la que tenia muchos hijos languidece.
6 Jehova mata, y el da vida; El hace descender al Seol, y hace subir.
7 Jehova empobrece, y el enriquece; Abate, y enaltece.
8 El levanta del polvo al pobre, Y del muladar exalta al menesteroso, Para hacerle sentarse con principes y heredar un sitio de honor. Porque de Jehova son las columnas de la tierra, Y el afirmo sobre ellas el mundo.
9 El guarda los pies de sus santos, Mas los impios perecen en tinieblas; Porque nadie sera fuerte por su propia fuerza.
10 Delante de Jehova seran quebrantados sus adversarios, Y sobre ellos tronara desde los cielos; Jehova juzgara los confines de la tierra, Dara poder a su Rey, Y exaltara el poderio de su Ungido.
11 Y Elcana se volvio a su casa en Rama; y el nino ministraba a Jehova delante del sacerdote Eli.

El pecado de los hijos de Eli

12 Los hijos de Eli eran hombres impios, y no tenian conocimiento de Jehova.
13 Y era costumbre de los sacerdotes con el pueblo, que cuando alguno ofrecia sacrificio, venia el criado del sacerdote mientras se cocia la carne, trayendo en su mano un garfio de tres dientes,
14 y lo metia en el perol, en la olla, en el caldero o en la marmita; y todo lo que sacaba el garfio, el sacerdote lo tomaba para si. De esta manera hacian con todo israelita que venia a Silo.
15 Asimismo, antes de quemar la grosura, venia el criado del sacerdote, y decia al que sacrificaba: Da carne que asar para el sacerdote; porque no tomara de ti carne cocida, sino cruda.
16 Y si el hombre le respondia: Quemen la grosura primero, y despues toma tanto como quieras; el respondia: No, sino damela ahora mismo; de otra manera yo la tomare por la fuerza.
17 Era, pues, muy grande delante de Jehova el pecado de los jovenes; porque los hombres menospreciaban las ofrendas de Jehova.
18 Y el joven Samuel ministraba en la presencia de Jehova, vestido de un efod de lino.
19 Y le hacia su madre una tunica pequena y se la traia cada ano, cuando subia con su marido para ofrecer el sacrificio acostumbrado.
20 Y Eli bendijo a Elcana y a su mujer, diciendo: Jehova te de hijos de esta mujer en lugar del que pidio a Jehova. Y se volvieron a su casa.
21 Y visito Jehova a Ana, y ella concibio, y dio a luz tres hijos y dos hijas. Y el joven Samuel crecia delante de Jehova.
22 Pero Eli era muy viejo; y oia de todo lo que sus hijos hacian con todo Israel, y como dormian con las mujeres que velaban a la puerta del tabernaculo de reunion.
23 Y les dijo: "Por que haceis cosas semejantes? Porque yo oigo de todo este pueblo vuestros malos procederes.
24 No, hijos mios, porque no es buena fama la que yo oigo; pues haceis pecar al pueblo de Jehova.
25 Si pecare el hombre contra el hombre, los jueces le juzgaran; mas si alguno pecare contra Jehova, "quien rogara por el? Pero ellos no oyeron la voz de su padre, porque Jehova habia resuelto hacerlos morir.
26 Y el joven Samuel iba creciendo, y era acepto delante de Dios y delante de los hombres.
27 Y vino un varon de Dios a Eli, y le dijo: Asi ha dicho Jehova: "No me manifeste yo claramente a la casa de tu padre, cuando estaban en Egipto en casa de Faraon?
28 Y yo le escogi por mi sacerdote entre todas las tribus de Israel, para que ofreciese sobre mi altar, y quemase incienso, y llevase efod delante de mi; y di a la casa de tu padre todas las ofrendas de los hijos de Israel.
29 "Por que habeis hollado mis sacrificios y mis ofrendas, que yo mande ofrecer en el tabernaculo; y has honrado a tus hijos mas que a mi, engordandoos de lo principal de todas las ofrendas de mi pueblo Israel?
30 Por tanto, Jehova el Dios de Israel dice: Yo habia dicho que tu casa y la casa de tu padre andarian delante de mi perpetuamente; mas ahora ha dicho Jehova: Nunca yo tal haga, porque yo honrare a los que me honran, y los que me desprecian seran tenidos en poco.
31 He aqui, vienen dias en que cortare tu brazo y el brazo de la casa de tu padre, de modo que no haya anciano en tu casa.
32 Veras tu casa humillada, mientras Dios colma de bienes a Israel; y en ningun tiempo habra anciano en tu casa.
33 El varon de los tuyos que yo no corte de mi altar, sera para consumir tus ojos y llenar tu alma de dolor; y todos los nacidos en tu casa moriran en la edad viril.
34 Y te sera por senal esto que acontecera a tus dos hijos, Ofni y Finees: ambos moriran en un dia.
35 Y yo me suscitare un sacerdote fiel, que haga conforme a mi corazon y a mi alma; y yo le edificare casa firme, y andara delante de mi ungido todos los dias.
36 Y el que hubiere quedado en tu casa vendra a postrarse delante de el por una moneda de plata y un bocado de pan, diciendole: Te ruego que me agregues a alguno de los ministerios, para que pueda comer un bocado de pan.

Jehova llama a Samuel
3

1 El joven Samuel ministraba a Jehova en presencia de Eli; y la palabra de Jehova escaseaba en aquellos dias; no habia vision con frecuencia.
2 Y acontecio un dia, que estando Eli acostado en su aposento, cuando sus ojos comenzaban a oscurecerse de modo que no podia ver,
3 Samuel estaba durmiendo en el templo de Jehova, donde estaba el arca de Dios; y antes que la lampara de Dios fuese apagada,
4 Jehova llamo a Samuel; y el respondio: Heme aqui.
5 Y corriendo luego a Eli, dijo: Heme aqui, "Para que me llamaste? Y Eli le dijo: Yo no he llamado; vuelve y acuestate. Y el se volvio y se acosto.
6 Y Jehova volvio a llamar otra vez a Samuel. Y levantandose Samuel, vino a Eli y dijo: Heme aqui; "para que me has llamado? Y el dijo: Hijo mio, yo no he llamado; vuelve y acuestate.
7 Y Samuel no habia conocido aun a Jehova, ni la palabra de Jehova le habia sido revelada.
8 Jehova, pues, llamo la tercera vez a Samuel. Y el se levanto y vino a Eli, y dijo: Heme aqui; "para que me has llamado? Entonces entendio Eli que Jehova llamaba al joven.
9 Y dijo Eli a Samuel: Ve y acuestate; y si te llamare, diras: Habla, Jehova, porque tu siervo oye. Asi se fue Samuel, y se acosto en su lugar.
10 Y vino Jehova y se paro, y llamo como las otras veces: "Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, porque tu siervo oye.
11 Y Jehova dijo a Samuel: He aqui hare yo una cosa en Israel, que a quien la oyere, le retiniran ambos oidos.
12 Aquel dia yo cumplire contra Eli todas las cosas que he dicho sobre su casa, desde el principio hasta el fin.
13 Y le mostrare que yo juzgare su casa para siempre, por la iniquidad que el sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y el no los ha estorbado.
14 Por tanto, yo he jurado a la casa de Eli que la iniquidad de la casa de Eli no sera expiada jamas, ni con sacrificios ni con ofrendas.
15 Y Samuel estuvo acostado hasta la manana, y abrio las puertas de la casa de Jehova. Y Samuel temia descubrir la vision a Eli.
16 Llamando, pues, Eli a Samuel, le dijo: Hijo mio, Samuel. Y el respondio: Heme aqui.
17 Y Eli dijo: "Que es la palabra que te hablo? Te ruego que no me la encubras; asi te haga Dios y aun te anada, si me encubrieres palabra de todo lo que hablo contigo.
18 Y Samuel se lo manifesto todo, sin encubrirle nada. Entonces el dijo: Jehova es; haga lo que bien le pareciere.
19 Y Samuel crecio, y Jehova estaba con el, y no dejo caer a tierra ninguna de sus palabras.
20 Y todo Israel, desde Dan hasta Beerseba, conocio que Samuel era fiel profeta de Jehova.
21 Y Jehova volvio a aparecer en Silo; porque Jehova se manifesto a Samuel en Silo por la palabra de Jehova.

Los filisteos capturan el arca
4

1 Y Samuel hablo a todo Israel.

Por aquel tiempo salio Israel a encontrar en batalla a los filisteos, y acampo junto a Eben- ezer, y los filisteos acamparon en Afec.
2 Y los filisteos presentaron la batalla a Israel; y trabandose el combate, Israel fue vencido delante de los filisteos, los cuales hirieron en la batalla en el campo como a cuatro mil hombres.
3 Cuando volvio el pueblo al campamento, los ancianos de Israel dijeron: "Por que nos ha herido hoy Jehova delante de los filisteos? Traigamos a nosotros de Silo el arca del pacto de Jehova, para que viniendo entre nosotros nos salve de la mano de nuestros enemigos.
4 Y envio el pueblo a Silo, y trajeron de alla el arca del pacto de Jehova de los ejercitos, que moraba entre los querubines; y los dos hijos de Eli, Ofni y Finees, estaban alli con el arca del pacto de Dios.
5 Acontecio que cuando el arca del pacto de Jehova llego al campamento, todo Israel grito con tan gran jubilo que la tierra temblo.
6 Cuando los filisteos oyeron la voz de jubilo, dijeron: "Que voz de gran jubilo es esta en el campamento de los hebreos? Y supieron que el arca de Jehova habia sido traida al campamento.
7 Y los filisteos tuvieron miedo, porque decian: Ha venido Dios al campamento. Y dijeron: "Ay de nosotros! pues antes de ahora no fue asi.
8 "Ay de nosotros! "Quien nos librara de la mano de estos dioses poderosos? Estos son los dioses que hirieron a Egipto con toda plaga en el desierto.
9 Esforzaos, oh filisteos, y sed hombres, para que no sirvais a los hebreos, como ellos os han servido a vosotros; sed hombres, y pelead.
10 Pelearon, pues, los filisteos, e Israel fue vencido, y huyeron cada cual a sus tiendas; y fue hecha muy grande mortandad, pues cayeron de Israel treinta mil hombres de a pie.
11 Y el arca de Dios fue tomada, y muertos los dos hijos de Eli, Ofni y Finees.
12 Y corriendo de la batalla un hombre de Benjamin, llego el mismo dia a Silo, rotos sus vestidos y tierra sobre su cabeza;
13 y cuando llego, he aqui que Eli estaba sentado en una silla vigilando junto al camino, porque su corazon estaba temblando por causa del arca de Dios. Llegado, pues, aquel hombre a la ciudad, y dadas las nuevas, toda la ciudad grito.
14 Cuando Eli oyo el estruendo de la griteria, dijo: "Que estruendo de alboroto es este? Y aquel hombre vino aprisa y dio las nuevas a Eli.
15 Era ya Eli de edad de noventa y ocho anos, y sus ojos se habian oscurecido, de modo que no podia ver.
16 Dijo, pues, aquel hombre a Eli: Yo vengo de la batalla, he escapado hoy del combate. Y Eli dijo: "Que ha acontecido, hijo mio?
17 Y el mensajero respondio diciendo: Israel huyo delante de los filisteos, y tambien fue hecha gran mortandad en el pueblo; y tambien tus dos hijos, Ofni y Finees, fueron muertos, y el arca de Dios ha sido tomada.
18 Y acontecio que cuando el hizo mencion del arca de Dios, Eli cayo hacia atras de la silla al lado de la puerta, y se desnuco y murio; porque era hombre viejo y pesado. Y habia juzgado a Israel cuarenta anos.
19 Y su nuera la mujer de Finees, que estaba encinta, cercana al alumbramiento, oyendo el rumor que el arca de Dios habia sido tomada, y muertos su suegro y su marido, se inclino y dio a luz; porque le sobrevinieron sus dolores de repente.
20 Y al tiempo que moria, le decian las que estaban junto a ella: No tengas temor, porque has dado a luz un hijo. Mas ella no respondio, ni se dio por entendida.
21 Y llamo al nino Icabod, diciendo: "Traspasada es la gloria de Israel! por haber sido tomada el arca de Dios, y por la muerte de su suegro y de su marido.
22 Dijo, pues: Traspasada es la gloria de Israel; porque ha sido tomada el arca de Dios.

El arca en tierra de los filisteoss
5

1 Cuando los filisteos capturaron el arca de Dios, la llevaron desde Eben-ezer a Asdod.
2 Y tomaron los filisteos el arca de Dios, y la metieron en la casa de Dagon, y la pusieron junto a Dagon.
3 Y cuando al siguiente dia los de Asdod se levantaron de manana, he aqui Dagon postrado en tierra delante del arca de Jehova; y tomaron a Dagon y lo volvieron a su lugar.
4 Y volviendose a levantar de manana el siguiente dia, he aqui que Dagon habia caido postrado en tierra delante del arca de Jehova; y la cabeza de Dagon y las dos palmas de sus manos estaban cortadas sobre el umbral, habiendole quedado a Dagon el tronco solamente.
5 Por esta causa los sacerdotes de Dagon y todos los que entran en el templo de Dagon no pisan el umbral de Dagon en Asdod, hasta hoy.
6 Y se agravo la mano de Jehova sobre los de Asdod, y los destruyo y los hirio con tumores en Asdod y en todo su territorio.
7 Y viendo esto los de Asdod, dijeron: No quede con nosotros el arca del Dios de Israel, porque su mano es dura sobre nosotros y sobre nuestro dios Dagon.
8 Convocaron, pues, a todos los principes de los filisteos, y les dijeron: "Que haremos del arca del Dios de Israel? Y ellos respondieron: Pasese el arca del Dios de Israel a Gat. Y pasaron alla el arca del Dios de Israel.
9 Y acontecio que cuando la habian pasado, la mano de Jehova estuvo contra la ciudad con gran quebrantamiento, y afligio a los hombres de aquella ciudad desde el chico hasta el grande, y se llenaron de tumores.
10 Entonces enviaron el arca de Dios a Ecron. Y cuando el arca de Dios vino a Ecron, los ecronitas dieron voces, diciendo: Han pasado a nosotros el arca del Dios de Israel para matarnos a nosotros y a nuestro pueblo.
11 Y enviaron y reunieron a todos los principes de los filisteos, diciendo: Enviad el arca del Dios de Israel, y vuelvase a su lugar, y no nos mate a nosotros ni a nuestro pueblo; porque habia consternacion de muerte en toda la ciudad, y la mano de Dios se habia agravado alli.
12 Y los que no morian, eran heridos de tumores; y el clamor de la ciudad subia al cielo.

