BIBLIA

en espanol

 

Back Contents Next

ZACARIAS

Llamamiento a volver a Jehova
1

1 En el octavo mes del ano segundo de Dario, vino palabra de Jehova al profeta Zacarias hijo de Berequias, hijo de Iddo, diciendo:
2 Se enojo Jehova en gran manera contra vuestros padres.
3 Diles, pues: Asi ha dicho Jehova de los ejercitos: Volveos a mi, dice Jehova de los ejercitos, y yo me volvere a vosotros, ha dicho Jehova de los ejercitos.
4 No seais como vuestros padres, a los cuales clamaron los primeros profetas, diciendo: Asi ha dicho Jehova de los ejercitos: Volveos ahora de vuestros malos caminos y de vuestras malas obras; y no atendieron, ni me escucharon, dice Jehova.
5 Vuestros padres, ?donde estan? y los profetas, "han de vivir para siempre?
6 Pero mis palabras y mis ordenanzas que mande a mis siervos los profetas, "no alcanzaron a vuestros padres? Por eso volvieron ellos y dijeron: Como Jehova de los ejercitos penso tratarnos conforme a nuestros caminos, y conforme a nuestras obras, asi lo hizo con nosotros.

La vision de los caballos

7 A los veinticuatro dias del mes undecimo, que es el mes de Sebat, en el ano segundo de Dario, vino palabra de Jehova al profeta Zacarias hijo de Berequias, hijo de Iddo, diciendo:
8 Vi de noche, y he aqui un varon que cabalgaba sobre un caballo alazan, el cual estaba entre los mirtos que habia en la hondura; y detras de el habia caballos alazanes, overos y blancos.
9 Entonces dije: "Que son estos, senor mio? Y me dijo el angel que hablaba conmigo: Yo te ensenare lo que son estos.
10 Y aquel varon que estaba entre los mirtos respondio y dijo: Estos son los que Jehova ha enviado a recorrer la tierra.
11 Y ellos hablaron a aquel angel de Jehova que estaba entre los mirtos, y dijeron: Hemos recorrido la tierra, y he aqui toda la tierra esta reposada y quieta.
12 Respondio el angel de Jehova y dijo: Oh Jehova de los ejercitos, "hasta cuando no tendras piedad de Jerusalen, y de las ciudades de Juda, con las cuales has estado airado por espacio de setenta anos?
13 Y Jehova respondio buenas palabras, palabras consoladoras, al angel que hablaba conmigo.
14 Y me dijo el angel que hablaba conmigo: Clama diciendo: Asi ha dicho Jehova de los ejercitos: Cele con gran celo a Jerusalen y a Sion.
15 Y estoy muy airado contra las naciones que estan reposadas; porque cuando yo estaba enojado un poco, ellos agravaron el mal.
16 Por tanto, asi ha dicho Jehova: Yo me he vuelto a Jerusalen con misericordia; en ella sera edificada mi casa, dice Jehova de los ejercitos, y la plomada sera tendida sobre Jerusalen.
17 Clama aun, diciendo: Asi dice Jehova de los ejercitos: Aun rebosaran mis ciudades con la abundancia del bien, y aun consolara Jehova a Sion, y escogera todavia a Jerusalen.

Vision de los cuernos y los carpinteros

18 Despues alce mis ojos y mire, y he aqui cuatro cuernos.
19 Y dije al angel que hablaba conmigo: "Que son estos? Y me respondio: Estos son los cuernos que dispersaron a Juda, a Israel y a Jerusalen.
20 Me mostro luego Jehova cuatro carpinteros.
21 Y yo dije: "Que vienen estos a hacer? Y me respondio, diciendo: Aquellos son los cuernos que dispersaron a Juda, tanto que ninguno alzo su cabeza; mas estos han venido para hacerlos temblar, para derribar los cuernos de las naciones que alzaron el cuerno sobre la tierra de Juda para dispersarla.