Los filisteos devuelven el arca
6

1 Estuvo el arca de Jehova en la tierra de los filisteos siete meses.
2 Entonces los filisteos, llamando a los sacerdotes y adivinos, preguntaron: "Que haremos del arca de Jehova? Hacednos saber de que manera la hemos de volver a enviar a su lugar.
3 Ellos dijeron: Si enviais el arca del Dios de Israel, no la envieis vacia, sino pagadle la expiacion; entonces sereis sanos, y conocereis por que no se aparto de vosotros su mano.
4 Y ellos dijeron: "Y que sera la expiacion que le pagaremos? Ellos respondieron: Conforme al numero de los principes de los filisteos, cinco tumores de oro, y cinco ratones de oro, porque una misma plaga ha afligido a todos vosotros y a vuestros principes.
5 Hareis, pues, figuras de vuestros tumores, y de vuestros ratones que destruyen la tierra, y dareis gloria al Dios de Israel; quiza aliviara su mano de sobre vosotros y de sobre vuestros dioses, y de sobre vuestra tierra.
6 "Por que endureceis vuestro corazon, como los egipcios y Faraon endurecieron su corazon? Despues que los habia tratado asi, "no los dejaron ir, y se fueron?
7 Haced, pues, ahora un carro nuevo, y tomad luego dos vacas que crien, a las cuales no haya sido puesto yugo, y uncid las vacas al carro, y haced volver sus becerros de detras de ellas a casa.
8 Tomareis luego el arca de Jehova, y la pondreis sobre el carro, y las joyas de oro que le habeis de pagar en ofrenda por la culpa, las pondreis en una caja al lado de ella; y la dejareis que se vaya.
9 Y observareis; si sube por el camino de su tierra a Bet-semes, el nos ha hecho este mal tan grande; y si no, sabremos que no es su mano la que nos ha herido, sino que esto ocurrio por accidente.
10 Y aquellos hombres lo hicieron asi; tomando dos vacas que criaban, las uncieron al carro, y encerraron en casa sus becerros.
11 Luego pusieron el arca de Jehova sobre el carro, y la caja con los ratones de oro y las figuras de sus tumores.
12 Y las vacas se encaminaron por el camino de Bet-semes, y seguian camino recto, andando y bramando, sin apartarse ni a derecha ni a izquierda; y los principes de los filisteos fueron tras ellas hasta el limite de Bet-semes.
13 Y los de Bet-semes segaban el trigo en el valle; y alzando los ojos vieron el arca, y se regocijaron cuando la vieron.
14 Y el carro vino al campo de Josue de Bet-semes, y paro alli donde habia una gran piedra; y ellos cortaron la madera del carro, y ofrecieron las vacas en holocausto a Jehova.
15 Y los levitas bajaron el arca de Jehova, y la caja que estaba junto a ella, en la cual estaban las joyas de oro, y las pusieron sobre aquella gran piedra; y los hombres de Bet-semes sacrificaron holocaustos y dedicaron sacrificios a Jehova en aquel dia.
16 Cuando vieron esto los cinco principes de los filisteos, volvieron a Ecron el mismo dia.
17 Estos fueron los tumores de oro que pagaron los filisteos en expiacion a Jehova: por Asdod uno, por Gaza uno, por Ascalon uno, por Gat uno, por Ecron uno.
18 Y los ratones de oro fueron conforme al numero de todas las ciudades de los filisteos pertenecientes a los cinco principes, asi las ciudades fortificadas como las aldeas sin muro. La gran piedra sobre la cual pusieron el arca de Jehova esta en el campo de Josue de Bet-semes hasta hoy.
19 Entonces Dios hizo morir a los hombres de Bet-semes, porque habian mirado dentro del arca de Jehova; hizo morir del pueblo a cincuenta mil setenta hombres. Y lloro el pueblo, porque Jehova lo habia herido con tan gran mortandad.
20 Y dijeron los de Bet-semes: "Quien podra estar delante de Jehova el Dios santo? "A quien subira desde nosotros?
21 Y enviaron mensajeros a los habitantes de Quiriat-jearim, diciendo: Los filisteos han devuelto el arca de Jehova; descended, pues, y llevadla a vosotros.

7

1 Vinieron los de Quiriat-jearim y llevaron el arca de Jehova, y la pusieron en casa de Abinadab, situada en el collado; y santificaron a Eleazar su hijo para que guardase el arca de Jehova.
2 Desde el dia que llego el arca a Quiriat-jearim pasaron muchos dias, veinte anos; y toda la casa de Israel lamentaba en pos de Jehova.

Samuel, juez de Israel

3 Hablo Samuel a toda la casa de Israel, diciendo: Si de todo vuestro corazon os volveis a Jehova, quitad los dioses ajenos y a Astarot de entre vosotros, y preparad vuestro corazon a Jehova, y solo a el servid, y os librara de la mano de los filisteos.
4 Entonces los hijos de Israel quitaron a los baales y a Astarot, y sirvieron solo a Jehova.
5 Y Samuel dijo: Reunid a todo Israel en Mizpa, y yo orare por vosotros a Jehova.
6 Y se reunieron en Mizpa, y sacaron agua, y la derramaron delante de Jehova, y ayunaron aquel dia, y dijeron alli: Contra Jehova hemos pecado. Y juzgo Samuel a los hijos de Israel en Mizpa.
7 Cuando oyeron los filisteos que los hijos de Israel estaban reunidos en Mizpa, subieron los principes de los filisteos contra Israel; y al oir esto los hijos de Israel, tuvieron temor de los filisteos.
8 Entonces dijeron los hijos de Israel a Samuel: No ceses de clamar por nosotros a Jehova nuestro Dios, para que nos guarde de la mano de los filisteos.
9 Y Samuel tomo un cordero de leche y lo sacrifico entero en holocausto a Jehova; y clamo Samuel a Jehova por Israel, y Jehova le oyo.
10 Y acontecio que mientras Samuel sacrificaba el holocausto, los filisteos llegaron para pelear con los hijos de Israel. Mas Jehova trono aquel dia con gran estruendo sobre los filisteos, y los atemorizo, y fueron vencidos delante de Israel.
11 Y saliendo los hijos de Israel de Mizpa, siguieron a los filisteos, hiriendolos hasta abajo de Bet-car.
12 Tomo luego Samuel una piedra y la puso entre Mizpa y Sen, y le puso por nombre Eben-ezer, diciendo: Hasta aqui nos ayudo Jehova.
13 Asi fueron sometidos los filisteos, y no volvieron mas a entrar en el territorio de Israel; y la mano de Jehova estuvo contra los filisteos todos los dias de Samuel.
14 Y fueron restituidas a los hijos de Israel las ciudades que los filisteos habian tomado a los israelitas, desde Ecron hasta Gat; e Israel libro su territorio de mano de los filisteos. Y hubo paz entre Israel y el amorreo.
15 Y juzgo Samuel a Israel todo el tiempo que vivio.
16 Y todos los anos iba y daba vuelta a Bet-el, a Gilgal y a Mizpa, y juzgaba a Israel en todos estos lugares.
17 Despues volvia a Rama, porque alli estaba su casa, y alli juzgaba a Israel; y edifico alli un altar a Jehova.

Israel pide rey
8

1 Acontecio que habiendo Samuel envejecido, puso a sus hijos por jueces sobre Israel.
2 Y el nombre de su hijo primogenito fue Joel, y el nombre del segundo, Abias; y eran jueces en Beerseba.
3 Pero no anduvieron los hijos por los caminos de su padre, antes se volvieron tras la avaricia, dejandose sobornar y pervirtiendo el derecho.
4 Entonces todos los ancianos de Israel se juntaron, y vinieron a Rama para ver a Samuel,
5 y le dijeron: He aqui tu has envejecido, y tus hijos no andan en tus caminos; por tanto, constituyenos ahora un rey que nos juzgue, como tienen todas las naciones.
6 Pero no agrado a Samuel esta palabra que dijeron: Danos un rey que nos juzgue. Y Samuel oro a Jehova.
7 Y dijo Jehova a Samuel: Oye la voz del pueblo en todo lo que te digan; porque no te han desechado a ti, sino a mi me han desechado, para que no reine sobre ellos.
8 Conforme a todas las obras que han hecho desde el dia que los saque de Egipto hasta hoy, dejandome a mi y sirviendo a dioses ajenos, asi hacen tambien contigo.
9 Ahora, pues, oye su voz; mas protesta solemnemente contra ellos, y muestrales como les tratara el rey que reinara sobre ellos.
10 Y refirio Samuel todas las palabras de Jehova al pueblo que le habia pedido rey.
11 Dijo, pues: Asi hara el rey que reinara sobre vosotros: tomara vuestros hijos, y los pondra en sus carros y en su gente de a caballo, para que corran delante de su carro:
12 y nombrara para si jefes de miles y jefes de cincuentenas; los pondra asimismo a que aren sus campos y sieguen sus mieses, y a que hagan sus armas de guerra y los pertrechos de sus carros.
13 Tomara tambien a vuestras hijas para que sean perfumadoras, cocineras y amasadoras.
14 Asimismo tomara lo mejor de vuestras tierras, de vuestras vinas y de vuestros olivares, y los dara a sus siervos.
15 Diezmara vuestro grano y vuestras vinas, para dar a sus oficiales y a sus siervos.
16 Tomara vuestros siervos y vuestras siervas, vuestros mejores jovenes, y vuestros asnos, y con ellos hara sus obras.
17 Diezmara tambien vuestros rebanos, y sereis sus siervos.
18 Y clamareis aquel dia a causa de vuestro rey que os habreis elegido, mas Jehova no os respondera en aquel dia.
19 Pero el pueblo no quiso oir la voz de Samuel, y dijo: No, sino que habra rey sobre nosotros:
20 y nosotros seremos tambien como todas las naciones, y nuestro rey nos gobernara, y saldra delante de nosotros, y hara nuestras guerras.
21 Y oyo Samuel todas las palabras del pueblo, y las refirio en oidos de Jehova.
22 Y Jehova dijo a Samuel: Oye su voz, y pon rey sobre ellos. Entonces dijo Samuel a los varones de Israel: Idos cada uno a vuestra ciudad.

Saul es elegido rey
9

1 Habia un varon de Benjamin, hombre valeroso, el cual se llamaba Cis, hijo de Abiel, hijo de Zeror, hijo de Becorat, hijo de Afia, hijo de un benjamita.
2 Y tenia el un hijo que se llamaba Saul, joven y hermoso. Entre los hijos de Israel no habia otro mas hermoso que el; de hombros arriba sobrepasaba a cualquiera del pueblo.
3 Y se habian perdido las asnas de Cis, padre de Saul; por lo que dijo Cis a Saul su hijo: Toma ahora contigo alguno de los criados, y levantate, y ve a buscar las asnas.
4 Y el paso el monte de Efrain, y de alli a la tierra de Salisa, y no las hallaron. Pasaron luego por la tierra de Saalim, y tampoco. Despues pasaron por la tierra de Benjamin, y no las encontraron.
5 Cuando vinieron a la tierra de Zuf, Saul dijo a su criado que tenia consigo: Ven, volvamonos; porque quiza mi padre, abandonada la preocupacion por las asnas, estara acongojado por nosotros.
6 El le respondio: He aqui ahora hay en esta ciudad un varon de Dios, que es hombre insigne; todo lo que el dice acontece sin falta. Vamos, pues, alla; quiza nos dara algun indicio acerca del objeto por el cual emprendimos nuestro camino.
7 Respondio Saul a su criado: Vamos ahora; pero "que llevaremos al varon? Porque el pan de nuestras alforjas se ha acabado, y no tenemos que ofrecerle al varon de Dios. "Que tenemos?
8 Entonces volvio el criado a responder a Saul, diciendo: He aqui se halla en mi mano la cuarta parte de un siclo de plata; esto dare al varon de Dios, para que nos declare nuestro camino.
9 (Antiguamente en Israel cualquiera que iba a consultar a Dios, decia asi: Venid y vamos al vidente; porque al que hoy se llama profeta, entonces se le llamaba vidente.)
10 Dijo entonces Saul a su criado: Dices bien; anda, vamos. Y fueron a la ciudad donde estaba el varon de Dios.
11 Y cuando subian por la cuesta de la ciudad, hallaron unas doncellas que salian por agua, a las cuales dijeron: "Esta en este lugar el vidente?
12 Ellas, respondiendoles, dijeron: Si; helo alli delante de ti; date prisa, pues, porque hoy ha venido a la ciudad en atencion a que el pueblo tiene hoy un sacrificio en el lugar alto.
13 Cuando entreis en la ciudad, le encontrareis luego, antes que suba al lugar alto a comer; pues el pueblo no comera hasta que el haya llegado, por cuanto el es el que bendice el sacrificio; despues de esto comen los convidados. Subid, pues, ahora, porque ahora le hallareis.
14 Ellos entonces subieron a la ciudad; y cuando estuvieron en medio de ella, he aqui Samuel venia hacia ellos para subir al lugar alto.
15 Y un dia antes que Saul viniese, Jehova habia revelado al oido de Samuel, diciendo:
16 Manana a esta misma hora yo enviare a ti un varon de la tierra de Benjamin, al cual ungiras por principe sobre mi pueblo Israel, y salvara a mi pueblo de mano de los filisteos; porque yo he mirado a mi pueblo, por cuanto su clamor ha llegado hasta mi.
17 Y luego que Samuel vio a Saul, Jehova le dijo: He aqui este es el varon del cual te hable; este gobernara a mi pueblo.
18 Acercandose, pues, Saul a Samuel en medio de la puerta, le dijo: Te ruego que me ensenes donde esta la casa del vidente.
19 Y Samuel respondio a Saul, diciendo: Yo soy el vidente; sube delante de mi al lugar alto, y come hoy conmigo, y por la manana te despachare, y te descubrire todo lo que esta en tu corazon.
20 Y de las asnas que se te perdieron hace ya tres dias, pierde cuidado de ellas, porque se han hallado. Mas ?para quien es todo lo que hay de codiciable en Israel, sino para ti y para toda la casa de tu padre?
21 Saul respondio y dijo: "No soy yo hijo de Benjamin, de la mas pequena de las tribus de Israel? Y mi familia "no es la mas pequena de todas las familias de la tribu de Benjamin? "Por que, pues, me has dicho cosa semejante?
22 Entonces Samuel tomo a Saul y a su criado, los introdujo a la sala, y les dio lugar a la cabecera de los convidados, que eran unos treinta hombres.
23 Y dijo Samuel al cocinero: Trae aca la porcion que te di, la cual te dije que guardases aparte.
24 Entonces alzo el cocinero una espaldilla, con lo que estaba sobre ella, y la puso delante de Saul. Y Samuel dijo: He aqui lo que estaba reservado; ponlo delante de ti y come, porque para esta ocasion se te guardo, cuando dije: Yo he convidado al pueblo. Y Saul comio aquel dia con Samuel.
25 Y cuando hubieron descendido del lugar alto a la ciudad, el hablo con Saul en el terrado.
26 Al otro dia madrugaron; y al despuntar el alba, Samuel llamo a Saul, que estaba en el terrado, y dijo: Levantate, para que te despida. Luego se levanto Saul, y salieron ambos, el y Samuel.
27 Y descendiendo ellos al extremo de la ciudad, dijo Samuel a Saul: Di al criado que se adelante (y se adelanto el criado), mas espera tu un poco para que te declare la palabra de Dios.

10

1 Tomando entonces Samuel una redoma de aceite, la derramo sobre su cabeza, y lo beso, y le dijo: "No te ha ungido Jehova por principe sobre su pueblo Israel?
2 Hoy, despues que te hayas apartado de mi, hallaras dos hombres junto al sepulcro de Raquel, en el territorio de Benjamin, en Selsa, los cuales te diran: Las asnas que habias ido a buscar se han hallado; tu padre ha dejado ya de inquietarse por las asnas, y esta afligido por vosotros, diciendo: "Que hare acerca de mi hijo?
3 Y luego que de alli sigas mas adelante, y llegues a la encina de Tabor, te saldran al encuentro tres hombres que suben a Dios en Bet-el, llevando uno tres cabritos, otro tres tortas de pan, y el tercero una vasija de vino:
4 los cuales, luego que te hayan saludado, te daran dos panes, los que tomaras de mano de ellos.
5 Despues de esto llegaras al collado de Dios donde esta la guarnicion de los filisteos; y cuando entres alla en la ciudad encontraras una compania de profetas que descienden del lugar alto, y delante de ellos salterio, pandero, flauta y arpa, y ellos profetizando.
6 Entonces el Espiritu de Jehova vendra sobre ti con poder, y profetizaras con ellos, y seras mudado en otro hombre.
7 Y cuando te hayan sucedido estas senales, haz lo que te viniere a la mano, porque Dios esta contigo.
8 Luego bajaras delante de mi a Gilgal; entonces descendere yo a ti para ofrecer holocaustos y sacrificar ofrendas de paz. Espera siete dias, hasta que yo venga a ti y te ensene lo que has de hacer.
9 Acontecio luego, que al volver el la espalda para apartarse de Samuel, le mudo Dios su corazon; y todas estas senales acontecieron en aquel dia.
10 Y cuando llegaron alla al collado, he aqui la compania de los profetas que venia a encontrarse con el; y el Espiritu de Dios vino sobre el con poder, y profetizo entre ellos.
11 Y acontecio que cuando todos los que le conocian antes vieron que profetizaba con los profetas, el pueblo decia el uno al otro: "Que le ha sucedido al hijo de Cis? "Saul tambien entre los profetas?
12 Y alguno de alli respondio diciendo: "Y quien es el padre de ellos? Por esta causa se hizo proverbio: "Tambien Saul entre los profetas?
13 Y ceso de profetizar, y llego al lugar alto.
14 Un tio de Saul dijo a el y a su criado: "A donde fuisteis? Y el respondio: A buscar las asnas; y como vimos que no parecian, fuimos a Samuel.
15 Dijo el tio de Saul: Yo te ruego me declares que os dijo Samuel.
16 Y Saul respondio a su tio: Nos declaro expresamente que las asnas habian sido halladas. Mas del asunto del reino, de que Samuel le habia hablado, no le descubrio nada.
17 Despues Samuel convoco al pueblo delante de Jehova en Mizpa,
18 y dijo a los hijos de Israel: Asi ha dicho Jehova el Dios de Israel: Yo saque a Israel de Egipto, y os libre de mano de los egipcios, y de mano de todos los reinos que os afligieron.
19 Pero vosotros habeis desechado hoy a vuestro Dios, que os guarda de todas vuestras aflicciones y angustias, y habeis dicho: No, sino pon rey sobre nosotros. Ahora, pues, presentaos delante de Jehova por vuestras tribus y por vuestros millares.
20 Y haciendo Samuel que se acercasen todas las tribus de Israel, fue tomada la tribu de Benjamin.
21 E hizo llegar la tribu de Benjamin por sus familias, y fue tomada la familia de Matri; y de ella fue tomado Saul hijo de Cis. Y le buscaron, pero no fue hallado.
22 Preguntaron, pues, otra vez a Jehova si aun no habia venido alli aquel varon. Y respondio Jehova: He aqui que el esta escondido entre el bagaje.
23 Entonces corrieron y lo trajeron de alli; y puesto en medio del pueblo, desde los hombros arriba era mas alto que todo el pueblo.
24 Y Samuel dijo a todo el pueblo: "Habeis visto al que ha elegido Jehova, que no hay semejante a el en todo el pueblo? Entonces el pueblo clamo con alegria, diciendo: "Viva el rey!
25 Samuel recito luego al pueblo las leyes del reino, y las escribio en un libro, el cual guardo delante de Jehova.
26 Y envio Samuel a todo el pueblo cada uno a su casa. Saul tambien se fue a su casa en Gabaa, y fueron con el los hombres de guerra cuyos corazones Dios habia tocado.
27 Pero algunos perversos dijeron: "Como nos ha de salvar este? Y le tuvieron en poco, y no le trajeron presente; mas el disimulo.