Llamamiento a los cautivos
2

1 Alce despues mis ojos y mire, y he aqui un varon que tenia en su mano un cordel de medir.
2 Y le dije: "A donde vas? Y el me respondio: A medir a Jerusalen, para ver cuanta es su anchura, y cuanta su longitud.
3 Y he aqui, salia aquel angel que hablaba conmigo, y otro angel le salio al encuentro,
4 y le dijo: Corre, habla a este joven, diciendo: Sin muros sera habitada Jerusalen, a causa de la multitud de hombres y de ganado en medio de ella.
5 Yo sere para ella, dice Jehova, muro de fuego en derredor, y para gloria estare en medio de ella.
6 Eh, eh, huid de la tierra del norte, dice Jehova, pues por los cuatro vientos de los cielos os esparci, dice Jehova.
7 Oh Sion, la que moras con la hija de Babilonia, escapate.
8 Porque asi ha dicho Jehova de los ejercitos: Tras la gloria me enviara el a las naciones que os despojaron; porque el que os toca, toca a la nina de su ojo.
9 Porque he aqui yo alzo mi mano sobre ellos, y seran despojo a sus siervos, y sabreis que Jehova de los ejercitos me envio.
10 Canta y alegrate, hija de Sion; porque he aqui vengo, y morare en medio de ti, ha dicho Jehova.
11 Y se uniran muchas naciones a Jehova en aquel dia, y me seran por pueblo, y morare en medio de ti; y entonces conoceras que Jehova de los ejercitos me ha enviado a ti.
12 Y Jehova poseera a Juda su heredad en la tierra santa, y escogera aun a Jerusalen.
13 Calle toda carne delante de Jehova; porque el se ha levantado de su santa morada.

Vision del sumo sacerdote Josue
3

1 Me mostro al sumo sacerdote Josue, el cual estaba delante del angel de Jehova, y Satanas estaba a su mano derecha para acusarle.
2 Y dijo Jehova a Satanas: Jehova te reprenda, oh Satanas; Jehova que ha escogido a Jerusalen te reprenda. ?No es este un tizon arrebatado del incendio?
3 Y Josue estaba vestido de vestiduras viles, y estaba delante del angel.
4 Y hablo el angel, y mando a los que estaban delante de el, diciendo: Quitadle esas vestiduras viles. Y a el le dijo: Mira que he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala.
5 Despues dijo: Pongan mitra limpia sobre su cabeza. Y pusieron una mitra limpia sobre su cabeza, y le vistieron las ropas. Y el angel de Jehova estaba en pie.
6 Y el angel de Jehova amonesto a Josue, diciendo:
7 Asi dice Jehova de los ejercitos: Si anduvieres por mis caminos, y si guardares mi ordenanza, tambien tu gobernaras mi casa, tambien guardaras mis atrios, y entre estos que aqui estan te dare lugar.
8 Escucha pues, ahora, Josue sumo sacerdote, tu y tus amigos que se sientan delante de ti, porque son varones simbolicos. He aqui, yo traigo a mi siervo el Renuevo.
9 Porque he aqui aquella piedra que puse delante de Josue; sobre esta unica piedra hay siete ojos; he aqui yo grabare su escultura, dice Jehova de los ejercitos, y quitare el pecado de la tierra en un dia.
10 En aquel dia, dice Jehova de los ejercitos, cada uno de vosotros convidara a su companero, debajo de su vid y debajo de su higuera.

El candelabro de oro y los olivos
4

1 Volvio el angel que hablaba conmigo, y me desperto, como un hombre que es despertado de su sueno.
2 Y me dijo: "Que ves? Y respondi: He mirado, y he aqui un candelabro todo de oro, con un deposito encima, y sus siete lamparas encima del candelabro, y siete tubos para las lamparas que estan encima de el:
3 Y junto a el dos olivos, el uno a la derecha del deposito, y el otro a su izquierda.
4 Prosegui y hable, diciendo a aquel angel que hablaba conmigo: "Que es esto, senor mio?
5 Y el angel que hablaba conmigo respondio y me dijo: "No sabes que es esto? Y dije: No, senor mio.
6 Entonces respondio y me hablo diciendo: Esta es palabra de Jehova a Zorobabel, que dice: No con ejercito, ni con fuerza, sino con mi Espiritu, ha dicho Jehova de los ejercitos.
7 "Quien eres tu, oh gran monte? Delante de Zorobabel seras reducido a llanura; el sacara la primera piedra con aclamaciones de: Gracia, gracia a ella.
8 Vino palabra de Jehova a mi, diciendo:
9 Las manos de Zorobabel echaran el cimiento de esta casa, y sus manos la acabaran; y conoceras que Jehova de los ejercitos me envio a vosotros.
10 Porque los que menospreciaron el dia de las pequeneces se alegraran, y veran la plomada en la mano de Zorobabel. Estos siete son los ojos de Jehova, que recorren toda la tierra.
11 Hable mas, y le dije: "Que significan estos dos olivos a la derecha del candelabro y a su izquierda?
12 Hable aun de nuevo, y le dije: "Que significan las dos ramas de olivo que por medio de dos tubos de oro vierten de si aceite como oro?
13 Y me respondio diciendo: "No sabes que es esto? Y dije: Senor mio, no.
14 Y el dijo: Estos son los dos ungidos que estan delante del Senor de toda la tierra.