Saul derrota a los amonitas
11

1 Despues subio Nahas amonita, y acampo contra Jabes de Galaad. Y todos los de Jabes dijeron a Nahas: Haz alianza con nosotros, y te serviremos.
2 Y Nahas amonita les respondio: Con esta condicion hare alianza con vosotros, que a cada uno de todos vosotros saque el ojo derecho, y ponga esta afrenta sobre todo Israel.
3 Entonces los ancianos de Jabes le dijeron: Danos siete dias, para que enviemos mensajeros por todo el territorio de Israel; y si no hay nadie que nos defienda, saldremos a ti.
4 Llegando los mensajeros a Gabaa de Saul, dijeron estas palabras en oidos del pueblo; y todo el pueblo alzo su voz y lloro.
5 Y he aqui Saul que venia del campo, tras los bueyes; y dijo Saul: "Que tiene el pueblo, que llora? Y le contaron las palabras de los hombres de Jabes.
6 Al oir Saul estas palabras, el Espiritu de Dios vino sobre el con poder; y el se encendio en ira en gran manera.
7 Y tomando un par de bueyes, los corto en trozos y los envio por todo el territorio de Israel por medio de mensajeros, diciendo: Asi se hara con los bueyes del que no saliere en pos de Saul y en pos de Samuel. Y cayo temor de Jehova sobre el pueblo, y salieron como un solo hombre.
8 Y los conto en Bezec; y fueron los hijos de Israel trescientos mil, y treinta mil los hombres de Juda.
9 Y respondieron a los mensajeros que habian venido: Asi direis a los de Jabes de Galaad: Manana al calentar el sol, sereis librados. Y vinieron los mensajeros y lo anunciaron a los de Jabes, los cuales se alegraron.
10 Y los de Jabes dijeron a los enemigos: Manana saldremos a vosotros, para que hagais con nosotros todo lo que bien os pareciere.
11 Acontecio que al dia siguiente dispuso Saul al pueblo en tres companias, y entraron en medio del campamento a la vigilia de la manana, e hirieron a los amonitas hasta que el dia calento; y los que quedaron fueron dispersos, de tal manera que no quedaron dos de ellos juntos.
12 El pueblo entonces dijo a Samuel: "Quienes son los que decian: "Ha de reinar Saul sobre nosotros? Dadnos esos hombres, y los mataremos.
13 Y Saul dijo: No morira hoy ninguno, porque hoy Jehova ha dado salvacion en Israel.
14 Mas Samuel dijo al pueblo: Venid, vamos a Gilgal para que renovemos alli el reino.
15 Y fue todo el pueblo a Gilgal, e invistieron alli a Saul por rey delante de Jehova en Gilgal. Y sacrificaron alli ofrendas de paz delante de Jehova, y se alegraron mucho alli Saul y todos los de Israel.

Discurso de Samuel al pueblo
12

1 Dijo Samuel a todo Israel: He aqui, yo he oido vuestra voz en todo cuanto me habeis dicho, y os he puesto rey.
2 Ahora, pues, he aqui vuestro rey va delante de vosotros. Yo soy ya viejo y lleno de canas; pero mis hijos estan con vosotros, y yo he andado delante de vosotros desde mi juventud hasta este dia.
3 Aqui estoy; atestiguad contra mi delante de Jehova y delante de su ungido, si he tomado el buey de alguno, si he tomado el asno de alguno, si he calumniado a alguien, si he agraviado a alguno, o si de alguien he tomado cohecho para cegar mis ojos con el; y os lo restituire.
4 Entonces dijeron: Nunca nos has calumniado ni agraviado, ni has tomado algo de mano de ningun hombre.
5 Y el les dijo: Jehova es testigo contra vosotros, y su ungido tambien es testigo en este dia, que no habeis hallado cosa alguna en mi mano. Y ellos respondieron: Asi es.
6 Entonces Samuel dijo al pueblo: Jehova que designo a Moises y a Aaron, y saco a vuestros padres de la tierra de Egipto, es testigo.
7 Ahora, pues, aguardad, y contendere con vosotros delante de Jehova acerca de todos los hechos de salvacion que Jehova ha hecho con vosotros y con vuestros padres.
8 Cuando Jacob hubo entrado en Egipto, y vuestros padres clamaron a Jehova, Jehova envio a Moises y a Aaron, los cuales sacaron a vuestros padres de Egipto, y los hicieron habitar en este lugar.
9 Y olvidaron a Jehova su Dios, y el los vendio en mano de Sisara jefe del ejercito de Hazor, y en mano de los filisteos, y en mano del rey de Moab, los cuales les hicieron guerra.
10 Y ellos clamaron a Jehova, y dijeron: Hemos pecado, porque hemos dejado a Jehova y hemos servido a los baales y a Astarot; libranos, pues, ahora de mano de nuestros enemigos, y te serviremos.
11 Entonces Jehova envio a Jerobaal, a Barac, a Jefte y a Samuel, y os libro de mano de vuestros enemigos en derredor, y habitasteis seguros.
12 Y habiendo visto que Nahas rey de los hijos de Amon venia contra vosotros, me dijisteis: No, sino que ha de reinar sobre nosotros un rey; siendo asi que Jehova vuestro Dios era vuestro rey.
13 Ahora, pues, he aqui el rey que habeis elegido, el cual pedisteis; ya veis que Jehova ha puesto rey sobre vosotros.
14 Si temiereis a Jehova y le sirviereis, y oyereis su voz, y no fuereis rebeldes a la palabra de Jehova, y si tanto vosotros como el rey que reina sobre vosotros servis a Jehova vuestro Dios, hareis bien.
15 Mas si no oyereis la voz de Jehova, y si fuereis rebeldes a las palabras de Jehova, la mano de Jehova estara contra vosotros como estuvo contra vuestros padres.
16 Esperad aun ahora, y mirad esta gran cosa que Jehova hara delante de vuestros ojos.
17 "No es ahora la siega del trigo? Yo clamare a Jehova, y el dara truenos y lluvias, para que conozcais y veais que es grande vuestra maldad que habeis hecho ante los ojos de Jehova, pidiendo para vosotros rey.
18 Y Samuel clamo a Jehova, y Jehova dio truenos y lluvias en aquel dia; y todo el pueblo tuvo gran temor de Jehova y de Samuel.
19 Entonces dijo todo el pueblo a Samuel: Ruega por tus siervos a Jehova tu Dios, para que no muramos; porque a todos nuestros pecados hemos anadido este mal de pedir rey para nosotros.
20 Y Samuel respondio al pueblo: No temais; vosotros habeis hecho todo este mal; pero con todo eso no os aparteis de en pos de Jehova, sino servidle con todo vuestro corazon.
21 No os aparteis en pos de vanidades que no aprovechan ni libran, porque son vanidades.
22 Pues Jehova no desamparara a su pueblo, por su grande nombre; porque Jehova ha querido haceros pueblo suyo.
23 Asi que, lejos sea de mi que peque yo contra Jehova cesando de rogar por vosotros; antes os instruire en el camino bueno y recto.
24 Solamente temed a Jehova y servidle de verdad con todo vuestro corazon, pues considerad cuan grandes cosas ha hecho por vosotros.
25 Mas si perseverareis en hacer mal, vosotros y vuestro rey perecereis.

Guerra contra los filisteos
13

1 Habia ya reinado Saul un ano; y cuando hubo reinado dos anos sobre Israel,
2 escogio luego a tres mil hombres de Israel, de los cuales estaban con Saul dos mil en Micmas y en el monte de Bet-el, y mil estaban con Jonatan en Gabaa de Benjamin; y envio al resto del pueblo cada uno a sus tiendas.
3 Y Jonatan ataco a la guarnicion de los filisteos que habia en el collado, y lo oyeron los filisteos. E hizo Saul tocar trompeta por todo el pais, diciendo: Oigan los hebreos.
4 Y todo Israel oyo que se decia: Saul ha atacado a la guarnicion de los filisteos; y tambien que Israel se habia hecho abominable a los filisteos. Y se junto el pueblo en pos de Saul en Gilgal.
5 Entonces los filisteos se juntaron para pelear contra Israel, treinta mil carros, seis mil hombres de a caballo, y pueblo numeroso como la arena que esta a la orilla del mar; y subieron y acamparon en Micmas, al oriente de Bet-aven.
6 Cuando los hombres de Israel vieron que estaban en estrecho (porque el pueblo estaba en aprieto), se escondieron en cuevas, en fosos, en penascos, en rocas y en cisternas.
7 Y algunos de los hebreos pasaron el Jordan a la tierra de Gad y de Galaad; pero Saul permanecia aun en Gilgal, y todo el pueblo iba tras el temblando.
8 Y el espero siete dias, conforme al plazo que Samuel habia dicho; pero Samuel no venia a Gilgal, y el pueblo se le desertaba.
9 Entonces dijo Saul: Traedme holocausto y ofrendas de paz. Y ofrecio el holocausto.
10 Y cuando el acababa de ofrecer el holocausto, he aqui Samuel que venia; y Saul salio a recibirle, para saludarle.
11 Entonces Samuel dijo: "Que has hecho? Y Saul respondio: Porque vi que el pueblo se me desertaba, y que tu no venias dentro del plazo senalado, y que los filisteos estaban reunidos en Micmas,
12 me dije: Ahora descenderan los filisteos contra mi a Gilgal, y yo no he implorado el favor de Jehova. Me esforce, pues, y ofreci holocausto.
13 Entonces Samuel dijo a Saul: Locamente has hecho; no guardaste el mandamiento de Jehova tu Dios que el te habia ordenado; pues ahora Jehova hubiera confirmado tu reino sobre Israel para siempre.
14 Mas ahora tu reino no sera duradero. Jehova se ha buscado un varon conforme a su corazon, al cual Jehova ha designado para que sea principe sobre su pueblo, por cuanto tu no has guardado lo que Jehova te mando.
15 Y levantandose Samuel, subio de Gilgal a Gabaa de Benjamin.

Y Saul conto la gente que se hallaba con el, como seiscientos hombres.
16 Saul, pues, y Jonatan su hijo, y el pueblo que con ellos se hallaba, se quedaron en Gabaa de Benjamin; pero los filisteos habian acampado en Micmas.
17 Y salieron merodeadores del campamento de los filisteos en tres escuadrones; un escuadron marchaba por el camino de Ofra hacia la tierra de Sual,
18 otro escuadron marchaba hacia Bet-horon, y el tercer escuadron marchaba hacia la region que mira al valle de Zeboim, hacia el desierto.
19 Y en toda la tierra de Israel no se hallaba herrero; porque los filisteos habian dicho: Para que los hebreos no hagan espada o lanza.
20 Por lo cual todos los de Israel tenian que descender a los filisteos para afilar cada uno la reja de su arado, su azadon, su hacha o su hoz.
21 Y el precio era un pim por las rejas de arado y por los azadones, y la tercera parte de un siclo por afilar las hachas y por componer las aguijadas.
22 Asi acontecio que en el dia de la batalla no se hallo espada ni lanza en mano de ninguno del pueblo que estaba con Saul y con Jonatan, excepto Saul y Jonatan su hijo, que las tenian.
23 Y la guarnicion de los filisteos avanzo hasta el paso de Micmas.