El rollo volante
5

1 De nuevo alce mis ojos y mire, y he aqui un rollo que volaba.
2 Y me dijo: "Que ves? Y respondi: Veo un rollo que vuela, de veinte codos de largo, y diez codos de ancho.
3 Entonces me dijo: Esta es la maldicion que sale sobre la faz de toda la tierra; porque todo aquel que hurta (como esta de un lado del rollo) sera destruido; y todo aquel que jura falsamente (como esta del otro lado del rollo) sera destruido.
4 Yo la he hecho salir, dice Jehova de los ejercitos, y vendra a la casa del ladron, y a la casa del que jura falsamente en mi nombre; y permanecera en medio de su casa y la consumira, con sus maderas y sus piedras.

La mujer en el efa

5 Y salio aquel angel que hablaba conmigo, y me dijo: Alza ahora tus ojos, y mira que es esto que sale.
6 Y dije: "Que es? Y el dijo: Este es un efa que sale. Ademas dijo: Esta es la iniquidad de ellos en toda la tierra.
7 Y he aqui, levantaron la tapa de plomo, y una mujer estaba sentada en medio de aquel efa.
8 Y el dijo: Esta es la Maldad; y la echo dentro del efa, y echo la masa de plomo en la boca del efa.
9 Alce luego mis ojos, y mire, y he aqui dos mujeres que salian, y traian viento en sus alas, y tenian alas como de ciguena, y alzaron el efa entre la tierra y los cielos.
10 Dije al angel que hablaba conmigo: "A donde llevan el efa?
11 Y el me respondio: Para que le sea edificada casa en tierra de Sinar; y cuando este preparada lo pondran sobre su base.

Los cuatro carros
6

1 De nuevo alce mis ojos y mire, y he aqui cuatro carros que salian de entre dos montes; y aquellos montes eran de bronce.
2 En el primer carro habia caballos alazanes, en el segundo carro caballos negros,
3 en el tercer carro caballos blancos, y en el cuarto carro caballos overos rucios rodados.
4 Respondi entonces y dije al angel que hablaba conmigo: Senor mio, "que es esto?
5 Y el angel me respondio y me dijo: Estos son los cuatro vientos de los cielos, que salen despues de presentarse delante del Senor de toda la tierra.
6 El carro con los caballos negros salia hacia la tierra del norte, y los blancos salieron tras ellos, y los overos salieron hacia la tierra del sur.
7 Y los alazanes salieron y se afanaron por ir a recorrer la tierra. Y dijo: Id, recorred la tierra. Y recorrieron la tierra.
8 Luego me llamo, y me hablo diciendo: Mira, los que salieron hacia la tierra del norte hicieron reposar mi Espiritu en la tierra del norte.

Coronacion simbolica de Josue

9 Vino a mi palabra de Jehova, diciendo:
10 Toma de los del cautiverio a Heldai, a Tobias y a Jedaias, los cuales volvieron de Babilonia; e iras tu en aquel dia, y entraras en casa de Josias hijo de Sofonias.
11 Tomaras, pues, plata y oro, y haras coronas, y las pondras en la cabeza del sumo sacerdote Josue, hijo de Josadac.
12 Y le hablaras, diciendo: Asi ha hablado Jehova de los ejercitos, diciendo: He aqui el varon cuyo nombre es el Renuevo, el cual brotara de sus raices, y edificara el templo de Jehova.
13 El edificara el templo de Jehova, y el llevara gloria, y se sentara y dominara en su trono, y habra sacerdote a su lado; y consejo de paz habra entre ambos.
14 Las coronas serviran a Helem, a Tobias, a Jedaias y a Hen hijo de Sofonias, como memoria en el templo de Jehova.
15 Y los que estan lejos vendran y ayudaran a edificar el templo de Jehova, y conocereis que Jehova de los ejercitos me ha enviado a vosotros. Y esto sucedera si oyereis obedientes la voz de Jehova vuestro Dios.