14

1 Acontecio un dia, que Jonatan hijo de Saul dijo a su criado que le traia las armas: Ven y pasemos a la guarnicion de los filisteos, que esta de aquel lado. Y no lo hizo saber a su padre.
2 Y Saul se hallaba al extremo de Gabaa, debajo de un granado que hay en Migron, y la gente que estaba con el era como seiscientos hombres.
3 Y Ahias hijo de Ahitob, hermano de Icabod, hijo de Finees, hijo de Eli, sacerdote de Jehova en Silo, llevaba el efod; y no sabia el pueblo que Jonatan se hubiese ido.
4 Y entre los desfiladeros por donde Jonatan procuraba pasar a la guarnicion de los filisteos, habia un penasco agudo de un lado, y otro del otro lado; el uno se llamaba Boses, y el otro Sene.
5 Uno de los penascos estaba situado al norte, hacia Micmas, y el otro al sur, hacia Gabaa.
6 Dijo, pues, Jonatan a su paje de armas: Ven, pasemos a la guarnicion de estos incircuncisos; quiza haga algo Jehova por nosotros, pues no es dificil para Jehova salvar con muchos o con pocos.
7 Y su paje de armas le respondio: Haz todo lo que tienes en tu corazon; ve, pues aqui estoy contigo a tu voluntad.
8 Dijo entonces Jonatan: Vamos a pasar a esos hombres, y nos mostraremos a ellos.
9 Si nos dijeren asi: Esperad hasta que lleguemos a vosotros, entonces nos estaremos en nuestro lugar, y no subiremos a ellos.
10 Mas si nos dijeren asi: Subid a nosotros, entonces subiremos, porque Jehova los ha entregado en nuestra mano; y esto nos sera por senal.
11 Se mostraron, pues, ambos a la guarnicion de los filisteos, y los filisteos dijeron: He aqui los hebreos, que salen de las cavernas donde se habian escondido.
12 Y los hombres de la guarnicion respondieron a Jonatan y a su paje de armas, y dijeron: Subid a nosotros, y os haremos saber una cosa. Entonces Jonatan dijo a su paje de armas: Sube tras mi, porque Jehova los ha entregado en manos de Israel.
13 Y subio Jonatan trepando con sus manos y sus pies, y tras el su paje de armas; y a los que caian delante de Jonatan, su paje de armas que iba tras el los mataba.
14 Y fue esta primera matanza que hicieron Jonatan y su paje de armas, como veinte hombres, en el espacio de una media yugada de tierra.
15 Y hubo panico en el campamento y por el campo, y entre toda la gente de la guarnicion; y los que habian ido a merodear, tambien ellos tuvieron panico, y la tierra temblo; hubo, pues, gran consternacion.
16 Y los centinelas de Saul vieron desde Gabaa de Benjamin como la multitud estaba turbada, e iba de un lado a otro y era deshecha.
17 Entonces Saul dijo al pueblo que estaba con el: Pasad ahora revista, y ved quien se haya ido de los nuestros. Pasaron revista, y he aqui que faltaba Jonatan y su paje de armas.
18 Y Saul dijo a Ahias: Trae el arca de Dios. Porque el arca de Dios estaba entonces con los hijos de Israel.
19 Pero acontecio que mientras aun hablaba Saul con el sacerdote, el alboroto que habia en el campamento de los filisteos aumentaba, e iba creciendo en gran manera. Entonces dijo Saul al sacerdote: Deten tu mano.
20 Y juntando Saul a todo el pueblo que con el estaba, llegaron hasta el lugar de la batalla; y he aqui que la espada de cada uno estaba vuelta contra su companero, y habia gran confusion.
21 Y los hebreos que habian estado con los filisteos de tiempo atras, y habian venido con ellos de los alrededores al campamento, se pusieron tambien del lado de los israelitas que estaban con Saul y con Jonatan.
22 Asimismo todos los israelitas que se habian escondido en el monte de Efrain, oyendo que los filisteos huian, tambien ellos los persiguieron en aquella batalla.
23 Asi salvo Jehova a Israel aquel dia. Y llego la batalla hasta Bet-aven.
24 Pero los hombres de Israel fueron puestos en apuro aquel dia; porque Saul habia juramentado al pueblo, diciendo: Cualquiera que coma pan antes de caer la noche, antes que haya tomado venganza de mis enemigos, sea maldito. Y todo el pueblo no habia probado pan.
25 Y todo el pueblo llego a un bosque, donde habia miel en la superficie del campo.
26 Entro, pues, el pueblo en el bosque, y he aqui que la miel corria; pero no hubo quien hiciera llegar su mano a su boca, porque el pueblo temia el juramento.
27 Pero Jonatan no habia oido cuando su padre habia juramentado al pueblo, y alargo la punta de una vara que traia en su mano, y la mojo en un panal de miel, y llevo su mano a la boca; y fueron aclarados sus ojos.
28 Entonces hablo uno del pueblo, diciendo: Tu padre ha hecho jurar solemnemente al pueblo, diciendo: Maldito sea el hombre que tome hoy alimento. Y el pueblo desfallecia.
29 Respondio Jonatan: Mi padre ha turbado el pais. Ved ahora como han sido aclarados mis ojos, por haber gustado un poco de esta miel.
30 "Cuanto mas si el pueblo hubiera comido libremente hoy del botin tomado de sus enemigos? "No se habria hecho ahora mayor estrago entre los filisteos?
31 E hirieron aquel dia a los filisteos desde Micmas hasta Ajalon; pero el pueblo estaba muy cansado.
32 Y se lanzo el pueblo sobre el botin, y tomaron ovejas y vacas y becerros, y los degollaron en el suelo; y el pueblo los comio con sangre.
33 Y le dieron aviso a Saul, diciendo: El pueblo peca contra Jehova, comiendo la carne con la sangre. Y el dijo: Vosotros habeis prevaricado; rodadme ahora aca una piedra grande.
34 Ademas dijo Saul: Esparcios por el pueblo, y decidles que me traigan cada uno su vaca, y cada cual su oveja, y degolladlas aqui, y comed; y no pequeis contra Jehova comiendo la carne con la sangre. Y trajo todo el pueblo cada cual por su mano su vaca aquella noche, y las degollaron alli.
35 Y edifico Saul altar a Jehova; este altar fue el primero que edifico a Jehova.
36 Y dijo Saul: Descendamos de noche contra los filisteos, y los saquearemos hasta la manana, y no dejaremos de ellos ninguno. Y ellos dijeron: Haz lo que bien te pareciere. Dijo luego el sacerdote: Acerquemonos aqui a Dios.
37 Y Saul consulto a Dios: "Descendere tras los filisteos? "Los entregaras en mano de Israel? Mas Jehova no le dio respuesta aquel dia.
38 Entonces dijo Saul: Venid aca todos los principales del pueblo, y sabed y ved en que ha consistido este pecado hoy;
39 porque vive Jehova que salva a Israel, que aunque fuere en Jonatan mi hijo, de seguro morira. Y no hubo en todo el pueblo quien le respondiese.
40 Dijo luego a todo Israel: Vosotros estareis a un lado, y yo y Jonatan mi hijo estaremos al otro lado. Y el pueblo respondio a Saul: Haz lo que bien te pareciere.
41 Entonces dijo Saul a Jehova Dios de Israel: Da suerte perfecta. Y la suerte cayo sobre Jonatan y Saul, y el pueblo salio libre.
42 Y Saul dijo: Echad suertes entre mi y Jonatan mi hijo. Y la suerte cayo sobre Jonatan.
43 Entonces Saul dijo a Jonatan: Declarame lo que has hecho. Y Jonatan se lo declaro y dijo: Ciertamente guste un poco de miel con la punta de la vara que traia en mi mano; "y he de morir?
44 Y Saul respondio: Asi me haga Dios y aun me anada, que sin duda moriras, Jonatan.
45 Entonces el pueblo dijo a Saul: "Ha de morir Jonatan, el que ha hecho esta grande salvacion en Israel? No sera asi. Vive Jehova, que no ha de caer un cabello de su cabeza en tierra, pues que ha actuado hoy con Dios. Asi el pueblo libro de morir a Jonatan.
46 Y Saul dejo de seguir a los filisteos; y los filisteos se fueron a su lugar.
47 Despues de haber tomado posesion del reinado de Israel, Saul hizo guerra a todos sus enemigos en derredor: contra Moab, contra los hijos de Amon, contra Edom, contra los reyes de Soba, y contra los filisteos; y adondequiera que se volvia, era vencedor.
48 Y reunio un ejercito y derroto a Amalec, y libro a Israel de mano de los que lo saqueaban.
49 Y los hijos de Saul fueron Jonatan, Isui y Malquisua. Y los nombres de sus dos hijas eran, el de la mayor, Merab, y el de la menor, Mical.
50 Y el nombre de la mujer de Saul era Ahinoam, hija de Ahimaas. Y el nombre del general de su ejercito era Abner, hijo de Ner tio de Saul.
51 Porque Cis padre de Saul, y Ner padre de Abner, fueron hijos de Abiel.
52 Y hubo guerra encarnizada contra los filisteos todo el tiempo de Saul; y a todo el que Saul veia que era hombre esforzado y apto para combatir, lo juntaba consigo.

Saul desobedece y es desechado
15

1 Despues Samuel dijo a Saul: Jehova me envio a que te ungiese por rey sobre su pueblo Israel; ahora, pues, esta atento a las palabras de Jehova.
2 Asi ha dicho Jehova de los ejercitos: Yo castigare lo que hizo Amalec a Israel al oponersele en el camino cuando subia de Egipto.
3 Ve, pues, y hiere a Amalec, y destruye todo lo que tiene, y no te apiades de el; mata a hombres, mujeres, ninos, y aun los de pecho, vacas, ovejas, camellos y asnos.
4 Saul, pues, convoco al pueblo y les paso revista en Telaim, doscientos mil de a pie, y diez mil hombres de Juda.
5 Y viniendo Saul a la ciudad de Amalec, puso emboscada en el valle.
6 Y dijo Saul a los ceneos: Idos, apartaos y salid de entre los de Amalec, para que no os destruya juntamente con ellos; porque vosotros mostrasteis misericordia a todos los hijos de Israel, cuando subian de Egipto. Y se apartaron los ceneos de entre los hijos de Amalec.
7 Y Saul derroto a los amalecitas desde Havila hasta llegar a Shur, que esta al oriente de Egipto.
8 Y tomo vivo a Agag rey de Amalec, pero a todo el pueblo mato a filo de espada.
9 Y Saul y el pueblo perdonaron a Agag, y a lo mejor de las ovejas y del ganado mayor, de los animales engordados, de los carneros y de todo lo bueno, y no lo quisieron destruir; mas todo lo que era vil y despreciable destruyeron.
10 Y vino palabra de Jehova a Samuel, diciendo:
11 Me pesa haber puesto por rey a Saul, porque se ha vuelto de en pos de mi, y no ha cumplido mis palabras. Y se apesadumbro Samuel, y clamo a Jehova toda aquella noche.
12 Madrugo luego Samuel para ir a encontrar a Saul por la manana; y fue dado aviso a Samuel, diciendo: Saul ha venido a Carmel, y he aqui se levanto un monumento, y dio la vuelta, y paso adelante y descendio a Gilgal.
13 Vino, pues, Samuel a Saul, y Saul le dijo: Bendito seas tu de Jehova; yo he cumplido la palabra de Jehova.
14 Samuel entonces dijo: "Pues que balido de ovejas y bramido de vacas es este que yo oigo con mis oidos?
15 Y Saul respondio: De Amalec los han traido; porque el pueblo perdono lo mejor de las ovejas y de las vacas, para sacrificarlas a Jehova tu Dios, pero lo demas lo destruimos.
16 Entonces dijo Samuel a Saul: Dejame declararte lo que Jehova me ha dicho esta noche. Y el le respondio: Di.
17 Y dijo Samuel: Aunque eras pequeno en tus propios ojos, "no has sido hecho jefe de las tribus de Israel, y Jehova te ha ungido por rey sobre Israel?
18 Y Jehova te envio en mision y dijo: Ve, destruye a los pecadores de Amalec, y hazles guerra hasta que los acabes.
19 "Por que, pues, no has oido la voz de Jehova, sino que vuelto al botin has hecho lo malo ante los ojos de Jehova?
20 Y Saul respondio a Samuel: Antes bien he obedecido la voz de Jehova, y fui a la mision que Jehova me envio, y he traido a Agag rey de Amalec, y he destruido a los amalecitas.
21 Mas el pueblo tomo del botin ovejas y vacas, las primicias del anatema, para ofrecer sacrificios a Jehova tu Dios en Gilgal.
22 Y Samuel dijo: "Se complace Jehova tanto en los holocaustos y victimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehova? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atencion que la grosura de los carneros.
23 Porque como pecado de adivinacion es la rebelion, y como idolos e idolatria la obstinacion. Por cuanto tu desechaste la palabra de Jehova, el tambien te ha desechado para que no seas rey.
24 Entonces Saul dijo a Samuel: Yo he pecado; pues he quebrantado el mandamiento de Jehova y tus palabras, porque temi al pueblo y consenti a la voz de ellos. Perdona, pues, ahora mi pecado,
25 y vuelve conmigo para que adore a Jehova.
26 Y Samuel respondio a Saul: No volvere contigo; porque desechaste la palabra de Jehova, y Jehova te ha desechado para que no seas rey sobre Israel.
27 Y volviendose Samuel para irse, el se asio de la punta de su manto, y este se rasgo.
28 Entonces Samuel le dijo: Jehova ha rasgado hoy de ti el reino de Israel, y lo ha dado a un projimo tuyo mejor que tu.
29 Ademas, el que es la Gloria de Israel no mentira, ni se arrepentira, porque no es hombre para que se arrepienta.
30 Y el dijo: Yo he pecado; pero te ruego que me honres delante de los ancianos de mi pueblo y delante de Israel, y vuelvas conmigo para que adore a Jehova tu Dios.
31 Y volvio Samuel tras Saul, y adoro Saul a Jehova.
32 Despues dijo Samuel: Traedme a Agag rey de Amalec. Y Agag vino a el alegremente. Y dijo Agag: Ciertamente ya paso la amargura de la muerte.
33 Y Samuel dijo: Como tu espada dejo a las mujeres sin hijos, asi tu madre sera sin hijo entre las mujeres. Entonces Samuel corto en pedazos a Agag delante de Jehova en Gilgal.
34 Se fue luego Samuel a Rama, y Saul subio a su casa en Gabaa de Saul.
35 Y nunca despues vio Samuel a Saul en toda su vida; y Samuel lloraba a Saul; y Jehova se arrepentia de haber puesto a Saul por rey sobre Israel.

Samuel unge a David
16

1 Dijo Jehova a Samuel: "Hasta cuando lloraras a Saul, habiendolo yo desechado para que no reine sobre Israel? Llena tu cuerno de aceite, y ven, te enviare a Isai de Belen, porque de sus hijos me he provisto de rey.
2 Y dijo Samuel: "Como ire? Si Saul lo supiera, me mataria. Jehova respondio: Toma contigo una becerra de la vacada, y di: A ofrecer sacrificio a Jehova he venido.
3 Y llama a Isai al sacrificio, y yo te ensenare lo que has de hacer; y me ungiras al que yo te dijere.
4 Hizo, pues, Samuel como le dijo Jehova; y luego que el llego a Belen, los ancianos de la ciudad salieron a recibirle con miedo, y dijeron: "Es pacifica tu venida?
5 El respondio: Si, vengo a ofrecer sacrificio a Jehova; santificaos, y venid conmigo al sacrificio. Y santificando el a Isai y a sus hijos, los llamo al sacrificio.
6 Y acontecio que cuando ellos vinieron, el vio a Eliab, y dijo: De cierto delante de Jehova esta su ungido.
7 Y Jehova respondio a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehova no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que esta delante de sus ojos, pero Jehova mira el corazon.
8 Entonces llamo Isai a Abinadab, y lo hizo pasar delante de Samuel, el cual dijo: Tampoco a este ha escogido Jehova.
9 Hizo luego pasar Isai a Sama. Y el dijo: Tampoco a este ha elegido Jehova.
10 E hizo pasar Isai siete hijos suyos delante de Samuel; pero Samuel dijo a Isai: Jehova no ha elegido a estos.
11 Entonces dijo Samuel a Isai: "Son estos todos tus hijos? Y el respondio: Queda aun el menor, que apacienta las ovejas. Y dijo Samuel a Isai: Envia por el, porque no nos sentaremos a la mesa hasta que el venga aqui.
12 Envio, pues, por el, y le hizo entrar; y era rubio, hermoso de ojos, y de buen parecer. Entonces Jehova dijo: Levantate y ungelo, porque este es.
13 Y Samuel tomo el cuerno del aceite, y lo ungio en medio de sus hermanos; y desde aquel dia en adelante el Espiritu de Jehova vino sobre David. Se levanto luego Samuel, y se volvio a Rama.

David toca para Saul

14 El Espiritu de Jehova se aparto de Saul, y le atormentaba un espiritu malo de parte de Jehova.
15 Y los criados de Saul le dijeron: He aqui ahora, un espiritu malo de parte de Dios te atormenta.
16 Diga, pues, nuestro senor a tus siervos que estan delante de ti, que busquen a alguno que sepa tocar el arpa, para que cuando este sobre ti el espiritu malo de parte de Dios, el toque con su mano, y tengas alivio.
17 Y Saul respondio a sus criados: Buscadme, pues, ahora alguno que toque bien, y traedmelo.
18 Entonces uno de los criados respondio diciendo: He aqui yo he visto a un hijo de Isai de Belen, que sabe tocar, y es valiente y vigoroso y hombre de guerra, prudente en sus palabras, y hermoso, y Jehova esta con el.
19 Y Saul envio mensajeros a Isai, diciendo: Enviame a David tu hijo, el que esta con las ovejas.
20 Y tomo Isai un asno cargado de pan, una vasija de vino y un cabrito, y lo envio a Saul por medio de David su hijo.
21 Y viniendo David a Saul, estuvo delante de el; y el le amo mucho, y le hizo su paje de armas.
22 Y Saul envio a decir a Isai: Yo te ruego que este David conmigo, pues ha hallado gracia en mis ojos.
23 Y cuando el espiritu malo de parte de Dios venia sobre Saul, David tomaba el arpa y tocaba con su mano; y Saul tenia alivio y estaba mejor, y el espiritu malo se apartaba de el.