El ayuno que Dios reprueba
7

1 Acontecio que en el ano cuarto del rey Dario vino palabra de Jehova a Zacarias, a los cuatro dias del mes noveno, que es Quisleu,
2 cuando el pueblo de Bet-el habia enviado a Sarezer, con Regem-melec y sus hombres, a implorar el favor de Jehova,
3 y a hablar a los sacerdotes que estaban en la casa de Jehova de los ejercitos, y a los profetas, diciendo: "Lloraremos en el mes quinto? "Haremos abstinencia como hemos hecho ya algunos anos?
4 Vino, pues, a mi palabra de Jehova de los ejercitos, diciendo:
5 Habla a todo el pueblo del pais, y a los sacerdotes, diciendo: Cuando ayunasteis y llorasteis en el quinto y en el septimo mes estos setenta anos, "habeis ayunado para mi?
6 Y cuando comeis y bebeis, "no comeis y bebeis para vosotros mismos?
7 "No son estas las palabras que proclamo Jehova por medio de los profetas primeros, cuando Jerusalen estaba habitada y tranquila, y sus ciudades en sus alrededores y el Neguev y la Sefela estaban tambien habitados?

La desobediencia, causa del cautiverio

8 Y vino palabra de Jehova a Zacarias, diciendo:
9 Asi hablo Jehova de los ejercitos, diciendo: Juzgad conforme a la verdad, y haced misericordia y piedad cada cual con su hermano:
10 no oprimais a la viuda, al huerfano, al extranjero ni al pobre; ni ninguno piense mal en su corazon contra su hermano.
11 Pero no quisieron escuchar, antes volvieron la espalda, y taparon sus oidos para no oir;
12 y pusieron su corazon como diamante, para no oir la ley ni las palabras que Jehova de los ejercitos enviaba por su Espiritu, por medio de los profetas primeros; vino, por tanto, gran enojo de parte de Jehova de los ejercitos.
13 Y acontecio que asi como el clamo, y no escucharon, tambien ellos clamaron, y yo no escuche, dice Jehova de los ejercitos;
14 sino que los esparci con torbellino por todas las naciones que ellos no conocian, y la tierra fue desolada tras ellos, sin quedar quien fuese ni viniese; pues convirtieron en desierto la tierra deseable.