David mata a Goliat
17

1 Los filisteos juntaron sus ejercitos para la guerra, y se congregaron en Soco, que es de Juda, y acamparon entre Soco y Azeca, en Efes-damim.
2 Tambien Saul y los hombres de Israel se juntaron, y acamparon en el valle de Ela, y se pusieron en orden de batalla contra los filisteos.
3 Y los filisteos estaban sobre un monte a un lado, e Israel estaba sobre otro monte al otro lado, y el valle entre ellos.
4 Salio entonces del campamento de los filisteos un paladin, el cual se llamaba Goliat, de Gat, y tenia de altura seis codos y un palmo.
5 Y traia un casco de bronce en su cabeza, y llevaba una cota de malla; y era el peso de la cota cinco mil siclos de bronce.
6 Sobre sus piernas traia grebas de bronce, y jabalina de bronce entre sus hombros.
7 El asta de su lanza era como un rodillo de telar, y tenia el hierro de su lanza seiscientos siclos de hierro; e iba su escudero delante de el.
8 Y se paro y dio voces a los escuadrones de Israel, diciendoles: "Para que os habeis puesto en orden de batalla? "No soy yo el filisteo, y vosotros los siervos de Saul? Escoged de entre vosotros un hombre que venga contra mi.
9 Si el pudiere pelear conmigo, y me venciere, nosotros seremos vuestros siervos; y si yo pudiere mas que el, y lo venciere, vosotros sereis nuestros siervos y nos servireis.
10 Y anadio el filisteo: Hoy yo he desafiado al campamento de Israel; dadme un hombre que pelee conmigo.
11 Oyendo Saul y todo Israel estas palabras del filisteo, se turbaron y tuvieron gran miedo.
12 Y David era hijo de aquel hombre efrateo de Belen de Juda, cuyo nombre era Isai, el cual tenia ocho hijos; y en el tiempo de Saul este hombre era viejo y de gran edad entre los hombres.
13 Y los tres hijos mayores de Isai habian ido para seguir a Saul a la guerra. Y los nombres de sus tres hijos que habian ido a la guerra eran: Eliab el primogenito, el segundo Abinadab, y el tercero Sama;
14 y David era el menor. Siguieron, pues, los tres mayores a Saul.
15 Pero David habia ido y vuelto, dejando a Saul, para apacentar las ovejas de su padre en Belen.
16 Venia, pues, aquel filisteo por la manana y por la tarde, y asi lo hizo durante cuarenta dias.
17 Y dijo Isai a David su hijo: Toma ahora para tus hermanos un efa de este grano tostado, y estos diez panes, y llevalo pronto al campamento a tus hermanos.
18 Y estos diez quesos de leche los llevaras al jefe de los mil; y mira si tus hermanos estan buenos, y toma prendas de ellos.
19 Y Saul y ellos y todos los de Israel estaban en el valle de Ela, peleando contra los filisteos.
20 Se levanto, pues, David de manana, y dejando las ovejas al cuidado de un guarda, se fue con su carga como Isai le habia mandado; y llego al campamento cuando el ejercito salia en orden de batalla, y daba el grito de combate.
21 Y se pusieron en orden de batalla Israel y los filisteos, ejercito frente a ejercito.
22 Entonces David dejo su carga en mano del que guardaba el bagaje, y corrio al ejercito; y cuando llego, pregunto por sus hermanos, si estaban bien.
23 Mientras el hablaba con ellos, he aqui que aquel paladin que se ponia en medio de los dos campamentos, que se llamaba Goliat, el filisteo de Gat, salio de entre las filas de los filisteos y hablo las mismas palabras, y las oyo David.
24 Y todos los varones de Israel que veian aquel hombre huian de su presencia, y tenian gran temor.
25 Y cada uno de los de Israel decia: "No habeis visto aquel hombre que ha salido? El se adelanta para provocar a Israel. Al que le venciere, el rey le enriquecera con grandes riquezas, y le dara su hija, y eximira de tributos a la casa de su padre en Israel.
26 Entonces hablo David a los que estaban junto a el, diciendo: "Que haran al hombre que venciere a este filisteo, y quitare el oprobio de Israel? Porque ?quien es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?
27 Y el pueblo le respondio las mismas palabras, diciendo: Asi se hara al hombre que le venciere.
28 Y oyendole hablar Eliab su hermano mayor con aquellos hombres, se encendio en ira contra David y dijo: "Para que has descendido aca? "y a quien has dejado aquellas pocas ovejas en el desierto? Yo conozco tu soberbia y la malicia de tu corazon, que para ver la batalla has venido.
29 David respondio: "Que he hecho yo ahora? "No es esto mero hablar?
30 Y apartandose de el hacia otros, pregunto de igual manera; y le dio el pueblo la misma respuesta de antes.
31 Fueron oidas las palabras que David habia dicho, y las refirieron delante de Saul; y el lo hizo venir.
32 Y dijo David a Saul: No desmaye el corazon de ninguno a causa de el; tu siervo ira y peleara contra este filisteo.
33 Dijo Saul a David: No podras tu ir contra aquel filisteo, para pelear con el; porque tu eres muchacho, y el un hombre de guerra desde su juventud.
34 David respondio a Saul: Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre; y cuando venia un leon, o un oso, y tomaba algun cordero de la manada,
35 salia yo tras el, y lo heria, y lo libraba de su boca; y si se levantaba contra mi, yo le echaba mano de la quijada, y lo heria y lo mataba.
36 Fuese leon, fuese oso, tu siervo lo mataba; y este filisteo incircunciso sera como uno de ellos, porque ha provocado al ejericto del Dios viviente.
37 Anadio David: Jehova, que me ha librado de las garras del leon y de las garras del oso, el tambien me librara de la mano de este filisteo. Y dijo Saul a David: Ve, y Jehova este contigo.
38 Y Saul vistio a David con sus ropas, y puso sobre su cabeza un casco de bronce, y le armo de coraza.
39 Y cino David su espada sobre sus vestidos, y probo a andar, porque nunca habia hecho la prueba. Y dijo David a Saul: Yo no puedo andar con esto, porque nunca lo practique. Y David echo de si aquellas cosas.
40 Y tomo su cayado en su mano, y escogio cinco piedras lisas del arroyo, y las puso en el saco pastoril, en el zurron que traia, y tomo su honda en su mano, y se fue hacia el filisteo.
41 Y el filisteo venia andando y acercandose a David, y su escudero delante de el.
42 Y cuando el filisteo miro y vio a David, le tuvo en poco; porque era muchacho, y rubio, y de hermoso parecer.
43 Y dijo el filisteo a David: "Soy yo perro, para que vengas a mi con palos? Y maldijo a David por sus dioses.
44 Dijo luego el filisteo a David: Ven a mi, y dare tu carne a las aves del cielo y a las bestias del campo.
45 Entonces dijo David al filisteo: Tu vienes a mi con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehova de los ejercitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tu has provocado.
46 Jehova te entregara hoy en mi mano, y yo te vencere, y te cortare la cabeza, y dare hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabra que hay Dios en Israel.
47 Y sabra toda esta congregacion que Jehova no salva con espada y con lanza; porque de Jehova es la batalla, y el os entregara en nuestras manos.
48 Y acontecio que cuando el filisteo se levanto y echo a andar para ir al encuentro de David, David se dio prisa, y corrio a la linea de batalla contra el filisteo.
49 Y metiendo David su mano en la bolsa, tomo de alli una piedra, y la tiro con la honda, e hirio al filisteo en la frente; y la piedra quedo clavada en la frente, y cayo sobre su rostro en tierra.
50 Asi vencio David al filisteo con honda y piedra; e hirio al filisteo y lo mato, sin tener David espada en su mano.
51 Entonces corrio David y se puso sobre el filisteo; y tomando la espada de el y sacandola de su vaina, lo acabo de matar, y le corto con ella la cabeza. Y cuando los filisteos vieron a su paladin muerto, huyeron.
52 Levantandose luego los de Israel y los de Juda, gritaron, y siguieron a los filisteos hasta llegar al valle, y hasta las puertas de Ecron. Y cayeron los heridos de los filisteos por el camino de Saaraim hasta Gat y Ecron.
53 Y volvieron los hijos de Israel de seguir tras los filisteos, y saquearon su campamento.
54 Y David tomo la cabeza del filisteo y la trajo a Jerusalen, pero las armas de el las puso en su tienda.
55 Y cuando Saul vio a David que salia a encontrarse con el filisteo, dijo a Abner general del ejercito: Abner, "de quien es hijo ese joven? Y Abner respondio:
56 Vive tu alma, oh rey, que no lo se. Y el rey dijo: Pregunta de quien es hijo ese joven.
57 Y cuando David volvia de matar al filisteo, Abner lo tomo y lo llevo delante de Saul, teniendo David la cabeza del filisteo en su mano.
58 Y le dijo Saul: Muchacho, "de quien eres hijo? Y David respondio: Yo soy hijo de tu siervo Isai de Belen.

Pacto de Jonatan y David
18

1 Acontecio que cuando el hubo acabado de hablar con Saul, el alma de Jonatan quedo ligada con la de David, y lo amo Jonatan como a si mismo.
2 Y Saul le tomo aquel dia, y no le dejo volver a casa de su padre.
3 E hicieron pacto Jonatan y David, porque el le amaba como a si mismo.
4 Y Jonatan se quito el manto que llevaba, y se lo dio a David, y otras ropas suyas, hasta su espada, su arco y su talabarte.
5 Y salia David a dondequiera que Saul le enviaba, y se portaba prudentemente. Y lo puso Saul sobre gente de guerra, y era acepto a los ojos de todo el pueblo, y a los ojos de los siervos de Saul.

Saul tiene celos de David

6 Acontecio que cuando volvian ellos, cuando David volvio de matar al filisteo, salieron las mujeres de todas las ciudades de Israel cantando y danzando, para recibir al rey Saul, con panderos, con canticos de alegria y con instrumentos de musica.
7 Y cantaban las mujeres que danzaban, y decian: Saul hirio a sus miles, Y David a sus diez miles.
8 Y se enojo Saul en gran manera, y le desagrado este dicho, y dijo: A David dieron diez miles, y a mi miles; no le falta mas que el reino.
9 Y desde aquel dia Saul no miro con buenos ojos a David.
10 Acontecio al otro dia, que un espiritu malo de parte de Dios tomo a Saul, y el desvariaba en medio de la casa. David tocaba con su mano como los otros dias; y tenia Saul la lanza en la mano.
11 Y arrojo Saul la lanza, diciendo: Enclavare a David a la pared. Pero David lo evadio dos veces.
12 Mas Saul estaba temeroso de David, por cuanto Jehova estaba con el, y se habia apartado de Saul;
13 por lo cual Saul lo alejo de si, y le hizo jefe de mil; y salia y entraba delante del pueblo.
14 Y David se conducia prudentemente en todos sus asuntos, y Jehova estaba con el.
15 Y viendo Saul que se portaba tan prudentemente, tenia temor de el.
16 Mas todo Israel y Juda amaba a David, porque el salia y entraba delante de ellos.
17 Entonces dijo Saul a David: He aqui, yo te dare Merab mi hija mayor por mujer, con tal que me seas hombre valiente, y pelees las batallas de Jehova. Mas Saul decia: No sera mi mano contra el, sino que sera contra el la mano de los filisteos.
18 Pero David respondio a Saul: "Quien soy yo, o que es mi vida, o la familia de mi padre en Israel, para que yo sea yerno del rey?
19 Y llegado el tiempo en que Merab hija de Saul se habia de dar a David, fue dada por mujer a Adriel meholatita.
20 Pero Mical la otra hija de Saul amaba a David; y fue dicho a Saul, y le parecio bien a sus ojos.
21 Y Saul dijo: Yo se la dare, para que le sea por lazo, y para que la mano de los filisteos sea contra el. Dijo, pues, Saul a David por segunda vez: Tu seras mi yerno hoy.
22 Y mando Saul a sus siervos: Hablad en secreto a David, diciendole: He aqui el rey te ama, y todos sus siervos te quieren bien; se, pues, yerno del rey.
23 Los criados de Saul hablaron estas palabras a los oidos de David. Y David dijo: "Os parece a vosotros que es poco ser yerno del rey, siendo yo un hombre pobre y de ninguna estima?
24 Y los criados de Saul le dieron la respuesta, diciendo: Tales palabras ha dicho David.
25 Y Saul dijo: Decid asi a David: El rey no desea la dote, sino cien prepucios de filisteos, para que sea tomada venganza de los enemigos del rey. Pero Saul pensaba hacer caer a David en manos de los filisteos.
26 Cuando sus siervos declararon a David estas palabras, parecio bien la cosa a los ojos de David, para ser yerno del rey. Y antes que el plazo se cumpliese,
27 se levanto David y se fue con su gente, y mato a doscientos hombres de los filisteos; y trajo David los prepucios de ellos y los entrego todos al rey, a fin de hacerse yerno del rey. Y Saul le dio su hija Mical por mujer.
28 Pero Saul, viendo y considerando que Jehova estaba con David, y que su hija Mical lo amaba,
29 tuvo mas temor de David; y fue Saul enemigo de David todos los dias.
30 Y salieron a campana los principes de los filisteos; y cada vez que salian, David tenia mas exito que todos los siervos de Saul, por lo cual se hizo de mucha estima su nombre.

Saul procura matar a David
19

1 Hablo Saul a Jonatan su hijo, y a todos sus siervos, para que matasen a David; pero Jonatan hijo de Saul amaba a David en gran manera;
2 y dio aviso a David, diciendo: Saul mi padre procura matarte; por tanto cuidate hasta la manana, y estate en lugar oculto y escondete.
3 Y yo saldre y estare junto a mi padre en el campo donde estes; y hablare de ti a mi padre, y te hare saber lo que haya.
4 Y Jonatan hablo bien de David a Saul su padre, y le dijo: No peque el rey contra su siervo David, porque ninguna cosa ha cometido contra ti, y porque sus obras han sido muy buenas para contigo;
5 pues el tomo su vida en su mano, y mato al filisteo, y Jehova dio gran salvacion a todo Israel. Tu lo viste, y te alegraste; "por que, pues, pecaras contra la sangre inocente, matando a David sin causa?
6 Y escucho Saul la voz de Jonatan, y juro Saul: Vive Jehova, que no morira.
7 Y llamo Jonatan a David, y le declaro todas estas palabras; y el mismo trajo a David a Saul, y estuvo delante de el como antes.
8 Despues hubo de nuevo guerra; y salio David y peleo contra los filisteos, y los hirio con gran estrago, y huyeron delante de el.
9 Y el espiritu malo de parte de Jehova vino sobre Saul; y estando sentado en su casa tenia una lanza a mano, mientras David estaba tocando.
10 Y Saul procuro enclavar a David con la lanza a la pared, pero el se aparto de delante de Saul, el cual hirio con la lanza en la pared; y David huyo, y escapo aquella noche.
11 Saul envio luego mensajeros a casa de David para que lo vigilasen, y lo matasen a la manana. Mas Mical su mujer aviso a David, diciendo: Si no salvas tu vida esta noche, manana seras muerto.
12 Y descolgo Mical a David por una ventana; y el se fue y huyo, y escapo.
13 Tomo luego Mical una estatua, y la puso sobre la cama, y le acomodo por cabecera una almohada de pelo de cabra y la cubrio con la ropa.
14 Y cuando Saul envio mensajeros para prender a David, ella respondio: Esta enfermo.
15 Volvio Saul a enviar mensajeros para que viesen a David, diciendo: Traedmelo en la cama para que lo mate.
16 Y cuando los mensajeros entraron, he aqui la estatua estaba en la cama, y una almohada de pelo de cabra a su cabecera.
17 Entonces Saul dijo a Mical: "Por que me has enganado asi, y has dejado escapar a mi enemigo? Y Mical respondio a Saul: Porque el me dijo: Dejame ir; si no, yo te matare.
18 Huyo, pues, David, y escapo, y vino a Samuel en Rama, y le dijo todo lo que Saul habia hecho con el. Y el y Samuel se fueron y moraron en Naiot.
19 Y fue dado aviso a Saul, diciendo: He aqui que David esta en Naiot en Rama.
20 Entonces Saul envio mensajeros para que trajeran a David, los cuales vieron una compania de profetas que profetizaban, y a Samuel que estaba alli y los presidia. Y vino el Espiritu de Dios sobre los mensajeros de Saul, y ellos tambien profetizaron.
21 Cuando lo supo Saul, envio otros mensajeros, los cuales tambien profetizaron. Y Saul volvio a enviar mensajeros por tercera vez, y ellos tambien profetizaron.
22 Entonces el mismo fue a Rama; y llegando al gran pozo que esta en Secu, pregunto diciendo: "Donde estan Samuel y David? Y uno respondio: He aqui estan en Naiot en Rama.
23 Y fue a Naiot en Rama; y tambien vino sobre el el Espiritu de Dios, y siguio andando y profetizando hasta que llego a Naiot en Rama.
24 Y el tambien se despojo de sus vestidos, y profetizo igualmente delante de Samuel, y estuvo desnudo todo aquel dia y toda aquella noche. De aqui se dijo: "Tambien Saul entre los profetas?