Promesa de la restauracion de Jerusalen
8

1 Vino a mi palabra de Jehova de los ejercitos, diciendo:
2 Asi ha dicho Jehova de los ejercitos: Cele a Sion con gran celo, y con gran ira la cele.
3 Asi dice Jehova: Yo he restaurado a Sion, y morare en medio de Jerusalen; y Jerusalen se llamara Ciudad de la Verdad, y el monte de Jehova de los ejercitos, Monte de Santidad.
4 Asi ha dicho Jehova de los ejercitos: Aun han de morar ancianos y ancianas en las calles de Jerusalen, cada cual con bordon en su mano por la multitud de los dias.
5 Y las calles de la ciudad estaran llenas de muchachos y muchachas que jugaran en ellas.
6 Asi dice Jehova de los ejercitos: Si esto parecera maravilloso a los ojos del remanente de este pueblo en aquellos dias, "tambien sera maravilloso delante de mis ojos? dice Jehova de los ejercitos.
7 Asi ha dicho Jehova de los ejercitos: He aqui, yo salvo a mi pueblo de la tierra del oriente, y de la tierra donde se pone el sol;
8 y los traere, y habitaran en medio de Jerusalen; y me seran por pueblo, y yo sere a ellos por Dios en verdad y en justicia.
9 Asi ha dicho Jehova de los ejercitos: Esfuercense vuestras manos, los que ois en estos dias estas palabras de la boca de los profetas, desde el dia que se echo el cimiento a la casa de Jehova de los ejercitos, para edificar el templo.
10 Porque antes de estos dias no ha habido paga de hombre ni paga de bestia, ni hubo paz para el que salia ni para el que entraba, a causa del enemigo; y yo deje a todos los hombres cada cual contra su companero.
11 Mas ahora no lo hare con el remanente de este pueblo como en aquellos dias pasados, dice Jehova de los ejercitos.
12 Porque habra simiente de paz; la vid dara su fruto, y dara su producto la tierra, y los cielos daran su rocio; y hare que el remanente de este pueblo posea todo esto.
13 Y sucedera que como fuisteis maldicion entre las naciones, oh casa de Juda y casa de Israel, asi os salvare y sereis bendicion. No temais, mas esfuercense vuestras manos.
14 Porque asi ha dicho Jehova de los ejercitos: Como pense haceros mal cuando vuestros padres me provocaron a ira, dice Jehova de los ejercitos, y no me arrepenti,
15 asi al contrario he pensado hacer bien a Jerusalen y a la casa de Juda en estos dias; no temais.
16 Estas son las cosas que habeis de hacer: Hablad verdad cada cual con su projimo; juzgad segun la verdad y lo conducente a la paz en vuestras puertas.
17 Y ninguno de vosotros piense mal en su corazon contra su projimo, ni ameis el juramento falso; porque todas estas son cosas que aborrezco, dice Jehova.
18 Vino a mi palabra de Jehova de los ejercitos, diciendo:
19 Asi ha dicho Jehova de los ejercitos: El ayuno del cuarto mes, el ayuno del quinto, el ayuno del septimo, y el ayuno del decimo, se convertiran para la casa de Juda en gozo y alegria, y en festivas solemnidades. Amad, pues, la verdad y la paz.
20 Asi ha dicho Jehova de los ejercitos: Aun vendran pueblos, y habitantes de muchas ciudades;
21 y vendran los habitantes de una ciudad a otra, y diran: Vamos a implorar el favor de Jehova, y a buscar a Jehova de los ejercitos. Yo tambien ire.
22 Y vendran muchos pueblos y fuertes naciones a buscar a Jehova de los ejercitos en Jerusalen, y a implorar el favor de Jehova.
23 Asi ha dicho Jehova de los ejercitos: En aquellos dias acontecera que diez hombres de las naciones de toda lengua tomaran del manto a un judio, diciendo: Iremos con vosotros, porque hemos oido que Dios esta con vosotros.

Castigo de las naciones vecinas
9

1 La profecia de la palabra de Jehova esta contra la tierra de Hadrac y sobre Damasco; porque a Jehova deben mirar los ojos de los hombres, y de todas las tribus de Israel.
2 Tambien Hamat sera comprendida en el territorio de este; Tiro y Sidon, aunque sean muy sabias.
3 Bien que Tiro se edifico fortaleza, y amontono plata como polvo, y oro como lodo de las calles,
4 he aqui, el Senor la empobrecera, y herira en el mar su poderio, y ella sera consumida de fuego.
5 Vera Ascalon, y temera; Gaza tambien, y se dolera en gran manera; asimismo Ecron, porque su esperanza sera confundida; y perecera el rey de Gaza, y Ascalon no sera habitada.
6 Habitara en Asdod un extranjero, y pondre fin a la soberbia de los filisteos.
7 Quitare la sangre de su boca, y sus abominaciones de entre sus dientes, y quedara tambien un remanente para nuestro Dios, y seran como capitanes en Juda, y Ecron sera como el jebuseo.
8 Entonces acampare alrededor de mi casa como un guarda, para que ninguno vaya ni venga, y no pasara mas sobre ellos el opresor; porque ahora mirare con mis ojos.

El futuro rey de Sion

9 Alegrate mucho, hija de Sion; da voces de jubilo, hija de Jerusalen; he aqui tu rey vendra a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna.
10 Y de Efrain destruire los carros, y los caballos de Jerusalen, y los arcos de guerra seran quebrados; y hablara paz a las naciones, y su senorio sera de mar a mar, y desde el rio hasta los fines de la tierra.
11 Y tu tambien por la sangre de tu pacto seras salva; yo he sacado tus presos de la cisterna en que no hay agua.
12 Volveos a la fortaleza, oh prisioneros de esperanza; hoy tambien os anuncio que os restaurare el doble.
13 Porque he entesado para mi a Juda como arco, e hice a Efrain su flecha, y despertare a tus hijos, oh Sion, contra tus hijos, oh Grecia, y te pondre como espada de valiente.
14 Y Jehova sera visto sobre ellos, y su dardo saldra como relampago; y Jehova el Senor tocara trompeta, e ira entre torbellinos del austro.
15 Jehova de los ejercitos los amparara, y ellos devoraran, y hollaran las piedras de la honda, y beberan, y haran estrepito como tomados de vino; y se llenaran como tazon, o como cuernos del altar.
16 Y los salvara en aquel dia Jehova su Dios como rebano de su pueblo; porque como piedras de diadema seran enaltecidos en su tierra.
17 Porque "cuanta es su bondad, y cuanta su hermosura! El trigo alegrara a los jovenes, y el vino a las doncellas.