Amistad de David y Jonatan
20

1 Despues David huyo de Naiot en Rama, y vino delante de Jonatan, y dijo: "Que he hecho yo? "Cual es mi maldad, o cual mi pecado contra tu padre, para que busque mi vida?
2 El le dijo: En ninguna manera; no moriras. He aqui que mi padre ninguna cosa hara, grande ni pequena, que no me la descubra; "por que, pues, me ha de encubrir mi padre este asunto? No sera asi.
3 Y David volvio a jurar diciendo: Tu padre sabe claramente que yo he hallado gracia delante de tus ojos, y dira: No sepa esto Jonatan, para que no se entristezca; y ciertamente, vive Jehova y vive tu alma, que apenas hay un paso entre mi y la muerte.
4 Y Jonatan dijo a David: Lo que deseare tu alma, hare por ti.
5 Y David respondio a Jonatan: He aqui que manana sera nueva luna, y yo acostumbro sentarme con el rey a comer; mas tu dejaras que me esconda en el campo hasta la tarde del tercer dia.
6 Si tu padre hiciere mencion de mi, diras: Me rogo mucho que lo dejase ir corriendo a Belen su ciudad, porque todos los de su familia celebran alla el sacrificio anual.
7 Si el dijere: Bien esta, entonces tendra paz tu siervo; mas si se enojare, sabe que la maldad esta determinada de parte de el.
8 Haras, pues, misericordia con tu siervo, ya que has hecho entrar a tu siervo en pacto de Jehova contigo; y si hay maldad en mi, matame tu, pues no hay necesidad de llevarme hasta tu padre.
9 Y Jonatan le dijo: Nunca tal te suceda; antes bien, si yo supiere que mi padre ha determinado maldad contra ti, "no te lo avisaria yo?
10 Dijo entonces David a Jonatan: "Quien me dara aviso si tu padre te respondiere asperamente?
11 Y Jonatan dijo a David: Ven, salgamos al campo. Y salieron ambos al campo.
12 Entonces dijo Jonatan a David: "Jehova Dios de Israel, sea testigo! Cuando le haya preguntado a mi padre manana a esta hora, o el dia tercero, si resultare bien para con David, entonces enviare a ti para hacertelo saber.
13 Pero si mi padre intentare hacerte mal, Jehova haga asi a Jonatan, y aun le anada, si no te lo hiciere saber y te enviare para que te vayas en paz. Y este Jehova contigo, como estuvo con mi padre.
14 Y si yo viviere, haras conmigo misericordia de Jehova, para que no muera,
15 y no apartaras tu misericordia de mi casa para siempre. Cuando Jehova haya cortado uno por uno los enemigos de David de la tierra, no dejes que el nombre de Jonatan sea quitado de la casa de David.
16 Asi hizo Jonatan pacto con la casa de David, diciendo: Requieralo Jehova de la mano de los enemigos de David.
17 Y Jonatan hizo jurar a David otra vez, porque le amaba, pues le amaba como a si mismo.
18 Luego le dijo Jonatan: Manana es nueva luna, y tu seras echado de menos, porque tu asiento estara vacio.
19 Estaras, pues, tres dias, y luego descenderas y vendras al lugar donde estabas escondido el dia que ocurrio esto mismo, y esperaras junto a la piedra de Ezel.
20 Y yo tirare tres saetas hacia aquel lado, como ejercitandome al blanco.
21 Luego enviare al criado, diciendole: Ve, busca las saetas. Y si dijere al criado: He alli las saetas mas aca de ti, tomalas; tu vendras, porque paz tienes, y nada malo hay, vive Jehova.
22 Mas si yo dijere al muchacho asi: He alli las saetas mas alla de ti; vete, porque Jehova te ha enviado.
23 En cuanto al asunto de que tu y yo hemos hablado, este Jehova entre nosotros dos para siempre.
24 David, pues, se escondio en el campo, y cuando llego la nueva luna, se sento el rey a comer pan.
25 Y el rey se sento en su silla, como solia, en el asiento junto a la pared, y Jonatan se levanto, y se sento Abner al lado de Saul, y el lugar de David quedo vacio.
26 Mas aquel dia Saul no dijo nada, porque se decia: Le habra acontecido algo, y no esta limpio; de seguro no esta purificado.
27 Al siguiente dia, el segundo dia de la nueva luna, acontecio tambien que el asiento de David quedo vacio. Y Saul dijo a Jonatan su hijo: "Por que no ha venido a comer el hijo de Isai hoy ni ayer?
28 Y Jonatan respondio a Saul: David me pidio encarecidamente que le dejase ir a Belen,
29 diciendo: Te ruego que me dejes ir, porque nuestra familia celebra sacrificio en la ciudad, y mi hermano me lo ha mandado; por lo tanto, si he hallado gracia en tus ojos, permiteme ir ahora para visitar a mis hermanos. Por esto, pues, no ha venido a la mesa del rey.
30 Entonces se encendio la ira de Saul contra Jonatan, y le dijo: Hijo de la perversa y rebelde, "acaso no se yo que tu has elegido al hijo de Isai para confusion tuya, y para confusion de la verguenza de tu madre?
31 Porque todo el tiempo que el hijo de Isai viviere sobre la tierra, ni tu estaras firme, ni tu reino. Envia pues, ahora, y traemelo, porque ha de morir.
32 Y Jonatan respondio a su padre Saul y le dijo: "Por que morira? "Que ha hecho?
33 Entonces Saul le arrojo una lanza para herirlo; de donde entendio Jonatan que su padre estaba resuelto a matar a David.
34 Y se levanto Jonatan de la mesa con exaltada ira, y no comio pan el segundo dia de la nueva luna; porque tenia dolor a causa de David, porque su padre le habia afrentado.
35 Al otro dia, de manana, salio Jonatan al campo, al tiempo senalado con David, y un muchacho pequeno con el.
36 Y dijo al muchacho: Corre y busca las saetas que yo tirare. Y cuando el muchacho iba corriendo, el tiraba la saeta de modo que pasara mas alla de el.
37 Y llegando el muchacho adonde estaba la saeta que Jonatan habia tirado, Jonatan dio voces tras el muchacho, diciendo: "No esta la saeta mas alla de ti?
38 Y volvio a gritar Jonatan tras el muchacho: Corre, date prisa, no te pares. Y el muchacho de Jonatan recogio las saetas, y vino a su senor.
39 Pero ninguna cosa entendio el muchacho; solamente Jonatan y David entendian de lo que se trataba.
40 Luego dio Jonatan sus armas a su muchacho, y le dijo: Vete y llevalas a la ciudad.
41 Y luego que el muchacho se hubo ido, se levanto David del lado del sur, y se inclino tres veces postrandose hasta la tierra; y besandose el uno al otro, lloraron el uno con el otro; y David lloro mas.
42 Y Jonatan dijo a David: Vete en paz, porque ambos hemos jurado por el nombre de Jehova, diciendo: Jehova este entre tu y yo, entre tu descendencia y mi descendencia, para siempre. Y el se levanto y se fue; y Jonatan entro en la ciudad.

David huye de Saul
21

1 Vino David a Nob, al sacerdote Ahimelec; y se sorprendio Ahimelec de su encuentro, y le dijo: "Como vienes tu solo, y nadie contigo?
2 Y respondio David al sacerdote Ahimelec: El rey me encomendo un asunto, y me dijo: Nadie sepa cosa alguna del asunto a que te envio, y lo que te he encomendado; y yo les senale a los criados un cierto lugar.
3 Ahora, pues, "que tienes a mano? Dame cinco panes, o lo que tengas.
4 El sacerdote respondio a David y dijo: No tengo pan comun a la mano, solamente tengo pan sagrado; pero lo dare si los criados se han guardado a lo menos de mujeres.
5 Y David respondio al sacerdote, y le dijo: En verdad las mujeres han estado lejos de nosotros ayer y anteayer; cuando yo sali, ya los vasos de los jovenes eran santos, aunque el viaje es profano; ?cuanto mas no seran santos hoy sus vasos?
6 Asi el sacerdote le dio el pan sagrado, porque alli no habia otro pan sino los panes de la proposicion, los cuales habian sido quitados de la presencia de Jehova, para poner panes calientes el dia que aquellos fueron quitados.
7 Y estaba alli aquel dia detenido delante de Jehova uno de los siervos de Saul, cuyo nombre era Doeg, edomita, el principal de los pastores de Saul.
8 Y David dijo a Ahimelec: "No tienes aqui a mano lanza o espada? Porque no tome en mi mano mi espada ni mis armas, por cuanto la orden del rey era apremiante.
9 Y el sacerdote respondio: La espada de Goliat el filisteo, al que tu venciste en el valle de Ela, esta aqui envuelta en un velo detras del efod; si quieres tomarla, tomala; porque aqui no hay otra sino esa. Y dijo David: Ninguna como ella; damela.
10 Y levantandose David aquel dia, huyo de la presencia de Saul, y se fue a Aquis rey de Gat.
11 Y los siervos de Aquis le dijeron: "No es este David, el rey de la tierra? "no es este de quien cantaban en las danzas, diciendo: Hirio Saul a sus miles, Y David a sus diez miles?
12 Y David puso en su corazon estas palabras, y tuvo gran temor de Aquis rey de Gat.
13 Y cambio su manera de comportarse delante de ellos, y se fingio loco entre ellos, y escribia en las portadas de las puertas, y dejaba correr la saliva por su barba.
14 Y dijo Aquis a sus siervos: He aqui, veis que este hombre es demente; "por que lo habeis traido a mi?
15 "Acaso me faltan locos, para que hayais traido a este que hiciese de loco delante de mi? "Habia de entrar este en mi casa?
22 1 Yendose luego David de alli, huyo a la cueva de Adulam; y cuando sus hermanos y toda la casa de su padre lo supieron, vinieron alli a el.
2 Y se juntaron con el todos los afligidos, y todo el que estaba endeudado, y todos los que se hallaban en amargura de espiritu, y fue hecho jefe de ellos; y tuvo consigo como cuatrocientos hombres.
3 Y se fue David de alli a Mizpa de Moab, y dijo al rey de Moab: Yo te ruego que mi padre y mi madre esten con vosotros, hasta que sepa lo que Dios hara de mi.
4 Los trajo, pues, a la presencia del rey de Moab, y habitaron con el todo el tiempo que David estuvo en el lugar fuerte.
5 Pero el profeta Gad dijo a David: No te estes en este lugar fuerte; anda y vete a tierra de Juda. Y David se fue, y vino al bosque de Haret.

Saul mata a los sacerdotes de Nob

6 Oyo Saul que se sabia de David y de los que estaban con el. Y Saul estaba sentado en Gabaa, debajo de un tamarisco sobre un alto; y tenia su lanza en su mano, y todos sus siervos estaban alrededor de el.
7 Y dijo Saul a sus siervos que estaban alrededor de el: Oid ahora, hijos de Benjamin: "Os dara tambien a todos vosotros el hijo de Isai tierras y vinas, y os hara a todos vosotros jefes de millares y jefes de centenas,
8 para que todos vosotros hayais conspirado contra mi, y no haya quien me descubra al oido como mi hijo ha hecho alianza con el hijo de Isai, ni alguno de vosotros que se duela de mi y me descubra como mi hijo ha levantado a mi siervo contra mi para que me aceche, tal como lo hace hoy?
9 Entonces Doeg edomita, que era el principal de los siervos de Saul, respondio y dijo: Yo vi al hijo de Isai que vino a Nob, a Ahimelec hijo de Ahitob,
10 el cual consulto por el a Jehova y le dio provisiones, y tambien le dio la espada de Goliat el filisteo.
11 Y el rey envio por el sacerdote Ahimelec hijo de Ahitob, y por toda la casa de su padre, los sacerdotes que estaban en Nob; y todos vinieron al rey.
12 Y Saul le dijo: Oye ahora, hijo de Ahitob. Y el dijo: Heme aqui, senor mio.
13 Y le dijo Saul: "Por que habeis conspirado contra mi, tu y el hijo de Isai, cuando le diste pan y espada, y consultaste por el a Dios, para que se levantase contra mi y me acechase, como lo hace hoy dia?
14 Entonces Ahimelec respondio al rey, y dijo: "Y quien entre todos tus siervos es tan fiel como David, yerno tambien del rey, que sirve a tus ordenes y es ilustre en tu casa?
15 "He comenzado yo desde hoy a consultar por el a Dios? Lejos sea de mi; no culpe el rey de cosa alguna a su siervo, ni a toda la casa de mi padre; porque tu siervo ninguna cosa sabe de este asunto, grande ni pequena.
16 Y el rey dijo: Sin duda moriras, Ahimelec, tu y toda la casa de tu padre.
17 Entonces dijo el rey a la gente de su guardia que estaba alrededor de el: Volveos y matad a los sacerdotes de Jehova; porque tambien la mano de ellos esta con David, pues sabiendo ellos que huia, no me lo descubrieron. Pero los siervos del rey no quisieron extender sus manos para matar a los sacerdotes de Jehova.
18 Entonces dijo el rey a Doeg: Vuelve tu, y arremete contra los sacerdotes. Y se volvio Doeg el edomita y acometio a los sacerdotes, y mato en aquel dia a ochenta y cinco varones que vestian efod de lino.
19 Y a Nob, ciudad de los sacerdotes, hirio a filo de espada; asi a hombres como a mujeres, ninos hasta los de pecho, bueyes, asnos y ovejas, todo lo hirio a filo de espada.
20 Pero uno de los hijos de Ahimelec hijo de Ahitob, que se llamaba Abiatar, escapo, y huyo tras David.
21 Y Abiatar dio aviso a David de como Saul habia dado muerte a los sacerdotes de Jehova.
22 Y dijo David a Abiatar: Yo sabia que estando alli aquel dia Doeg el edomita, el lo habia de hacer saber a Saul. Yo he ocasionado la muerte a todas las personas de la casa de tu padre.
23 Quedate conmigo, no temas; quien buscare mi vida, buscara tambien la tuya; pues conmigo estaras a salvo.

David en el desierto
23

1 Dieron aviso a David, diciendo: He aqui que los filisteos combaten a Keila, y roban las eras.
2 Y David consulto a Jehova, diciendo: "Ire a atacar a estos filisteos? Y Jehova respondio a David: Ve, ataca a los filisteos, y libra a Keila.
3 Pero los que estaban con David le dijeron: He aqui que nosotros aqui en Juda estamos con miedo; "cuanto mas si fueremos a Keila contra el ejercito de los filisteos?
4 Entonces David volvio a consultar a Jehova. Y Jehova le respondio y dijo: Levantate, desciende a Keila, pues yo entregare en tus manos a los filisteos.
5 Fue, pues, David con sus hombres a Keila, y peleo contra los filisteos, se llevo sus ganados, y les causo una gran derrota; y libro David a los de Keila.
6 Y acontecio que cuando Abiatar hijo de Ahimelec huyo siguiendo a David a Keila, descendio con el efod en su mano.
7 Y fue dado aviso a Saul que David habia venido a Keila. Entonces dijo Saul: Dios lo ha entregado en mi mano, pues se ha encerrado entrando en ciudad con puertas y cerraduras.
8 Y convoco Saul a todo el pueblo a la batalla para descender a Keila, y poner sitio a David y a sus hombres.
9 Mas entendiendo David que Saul ideaba el mal contra el, dijo a Abiatar sacerdote: Trae el efod.
10 Y dijo David: Jehova Dios de Israel, tu siervo tiene entendido que Saul trata de venir contra Keila, a destruir la ciudad por causa mia.
11 "Me entregaran los vecinos de Keila en sus manos? "Descendera Saul, como ha oido tu siervo? Jehova Dios de Israel, te ruego que lo declares a tu siervo. Y Jehova dijo: Si, descendera.
12 Dijo luego David: "Me entregaran los vecinos de Keila a mi y a mis hombres en manos de Saul? Y Jehova respondio: Os entregaran.
13 David entonces se levanto con sus hombres, que eran como seiscientos, y salieron de Keila, y anduvieron de un lugar a otro. Y vino a Saul la nueva de que David se habia escapado de Keila, y desistio de salir.
14 Y David se quedo en el desierto en lugares fuertes, y habitaba en un monte en el desierto de Zif; y lo buscaba Saul todos los dias, pero Dios no lo entrego en sus manos.
15 Viendo, pues, David que Saul habia salido en busca de su vida, se estuvo en Hores, en el desierto de Zif.
16 Entonces se levanto Jonatan hijo de Saul y vino a David a Hores, y fortalecio su mano en Dios.
17 Y le dijo: No temas, pues no te hallara la mano de Saul mi padre, y tu reinaras sobre Israel, y yo sere segundo despues de ti; y aun Saul mi padre asi lo sabe.
18 Y ambos hicieron pacto delante de Jehova; y David se quedo en Hores, y Jonatan se volvio a su casa.
19 Despues subieron los de Zif para decirle a Saul en Gabaa: "No esta David escondido en nuestra tierra en las penas de Hores, en el collado de Haquila, que esta al sur del desierto?
20 Por tanto, rey, desciende pronto ahora, conforme a tu deseo, y nosotros lo entregaremos en la mano del rey.
21 Y Saul dijo: Benditos seais vosotros de Jehova, que habeis tenido compasion de mi.
22 Id, pues, ahora, aseguraos mas, conoced y ved el lugar de su escondite, y quien lo haya visto alli; porque se me ha dicho que el es astuto en gran manera.
23 Observad, pues, e informaos de todos los escondrijos donde se oculta, y volved a mi con informacion segura, y yo ire con vosotros; y si el estuviere en la tierra, yo le buscare entre todos los millares de Juda.
24 Y ellos se levantaron, y se fueron a Zif delante de Saul.