Jehova redimira a su pueblo
10

1 Pedid a Jehova lluvia en la estacion tardia. Jehova hara relampagos, y os dara lluvia abundante, y hierba verde en el campo a cada uno.
2 Porque los terafines han dado vanos oraculos, y los adivinos han visto mentira, han hablado suenos vanos, y vano es su consuelo; por lo cual el pueblo vaga como ovejas, y sufre porque no tiene pastor.
3 Contra los pastores se ha encendido mi enojo, y castigare a los jefes; pero Jehova de los ejercitos visitara su rebano, la casa de Juda, y los pondra como su caballo de honor en la guerra.
4 De el saldra la piedra angular, de el la clavija, de el el arco de guerra, de el tambien todo apremiador.
5 Y seran como valientes que en la batalla huellan al enemigo en el lodo de las calles; y pelearan, porque Jehova estara con ellos; y los que cabalgan en caballos seran avergonzados.
6 Porque yo fortalecere la casa de Juda, y guardare la casa de Jose, y los hare volver; porque de ellos tendre piedad, y seran como si no los hubiera desechado; porque yo soy Jehova su Dios, y los oire.
7 Y sera Efrain como valiente, y se alegrara su corazon como a causa del vino; sus hijos tambien veran, y se alegraran; su corazon se gozara en Jehova.
8 Yo los llamare con un silbido, y los reunire, porque los he redimido; y seran multiplicados tanto como fueron antes.
9 Bien que los esparcire entre los pueblos, aun en lejanos paises se acordaran de mi; y viviran con sus hijos, y volveran.
10 Porque yo los traere de la tierra de Egipto, y los recogere de Asiria; y los traere a la tierra de Galaad y del Libano, y no les bastara.
11 Y la tribulacion pasara por el mar, y herira en el mar las ondas, y se secaran todas las profundidades del rio; y la soberbia de Asiria sera derribada, y se perdera el cetro de Egipto.
12 Y yo los fortalecere en Jehova, y caminaran en su nombre, dice Jehova.

11

1 Oh Libano, abre tus puertas, y consuma el fuego tus cedros.
2 Aulla, oh cipres, porque el cedro cayo, porque los arboles magnificos son derribados. Aullad, encinas de Basan, porque el bosque espeso es derribado.
3 Voz de aullido de pastores, porque su magnificencia es asolada; estruendo de rugidos de cachorros de leones, porque la gloria del Jordan es destruida.

Los pastores inutiles

4 Asi ha dicho Jehova mi Dios: Apacienta las ovejas de la matanza,
5 a las cuales matan sus compradores, y no se tienen por culpables; y el que las vende, dice: Bendito sea Jehova, porque he enriquecido; ni sus pastores tienen piedad de ellas.
6 Por tanto, no tendre ya mas piedad de los moradores de la tierra, dice Jehova; porque he aqui, yo entregare los hombres cada cual en mano de su companero y en mano de su rey; y asolaran la tierra, y yo no los librare de sus manos.
7 Apacente, pues, las ovejas de la matanza, esto es, a los pobres del rebano. Y tome para mi dos cayados: al uno puse por nombre Gracia, y al otro Ataduras; y apacente las ovejas.
8 Y destrui a tres pastores en un mes; pues mi alma se impaciento contra ellos, y tambien el alma de ellos me aborrecio a mi.
9 Y dije: No os apacentare; la que muriere, que muera; y la que se perdiere, que se pierda; y las que quedaren, que cada una coma la carne de su companera.
10 Tome luego mi cayado Gracia, y lo quebre, para romper mi pacto que concerte con todos los pueblos.
11 Y fue deshecho en ese dia, y asi conocieron los pobres del rebano que miraban a mi, que era palabra de Jehova.
12 Y les dije: Si os parece bien, dadme mi salario; y si no, dejadlo. Y pesaron por mi salario treinta piezas de plata.
13 Y me dijo Jehova: Echalo al tesoro; "hermoso precio con que me han apreciado! Y tome las treinta piezas de plata, y las eche en la casa de Jehova al tesoro.
14 Quebre luego el otro cayado, Ataduras, para romper la hermandad entre Juda e Israel.
15 Y me dijo Jehova: Toma aun los aperos de un pastor insensato:
16 porque he aqui, yo levanto en la tierra a un pastor que no visitara las perdidas, ni buscara la pequena, ni curara la perniquebrada, ni llevara la cansada a cuestas, sino que comera la carne de la gorda, y rompera sus pezunas.
17 "Ay del pastor inutil que abandona el ganado! Hiera la espada su brazo, y su ojo derecho; del todo se secara su brazo, y su ojo derecho sera enteramente oscurecido.

Liberacion futura de Jerusalen
12

1 Profecia de la palabra de Jehova acerca de Israel. Jehova, que extiende los cielos y funda la tierra, y forma el espiritu del hombre dentro de el, ha dicho:
2 He aqui yo pongo a Jerusalen por copa que hara temblar a todos los pueblos de alrededor contra Juda, en el sitio contra Jerusalen.
3 Y en aquel dia yo pondre a Jerusalen por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren seran despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntaran contra ella.
4 En aquel dia, dice Jehova, herire con panico a todo caballo, y con locura al jinete; mas sobre la casa de Juda abrire mis ojos, y a todo caballo de los pueblos herire con ceguera.
5 Y los capitanes de Juda diran en su corazon: Tienen fuerza los habitantes de Jerusalen en Jehova de los ejercitos, su Dios.
6 En aquel dia pondre a los capitanes de Juda como brasero de fuego entre lena, y como antorcha ardiendo entre gavillas; y consumiran a diestra y a siniestra a todos los pueblos alrededor; y Jerusalen sera otra vez habitada en su lugar, en Jerusalen.
7 Y librara Jehova las tiendas de Juda primero, para que la gloria de la casa de David y del habitante de Jerusalen no se engrandezca sobre Juda.
8 En aquel dia Jehova defendera al morador de Jerusalen; el que entre ellos fuere debil, en aquel tiempo sera como David; y la casa de David como Dios, como el angel de Jehova delante de ellos.
9 Y en aquel dia yo procurare destruir a todas las naciones que vinieren contra Jerusalen.
10 Y derramare sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalen, espiritu de gracia y de oracion; y miraran a mi, a quien traspasaron, y lloraran como se llora por hijo unigenito, afligiendose por el como quien se aflige por el primogenito.
11 En aquel dia habra gran llanto en Jerusalen, como el llanto de Hadadrimon en el valle de Meguido.
12 Y la tierra lamentara, cada linaje aparte; los descendientes de la casa de David por si, y sus mujeres por si; los descendientes de la casa de Natan por si, y sus mujeres por si:
13 los descendientes de la casa de Levi por si, y sus mujeres por si; los descendientes de Simei por si, y sus mujeres por si;
14 todos los otros linajes, cada uno por si, y sus mujeres por si.

13

1 En aquel tiempo habra un manantial abierto para la casa de David y para los habitantes de Jerusalen, para la purificacion del pecado y de la inmundicia.
2 Y en aquel dia, dice Jehova de los ejercitos, quitare de la tierra los nombres de las imagenes, y nunca mas seran recordados; y tambien hare cortar de la tierra a los profetas y al espiritu de inmundicia.
3 Y acontecera que cuando alguno profetizare aun, le diran su padre y su madre que lo engendraron: No viviras, porque has hablado mentira en el nombre de Jehova; y su padre y su madre que lo engendraron le traspasaran cuando profetizare.
4 Y sucedera en aquel tiempo, que todos los profetas se avergonzaran de su vision cuando profetizaren; ni nunca mas vestiran el manto velloso para mentir.
5 Y dira: No soy profeta; labrador soy de la tierra, pues he estado en el campo desde mi juventud.
6 Y le preguntaran: "Que heridas son estas en tus manos? Y el respondera: Con ellas fui herido en casa de mis amigos.