Pero David y su gente estaban en el desierto de Maon, en el Araba al sur del desierto.
25 Y se fue Saul con su gente a buscarlo; pero fue dado aviso a David, y descendio a la pena, y se quedo en el desierto de Maon. Cuando Saul oyo esto, siguio a David al desierto de Maon.
26 Y Saul iba por un lado del monte, y David con sus hombres por el otro lado del monte, y se daba prisa David para escapar de Saul; mas Saul y sus hombres habian encerrado a David y a su gente para capturarlos.
27 Entonces vino un mensajero a Saul, diciendo: Ven luego, porque los filisteos han hecho una irrupcion en el pais.
28 Volvio, por tanto, Saul de perseguir a David, y partio contra los filisteos. Por esta causa pusieron a aquel lugar por nombre Sela-hama-lecot.
29 Entonces David subio de alli y habito en los lugares fuertes de En-gadi.

David perdona la vida a Saul en En-gadi
24

1 Cuando Saul volvio de perseguir a los filisteos, le dieron aviso, diciendo: He aqui David esta en el desierto de En-gadi.
2 Y tomando Saul tres mil hombres escogidos de todo Israel, fue en busca de David y de sus hombres, por las cumbres de los penascos de las cabras monteses.
3 Y cuando llego a un redil de ovejas en el camino, donde habia una cueva, entro Saul en ella para cubrir sus pies; y David y sus hombres estaban sentados en los rincones de la cueva.
4 Entonces los hombres de David le dijeron: He aqui el dia de que te dijo Jehova: He aqui que entrego a tu enemigo en tu mano, y haras con el como te pareciere. Y se levanto David, y calladamente corto la orilla del manto de Saul.
5 Despues de esto se turbo el corazon de David, porque habia cortado la orilla del manto de Saul.
6 Y dijo a sus hombres: Jehova me guarde de hacer tal cosa contra mi senor, el ungido de Jehova, que yo extienda mi mano contra el; porque es el ungido de Jehova.
7 Asi reprimio David a sus hombres con palabras, y no les permitio que se levantasen contra Saul. Y Saul, saliendo de la cueva, siguio su camino.
8 Tambien David se levanto despues, y saliendo de la cueva dio voces detras de Saul, diciendo: "Mi senor el rey! Y cuando Saul miro hacia atras, David inclino su rostro a tierra, e hizo reverencia.
9 Y dijo David a Saul: "Por que oyes las palabras de los que dicen: Mira que David procura tu mal?
10 He aqui han visto hoy tus ojos como Jehova te ha puesto hoy en mis manos en la cueva; y me dijeron que te matase, pero te perdone, porque dije: No extendere mi mano contra mi senor, porque es el ungido de Jehova.
11 Y mira, padre mio, mira la orilla de tu manto en mi mano; porque yo corte la orilla de tu manto, y no te mate. Conoce, pues, y ve que no hay mal ni traicion en mi mano, ni he pecado contra ti; sin embargo, tu andas a caza de mi vida para quitarmela.
12 Juzgue Jehova entre tu y yo, y vengueme de ti Jehova; pero mi mano no sera contra ti.
13 Como dice el proverbio de los antiguos: De los impios saldra la impiedad; asi que mi mano no sera contra ti.
14 "Tras quien ha salido el rey de Israel? "A quien persigues? "A un perro muerto? "A una pulga?
15 Jehova, pues, sera juez, y el juzgara entre tu y yo. El vea y sustente mi causa, y me defienda de tu mano.
16 Y acontecio que cuando David acabo de decir estas palabras a Saul, Saul dijo: "No es esta la voz tuya, hijo mio David? Y alzo Saul su voz y lloro,
17 y dijo a David: Mas justo eres tu que yo, que me has pagado con bien, habiendote yo pagado con mal.
18 Tu has mostrado hoy que has hecho conmigo bien; pues no me has dado muerte, habiendome entregado Jehova en tu mano.
19 Porque "quien hallara a su enemigo, y lo dejara ir sano y salvo? Jehova te pague con bien por lo que en este dia has hecho conmigo.
20 Y ahora, como yo entiendo que tu has de reinar, y que el reino de Israel ha de ser en tu mano firme y estable,
21 jurame, pues, ahora por Jehova, que no destruiras mi descendencia despues de mi, ni borraras mi nombre de la casa de mi padre.
22 Entonces David juro a Saul. Y se fue Saul a su casa, y David y sus hombres subieron al lugar fuerte.

David y Abigail
25

1 Murio Samuel, y se junto todo Israel, y lo lloraron, y lo sepultaron en su casa en Rama.

Y se levanto David y se fue al desierto de Paran.
2 Y en Maon habia un hombre que tenia su hacienda en Carmel, el cual era muy rico, y tenia tres mil ovejas y mil cabras. Y acontecio que estaba esquilando sus ovejas en Carmel.
3 Y aquel varon se llamaba Nabal, y su mujer, Abigail. Era aquella mujer de buen entendimiento y de hermosa apariencia, pero el hombre era duro y de malas obras; y era del linaje de Caleb.
4 Y oyo David en el desierto que Nabal esquilaba sus ovejas.
5 Entonces envio David diez jovenes y les dijo: Subid a Carmel e id a Nabal, y saludadle en mi nombre,
6 y decidle asi: Sea paz a ti, y paz a tu familia, y paz a todo cuanto tienes.
7 He sabido que tienes esquiladores. Ahora, tus pastores han estado con nosotros; no les tratamos mal, ni les falto nada en todo el tiempo que han estado en Carmel.
8 Pregunta a tus criados, y ellos te lo diran. Hallen, por tanto, estos jovenes gracia en tus ojos, porque hemos venido en buen dia; te ruego que des lo que tuvieres a mano a tus siervos, y a tu hijo David.
9 Cuando llegaron los jovenes enviados por David, dijeron a Nabal todas estas palabras en nombre de David, y callaron.
10 Y Nabal respondio a los jovenes enviados por David, y dijo: "Quien es David, y quien es el hijo de Isai? Muchos siervos hay hoy que huyen de sus senores.
11 "He de tomar yo ahora mi pan, mi agua, y la carne que he preparado para mis esquiladores, y darla a hombres que no se de donde son?
12 Y los jovenes que habia enviado David se volvieron por su camino, y vinieron y dijeron a David todas estas palabras.
13 Entonces David dijo a sus hombres: Cinase cada uno su espada. Y se cino cada uno su espada y tambien David se cino su espada; y subieron tras David como cuatrocientos hombres, y dejaron doscientos con el bagaje.
14 Pero uno de los criados dio aviso a Abigail mujer de Nabal, diciendo: He aqui David envio mensajeros del desierto que saludasen a nuestro amo, y el los ha zaherido.
15 Y aquellos hombres han sido muy buenos con nosotros, y nunca nos trataron mal, ni nos falto nada en todo el tiempo que anduvimos con ellos, cuando estabamos en el campo.
16 Muro fueron para nosotros de dia y de noche, todos los dias que hemos estado con ellos apacentando las ovejas.
17 Ahora, pues, reflexiona y ve lo que has de hacer, porque el mal esta ya resuelto contra nuestro amo y contra toda su casa; pues el es un hombre tan perverso, que no hay quien pueda hablarle.
18 Entonces Abigail tomo luego doscientos panes, dos cueros de vino, cinco ovejas guisadas, cinco medidas de grano tostado, cien racimos de uvas pasas, y doscientos panes de higos secos, y lo cargo todo en asnos.
19 Y dijo a sus criados: Id delante de mi, y yo os seguire luego; y nada declaro a su marido Nabal.
20 Y montando un asno, descendio por una parte secreta del monte; y he aqui David y sus hombres venian frente a ella, y ella les salio al encuentro.
21 Y David habia dicho: Ciertamente en vano he guardado todo lo que este tiene en el desierto, sin que nada le haya faltado de todo cuanto es suyo; y el me ha vuelto mal por bien.
22 Asi haga Dios a los enemigos de David y aun les anada, que de aqui a manana, de todo lo que fuere suyo no he de dejar con vida ni un varon.
23 Y cuando Abigail vio a David, se bajo prontamente del asno, y postrandose sobre su rostro delante de David, se inclino a tierra;
24 y se echo a sus pies, y dijo: Senor mio, sobre mi sea el pecado; mas te ruego que permitas que tu sierva hable a tus oidos, y escucha las palabras de tu sierva.
25 No haga caso ahora mi senor de ese hombre perverso, de Nabal; porque conforme a su nombre, asi es. El se llama Nabal, y la insensatez esta con el; mas yo tu sierva no vi a los jovenes que tu enviaste.
26 Ahora pues, senor mio, vive Jehova, y vive tu alma, que Jehova te ha impedido el venir a derramar sangre y vengarte por tu propia mano. Sean, pues, como Nabal tus enemigos, y todos los que procuran mal contra mi senor.
27 Y ahora este presente que tu sierva ha traido a mi senor, sea dado a los hombres que siguen a mi senor.
28 Y yo te ruego que perdones a tu sierva esta ofensa; pues Jehova de cierto hara casa estable a mi senor, por cuanto mi senor pelea las batallas de Jehova, y mal no se ha hallado en ti en tus dias.
29 Aunque alguien se haya levantado para perseguirte y atentar contra tu vida, con todo, la vida de mi senor sera ligada en el haz de los que viven delante de Jehova tu Dios, y el arrojara la vida de tus enemigos como de en medio de la palma de una honda.
30 Y acontecera que cuando Jehova haga con mi senor conforme a todo el bien que ha hablado de ti, y te establezca por principe sobre Israel,
31 entonces, senor mio, no tendras motivo de pena ni remordimientos por haber derramado sangre sin causa, o por haberte vengado por ti mismo. Guardese, pues, mi senor, y cuando Jehova haga bien a mi senor, acuerdate de tu sierva.
32 Y dijo David a Abigail: Bendito sea Jehova Dios de Israel, que te envio para que hoy me encontrases.
33 Y bendito sea tu razonamiento, y bendita tu, que me has estorbado hoy de ir a derramar sangre, y a vengarme por mi propia mano.
34 Porque vive Jehova Dios de Israel que me ha defendido de hacerte mal, que si no te hubieras dado prisa en venir a mi encuentro, de aqui a manana no le hubiera quedado con vida a Nabal ni un varon.
35 Y recibio David de su mano lo que le habia traido, y le dijo: Sube en paz a tu casa, y mira que he oido tu voz, y te he tenido respeto.
36 Y Abigail volvio a Nabal, y he aqui que el tenia banquete en su casa como banquete de rey; y el corazon de Nabal estaba alegre, y estaba completamente ebrio, por lo cual ella no le declaro cosa alguna hasta el dia siguiente.
37 Pero por la manana, cuando ya a Nabal se le habian pasado los efectos del vino, le refirio su mujer estas cosas; y desmayo su corazon en el, y se quedo como una piedra.
38 Y diez dias despues, Jehova hirio a Nabal, y murio.
39 Luego que David oyo que Nabal habia muerto, dijo: Bendito sea Jehova, que juzgo la causa de mi afrenta recibida de mano de Nabal, y ha preservado del mal a su siervo; y Jehova ha vuelto la maldad de Nabal sobre su propia cabeza. Despues envio David a hablar con Abigail, para tomarla por su mujer.
40 Y los siervos de David vinieron a Abigail en Carmel, y hablaron con ella, diciendo: David nos ha enviado a ti, para tomarte por su mujer.
41 Y ella se levanto e inclino su rostro a tierra, diciendo: He aqui tu sierva, que sera una sierva para lavar los pies de los siervos de mi senor.
42 Y levantandose luego Abigail con cinco doncellas que le servian, monto en un asno y siguio a los mensajeros de David, y fue su mujer.
43 Tambien tomo David a Ahinoam de Jezreel, y ambas fueron sus mujeres.
44 Porque Saul habia dado a su hija Mical mujer de David a Palti hijo de Lais, que era de Galim.

David perdona la vida a Saul en Zif
26

1 Vinieron los zifeos a Saul en Gabaa, diciendo: "No esta David escondido en el collado de Haquila, al oriente del desierto?
2 Saul entonces se levanto y descendio al desierto de Zif, llevando consigo tres mil hombres escogidos de Israel, para buscar a David en el desierto de Zif.
3 Y acampo Saul en el collado de Haquila, que esta al oriente del desierto, junto al camino. Y estaba David en el desierto, y entendio que Saul le seguia en el desierto.
4 David, por tanto, envio espias, y supo con certeza que Saul habia venido.
5 Y se levanto David, y vino al sitio donde Saul habia acampado; y miro David el lugar donde dormian Saul y Abner hijo de Ner, general de su ejercito. Y estaba Saul durmiendo en el campamento, y el pueblo estaba acampado en derredor de el.
6 Entonces David dijo a Ahimelec heteo y a Abisai hijo de Sarvia, hermano de Joab: "Quien descendera conmigo a Saul en el campamento? Y dijo Abisai: Yo descendere contigo.
7 David, pues, y Abisai fueron de noche al ejercito; y he aqui que Saul estaba tendido durmiendo en el campamento, y su lanza clavada en tierra a su cabecera; y Abner y el ejercito estaban tendidos alrededor de el.
8 Entonces dijo Abisai a David: Hoy ha entregado Dios a tu enemigo en tu mano; ahora, pues, dejame que le hiera con la lanza, y lo enclavare en la tierra de un golpe, y no le dare segundo golpe.
9 Y David respondio a Abisai: No le mates; porque "quien extendera su mano contra el ungido de Jehova, y sera inocente?
10 Dijo ademas David: Vive Jehova, que si Jehova no lo hiriere, o su dia llegue para que muera, o descendiendo en batalla perezca,
11 guardeme Jehova de extender mi mano contra el ungido de Jehova. Pero toma ahora la lanza que esta a su cabecera, y la vasija de agua, y vamonos.
12 Se llevo, pues, David la lanza y la vasija de agua de la cabecera de Saul, y se fueron; y no hubo nadie que viese, ni entendiese, ni velase, pues todos dormian; porque un profundo sueno enviado de Jehova habia caido sobre ellos.
13 Entonces paso David al lado opuesto, y se puso en la cumbre del monte a lo lejos, habiendo gran distancia entre ellos.
14 Y dio voces David al pueblo, y a Abner hijo de Ner, diciendo: "No respondes, Abner? Entonces Abner respondio y dijo: "Quien eres tu que gritas al rey?
15 Y dijo David a Abner: "No eres tu un hombre? "y quien hay como tu en Israel? "Por que, pues, no has guardado al rey tu senor? Porque uno del pueblo ha entrado a matar a tu senor el rey.
16 Esto que has hecho no esta bien. Vive Jehova, que sois dignos de muerte, porque no habeis guardado a vuestro senor, al ungido de Jehova. Mira pues, ahora, donde esta la lanza del rey, y la vasija de agua que estaba a su cabecera.
17 Y conociendo Saul la voz de David, dijo: "No es esta tu voz, hijo mio David? Y David respondio: Mi voz es, rey senor mio.
18 Y dijo: "Por que persigue asi mi senor a su siervo? "Que he hecho? "Que mal hay en mi mano?
19 Ruego, pues, que el rey mi senor oiga ahora las palabras de su siervo. Si Jehova te incita contra mi, acepte el la ofrenda; mas si fueren hijos de hombres, malditos sean ellos en presencia de Jehova, porque me han arrojado hoy para que no tenga parte en la heredad de Jehova, diciendo: Ve y sirve a dioses ajenos.
20 No caiga, pues, ahora mi sangre en tierra delante de Jehova, porque ha salido el rey de Israel a buscar una pulga, asi como quien persigue una perdiz por los montes.
21 Entonces dijo Saul: He pecado; vuelvete, hijo mio David, que ningun mal te hare mas, porque mi vida ha sido estimada preciosa hoy a tus ojos. He aqui yo he hecho neciamente, y he errado en gran manera.
22 Y David respondio y dijo: He aqui la lanza del rey; pase aca uno de los criados y tomela.
23 Y Jehova pague a cada uno su justicia y su lealtad; pues Jehova te habia entregado hoy en mi mano, mas yo no quise extender mi mano contra el ungido de Jehova.
24 Y he aqui, como tu vida ha sido estimada preciosa hoy a mis ojos, asi sea mi vida a los ojos de Jehova, y me libre de toda afliccion.
25 Y Saul dijo a David: Bendito eres tu, hijo mio David; sin duda emprenderas tu cosas grandes, y prevaleceras. Entonces David se fue por su camino, y Saul se volvio a su lugar.