El pastor de Jehova es herido

7 Levantate, oh espada, contra el pastor, y contra el hombre companero mio, dice Jehova de los ejercitos. Hiere al pastor, y seran dispersadas las ovejas; y hare volver mi mano contra los pequenitos.
8 Y acontecera en toda la tierra, dice Jehova, que las dos terceras partes seran cortadas en ella, y se perderan; mas la tercera quedara en ella.
9 Y metere en el fuego a la tercera parte, y los fundire como se funde la plata, y los probare como se prueba el oro. El invocara mi nombre, y yo le oire, y dire: Pueblo mio; y el dira: Jehova es mi Dios.

Jerusalen y las naciones
14

1 He aqui, el dia de Jehova viene, y en medio de ti seran repartidos tus despojos.
2 Porque yo reunire a todas las naciones para combatir contra Jerusalen; y la ciudad sera tomada, y seran saqueadas las casas, y violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad ira en cautiverio, mas el resto del pueblo no sera cortado de la ciudad.
3 Despues saldra Jehova y peleara con aquellas naciones, como peleo en el dia de la batalla.
4 Y se afirmaran sus pies en aquel dia sobre el monte de los Olivos, que esta en frente de Jerusalen al oriente; y el monte de los Olivos se partira por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartara hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur.
5 Y huireis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegara hasta Azal; huireis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los dias de Uzias rey de Juda; y vendra Jehova mi Dios, y con el todos los santos.
6 Y acontecera que en ese dia no habra luz clara, ni oscura.
7 Sera un dia, el cual es conocido de Jehova, que no sera ni dia ni noche; pero sucedera que al caer la tarde habra luz.
8 Acontecera tambien en aquel dia, que saldran de Jerusalen aguas vivas, la mitad de ellas hacia el mar oriental, y la otra mitad hacia el mar occidental, en verano y en invierno.
9 Y Jehova sera rey sobre toda la tierra. En aquel dia Jehova sera uno, y uno su nombre.
10 Toda la tierra se volvera como llanura desde Geba hasta Rimon al sur de Jerusalen; y esta sera enaltecida, y habitada en su lugar desde la puerta de Benjamin hasta el lugar de la puerta primera, hasta la puerta del Angulo, y desde la torre de Hananeel hasta los lagares del rey.
11 Y moraran en ella, y no habra nunca mas maldicion, sino que Jerusalen sera habitada confiadamente.
12 Y esta sera la plaga con que herira Jehova a todos los pueblos que pelearon contra Jerusalen: la carne de ellos se corrompera estando ellos sobre sus pies, y se consumiran en las cuencas sus ojos, y la lengua se les deshara en su boca.
13 Y acontecera en aquel dia que habra entre ellos gran panico enviado por Jehova; y trabara cada uno de la mano de su companero, y levantara su mano contra la mano de su companero.
14 Y Juda tambien peleara en Jerusalen. Y seran reunidas las riquezas de todas las naciones de alrededor: oro y plata, y ropas de vestir, en gran abundancia.
15 Asi tambien sera la plaga de los caballos, de los mulos, de los camellos, de los asnos, y de todas las bestias que estuvieren en aquellos campamentos.
16 Y todos los que sobrevivieren de las naciones que vinieron contra Jerusalen, subiran de ano en ano para adorar al Rey, a Jehova de los ejercitos, y a celebrar la fiesta de los tabernaculos.
17 Y acontecera que los de las familias de la tierra que no subieren a Jerusalen para adorar al Rey, Jehova de los ejercitos, no vendra sobre ellos lluvia.
18 Y si la familia de Egipto no subiere y no viniere, sobre ellos no habra lluvia; vendra la plaga con que Jehova herira las naciones que no subieren a celebrar la fiesta de los tabernaculos.
19 Esta sera la pena del pecado de Egipto, y del pecado de todas las naciones que no subieren para celebrar la fiesta de los tabernaculos.
20 En aquel dia estara grabado sobre las campanillas de los caballos: SANTIDAD A JEHOVA; y las ollas de la casa de Jehova seran como los tazones del altar.
21 Y toda olla en Jerusalen y Juda sera consagrada a Jehova de los ejercitos; y todos los que sacrificaren vendran y tomaran de ellas, y coceran en ellas; y no habra en aquel dia mas mercader en la casa de Jehova de los ejercitos.

Back Contents Next

 Biblia en espanol todos los libros