David entre los filisteos
27

1 Dijo luego David en su corazon: Al fin sere muerto algun dia por la mano de Saul; nada, por tanto, me sera mejor que fugarme a la tierra de los filisteos, para que Saul no se ocupe de mi, y no me ande buscando mas por todo el territorio de Israel; y asi escapare de su mano.
2 Se levanto, pues, David, y con los seiscientos hombres que tenia consigo se paso a Aquis hijo de Maoc, rey de Gat.
3 Y moro David con Aquis en Gat, el y sus hombres, cada uno con su familia; David con sus dos mujeres, Ahinoam jezreelita y Abigail la que fue mujer de Nabal el de Carmel.
4 Y vino a Saul la nueva de que David habia huido a Gat, y no lo busco mas.
5 Y David dijo a Aquis: Si he hallado gracia ante tus ojos, seame dado lugar en alguna de las aldeas para que habite alli; pues "por que ha de morar tu siervo contigo en la ciudad real?
6 Y Aquis le dio aquel dia a Siclag, por lo cual Siclag vino a ser de los reyes de Juda hasta hoy.
7 Fue el numero de los dias que David habito en la tierra de los filisteos, un ano y cuatro meses.
8 Y subia David con sus hombres, y hacian incursiones contra los gesuritas, los gezritas y los amalecitas; porque estos habitaban de largo tiempo la tierra, desde como quien va a Shur hasta la tierra de Egipto.
9 Y asolaba David el pais, y no dejaba con vida hombre ni mujer; y se llevaba las ovejas, las vacas, los asnos, los camellos y las ropas, y regresaba a Aquis.
10 Y decia Aquis: "Donde habeis merodeado hoy? Y David decia: En el Neguev de Juda, y el Neguev de Jerameel, o en el Neguev de los ceneos.
11 Ni hombre ni mujer dejaba David con vida para que viniesen a Gat; diciendo: No sea que den aviso de nosotros y digan: Esto hizo David. Y esta fue su costumbre todo el tiempo que moro en la tierra de los filisteos.
12 Y Aquis creia a David, y decia: El se ha hecho abominable a su pueblo de Israel, y sera siempre mi siervo.

28

1 Acontecio en aquellos dias, que los filisteos reunieron sus fuerzas para pelear contra Israel. Y dijo Aquis a David: Ten entendido que has de salir conmigo a campana, tu y tus hombres.
2 Y David respondio a Aquis: Muy bien, tu sabras lo que hara tu siervo. Y Aquis dijo a David: Por tanto, yo te constituire guarda de mi persona durante toda mi vida.

Saul y la adivina de Endor

3 Ya Samuel habia muerto, y todo Israel lo habia lamentado, y le habian sepultado en Rama, su ciudad. Y Saul habia arrojado de la tierra a los encantadores y adivinos.
4 Se juntaron, pues, los filisteos, y vinieron y acamparon en Sunem; y Saul junto a todo Israel, y acamparon en Gilboa.
5 Y cuando vio Saul el campamento de los filisteos, tuvo miedo, y se turbo su corazon en gran manera.
6 Y consulto Saul a Jehova; pero Jehova no le respondio ni por suenos, ni por Urim, ni por profetas.
7 Entonces Saul dijo a sus criados: Buscadme una mujer que tenga espiritu de adivinacion, para que yo vaya a ella y por medio de ella pregunte. Y sus criados le respondieron: He aqui hay una mujer en Endor que tiene espiritu de adivinacion.
8 Y se disfrazo Saul, y se puso otros vestidos, y se fue con dos hombres, y vinieron a aquella mujer de noche; y el dijo: Yo te ruego que me adivines por el espiritu de adivinacion, y me hagas subir a quien yo te dijere.
9 Y la mujer le dijo: He aqui tu sabes lo que Saul ha hecho, como ha cortado de la tierra a los evocadores y a los adivinos. "Por que, pues, pones tropiezo a mi vida, para hacerme morir?
10 Entonces Saul le juro por Jehova, diciendo: Vive Jehova, que ningun mal te vendra por esto.
11 La mujer entonces dijo: "A quien te hare venir? Y el respondio: Hazme venir a Samuel.
12 Y viendo la mujer a Samuel, clamo en alta voz, y hablo aquella mujer a Saul, diciendo:
13 "Por que me has enganado? pues tu eres Saul. Y el rey le dijo: No temas. "Que has visto? Y la mujer respondio a Saul: He visto dioses que suben de la tierra.
14 El le dijo: "Cual es su forma? Y ella respondio: Un hombre anciano viene, cubierto de un manto. Saul entonces entendio que era Samuel, y humillando el rostro a tierra, hizo gran reverencia.
15 Y Samuel dijo a Saul: "Por que me has inquietado haciendome venir? Y Saul respondio: Estoy muy angustiado, pues los filisteos pelean contra mi, y Dios se ha apartado de mi, y no me responde mas, ni por medio de profetas ni por suenos; por esto te he llamado, para que me declares lo que tengo que hacer.
16 Entonces Samuel dijo: "Y para que me preguntas a mi, si Jehova se ha apartado de ti y es tu enemigo?
17 Jehova te ha hecho como dijo por medio de mi; pues Jehova ha quitado el reino de tu mano, y lo ha dado a tu companero, David.
18 Como tu no obedeciste a la voz de Jehova, ni cumpliste el ardor de su ira contra Amalec, por eso Jehova te ha hecho esto hoy.
19 Y Jehova entregara a Israel tambien contigo en manos de los filisteos; y manana estareis conmigo, tu y tus hijos; y Jehova entregara tambien al ejercito de Israel en mano de los filisteos.
20 Entonces Saul cayo en tierra cuan grande era, y tuvo gran temor por las palabras de Samuel; y estaba sin fuerzas, porque en todo aquel dia y aquella noche no habia comido pan.
21 Entonces la mujer vino a Saul, y viendolo turbado en gran manera, le dijo: He aqui que tu sierva ha obedecido a tu voz, y he arriesgado mi vida, y he oido las palabras que tu me has dicho.
22 Te ruego, pues, que tu tambien oigas la voz de tu sierva; pondre yo delante de ti un bocado de pan para que comas, a fin de que cobres fuerzas, y sigas tu camino.
23 Y el rehuso diciendo: No comere. Pero porfiaron con el sus siervos juntamente con la mujer, y el les obedecio. Se levanto, pues, del suelo, y se sento sobre una cama.
24 Y aquella mujer tenia en su casa un ternero engordado, el cual mato luego; y tomo harina y la amaso, y cocio de ella panes sin levadura.
25 Y lo trajo delante de Saul y de sus siervos; y despues de haber comido, se levantaron, y se fueron aquella noche.

Los filisteos desconfian de David
29

1 Los filisteos juntaron todas sus fuerzas en Afec, e Israel acampo junto a la fuente que esta en Jezreel.
2 Y cuando los principes de los filisteos pasaban revista a sus companias de a ciento y de a mil hombres, David y sus hombres iban en la retaguardia con Aquis.
3 Y dijeron los principes de los filisteos: "Que hacen aqui estos hebreos? Y Aquis respondio a los principes de los filisteos: "No es este David, el siervo de Saul rey de Israel, que ha estado conmigo por dias y anos, y no he hallado falta en el desde el dia que se paso a mi hasta hoy?
4 Entonces los principes de los filisteos se enojaron contra el, y le dijeron: Despide a este hombre, para que se vuelva al lugar que le senalaste, y no venga con nosotros a la batalla, no sea que en la batalla se nos vuelva enemigo; porque ?con que cosa volveria mejor a la gracia de su senor que con las cabezas de estos hombres?
5 "No es este David, de quien cantaban en las danzas, diciendo: Saul hirio a sus miles, Y David a sus diez miles?
6 Y Aquis llamo a David y le dijo: Vive Jehova, que tu has sido recto, y que me ha parecido bien tu salida y tu entrada en el campamento conmigo, y que ninguna cosa mala he hallado en ti desde el dia que viniste a mi hasta hoy; mas a los ojos de los principes no agradas.
7 Vuelvete, pues, y vete en paz, para no desagradar a los principes de los filisteos.
8 Y David respondio a Aquis: "Que he hecho? "Que has hallado en tu siervo desde el dia que estoy contigo hasta hoy, para que yo no vaya y pelee contra los enemigos de mi senor el rey?
9 Y Aquis respondio a David, y dijo: Yo se que tu eres bueno ante mis ojos, como un angel de Dios; pero los principes de los filisteos me han dicho: No venga con nosotros a la batalla.
10 Levantate, pues, de manana, tu y los siervos de tu senor que han venido contigo; y levantandoos al amanecer, marchad.
11 Y se levanto David de manana, el y sus hombres, para irse y volver a la tierra de los filisteos; y los filisteos fueron a Jezreel.

David derrota a los amalecitas
30

1 Cuando David y sus hombres vinieron a Siclag al tercer dia, los de Amalec habian invadido el Neguev y a Siclag, y habian asolado a Siclag y le habian prendido fuego.
2 Y se habian llevado cautivas a las mujeres y a todos los que estaban alli, desde el menor hasta el mayor; pero a nadie habian dado muerte, sino se los habian llevado al seguir su camino.
3 Vino, pues, David con los suyos a la ciudad, y he aqui que estaba quemada, y sus mujeres y sus hijos e hijas habian sido llevados cautivos.
4 Entonces David y la gente que con el estaba alzaron su voz y lloraron, hasta que les faltaron las fuerzas para llorar.
5 Las dos mujeres de David, Ahinoam jezreelita y Abigail la que fue mujer de Nabal el de Carmel, tambien eran cautivas.
6 Y David se angustio mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo, pues todo el pueblo estaba en amargura de alma, cada uno por sus hijos y por sus hijas; mas David se fortalecio en Jehova su Dios.
7 Y dijo David al sacerdote Abiatar hijo de Ahimelec: Yo te ruego que me acerques el efod. Y Abiatar acerco el efod a David.
8 Y David consulto a Jehova, diciendo: "Perseguire a estos merodeadores? "Los podre alcanzar? Y el le dijo: Siguelos, porque ciertamente los alcanzaras, y de cierto libraras a los cautivos.
9 Partio, pues, David, el y los seiscientos hombres que con el estaban, y llegaron hasta el torrente de Besor, donde se quedaron algunos.
10 Y David siguio adelante con cuatrocientos hombres; porque se quedaron atras doscientos, que cansados no pudieron pasar el torrente de Besor.
11 Y hallaron en el campo a un hombre egipcio, el cual trajeron a David, y le dieron pan, y comio, y le dieron a beber agua.
12 Le dieron tambien un pedazo de masa de higos secos y dos racimos de pasas. Y luego que comio, volvio en el su espiritu; porque no habia comido pan ni bebido agua en tres dias y tres noches.
13 Y le dijo David: "De quien eres tu, y de donde eres? Y respondio el joven egipcio: Yo soy siervo de un amalecita, y me dejo mi amo hoy hace tres dias, porque estaba yo enfermo;
14 pues hicimos una incursion a la parte del Neguev que es de los cereteos, y de Juda, y al Neguev de Caleb; y pusimos fuego a Siclag.
15 Y le dijo David: "Me llevaras tu a esa tropa? Y el dijo: Jurame por Dios que no me mataras, ni me entregaras en mano de mi amo, y yo te llevare a esa gente.
16 Lo llevo, pues; y he aqui que estaban desparramados sobre toda aquella tierra, comiendo y bebiendo y haciendo fiesta, por todo aquel gran botin que habian tomado de la tierra de los filisteos y de la tierra de Juda.
17 Y los hirio David desde aquella manana hasta la tarde del dia siguiente; y no escapo de ellos ninguno, sino cuatrocientos jovenes que montaron sobre los camellos y huyeron.
18 Y libro David todo lo que los amalecitas habian tomado, y asimismo liberto David a sus dos mujeres.
19 Y no les falto cosa alguna, chica ni grande, asi de hijos como de hijas, del robo, y de todas las cosas que les habian tomado; todo lo recupero David.
20 Tomo tambien David todas las ovejas y el ganado mayor; y trayendolo todo delante, decian: Este es el botin de David.
21 Y vino David a los doscientos hombres que habian quedado cansados y no habian podido seguir a David, a los cuales habian hecho quedar en el torrente de Besor; y ellos salieron a recibir a David y al pueblo que con el estaba. Y cuando David llego a la gente, les saludo con paz.
22 Entonces todos los malos y perversos de entre los que habian ido con David, respondieron y dijeron: Porque no fueron con nosotros, no les daremos del botin que hemos quitado, sino a cada uno su mujer y sus hijos; que los tomen y se vayan.
23 Y David dijo: No hagais eso, hermanos mios, de lo que nos ha dado Jehova, quien nos ha guardado, y ha entregado en nuestra mano a los merodeadores que vinieron contra nosotros.
24 "Y quien os escuchara en este caso? Porque conforme a la parte del que desciende a la batalla, asi ha de ser la parte del que queda con el bagaje; les tocara parte igual.
25 Desde aquel dia en adelante fue esto por ley y ordenanza en Israel, hasta hoy.
26 Y cuando David llego a Siclag, envio del botin a los ancianos de Juda, sus amigos, diciendo: He aqui un presente para vosotros del botin de los enemigos de Jehova.
27 Lo envio a los que estaban en Bet-el, en Ramot del Neguev, en Jatir,
28 en Aroer, en Sifmot, en Estemoa,
29 en Racal, en las ciudades de Jerameel, en las ciudades del ceneo,
30 en Horma, en Corasan, en Atac,
31 en Hebron, y en todos los lugares donde David habia estado con sus hombres.

Muerte de Saul y de sus hijos (1 Cr. 10.1-12)
31

1 Los filisteos, pues, pelearon contra Israel, y los de Israel huyeron delante de los filisteos, y cayeron muertos en el monte de Gilboa.
2 Y siguiendo los filisteos a Saul y a sus hijos, mataron a Jonatan, a Abinadab y a Malquisua, hijos de Saul.
3 Y arrecio la batalla contra Saul, y le alcanzaron los flecheros, y tuvo gran temor de ellos.
4 Entonces dijo Saul a su escudero: Saca tu espada, y traspasame con ella, para que no vengan estos incircuncisos y me traspasen, y me escarnezcan. Mas su escudero no queria, porque tenia gran temor. Entonces tomo Saul su propia espada y se echo sobre ella.
5 Y viendo su escudero a Saul muerto, el tambien se echo sobre su espada, y murio con el.
6 Asi murio Saul en aquel dia, juntamente con sus tres hijos, y su escudero, y todos sus varones.
7 Y los de Israel que eran del otro lado del valle, y del otro lado del Jordan, viendo que Israel habia huido y que Saul y sus hijos habian sido muertos, dejaron las ciudades y huyeron; y los filisteos vinieron y habitaron en ellas.
8 Acontecio al siguiente dia, que viniendo los filisteos a despojar a los muertos, hallaron a Saul y a sus tres hijos tendidos en el monte de Gilboa.
9 Y le cortaron la cabeza, y le despojaron de las armas; y enviaron mensajeros por toda la tierra de los filisteos, para que llevaran las buenas nuevas al templo de sus idolos y al pueblo.
10 Y pusieron sus armas en el templo de Astarot, y colgaron su cuerpo en el muro de Bet-san.
11 Mas oyendo los de Jabes de Galaad esto que los filisteos hicieron a Saul,
12 todos los hombres valientes se levantaron, y anduvieron toda aquella noche, y quitaron el cuerpo de Saul y los cuerpos de sus hijos del muro de Bet-san; y viniendo a Jabes, los quemaron alli.
13 Y tomando sus huesos, los sepultaron debajo de un arbol en Jabes, y ayunaron siete dias.

Back Contents Next

 Biblia en espanol todos los libros